¿Qué ciudad queremos?

Transitable, peatonal, limpia, ordenada, justa, con banquetas de primer mundo, segura, con movilidad sustentable, con vialidades pavimentadas, con un desarrollo urbano reglamentado, con leyes que nos protejan, con espacios públicos dignos para la convivencia sana y familiar.




Con índices de contaminación bajos, con empresas socialmente responsables hacia sus empleados y la comunidad, con una policía cada vez más preventiva y menos reactiva, con una democracia palpable, con comunidades participativas, con cultura de la legalidad rigiendo nuestras actitudes diarias, con empleo, educación digna y de calidad.

Con seguro popular donde entren todos, con un sistema judicial que castigue a quien se brinque la ley, con políticas publicas efectivas, no de aquellas que malgastan el dinero (como sí sobrara), con indicadores que nos ayuden a medir el impacto de las decisiones de aquellos quienes hemos elegido como nuestros gobernantes.

Con una ciudadanía activa en el seguimiento a que todo lo que se nos fue prometido en campaña se cumpla, agréguele que también queremos políticos, empresarios, padres de familia, profesores, jóvenes, no tan jóvenes, vecinos, hijos, hermanos, sacerdotes, abogados, y sobre todo, ciudadanos honestos.

¿Tenemos la ciudad que queremos? ¿Trabajamos por la ciudad que buscamos? ¿O estamos esperando a que venga alguien y la construya por nosotros?

Estimado lector, la ciudad la construimos todos. Cada cual desde su trinchera pero unidos en el mismo objetivo, mejorar nuestra comunidad y a México. Mientras más rápido entendamos que nuestra herramienta más poderosa no es Twitter o Facebook, sino las iniciativas y herramientas de participación ciudadana, será que empezaremos a notar los cambios con mayor rapidez.

El político tradicional está pasando por una crisis existencial. No entiende y le cuesta adecuarse al nuevo paradigma que tiene enfrente donde la información es cada vez más rápida y la ciudadanía más crítica. Como tarea principal debería ser la modificación en los esquemas de comunicación e interacción con los electores, porque los cambios en la ciudad de hoy no se imponen, se consensuan con ellos, los ciudadanos.

Participar que no es nuestro derecho, sino una obligación.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Trump y el uso de las drogas

“…tienes muchos “bad hombres” allá abajo, tal vez los puedo ayudar con eso.”

Esas fueron, según CNN, las palabras del Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump durante la llamada del viernes pasado con Enrique Peña Nieto. Trump, se refería, quiero suponer al narcotráfico que desde hace años nuestro país ha combatido. Primero con fuerzas policiacas federales y desde el sexenio de Calderón con el ejército mexicano en las calles.




La realidad es que, mientras Trump culpa a México por los problemas de delincuencia y drogadicción en Estados Unidos, nuestro vecino del norte representa un mercado muy cómodo e importante para los narcotraficantes mexicanos. Sin tratar de caer en el “la culpa de la Guerra de Contra el Narco es de Estados Unidos”, dicho por Calderón hace unos años, quiero exponer de que magnitud es este problema y porqué, aunque se pongan muros, vallas, y miles de cámaras de seguridad la droga seguirá fluyendo.

Según cifras del 2014, la Unión Americana tenia aproximadamente 23.6 millones de adictos a algún tipo de droga ilícita (marihuana, cocaína, heroína, crack, metanfetaminas, etc.). También según información de la misma Agencia Central de Inteligencia, CIA por sus siglas en inglés, Estados Unidos es el mayor consumidor de cocaína del mundo, mucha de la cual procede de Colombia y pasa por nuestro país.

No solo eso, también los estadounidenses ocupan el primer lugar en el consumo de heroína colombiana y mexicana, marihuana, ecstasy y metanfetaminas. En pocas palabras, los narcotraficantes mexicanos tienen un mercado de más de 20 millones de personas al norte de la frontera mexicana.




