Problema de Raíz: Racismo

Hablar de problemas sociales como el racismo es sumamente complejo por las raíces y las condiciones que generan este tipo de conductas. Esta semana el tema del racismo tomó importancia en varios medios internacionales por las protestas que dejaron 3 muertos y 35 heridos en la ciudad de Charlottesville en Virginia, Estados Unidos. Estas protestas llamaron mucho la atención por tratarse de manifestaciones apoyadas por grupos con ideologías pro-nazi y de supremacía racial, los cuales se confrontaron a cientos de contra-manifestantes afroamericanos y de distintos grupos en general que causaron el desorden en esa ciudad.

Las reacciones a estos sucesos no se hicieron esperar, el gobernador de Virginia condenó los hechos y ordenó una serie de medidas de seguridad para asegurar un clima de paz social. Ciudades de otros estados como Baltimore (Maryland) y Lexington (Kentucky) han comenzado a retirar decenas de estatuas de personajes confederados con el argumento que incitan el odio racial. Inclusive en el conservador estado de Tennessee el gobernador pidió retirar el busto del Capitolio local de Nathan Bedford, un general confederado y de los primeros miembros del Ku Klux Klan.

La comunidad internacional mostró su solidaridad con los hechos, pero las críticas le llovieron al presidente Donald Trump, por su inacción y los comentarios que hizo, donde insinuó que los contramanifestantes, eran igual de culpables que los grupos neo-nazis. Estos comentarios generaron tanta indignación que dos consejeros de su equipo de asesores empresariales decidieron renunciar públicamente lamentando la postura de Trump. La propia ONU e inclusive la canciller de Alemania, Angela Merkel, han criticado la postura de Trump ante esta situación, aunque no debería sorprender si consideramos que gran parte del discurso de su campaña se basó en el odio y promover actitudes xenofóbicas.

Entrando al tema del racismo, según estudios del área de psicología los seres humanos somos seres racionales que tendemos a preservar nuestra identidad con un grupo y defenderlo. Todas las sociedades se han construido a base de relaciones de dominación y obediencia colectiva que vemos reflejado en los distintos sistemas de gobierno que existen con el fin de poner un orden en la sociedad. El ser humano le tiene miedo a lo desconocido y a lo diferente, por eso es que a lo largo de la historia podemos ver como muchos conflictos se han suscitado por diferencias raciales y como hoy en este proceso de globalización que estamos viviendo vemos las consecuencias y el rechazo de sectores importantes de la población a los migrantes y otras minorías que son percibidas como amenaza al “establishment” y al estilo de vida actual.

Según un estudio del INEGI, en México el 55% de la población reconoce que insulta a otros por su color de piel. Según la última Encuesta Nacional sobre Discriminación en México realizada por la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación en México el 20% de las personas no se sienten a gusto con su tono de piel, 25% de los mexicanos se siente o se ha sentido discriminado por su apariencia física y el 23% no estaría dispuesto a vivir bajo el mismo techo con alguien de otra etnia o cultura distinta.

La propia CONAPRED clasificó en 2014 a Monterrey como primer lugar nacional en discriminación contra personas indígenas, mientras que el INEGI muestra que en el estado de Nuevo León menos del 8% se siente identificado con alguna etnia e inclusive el 95% de los estudiantes de preparatoria encuestados mostraron una apreciación negativa hacia la comunidad indígena. No esta de más decir que en 2016 Nuevo León fue el estado que tuvo más quejas por discriminación presentadas ante la CONAPRED.

Es muy lamentable que en pleno siglo XXI persistan las conductas racistas de una manera sistemática, considerando que somos un país muy diverso, formado por la mezcla de múltiples culturas y etnias que en su conjunto dieron lugar a la cultura mexicana. Algo parecido pasa con Estados Unidos, que es un país de migrantes. que a lo largo de su historia ha recibido poblaciones de prácticamente todos los rincones del mundo y esa mezcla ha contribuido en su fuerza laboral y económica. Vale la pena mencionar que hay muchísimos estudios del campo de la psicología sobre el racismo que se contradicen pero lo que si es un hecho es que sigue siendo un problema sistemático, social y cultural. Es responsabilidad de todos desde las acciones cotidianas más pequeñas hasta la formación de la política pública buscar prevenir la discriminación racial y ser una sociedad más incluyente.

