“OMS fracasó y debe rendir cuentas”: Gobierno de Estados Unidos

Comparte este artículo:

El Secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, aseguró hoy en la asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que este organismo “fracasó en su misión” de compartir información con la comunidad internacional sobre la pandemia, y pidió que asuma sus responsabilidades por ello.

“La OMS no consiguió la suficiente información para atender al mundo, y murieron muchas personas”, acusó el responsable de salud del país con más casos y fallecidos por Covid-19.

“Esto no puede volver a ocurrir, la OMS debe ser mucho más transparente y rendir cuentas”, añadió en su intervención por videoconferencia ante la asamblea anual, que este año se celebra de forma virtual y está consagrada a coordinar respuestas contra la pandemia del nuevo coronavirus.

En abril, el Presidente estadounidense Donald Trump anunció un bloqueo de la contribución de su Gobierno a la OMS, por su desacuerdo en la gestión que el organismo ha llevado a cabo en la actual pandemia.

Azar afirmó hoy que Estados Unidos está consiguiendo ya éxitos en los tests en humanos de posibles vacunas contra Covid-19, subrayó que “la forma transparente en que compartimos los resultados beneficiará a todo el mundo” y destacó que su país ha asignado 9 mil millones de dólares para financiar la respuesta contra la pandemia.

El Secretario de Salud añadió que hubo “un país que no hizo gala de transparencia”, en alusión a China, origen de la pandemia, y criticó a la OMS por no permitir que Taiwán participe en la actual asamblea como observador, cuando podría haber dado un importante testimonio dado al éxito de su respuesta contra el Covid-19.

Al respecto, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, añadió en un comunicado que su país condena la exclusión en la asamblea de Taiwán, el primer territorio fuera de China que se puso en alerta ante el nuevo coronavirus.

“Nadie duda de que Taiwán protagonizó uno de los esfuerzos más exitosos en el mundo para contener la pandemia, pese a su proximidad al origen del brote en Wuhan (China)”, señaló Pompeo.

“Democracias transparentes, vibrantes e innovadoras como Taiwán siempre responden de forma más rápida y efectiva a las pandemias que los regímenes autoritarios”, añadió.

(Fuente: EFE)

A quién exigir: COVID-19

Comparte este artículo:

Desde principio de enero a la fecha, en México y el mundo ha sido materia de análisis, medidas de seguridad y sanitarias, decisiones políticas, económicas y sociales, noticias, columnas, pláticas de café, etc., el coronavirus (en adelante COVID-19) proveniente de Wuhan, China.

Esto, pues la facilidad con la que se ha propagado el virus, testimonios de países como Italia, las muertes registradas y la declaración de pandemia realizada por la Organización Mundial de la Salud, han despertado consternación y preocupación en gran parte de la población.

Y, aunque el porcentaje de mortalidad del COVID-19 es relativamente bajo, los ciudadanos tienen razón al estar preocupados respecto del avance que va teniendo la enfermedad, pues al tratarse de un tema de salud no hay duda de que este resulta de orden público.

En México, el avance del COVID-19 actualmente se encuentra en la fase 1 (importación de casos) y aunque el representante de la Organización Mundial de la Salud en el país Cristian Morales Fuhrimann ha señalado que hemos sido el primer país en poner a punto la técnica de detección del coronavirus; lo cierto es que tal y como ha sido reconocido por el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Dr. Hugo López-Gatell probablemente en 15 días entremos a la fase 2 (transmisión comunitaria) y posteriormente a la fase 3 (etapa epidemiológica).

Derivado de lo anterior, ante el inevitable escenario de transmisión comunitaria y posteriormente epidemia, considero de suma relevancia dos cuestiones.

La primera, la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (en adelante INSABI) y el desafío que enfrenta ante el avance del COVID-19.

El INSABI, fue creado por el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2019 y su objetivo es que las personas que no cuenten con seguridad social tengan derecho a recibir de forma gratuita la prestación de servicios públicos de salud, medicamentos y demás insumos al momento de requerir la atención.