En pocas palabras, el Sr. Trump, siendo empresario, debe de saber que si hay demanda, por supuesto que habrá oferta. Trump, más allá de preocuparse de la seguridad en la frontera sur, debería de combatir el problema de la drogadicción desde la raíz. Según cifras, solamente 1 de cada 10 estadounidenses van a algún tipo rehabilitación para sus problemas de adicción. Es decir, de los 23 millones de adictos, solamente el 10 – 11% acude a alguna institución a pedir ayuda.

Creo yo que el problema en Estados Unidos, no es la seguridad en la frontera con México, sino la cantidad de drogadictos que tiene el país, y lo poco que el sistema de salud estadounidense hace por ellos. Por otro lado, me aventuro a decir que si nuestro vecino del norte, planea verdaderamente, en algún momento enviar tropas a tierras mexicanas, entonces nuestro país debería de seriamente considerar legalizar la marihuana.

La marihuana es la principal droga consumida por nuestros vecinos. Los ingresos por impuestos son altos, simplemente en el 2014 el estado de Colorado recolecto cerca de $76 millones de dólares y, por otro lado, se le quitaría un importante negocio al narcotráfico.

¿Tú qué opinas?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

¿Qué tan seguros estamos en Nuevo León?

En el estado sólo 10.7% de sus habitantes dice sentirse “seguro”. Es decir, sólo uno de 10 se siente confiado de vivir aquí, ni siquiera una cuarta parte de los ciudadanos, de acuerdo con la última entrega del Pulso Metropolitano de Seguridad 2016.

El Pulsómetro, el segundo de este año, reporta que la suma entre quienes dicen estar “algo seguros” o “inseguros” en Nuevo León es de 89.3%. Y es que si miramos hacia atrás, 13.3% dijo estar “seguro”, en la primera mitad de 2013, en la entidad.

 




La diferencia entre la percepción de hace tres años y ahora, es corta, de acuerdo con el análisis de realizado por el Tec de Monterrey, luego de una encuesta a 4 mil 603 ciudadanos, presentado por Consejo Cívico, Canaco Monterrey, Coparmex y Caintra Nuevo León.

Pero más allá de la percepción ciudadana, utilizada por las algunas autoridades para desacreditar y justificar que se trata de la opinión sesgada de un grupo de personas, vemos que el análisis del Observatorio Ciudadano de Nuevo León (OCNL), sobre delitos, muestran resultados coincidentes.

El OCNL, que estudia la incidencia delictiva sobre las denuncias realizadas ante la Procuraduría de Justicia del Estado, destaca las cifras elevadas en delitos de alto impacto y patrimoniales de enero a septiembre de 2016, frente al mismo periodo de 2015.

En dicho periodo, el homicidio doloso pasó de 345 denuncias a 511, incluyendo en éste un total 57 víctimas de incidentes en los penales. En materia de extorsión se observa un aumento de casi 25% en las denuncias, al pasar de 357 a 446 denuncias.

Mientras que el robo a vehículo pasó de 2 mil 325 denuncias a 3 mil 117, un promedio de 346 delitos mensuales, una cifra por encima de los 300 mensuales que serían aceptables. En tanto que los robos a casa, persona, negocios y vehículos, con violencia, aumentaron de 2 mil 920 a 4 mil 656 denuncias.

Es así que la incidencia delictiva reportada por la propia Procuraduría de Justicia Estatal, nos colocan, con algunos delitos de mayor impacto, en niveles similares al año 2013. Y la percepción ciudadana de seguridad retrocede al pasar de 17% el año previo a 10.7% a septiembre de 2016.

Es así que desde Consejo Cívico, como de parte de los organismos ciudadanos y de la iniciativa privada que integran estas herramientas, pedimos urgentemente a las autoridades delimitar estrategias eficaces para recuperar la seguridad; y llamamos a los ciudadanos a colaborar.

Las autoridades deben de trabajar sin descanso para construir corporaciones fuertes y confiables, y transmitir esta confiabilidad a la ciudadanía. Y precisamente los ciudadanos víctimas de delitos tenemos la responsabilidad de llevar esas denuncias ante las autoridades competentes, para erradicar la cifra negra de más de 92% en la entidad, de acuerdo con el ENVIPE del INEGI.