Trump asegura que la solución militar contra Corea del Norte esta lista.

El presidente Donald Trump avivó de nuevo este viernes la retórica beligerante que mantiene con el régimen de Corea del Norte, al afirmar que las opciones militares de Estados Unidos están “listas para ser desplegadas”.

“Las soluciones militares están listas para ser desplegadas si Corea del Norte actúa de forma imprudente. Espero que (el líder norcoreano) Kim Jong-un encuentre otra vía”, escribió en su cuenta de Twitter.

Unas declaraciones que se ajustan más a lo expresado ayer por el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, que intentó calmar ayer el incendio provocado por Trump con sus declaraciones, diciendo que aunque “están listos” para actuar, hay que dejar hacer a la diplomacia.

Ayer, en medio de la escalada de tensión entre EEUU y Corea del Norte, el presidente Donald Trump recuperó su retórica bélica y redobló el tono de sus amenazas contra el régimen de Pyonyang. “Deberían estar muy, muy nerviosos”, dijo.

En un intento de rebajar la tensión, la canciller alemana, Angela Merkel, llamó a la calma afirmando que una escalada de la retórica no es el camino para tratar con Corea del Norte y que no ve una solución militar al conflicto.

El responsable de exteriores ruso, Sergei Lavrov también se sumó al llamamiento confiando en que “el sentido común prevalecerá” después de haber acusado a ambos países de “estar pasándose de la raya” con su retórica. Aseguró también que las amenazas de ataque mutuas entre los dos países “nos preocupan mucho” y que “los riesgos son muy elevados”

Legalizan en Alemania el matrimonio igualitario, con un voto en contra de la canciller Ángela Merkel

Monterrey (30 de junio de 2017).- Después de muchas horas de debate, la cámara baja alemana (Bundestag) aprobaron de manera mayoritaria el matrimonio igualitario, por el que ya será reconocido por la Constitución Alemana.

Con 393 votos a favor, se logró aprobar la reforma. Con lo que a partir de hoy la Constitución de Alemania establece que el matrimonio puede ser contraído por dos personas de diferente o del mismo sexo.

Los votos obtenidos fueron principal mente de los partidos de izquierda, Socialdemócratas, ecologistas e izquierda radical y parte de los diputados de la familia conservadora de Angela Merkel.

Entre los 226 diputados conservadores que se pronunciaron en contra se encuentra la canciller Merkel, quien anuncio que había votado en contra de dicho proyecto de ley.

“Para mí, el matrimonio es, según nuestra Constitución, una unión entre un hombre y una mujer, es por ello que he votado en contra del proyecto de ley”, señaló Merkel.

En una entrevista, la canciller declaro que estaba dispuesta a permitir que los diputados de su partido conservador votaran “a conciencia”.

Alemania se une a los 20 países occidentales, entre ellos 13 europeos que ya legalizaron el matrimonio igualitario.

 

(Con información de Animal Político)

 

El Balance del 2015

 

El 2015 ha sido un año de grandes alegrías y triunfos, pero también el de terribles tragedias. Este año nos mostró grandes ejemplos de los efectos de la profunda globalización que predomina nuestros tiempos, misma que, en su vorágine de eventos, no es ni buena ni mala, sino que sólo es. Por eso, así como la globalización, que abre fronteras a la vez que divide naciones, que genera oportunidades económicas para unos mientras que genera condiciones de vida difíciles para otros, el 2015 no fue ni un buen ni un mal año, sólo fue un vertiginoso ciclo en que presenciamos el conflicto bélico y la paz acordada, la apertura de unas fronteras y el levantamiento de barreras, la oportunidad económica y la crisis, la división de naciones y la unión.