La creación del INSABI, hoy impacta positivamente en la vida de todos aquellos mexicanos que no contaban con seguridad social, pues ante la situación que enfrenta el país en relación al COVID-19, estas personas tendrán la posibilidad de atenderse en hospitales ante un eventual contagio que requiera atención especializada.

Sin embargo, no puede pasarse por alto que si bien el INSABI otorga la posibilidad para que las personas sin seguridad social tengan acceso a tratamiento médico, la realidad es que hoy el Instituto enfrenta un reto que verdaderamente pondrá a prueba su funcionamiento y que podrá terminar con las dudas de los incrédulos o bien condenarlo de ineficaz.

La segunda, la decisión de los gobiernos estatales de Nuevo León, Tamaulipas, Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Guanajuato y Jalisco, de coordinarse y no adherirse al INSABI.

Esto, pues la decisión en defensa de su “soberanía”, que considero más bien se trato de una decisión tomada para que los Estados pudieran manejar y administrar los recursos asignados para la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social, en términos de los artículos 77 Bis 16 y 77 Bis 16 A de la Ley General de Salud, podría poner en riesgo a sus respectivos ciudadanos.

Lo anterior, pues las referidas entidades federativas tendrán que hacerse cargo a través de sus Secretarías de Salud de la atención especializada que requiera una persona infectada por el COVID-19 que no cuente con seguridad social.

Situación que en un futuro cercano podría patentizar lo atinada de su decisión, o bien, simplemente tacharla como un acto irresponsable, al haber evidenciado incapacidad y priorizado el manejo de recursos a costa de la salud.

Por último, es importante que como ciudadanos sepamos a quién exigir respuestas.

#ContraPortada: “La Pandemia de la ignorancia y el negocio”

Comparte este artículo:

El mapa de infección del coronavirus a nivel mundial es de 140, 000 casos y contando en 140 países con focos de infección, las muertes se cuentan en miles desde Wuhan, China, Italia y Estados Unidos.

Como en todas las ferias, en la del Coronavirus hay de todo: países primer mundistas y países en donde la ignorancia y el negocio abundan por encima de la prevención, ¿adivinen en dónde se ubica México?

El grave problema en México no se encuentra en el peligro que el virus trae consigo, si no en la increíble pasividad que muestras las autoridades. Han tomado el virus como un tema económico y no como lo que realmente es, un agudo problema de salud pública.

El presidente de la república le ha hecho un monumento a la ignorancia y la falta de sensatez, dando abrazos, besos y hasta apapachos en sus recorridos por Hermosillo, Sonora. No se preocupa, no se alerta y no se prepara a un país que, al parecer, tendrá que defenderse solo.

A lo anterior, se suma el pánico, la psicosis y la pésima forma de manejar una alerta de los ciudadanos. A la primera llamada de prudencia, la respuesta fue acudir a saquear los centros comerciales, no hay gel antibacterial, no hay cubre-bocas, hasta se acabaron el papel de rollo… ¿el papel de rollo? demencial.

El coronavirus ha evidenciado que la pandemia que sufre México ni es nueva ni es curable: la ignorancia y el negocio.

Autoridades que esconden el problema mientras sus negocios sigan en pie, ciudadanos que generan desabasto en donde la ignorancia es lo único realmente presente.

El Coronairus se irá, como todo… lo que se queda es la pandemia de la ignorancia y el negocio, el maldito negocio.

Coronavirus: ¿Qué tan mortal es?

Comparte este artículo:

Es el tema del momento: el Coronavirus de Wuhan (COVID-19) se ha esparcido con velocidad por todo el mundo, llegando ya a México. En el instante en el que escribo esto, son cinco casos confirmados de contagiados por el Coronavirus dentro del territorio nacional. El pánico se ha apoderado de la gente, escasez de tapabocas y geles antibacteriales son muestra de ello. Las noticias y los medios de comunicación están completamente enfocados en cubrir las novedades de este virus. Pero hoy te voy a contar, de manera breve, la realidad.

¿Qué tan peligroso es el Coronavirus en verdad?