 




Así llegamos al primer año de los gobiernos municipales y del estado, sin muchos logros en este rubro y con la tarea ardua de garantizar la seguridad e integridad de los habitantes del área metropolitana de Monterrey, y Nuevo León en general.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “¿Y qué con la inseguridad?”

En los últimos informes de gobierno de los municipios y claro del estado, el tema de la seguridad ha tenido una gran relevancia. Es cierto que los números de delitos, entiéndase de cualquier índole, han ido en aumento en Nuevo León, pero ¿cuál es la realidad detrás de este auge en los números de delitos?

La realidad es esta, el auge en delincuencia en Nuevo León no comenzó hace un año que el “Bronco” tomo protesta como gobernador del estado, la tendencia en aumento comenzó en los últimos meses de la administración de Rodrigo “Golden Boy” Medina.

De hecho se por buenas fuentes que organismos de la sociedad civil ya habían advertido sobre este incremento en los índices de inseguridad, también el mismo gobierno, en ese entonces electo, había sido alertado, por lo tanto era importante que entraran con todas las pilas.

 


 

Por otro lado, el incremento no es exclusivo para el Estado de Nuevo León. Simplemente ayer el periódico Milenio daba a conocer que en lo que va del 2016 han sido asesinadas 9,103 personas, superando así la cifra del año 2015. En otras palabras 30 personas son asesinadas todos los días en todo México.

Adicionalmente, expertos a nivel nacional han advertido al gobierno de Enrique Peña Nieto que el tema de seguridad se le está saliendo de las manos y que nuevamente podría el país volver a las épocas negras del 2008 – 2011.

Por todo esto, no entiendo por qué tanta exigencia por parte de ciertos grupos políticos al actual gobierno del estado, pues digamos que los municipios tampoco andan al cien, nunca antes San Pedro Garza García había tenido tantos robos a casa habitación en su historia, ¿qué pasa con la policía municipal?

 




¿Qué tal el caso de Guadalupe?, un policía fue acribillado por un delincuente debido a que no portaba el equipo correcto, es decir un buen chaleco antibalas, pues Francisco Cienfuegos prefiere gastar en imagen que, en buen equipo para sus policías, ya ven que se quiere lanzar para Gobernador, tan pronto como el 2018 si queda el puesto vacante.

Lo importante en todo esto es que se deben de crear nuevas estrategias de seguridad, se debe de mejorar la coordinación entre el estado y municipios.

También hay que sacar a todos los funcionarios que no estén funcionando y no hacer cambios superficiales, y más importante que todo no politizar el tema como ha venido sucediendo recientemente.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Qué hay de la confianza en las autoridades de seguridad?

Los recientes indicadores presentados por México Evalúa en su análisis Justicia a la Media para Nuevo León son un reflejo de cómo el vínculo de confianza entre la población y las autoridades se mantiene fracturada.

Y es ese punto que nos trae a este análisis. En retrospectiva, en este contexto ya habíamos transitado y superado de alguna manera, pero ¿qué nos ha pasado?, ¿se dejaron a un lado las buenas prácticas? o ¿por qué desconfiamos tanto?

México Evalúa, utilizando estadísticas del INEGI, reportó que entre 2015 y 2016 la confianza entre la policía estatal pasó de 13.1 a 5.5%, una caída significativa. Mientras que para el Ministerio Público el nivel de confianza pasó de 10.5 a 2.5%, hacia la Policía Ministerial retrocedió de 9.2 a 5.3% de un año a otro.

En la pérdida de la confianza es precisamente donde creemos que existe un área de oportunidad necesaria que atender para construir la ciudad, y el Nuevo León que necesitamos para nuestras familias. Esta confianza es la base, incluso, para que las víctimas de delitos se animen a denunciar, delimitar estrategias más efectivas y combatir la cifra negra que es superior al 90% para la entidad [Envipe 2015].

