Fronteras fuertes con Trump

Miami, EUA (15-Junio-17)- Mike Pence, Vicepresidente de Estados Unidos, aseguró que con Donald Trump las fronteras serán fuertes y estarán cerradas a todos aquellos que causen daños al país.

En la Conferencia para la Prosperidad y Seguridad de Centroamérica, el funcionario advirtió que el Gobierno busca seguir trabajando con México en materia de seguridad.

“Las fronteras de Estados Unidos serán fuertes, pero siempre estarán abiertas a los inmigrantes legales al flujo legal de comercio. Nos aseguramos de que las fronteras permanezcan cerradas a los que nos hacen daño y a las drogas”  aseguró.

Indicó que con México se debe trabajar para paralizar a los narcotraficantes e interrumpir las organizaciones criminales que buscan viajar hacia el norte.

Además, reconoció que los países del Triángulo Norte de Centroamérica han trabajado en establecer políticas para avanzar en la prosperidad de la región, pero señaló que persisten retos importantes en seguridad.

Mencionó que Trump ha tomado acciones decisivas contra la migración ilegal, lo que ha derivado en una reducción del 70 por ciento de los cruces de migrantes en la frontera.

Recordó que la primera prioridad de Donald Trump es mantener seguro a Estados Unidos.

 

 

 

La percepción de seguridad en Nuevo León continúa a la baja

Organismos de la Iniciativa Privada informaron que una vez más la percepción de seguridad en el estado de Nuevo León continúa siendo baja e incluso más que en administraciones pasadas.

Así mismo, según la última encuesta ciudadana del Pulsómetro de Seguridad, realizada entre el 4 de abril y 6 de mayo con una muestra de 4 mil 600 ciudadanos, también han bajado los niveles de confianza en los Policías tanto municipales como del estado.

Aproximadamente 95% de la población del área metropolitana indico que confían algo o nada en su policía.

En el reporte de la evaluación se indica que los ciudadanos que habitan en los nueve municipios del Área Metropolitana de Monterrey siguen sin sentirse seguros en sus viviendas.

También se aclaró que las anteriores administraciones 3 de 10 habitantes del área metropolitana se sentían seguros, mientras que hoy a penas 2 de 10 indican sentirse seguros.

Los resultados de la evaluación se presentaron en una rueda de prensa por Coparmex, Caintra, Canaco, Consejo Cívico, Canadevi e Index.

Con información de El Norte

¿Cuál es el problema a resolver?




Desde que tengo uso de razón el municipio de San Pedro se ha caracterizado por ser un municipio rico, no solo por tener a grandes empresarios, artistas, futbolistas y grandes personalidades viviendo en él, ni por tener los mejores centros comerciales, restaurantes, antros o cines vips; sino porque cuenta con todos los servicios públicos que un municipio debe proveer a sus habitantes, como lo son parques y jardines, agua potable, alumbrado público, recolección de basura, policías, etc. Como bien lo establece el artículo 115 constitucional.

En la actualidad es muy común escuchar que hay muchos problemas en el municipio para algunos cuantos. En algunas zonas populares los problemas más solicitados van desde la seguridad para cuidar su patrimonio. Trabajo para darles calidad de vida a sus familias. Piden dinero para cubrir gastos de recibos de luz, agua o gas, becas para sus hijos, despensas y medicinas para vivir cada día porque sus salarios no les alcanzan, hasta apoyos para sacar a sus nietos de vicios. Pero aún con estas necesidades se sienten orgullosos de vivir en el municipio.

Por otro lado, en algunas zonas residenciales también solicitan seguridad para cuidar a sus familias, aunque muchos tengan seguridad privada, piden bajar cableados, aunque esto sea costoso, piden que no pasen trabajadores por sus banquetas y que se termine el tráfico, aunque muchos de estos automovilistas vayan a trabajar a sus empresas. Piden no más construcciones en las montañas, cuando muchos vivimos en ellas, piden más atención a sus colonias, pero aun así se sienten orgullosos de vivir en el municipio porque quieren que sus nietos sigan viviendo en él.

Quizás el problema radica en uno mismo, dependiendo de su educación, su estatus social, su ideología y hasta su religión; el problema está en que no todos respetamos leyes, no todos queremos dejar el celular a la hora de manejar, no todos respetamos al prójimo, no todos somos funcionarios congruentes; el problema es que somos egoístas y apáticos con las necesidades de los demás, el problema es criticar todo y no proponer, el problema es que le echamos la culpa al gobierno por no resolver nuestros problemas, el problema es que los servidores públicos no tienen vocación de servicio, el problema es que los ricos culpan a los pobres y lo pobres culpan a los ricos de sus problemas, el problema es que no todos somos buenos ciudadanos.