Pues, empecemos aclarando que Coronavirus es una familia de virus, siendo este COVID-19 un nuevo tipo de virus, pero perteneciente a una familia ya conocida.

Dentro de la familia de Coronavirus (CoV), existen virus que causan desde un resfriado común, hasta enfermedades como MERS y SARS, de mayor gravedad.

El COVID-19 fue descubierto en los últimos días de 2019, teniendo como foco de infección un mercado de animales en la ciudad de Wuhan, en China. El virus tuvo una rápida expansión en estos primeros dos meses del año, alcanzando todos los continentes.

El COVID-19 tiene una alta tasa de contagio, siendo posible contraer la enfermedad a través del contacto físico, por saliva o por aire. Pero es muy diferente su tasa de contagio a su tasa de mortalidad.

BBC Mundo realizó una investigación en la que concluyó que, en estos momentos, la tasa de mortalidad del COVID-19 es, en promedio, de 2,3%. El grupo de personas que más riesgo corren son las mayores de 80 años, es ahí donde la tasa de mortalidad aumenta a 14,8%. 

¿2,3% es un número alto?

Bueno, pongámoslo en perspectiva. Según el Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades (CCDC), el 81% de los casos son catalogados como leves, y sólo el 4,7% de los casos se consideran críticos. 

Tedros Adhanom, presidente de la OMS, ha salido a decir que el Coronavirus de Wuhan no es tan peligroso si se le compara con el SARS y el MERS, tipos de virus también parte de la familia Coronavirus. El SARS, que tuvo su brote en 2003, alcanzó una tasa de mortalidad del 10%, y el MERS alcanzó una tasa de entre el 20% y el 40%. Es decir, eran enfermedades muchísimo más mortales.

Ahora, es importante mencionar que el COVID-19 sí es bastante más peligroso que un resfriado común. Sus síntomas se agudizan, y en caso de no ser tratado, puede ocasionar complicaciones respiratorias graves. También es importante tomar precauciones, mantener una buena higiene en las manos y en la cara, y acudir al médico si se presentan síntomas. Esto es para prevenir el contagio, como con cualquier otra enfermedad viral.

Nil Monró, un joven de 22 años que fue el segundo caso confirmado de COVID-19 de Cataluña, en España, decidió hacer uso de las redes sociales para contar su experiencia como paciente de esta nueva enfermedad.

Monró comenta que estuvo presente en la Fashion Week de Milán, y a su regreso a España comenzó a sentirse enfermo, por lo que acudió al hospital, donde dio positivo a la prueba del Coronavirus, y desde ese momento permanece en observación. Confesó haber estado muy asustado por todo lo que se comentaba del virus, sin embargo, al recibir toda la información necesaria, afirma encontrarse tranquilo. 

“Quiero decirles que en primer lugar, estoy bien, estoy estable. Y que poco a poco espero ir mejorando. En segundo lugar, me gustaría que nos informemos sólo de fuentes oficiales y que no cunda el pánico”, dio a conocer el creador de contenido a través de un comunicado en Twitter.

Para terminar, es importante decir que sí, el COVID-19 es una enfermedad sumamente contagiosa a la que no hay que menospreciar. Pero también es vital estar correctamente informados y saber que no es un virus tan mortal como en algunos lados se comenta. ¿Tomar precauciones? Sí, las necesarias.

¿Dejar de hacer cosas por temor a contagiarme? No. Sólo hay que ser cuidadosos. 

Se confirma primer caso de coronavirus en Texas

Comparte este artículo:

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos dieron a conocer hoy el décimo quinto caso del coronavirus en el país, luego de que diera positivo una de las personas que se hallaba en cuarentena en una base militar en Texas tras ser evacuado de China, epicentro de esta epidemia.

El paciente fue trasladado desde la base JBSA-Lackland a un hospital cercano, donde recibe tratamiento médico en una habitación aislada, informaron en un comunicado los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La persona, el primer caso en Texas del coronavirus COVID-19, aterrizó el pasado 7 de febrero en un avión fletado por el Departamento de Estado que transportaba a un grupo de estadounidense evacuados desde la Provincia de Hubei (China) y puestos por mandato federal en cuarentena por 14 días, al ser considerados de “alto riesgo de haber estado expuestos a este virus”.