El diccionario Oxford de inglés se unió a enmarcar el sentimiento irónico de este año, calificando al emoji de lágrimas de alegría como la “palabra del año”. Y es que este emoji resume a la perfección las emociones vividas: muchas razones por las cuales llorar, y muchas otras por las cuales reír. ¿Tal vez al mismo tiempo?

Cada uno de los hitos de este año tuvo su lado positivo y su lado negativo, es decir, sus razones para hacernos reír y sus razones para hacernos llorar.

Cada uno de los hitos de este año tuvo su lado positivo y su lado negativo, es decir, sus razones para hacernos reír y sus razones para hacernos llorar. Por ejemplo, mientras que en este año por primera vez las mujeres en Arabia Saudita pudieron emitir su voto en las elecciones municipales y pudieron postularse como candidatas —un obvio avance que no hemos de minimizar— se debate si esta elección en realidad tiene el potencial de traer cambios para las mujeres. En este conservador reino, la mayoría de las decisiones aún son tomadas por el rey, y muchas mujeres jóvenes, educadas y con trabajos ni si quiera se enteraron de las elecciones.

Por esto, mientras nos afligimos ante la muerte de casi 8 mil personas en el devastador terremoto de Nepal en abril, nos alegramos también de que en México el huracán Patricia no haya dejado ni una sola víctima en octubre.

Asimismo, celebramos que después de 29 años, una mujer es nombrada persona del año por la revista Times, la canciller alemana Angela Merkel en su décimo año de mandato. Sin embargo reconocemos que el título se lo gana ella a capa y espada, y bajo mucha protesta: por su lucha contra la creciente islamofobia, por sus esfuerzos por mantener las fronteras alemanas abiertas ante el desborde del flujo de refugiados a Europa, y por las duras medidas financieras propuestas por ella para rescatar a Grecia de su persistente crisis.

Nos alegramos también ante el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos tras más de cinco décadas de haber cesado, pero lamentamos que, al otro lado del globo y tras unos ataques aéreos sin aclarar, Rusia y Turquía rompen relaciones indefinidamente y la guerra siria continúa creciendo y complicándose.

Nos duele el que muchos países hayan levantado muros contra el flujo de refugiados, pero nos entusiasma que, en Canadá, el nuevo primer ministro electo abre sus brazos públicamente para recibir a decenas de miles de personas huyendo del conflicto.

Nos duele el que muchos países hayan levantado muros contra el flujo de refugiados, pero nos entusiasma que, en Canadá, el nuevo primer ministro electo abre sus brazos públicamente para recibir a decenas de miles de personas huyendo del conflicto y de la violencia.

Nos alarmamos a principios del año cuando los ucranianos protestaban violentamente contra Rusia y su opresión política, y casi fuimos testigos de una secesión, pero nos unimos a celebrar que hemos encontrado agua en Marte y que es la primera vez que vemos con “ojos digitales” y de cerquita la cara de Plutón (la que tiene un corazón dibujado).

Nos compadecemos de en que los Estados Unidos se haya vivido uno de los años con más número de víctimas por tiroteos masivos, pero nos regocijamos juntos tras despenalizarse el matrimonio homosexual y el uso de la marihuana como sustancia recreativa.

¿Podríamos acaso imaginar hace unos años que 195 países se pudieran reunir en paz, armonía y con un sólo objetivo común: salvar a nuestro único hogar de su potencial catástrofe?

Y la ironía más grande, en una ciudad atacada dos veces masivamente por terroristas —Charlie Hebdo en enero y los ataques por ISIS en noviembre, de los eventos más “trending” en las noticias nivel mundial— se concreta un acuerdo internacional más ambicioso que nunca para hacer frente al cambio climático. ¿Podríamos acaso imaginar hace unos años que 195 países se pudieran reunir en paz, armonía y con un sólo objetivo común: salvar a nuestro único hogar de su potencial catástrofe?