 




 

La desconfianza, no sólo nace de la percepción que comúnmente los gobernantes suelen catalogar como información poco objetiva. Y si bien es subjetiva porque es percepción, la realidad es que los índices delictivos se han incrementado según las propias estadísticas de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Ya reportes periodísticos han evidenciado que en los 12 meses recientes frente a los últimos 12 meses del sexenio anterior, la incidencia de delitos patrimoniales y los homicidios aumentaron. En el caso de robo a negocios el incremento es de 57%, mientras que en homicidios el alza es de 33% [El Norte, octubre 04, 2016].

De estos y otros delitos de alto impacto ya se había advertido en los más recientes reportes del Observatorio Ciudadano de Nuevo León, que analiza la incidencia delictiva cada trimestre. Desde ese entonces lanzamos llamados a municipios y Estado para un trabajo conjunto e integral con el fin de reforzar la seguridad y fortalecer las estrategias en prevención de los delitos.

Así llegamos al primer año desde que el gobierno estatal y los ediles metropolitanos asumieron sus administraciones públicas. Y llegamos con los reportes del Observatorio Ciudadano de Nuevo León y el Pulso Metropolitano de Seguridad, próximos a presentar parte de organismos civiles y cámaras empresariales.

 




En suma, creemos que más allá del rechazo de estos análisis o la aceptación de la crítica, las autoridades deben tomar estos recursos, lanzados desde la sociedad civil organizada, como materia prima para redoblar esfuerzos en la procuración de nuestra seguridad. Desde este lado estamos dispuestos a construir comunidad para recuperar esa confianza que tanta falta nos hace.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Los cuartitos de Adrian de la Garza

El gobierno de Monterrey anunció un programa de construcción de pequeños cuartos en la zona del norponiente de Monterrey. El comentario de hoy no va dirigido a analizar si está bien o mal el construir dado que estos apoyos serán gratuitos. El problema radica en la terrible definición del problema que tiene el Municipio de Monterrey sobre la crisis de vivienda en la ciudad.

El tema es multifactorial y pasan los años y no se ve un cambio en la visión tanto del Estado como de los municipios. La crisis está en el alto número de familias marginadas en la ciudad, sean nacidas o no en Monterrey.

El norponiente de Monterrey no tiene preparatorias de la UANL, ninguna escuela de educación ha entrado a esas zonas. En el norponiente se vive una situación parecida a lo que se vive en Centroamérica, colonias hacinadas, en pobreza, sin educación, sin empleo sin servicios públicos de calidad sin seguridad. La Alianza es el ejemplo representativo de la degradación social que tiene la ciudad.

 




Adrián de la Garza no debe plantearse hacer estas mini construcciones de 3×4. El gobierno municipal tiene que invertir en estas zonas de manera importante, con un énfasis particular y directo. La inversión en obra pública tiene que atender las zonas más vulnerables para evitar que el ciclo de pobreza se mantenga.

Más allá de cualquier chauvinismo y regionalismo, la ciudad de Monterrey no puede voltear su mirada a la tragedia de la pobreza.

Los pobres son más, dan votos y son la mercancía más barata de la industria electoral… Entre más pobres y más asistencialismo, más votos. Curiosamente, la misma técnica que impuso al señor de la Garza en el poder.

 




Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Por comprometer su información los ciudadanos de NL no deberían utilizar la aplicación Denuncia Express de la PGJNL Monterrey

La aplicación DENUNCIA EXPRESS web fue revisada por colaboradores del área técnica de Redesquintopoder y encontraron que:

La versión web de esta aplicación no transmite los datos de una forma encriptada, esto es un hoyo de seguridad enorme y significa que un hacker podría estar viendo información sensible de denunciantes y lo que están denunciando en un ataque tipo “man in the middle”.

Este hecho por si solo hace que no sea recomendable el uso de la aplicación web, además no recomendamos usar la aplicación móvil, ya que es altamente probable que los hoyos de seguridad web se encuentran en las aplicaciones móviles.

Tanto las aplicaciones de android como de iphone deben ser sujetas a auditorias de seguridad independientes y completas y sus resultados deben ser hechos públicos.

 




Esta es la dirección de la aplicación web:
http://www.nl.gob.mx/aplicaciones/pre-denuncia-en-linea

Aquí se hizo una prueba y comprobó que en efecto no se transmitía la denuncia encriptada.