“Esta es la primera persona en cuarentena en JBSA-Lackland que tuvo síntomas y dio positivo por COVID-19”, recalcaron la CDC en un comunicado.

El pasado martes, un grupo de 195 personas que se hallaban en cuarentena, y que fue el primer grupo de estadounidenses evacuados de Chino, fueron dados de alta desde una base militar de California y sin que nadie diera positivo de esta enfermedad.

“Más de 600 personas que regresaron en vuelos fletados desde Wuhan permanecen bajo cuarentena federal y están siendo observados de cerca para contener la propagación del virus”, reveló la agencia federal.

Tras el cambio de criterios aplicado por las autoridades chinas para contabilizar los infectados, el país asiático eleva ya a 59 mil 805 los contagios y mil 367 los decesos, cifras que han disparado las alarmas en Europa y Estados Unidos, así como organismos internacionales.

(Fuente: EFE)

Suman más de mil muertes por coronavirus

Comparte este artículo:

La comisión de salud de Hubei confirmó que el número de muertes en China por coronavirus alcanzó el martes la cifra de mil 11 en todo el país.

Este martes la comisión de salud de Hubei anuncio que 103 murieron en esta región a causa de la epidemia.

Además informó otros 2 mil 97 nuevos casos de infección en esta provincia del centro de China.

Ahora hay más de 42 mil 200 casos confirmados en China, según cifras publicadas previamente por el gobierno.

Un equipo de expertos internacionales de la Organización Mundial de la Salud llegó a China el lunes por la noche, dirigido por Bruce Aylward. Este supervisó la respuesta de la organización en 2014-2016 a la epidemia de ébola en el oeste de África.

Antes de la llegada del equipo, el jefe del a OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que hubo “ejemplos preocupantes” de casos en el extranjero en personas que habían viajado a China.

 

 

 

Con información del Universal

Médico de China intentó alertar sobre el coronavirus y fue obligado a callar

Comparte este artículo:

A principios de enero, las autoridades de la ciudad china de Wuhan trataban de mantener en secreto la noticia sobre la aparición de un nuevo coronavirus.

Cuando un médico intentó advertir a sus colegas sobre el brote, la policía le hizo una visita y le dijo que dejara de hablar de ello.

Un mes más tarde, y después de que publicase su historia desde su cama en el hospital, mucho lo consideran un héroe.

Hola a todos, soy Li Wenliang, un oftalmólogo del Hospital Central de Wuhan“, comenzaba diciendo su mensaje.

Lo que le ocurrió a este doctor revela la respuesta fallida de las autoridades locales de Wuhan en las primeras semanas del brote de coronavirus.

En diciembre, Li estaba trabajando en el epicentro del brote cuando detectó siete casos de un virus que se asemejaba al SARS, el que provocó una epidemia global en 2003.

Se sospechaba que los casos provenían del mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan, y los pacientes fueron puestos en cuarentena en su hospital.

El 30 de diciembre, Li le envió un mensaje a sus colegas en un chat, en el que les advirtió del brote y les recomendó usar ropa protectora para evitar contagiarse.

Li no sabía en aquel entonces era que lo que acababa de identificar era un coronavirus completamente nuevo.

Cuatro días más tarde, recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes le dijeron que firmase una carta.

En ella, lo acusaban de “hacer comentarios falsos” que habían “perturbado severamente el orden social“.

Él fue una de ocho personas que la policía dijo que estaban siendo investigadas por “divulgar rumores”.

Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó.

Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

 

 

(Con información de Animal Político)

China pide ayuda al mundo: necesita mascarillas y equipo médico

Comparte este artículo:

El gobierno chino, que comienza a verse desbordado por la epidemia del nuevo coronavirus, pidió ayuda urgente en máscaras, gafas y vestimentas de protección, mientras el saldo de muertos llegó a 361, superando el dramático balance del SRAS en China en 2003.

