Muestran a gasolineras que venden caro

Comparte este artículo:

La titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, reveló los precios mas altos y mas bajos de las gasolinas Magna, Premium y el diesel por franquicias y por estaciones, cumpliendo de esta manera con el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo a los datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) del 6 al 12 de abril, la franquicia Shell fue la que vendió más cara la gasolina Magna, a 20.23 pesos, mientras que PetroSeven fue la mas baja al ofrecerla en 18.74 pesos.

Por otro lado, la gasolina Premium, Shell ofreció en sus estaciones el precio mas alto, a 21.61 pesos, en tanto que PetroSeven la vendió al costo más bajo, 20.35 pesos.

En el diesel, la franquicia Walmart ofreció el precio más elevado, a 21.75 pesos, mientras que Rendichicas fue el menor, a 20.54 pesos.

En tanto, la lista de estaciones que venden más cara la gasolina Magna la encabezó una ubicada en el municipio de La Yesca, en Nayarit, con un precio 22.99 pesos al litro, seguida por estaciones en Guanaceví, Durango, a 22.89 pesos; Rayón, en Sonora, a 22.46 pesos; Peribán, en Michoacán, a 22.04 pesos; y Guadalupe y Calvo, en Chihuahua, a 22 pesos.

Los costos más bajos fueron registrados en cuatro gasolineras ubicadas en Valle Hermoso, Tamaulipas, con precios de 14.28, 14.53, 15.30 y 15.32 pesos, seguidas de otra estación en Puebla con un precio de 15.47.

La lista de la Premium la lideraron cuatro estaciones ubicadas en Péngamo, Guanajuato, con precios de 23.76 pesos, en dos gasolineras, y 23.59 en las restantes, seguida de una ubicada en Sinaloa, a 23.44 pesos.

(Con información de Grupo Reforma)

Dimes y Diretes: “De terror: sube la luz”

Comparte este artículo:

Hoy Enrique “Henry Monster” Peña Nieto se levantó pensando, cómo joder a México, pero bueno ya lo jodió. La historia de terror después de Halloween es que la luz aumenta a partir de hoy, hoy, hoy (al puro estilo Fox). Esto por obvias razones traerá una serie de consecuencias que, como siempre, terminaremos pagando nosotros los ciudadanos.

 




 

La luz aumentará para el sector industrial entre 5.6 y 7.2 por ciento, para el sector comercial será entre 3.3 y 5 por ciento, mientras que la tarifa de uso doméstico de alto consumo subirá el 3.3 por ciento.

Todo esto a pesar de que desde el 2012 y claro en su campaña a la Presidencia de México, Peña Nieto, prometió reducir los precios de la gasolina y de la luz, esto en consecuencia de la Reforma Energética, que hasta el momento no ha dado frutos.

Aunque como siempre la CFE dice que ellos no tienen que ver con el aumento, sino que la industria gasera es la culpable, y que bueno los incrementos no son significativos, los ciudadanos pagaremos el costo. Debido a que el aumento está más que nada enfocado en el sector industrial y comercial, es muy probable que los precios de los productos suban, al igual los servicios.

 




 

Otro de los problemas que causa este aumento, es que una vez más queda demostrado que la Reforma Energética no ha servido para maíz. Los incrementos siguen y siguen, y espérense a la sorpresita con la que nos van a salir entre diciembre y enero, justo para darle la bienvenida al nuevo año.

Pues el rumor está en que, de acuerdo al paquete de egresos e ingresos, que se acaba de aprobar la semana pasada en San Lázaro, la gasolina y diésel va a subir, subir y subir, esto debido a la liberación de los precios del combustible.

Así que la recomendación para estos últimos dos meses del año es que hagan su guardadito y no gasten de más en regalos de Navidad, la cosa pinta gacha en la cuesta de enero.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”