Además:

  • En la aplicación móvil no se observa el aviso de privacidad (sí en la web)
  • Al hacer la denuncia en móvil no te arroja un número de reporte.

Esta herramienta es una buena iniciativa ya que facilita a los ciudadanos la denuncia, es importante la existencia de este tipo de herramientas tomando en cuenta que en México más del 90% de los delitos no se denuncian.

 




Derivado del análisis realizado, en Redesquintopoder creemos que los ciudadanos de Nuevo León no deberían utilizar esta herramienta (ni web ni la aplicación móvil) en tanto no queden resueltos los problemas de seguridad.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Pensamiento Condicional Amurallado: El motivo de muchos fracasos

El pensamiento condicional amurallado, es el que siempre nos priva de tener éxito en cualquier ámbito de nuestras vidas, por más pequeñas que parezcan estas acciones, es decir, tener un pensamiento cuadrado, un pensamiento que no va más allá de las murallas mentales que nos imponemos nosotros mismos, ejemplos son:

Ir a la mejor universidad en tu área de interés predilecta.
Tomar ese curso de fotografía.
Estudiar pintura.
Salir con aquella chica guapísima.
Tener novia.
Emprender.
Etcétera.

Es como diría la sociedad vulgarmente, “ponemos barras” para después perdernos en la senda del fracaso. Mismo que estamos programados para jamás congeniar con él y pareciera que nos aferramos con uñas y dientes a este enemigo que destruye nuestras vidas desde lo más profundo de nuestro ser.

Pensamiento Condicional Amurallado es: aludir una responsabilidad o, mejor dicho, NUESTRA responsabilidad de pensar y resolver el afamado ¿cómo si puede suceder? Es también, dejarnos vencer ante nuestra primera oposición de la mente, esa reacción inmediata, que nos brinda seguridad y confort al no querer salir de nuestro lecho de comodidad.

El PCA, nos hace personas de un desempeño deplorable, como si estuviéramos destinados a siempre navegar en el lago de las mínimas posibilidades y no poder surcar en el picado y aventurado mar de la magia del éxito, peor aún, dejando pasar la vida ante nuestros propios ojos, sin riesgo, sin diversión.

Tener PCA y estar rodeados con personas que padecen de él, nos hace personas indeseables para los que ahora están en la cúspide, aquellos que han logrado vencer este pensamiento siempre quieren rodearse de gente exitosa, o por lo menos, personas que crean que alcanzar el éxito es altamente posible, recuerda que para estar en las grandes ligas, con grandes actores, es imperativo agregar valor a estos.

Dejar de lado este pensamiento es difícil, cuesta mucho, incluso disgustos con las personas más queridas, porque ellas siempre “van a querer lo mejor para ti”.

¿Cuándo?
A todas horas, te lo dicen Tus papás. Tus hermanos. Tus amigos. Sí, el primer círculo de confianza que nos rodea, es el primero en impregnarnos con PCA.

¿Cómo?

No te metas a estudiar cine “te vas a morir de hambre”.

No te vayas al extranjero “Hay muchos extraños, no conoces la cultura, el lenguaje y no sabes que pueda pasar”.

No aceptes ese trabajo fuera de tal o cual ciudad “Aquí es donde están las oportunidades”.

No emprendas, es mejor un trabajo que te brinde seguridad.

Y esta lista podría continuar, muchos párrafos para abajo.

No estoy diciendo que no tomes estos consejos. Tómalos, atesóralos, porque es una muestra de cariño por parte de tu primer círculo de confianza, pero filtralos, decide que quieres y que es en realidad lo mejor para ti.

Todos debemos dejar una huella marcada en las personas, debemos tocar sus corazones y no morir solos en el olvido, hay demasiadas personas que mueren a los 25 y las entierran hasta los 80, date cuenta, tú conoces a muchos. Es nuestro deber trascender, es a lo que vinimos al mundo, cruzar fronteras, incomodarnos, pasar penurias, resolver problemas, ser estrategas, aunque nadie entienda tu razón de ser y muchas veces te vean como su inferior, no debemos preocuparnos, es normal, no todos tenemos los mismos objetivos, lo que se avecina después es lo importante, es decir, llega lo tan anhelando: rompemos la liga, sacamos la bola del cuadro, hacemos la grande o como le quieras llamar al éxito.