Lo que China necesita de urgencia son máscaras, trajes y gafas de protección“, declaró la portavoz adjunta del ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

Varios países, entre ellos Francia, Reino Unido, Japón y Corea del Sur, ya enviaron material médico a China, agregó la portavoz.

Entretanto el país ha estado paralizado por el temor al virus de Wuhan que ha contaminado ya a más de 17 mil personas, y el ministerio de la Industria reconoció este lunes que, tras concluir el domingo las largas vacaciones del Nuevo Año Lunar, las plantas retoman su producción y funcionan a un 70% de su capacidad.

Las autoridades sanitarias chinas reportaron 57 decesos en las últimas 24 horas, en el peor saldo diario desde que el nuevo coronavirus fue detectado en diciembre en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei.

 

 

(Con información de El Universal)

Declara OMS emergencia internacional por coronavirus

Comparte este artículo:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la emergencia internacional a causa del coronavirus de Wuhan. Tedros Adhanom, el director general, ha decretado este jueves que este brote de neumonía originario de China, bajo recomendación del Comité de Emergencia y casi por unanimidad, que se constituirá una Emergencia de Salud Pública de Alcance Internacional (o PHEIC, como dirían sus siglas en inglés).

La declaración de la categoría de máxima alerta por crisis sanitaria llega después de que el coronavirus haya traspasado fronteras del continente de Asia, y el número de casos registrados fuera del país de origen haya aumentado hasta afectar a más de 7,700 personas. Actualmente, ya ha habido 170 fallecidos, todos de ellos en China, en donde hay casos confirmados en todas sus regiones. “Podríamos haber visto muchos más casos e incluso fallecidos sino fuera por los esfuerzos de China”.

El director de la OMS, Adhanom, se ha referido al coronavirus como un “patógeno anteriormente desconocido que ha escalado a un brote sin precedentes”. Para que la OMS pueda decretar la categoría máxima de alerta por una crisis sanitaria, debe de existir alguna circunstancia extraordinaria con riesgos de propagación rápida a otros países, y que éste exija de una respuesta sanitaria coordinada a nivel internacional.

Por lo tanto, respecto a posibles restricciones, la OMS se está oponiendo a la recomendación de limitar comercio y movimientos, en vez haciendo un llamado para que todos los gobiernos actúen a base de evidencias. “La única manera de vencer el brote es que todos los países trabajen juntos en un espíritu de solidaridad y cooperación. Estamos todos juntos en estos y sólo podremos vencerlo juntos. Es la hora de los hechos y no del miedo, de la ciencia y no de los rumores. De la solidaridad y no de los estigmas”, concluye Adhanom.

(Con información de La Vanguardia)

Sube a 170 cifra de muertos por coronavirus

Comparte este artículo:

El número de fallecidos por el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en China se elevó hoy a 170, y el de casos confirmados a nivel nacional a 7 mil 711.

Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad, actualizado a las 00.00 tiempo local, el número de pacientes en estado grave se sitúa en mil 370, mientras que 124 personas superaron la enfermedad y fueron dadas de alta.

Durante la jornada del miércoles se registraron 38 decesos, mil 737 casos confirmados, se agravó el estado de 131 pacientes y se curaron otros 21.

Hasta el momento se han detectado 12 mil 167 casos sospechosos -es decir, que presentan síntomas pero todavía no se ha confirmado que hayan contraído el coronavirus-, además, unas 82 mil personas que han estado en contacto con enfermos permanecen bajo observación médica.

El resto de muertes a nivel nacional se han producido en las regiones de Sichuan, Hebei, Henan, Heilongjiang, Hainan, Pekín y Shanghái.

Tíbet, la hasta ahora única región que no había confirmado caso alguno, dejó de serlo ayer al reportar su primer contagio probado.

En el extranjero, se han confirmado contagios en países de la región como Tailandia, Japón y Singapur, así como en otras naciones más lejanas como Estados Unidos, Australia, Francia o Alemania, aunque fuera de China no se ha producido ninguna muerte por el momento.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

 

 

 

(Con información de El Norte)