Invito entonces a reflexionar que, ante todos estos altibajos, ante todos estos conflictos y celebraciones, nuestra tarea, como siempre, es la de observar ambas caras de la moneda, informarnos, educarnos sobre las perspectivas contrarias. Ver quién combate y quién es combatido, quién es víctima y quién es opresor, tratar si quiera de entender por qué los conflictos escalan y ver que nadie se salva de culpas. Como ciudadanos del mundo, como hombres y mujeres ligados a una misma tierra, es nuestro deber convivir con nuestro hermano y servirle ante toda esta necesidad, pues quién sabe cuándo —por azares de la vida— nos toque estar del lado no amigable del destino, tal y como este 2015 ejemplificó.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Dónde están las mujeres?

Recientemente, la revista TIME reveló la lista de las 100 personas más influyentes del año 2015. Esta lista la encabeza una mujer: Angela Merkel. El nombramiento de Angela como la personalidad más influyente se convirtió en gran noticia pues es la 4ta. mujer reconocida individualmente con este título, a pesar de que existe el reconocimiento desde el año de 1927. Revisando la lista histórica de galardonados me doy cuenta que han predominado principalmente los presidentes de Estados Unidos de América y otros distinguidos hombres; esto llevó a preguntarme: ¿dónde están las mujeres?

Me respondo que la ausencia de las mujeres quizá sea consecuencia de que antes del año de 1999 se reconocía al Man of the Year, y que hasta que se cambió por Person of the Year, este reconocimiento se volvió inclusivo. Después me quedo pensando que en muchas ocasiones el título se ha otorgado a los presidentes. Revisando el número de mujeres que han alcanzado ese puesto a nivel internacional, resulta fácil entender la ausencia de mujeres designadas como persona del año.

ONU Mujeres indica que hasta Agosto de 2015, de los 193 Estados miembros, sólo en 13 Estados mujeres ocupan el cargo de Jefas de Estado, y en otros 12 se desempeñaban como Jefas de Gobierno.

ONU Mujeres indica que hasta Agosto de 2015, de los 193 Estados miembros, sólo en 13 Estados mujeres ocupan el cargo de Jefas de Estado, y en otros 12 se desempeñaban como Jefas de Gobierno (estas cifran han cambiado ligeramente ahora que Cristina Fernández ha dejado el poder en Argentina y que Bidhya Devi Bhandari llegara al poder en Nepal).

Buscando una explicación a estas cifras tan bajas, concluyo que esto se debe a la participación desigual de mujeres en la esfera política y a la connotación masculina que la política exterior y las relaciones internacionales siempre han tenido. J. Ann Tickner describe a la política exterior y a las relaciones internacionales como un mundo de hombres. Un mundo donde los asuntos de las mujeres han sido poco visibilizados y las mujeres han sido insuficientemente representadas. La alta política y las relaciones internacionales, en su esencia, se asocian con la “masculinidad”, lo que ha hecho que cualitativa y cuantitativamente éste sea un espacio no competitivo para la mujer.

En la alta política, se aprecian valores que son considerados “masculinos” como fortaleza, poder, autonomía, independencia y racionalidad; valores que no son asociados con las mujeres.

En la alta política, se aprecian valores que son considerados “masculinos” como fortaleza, poder, autonomía, independencia y racionalidad; valores que no son asociados con las mujeres, que suelen ser catalogadas como conciliadoras, frágiles e ingenuas. Esto lleva a la discriminación de género en la política y el sexismo de los medios de comunicación.

Podemos apreciar la discriminación de género en la política más allá de las cifras, que son evidentes, en los puestos de alto rango que las mujeres alcanzan. Suelen asignársele a las mujeres puestos en áreas de desarrollo social, salud, educación y turismo; poco en áreas de defensa y seguridad, materia económica, asuntos legales; espacios con mayor peso en la toma de decisiones políticas.

El sexismo de los medios de comunicación es evidente al analizar el contenido de las noticias que se emiten de las mujeres en el poder. Cuando hay mujeres líderes en la política, como en su tiempo fue Margaret Thatcher o ahora Angela Merkel, se les califica como bossies, bitches y se dice que actúan como hombres, porque rompen con el paradigma de lo que “debería ser y hacer” una mujer. A estas mujeres se les critica severamente y se les describe erróneamente. El sexismo en los medios resulta indignante, ¿qué tan constante se califica a un hombre como bossy o se le dice que tiene corazón de hielo por tomar una decisión política o emitir una declaración?; acusaciones con las que Thatcher lidió, y Merkel lidia.