Traspasemos fronteras, estamos diseñados para eso, preparémonos, no importa ¿dónde? ni ¿cuándo?, rompamos paradigmas, salgamos de nuestra burbuja, allá afuera es donde realmente funcionamos mejor, y logramos nuestras metas, objetivos y sueños.

Como un cohete espacial, que en tierra lo preparan años, después necesita salir de la atmósfera, romper varias capas, para al final llegar a su objetivo real, para lo que fue creado, estar en el espacio, con una dirección y un propósito, pasa igual con nosotros necesitamos sentar bases, formarnos, romper paradigmas y finalmente cumplir nuestro propósito de vida.

Te lo digo. Te lo firmo. Allá afuera comienza la magia, allá afuera es donde creces como persona y forjas un carácter que te hará un ser de éxito al término de unos años.

No vivas la vida que los demás quieren que vivas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Cómo puedo yo mejorar mi comunidad?




En ocasiones nos preguntamos qué podemos hacer para mejorar el entorno en el que vivimos, cómo podemos solucionar esos problemas que nos aquejan y de qué manera podemos contribuir si la solución no sólo está en nuestras manos. Todos queremos un mejor lugar para vivir, pero también en ocasiones el tiempo que podemos dedicar para mejorar es poco.

Si nos vamos a lo más básico, pensemos en la dinámica de nuestra familia, finalmente es ahí donde aprendemos como desenvolvernos en la comunidad. Precisamente es donde diferenciamos que decisiones me impactan a mí y cuáles al resto del grupo.

Lejos de entrar tan a detalle pensemos en cosas simples como los roles del hogar, quien aporta, quien lleva los insumos, así como las reglas de convivencia. Finalmente, todo esto se logra en base a acciones y decisiones y es lo mismo que sucede en comunidad, ¿quién se encarga del parque?, ¿cómo nos hacemos responsables de nuestra seguridad y espacios públicos?

En 2010, Consejo Cívico y Paz es decidieron conocer el pulso ciudadano de Monterrey, es por ello que apoyados por la metodología de la organización colombiana Corpovisionarios se levantó por primera vez la Encuesta de Cultura Ciudadana.

A la fecha, ya son 3 los levantamientos que se tienen de este estudio, siendo el más reciente de 2015.




Entre los hallazgos interesantes que ha arrojado se encuentra que los regiomontanos han incrementado su interés en los asuntos públicos, de igual forma también ha crecido el número de personas que participan en actividades de voluntariado en alguna organización, así como en espacios de gestión en comunidad.

Dichos cambios en el perfil del habitante de Nuevo León no son casualidad, y tienen que ver con la situación de violencia por la que atravesamos que nos abrió los ojos para que empezáramos a pensar en comunidad. Y fue precisamente en estos años cuando nació un escaparate que pretendió convertirse en el nicho de quienes querían hacer algo por su ciudad, el Foro de Compromiso Ciudadano.

Lo que empezó hace 6 años como un espacio cuatrimestral para inspirar, informar, visibilizar y vincular iniciativas de organizaciones y ciudadanos, a favor de una mejor ciudad, desde 2015 se transformó en una cumbre anual que convocó a activistas locales, nacionales e internacionales durante 3 días.

Para este 2016 se pretenden tocar temas como: la ciudad como creación colectiva; incidencia ciudadana; fortalecimiento del sector social; y filantropía e inversión social. Será este 23,24 y 25 de septiembre cuando se desarrolle el evento en Cintermex.

Entre los ponentes más relevantes que nos estarán acompañado y de quienes podremos aprender se encuentran: Erin Mazursky, fundadora de la organización con base en Nueva York, Rhize; Mark Beam, consejero en Halloran Philanthropies, fundador de Beaming Inc y cofundador del Social Capital Markets y del festival Catapulta en Oaxaca; Jeremy Heimans, activista autraliano, fundador de la organización Purpose y cofundador de las plataformas Avaaz, Get Up!.