Me percato que los medios no juzgan igual a un hombre que a una mujer en un alto mando. Esto me lleva a pensar de que otra forma se desvalora a las mujeres en la política y se me ocurre en la vestimenta. ¿Cuándo se ha hablado tanto de la vestimenta de un presidente hombre? Haciendo un ejercicio rápido, para confirmar el sexismo de los medios, decidí hacer una búsqueda rápida en Google con “Angela Merkel’s outfits”. Puedes encontrar hasta artículos de la BBC, Wall Street Journal o Forbes; criticando su vestimenta, los resultados de búsqueda son bastos. Al hacer el mismo ejercicio con Barack Obama (“Barack Obama’s outfits”), encontrarás algunos links de blogs o tabloides a partir del séptimo resultado encontrarás referencias a la vestimenta de Michelle Obama y sus hijas, no más de él.

Una mujer que se inserta a la vida política se ve en la necesidad de combatir más obstáculos, soportar críticas sexistas y romper paradigmas sociales para ser reconocida por su trabajo.

Es un claro ejemplo de que los medios de comunicación son sexistas, pero también la sociedad. No se juzga igual a una mujer que a un hombre en la política, se aprecian diferente los mismos valores y atributos de su personalidad. La mujer en la esfera internacional y en la política sigue sin ser reconocida como igual. Una mujer que se inserta a la vida política se ve en la necesidad de combatir más obstáculos, soportar críticas sexistas y romper paradigmas sociales para ser reconocida por su trabajo.

Regreso al título de persona del año, que se otorga en reconocimiento a la(s) persona(s) que tuvo gran influencia en la esfera internacional y tuvo gran efecto en las noticias del año. Entonces, el nombramiento de Angela más allá de ser inconcebible por el hecho de ser mujer, es todo lo contrario; su nombramiento como persona del año no es más que justo y en cierto punto lógico. Angela Merkel es mujer, pero también es canciller de Alemania, voz de Europa y líder de la escena internacional por más de diez años. Aspiro a que veamos muchas más mujeres reconocidas como personas del año y electas en la alta política.

Si hemos permitido que miles de hombres hayan llegado y se hayan equivocado, ¿por qué no podemos permitir que una mujer se equivoque o que nos demuestre lo contrario? Esto no es decir, que hay que elegir a mujeres por el hecho de ser mujeres, sólo hay que darles la de oportunidad de llegar, juzgarlas como a cualquier hombre y de confiar en su preparación más allá de su sexo.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

LIDERAZGO Y PODER: PERSONA DEL AÑO

La decisión sobre la persona del año, delimitada año con año por el reconocido medio de comunicación TIME, fue dada a conocer el día de hoy. Angela Merkel, Canciller de Alemania, señalada en la primera posición de una pequeña lista donde figuraban diferentes personajes, llama la atención de la diversidad de personalidades que se encontraban en el llamado short list, caso que sucede año con año. En esta ocasión, el segundo y tercer lugar fue para Abu Bakr Al-Baghdadi y Donald Trump respectivamente.

Es innegable que Trump no tiene filtros cuando se trata de expresar su opinión.

De esperarse fue la reacción de uno de los contendientes del partido republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Trump. Aminorando el nombramiento de Angela Merkel y criticándola como la persona que está causando la ruina de Alemania. Es innegable que Trump no tiene filtros cuando se trata de expresar su opinión, agregando sus comentarios en ocasiones anteriores en los que establecía no estar acostumbrado a perder en nada. Constantemente se ha caracterizado por sus opiniones —desde mi punto de vista— de mal gusto, sin ningún fundamento válido y fuera de la realidad. Mostrando una actitud de repudio hacia seres humanos de otras nacionalidades viviendo en EUA, como por ejemplo mexicanos y musulmanes. En un principio pensaba que solamente se trataba de llamar la atención y después se retractaría de sus declaraciones, sin embargo, estas últimas se han estado apilando hacia la misma dirección de desdén.

Baghdadi ha demostrado que es posible la unión en gran escala ante un mismo objetivo: crear el califato de Irak y Siria.

Por otra parte, el líder del grupo extremista más señalado desde 2014 pero aún más los últimos meses del 2015. Baghdadi ha demostrado que es posible la unión en gran escala ante un mismo objetivo: crear el califato de Irak y Siria. Si bien es cierto, los medios de los que se ha valido no han sido los correctos y mucho menos el estado de terror acrecentado en zonas sensibles desde hace ya varios años. La situación de la Guerra Civil Siria, empeoró ante el crecimiento y poder adquirido por el grupo ISIS, aunando la atención internacional de distintos países que abiertamente han declarado combatirán hasta terminar con la milicia extremista. Otro punto a tomar en cuenta, es el misterio creado alrededor de dicho líder, teniendo solamente imágenes de él cuando se presentó en una mezquita el año pasado.

La frase que identifica completamente sus acciones como líder, dirigente y poder, y todo el 2015: “If we now have to start apologizing for showing a friendly face in response to emergency situations, then that’s not my country.”

Y Merkel, distinguida y criticada a la vez por las mismas razones. Sus decisiones ante la crisis económica Europea, enfrentar al mandatario ruso Putin ante la situación de intervención en Ucrania y la recepción de refugiados sirios en Alemania. Sin duda alguna su participación en asuntos nacionales e internacionales ha sido relevante con mayor incidencia durante este año. Es reconocible su postura ante las adversidades enfrentadas por los sirios, donde los países a su alrededor se encuentran sobrepoblados precisamente de refugiados que migraron a los fronterizos y que los países próximos no están dispuestos a recibirlos. Es innegable que dicha decisión es fuertemente reflejada ante la importancia de recalcar que en Alemania no hay diferencias entre religiones y nacionalidades, quitar la sombra del pasado que los persigue y ante la mínima ocasión es puesta a la luz. La frase que identifica completamente sus acciones como líder, dirigente y poder, y todo el 2015: “If we now have to start apologizing for showing a friendly face in response to emergency situations, then that’s not my country.” (Si tenemos que empezar a disculparnos por mostrar un acara amistosa en respuesta a situaciones de emergencia, entonces este no es mi país).

Tres personalidades muy diferentes que han figurado fuertemente este año. Desde su trinchera defendiendo ideales, opiniones y acciones, con efectos muy distantes hacia la esfera internacional. Pero al fin y al cabo, relevantes para el acontecer entre los países, las relaciones regionales y mundiales. De la misma forma, las personalidades analizadas son criticadas y/o alabadas. Por ejemplo, Trump a pesar de ser criticado internacionalmente por sus comentarios racistas y nacionalistas, es apoyado por un buen porcentaje de ciudadanos americanos que incluso lo ha llevado a tener la posibilidad de lanzarse como candidato independiente. Baghdadi, criticado por el terrorismo causado en Siria principalmente, sin embargo, apoyado por miles de rebeldes a los cuales se unen más y más cada día. Con ello, ha creado una fuerza suficiente para que la comunidad internacional este en alerta, monitoreando y bombardeando sus ubicaciones. Finalmente Merkel, criticada por aceptar a miles de refugiados sirios sin antes presentar un paquete de políticas de integración económica y cultural fundamentado, de donde el gobierno y la población se valiese como sustento ante los diversos cambios que están presenciando y que continuarán por muchos años más, todo parte del proceso de asimilación cultural.

Es interesante conocer a las personas del año designadas por el TIME, elegidas por los editores de la revista, a pesar de contar con un sistema de votación al que cualquiera de nosotros puede acceder pero no incidir en la decisión final. Desde mi punto de vista es relevante el posicionamiento de Merkel en la esfera internacional como una forma diferente de dirigir y liderar una de las economías más grandes del mundo.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”