¿Aún no sabes qué hacer por tu ciudad? Acompáñanos al ForoMty 2016 y seguramente encontrarás algo que te atraiga o te inspire a tener una mejor ciudad.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El Sistema Penitenciario. El problema que todos vemos y del que no se hace nada al respecto

El Estado de Nuevo León cuenta con 3 centros penitenciarios, a saber: el Penal de Topo Chico (Centro Preventivo de Reinserción Social, CE.PRE.RE.SO); así como los penales de Apodaca y Cadereyta (Centros de Reinserción Social, CE.RE.SO), en los cuales, todos han sido foco de atención no por sus políticas de reinserción y tratamiento penitenciario, sino por ser escenarios de violencia entre sus internos.

El día de ayer, una pelea por el control del centro penitenciario de Topo Chico dejó un saldo de 49 internos sin vida y 12 heridos de gravedad.

El día de ayer, una pelea por el control del centro penitenciario de Topo Chico dejó un saldo de 49 internos sin vida y 12 heridos de gravedad. No es el único hecho de violencia; en 2012, en el Penal de Apodaca ocurrió uno similar con 44 muertos y la fuga de 29 internos.

El Estado, a sabiendas de la deficiente y precaria infraestructura penitenciaria, continúa privilegiando la pena draconiana de prisión sobre las otras alternativas penales (como ya se había mencionado), lo que genera un hacinamiento dentro de las instituciones penitenciarias.

Entre los tres centros penitenciarios, se tiene un 50 por ciento de sobrepoblación y un déficit del 65 por ciento en custodios.

Datos con lo que se cuenta, señalan que el Penal del Topo Chico presentaba hasta hace algunos meses una sobrepoblación aproximada de 24.25 pro ciento, mientras que Apodaca y Cadereyta registraban una sobrepoblación de 27.79 y 51.45 por ciento, respectivamente. Asimismo, entre los tres centros penitenciarios, se tiene un 50 por ciento de sobrepoblación y un déficit del 65 por ciento en custodios.

Pero el hacinamiento, si bien es uno de los factores más relevantes, no es el único.

El autogobierno que tienen las prisiones por parte de los internos, y donde el Gobierno del Estado ha señalado que efectivamente no tienen el control al 100 por ciento de las instituciones, produce que estos sean considerados una “bomba de tiempo”.

El autogobierno que tienen las prisiones por parte de los internos, y donde el Gobierno del Estado ha señalado que efectivamente no tienen el control al 100 por ciento de las instituciones, produce que estos sean considerados una “bomba de tiempo”.

El Penal de Topo Chico como el de Apodaca cuentan con un autogobierno por parte del grupo de los zetas, mientras que el de Cadereyta podría considerarse que está bajo control del Gobierno del Estado, debido a que este es considerado como la institución “más tranquila” del Estado.

¿La solución está en construir otro centro penitenciario como el que se tenía proyectado en el municipio de Mina? No. La solución está en poner orden y control en las instituciones penitenciarias, en cumplir el traslado de internos del fuero federal a instalaciones que puedan albergar este tipo de internos y a reforzar el sistema penitenciario como tal, considerado el pattit

Es común, para aquellos quienes han entrado a los centros penitenciarios, ver en el Penal de Topo Chico caminar a internos de un lado a otro en los pasillos y en los patios, teniendo áreas donde la autoridad no interviene por temor a agresiones.
El penal de Apodaca no se queda atrás. Son muchos los rumores (que podrán ser ciertos… o no) sobre las fiestas, excesos y permisos que disfrutaban los internos, quienes tenían el control del centro penitenciario.

¿Cuál ha sido la constante entre los brotes de violencia en los centros penitenciarios? El control del mismo, entre los grupos de la delincuencia organizada.

Si la autoridad no se mete de lleno a poner orden en los centros penitenciarios, cada vez será más común este tipo de hechos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”