El problema es que no es nuestro problema.

Entonces, ¿Cuál es el problema a resolver?




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Nuevo León: mucha grilla, muchos soldados, poco dinero




Cosas raras pasan cuando la autoridad civil cede ante el Ejército la OBLIGACIÓN de brindar seguridad a la población…

Analicemos:

Primero, trasciende la renuncia el GENERAL Cuauhtémoc Antúnez a la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León.

Unos días después, el Comandante Supremo de las fuerzas armadas de México, Enrique Peña Nieto, llega a Nuevo León, acompañado del Secretario de la Defensa Nacional, a inaugurar el Hospital Militar Regional de Especialidades de Monterrey, así como una sucursal del Banjército en la Séptima Zona Militar, mientras no apoya NINGUNA obra civil de las que prometió en campaña, como la Línea 3, el Penal de Mina.

O sea que el Presidente viene de gira a NL a darle regalitos a los soldados, y a los ciudadanos de aquí, nada.

Eso resulta ofensivo, particularmente si recordamos que en este 2017, NL fue uno de los Estados más castigados en el tema de presupuesto federal para obra pública.

¿Qué le hicimos al Sr. Presidente, para que nos brinde ese trato? Obvio: en 2015 le dimos un puntapié en el trasero a su partido, el PRI, y nos está “castigando” para que regresemos al redil.

Se me hace que logrará exactamente lo contrario.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “El “Mello” a los Penales de NL”




Antier los curulecos de Nuevo León, le dieron marcha atrás a las visitas que tenían programadas a los centros penitenciarios del estado. Esto se debió a que el mismísimo Gobierno del Estado, no les garantizo su seguridad una vez adentro de los penales. ¿Apoco creía usted que era por qué algunos diputados tenían miedo de quedarse tras las rejas? Pa’ nada.

La cuestión en esto, es que el que queda más mal parado con esta decisión de los diputados, es nada más y nada menos que el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, “el Bronco. Imagínese compadre y comadre, a pesar de lo sucedido en febrero del año pasado en el Penal del Topo Chico, donde murieron 49 personas.

A pesar de los dos motines o como diría Aldo “El Fácil” Fasci “protestas”, que dejaron cuatro reos muertos y más de 20 heridos, en el Penal de Cadereyta. Y a pesar, de los videos en el Penal de Apocada donde se muestra claramente el autogobierno. El estado no puede garantizarle la seguridad, ni a unos invitados de “lujo”.

El tema aquí es que ya paso un año desde lo sucedido en el Penal del Topo Chico, vez en la que “el Bronco” dijo que así le había dejado los centros penitenciarios la pasada administración de Rodrigo “Golden Boy” Medina, pero que eso iba a cambiar, más nada ha cambiado en realidad.

Ahora los pretextos para no apagar la olla exprés, que no ha terminado de explotar, es falta de recursos (¿y los ahorros de miles de millones ‘apa? ¿el dinero de la federación que dijo “el ChinoChong?) y claro falta de personal en los penales.

El estado todavía puede controlar al caballo desbocado que son los penales de Nuevo León, la cosa aquí, es que en verdad quieran y más que la verdad que tengan al personal experimentado para hacerlo. Sino esto será el talón de Aquiles a las aspiraciones presidenciales de nuestro querido gober.

¡Ahí Se Leen!




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿A quién le importan los penales?

En los últimos días hemos sabido de noticias respecto a fugas de los penales de Ciudad Victoria y de Culiacán. La prensa sigue especulando al respecto y como siempre, el gobierno da informaciones a medias y hace investigaciones que terminan inconclusas o sin ningún dato interesante.

El problema de las cárceles en el país es una situación que el gobierno sigue sin poner en la agenda de seguridad y que, sin embargo, sigue abonando al desprestigio sistemático de nuestras autoridades.

En las prisiones mexicanas tenemos unq diversidad de problemas y causalidades, pero tal parece que son bombas de tiempo que en cualquier momento revientan, sea en Nuevo León o en Sinaloa.

La carencia de cuidado y de seguimiento a la infraestructura carcelaria nacional es un mal común en todos los estados.




En el gobierno de Calderón se buscó seguir una política penitenciaria que abogaba por una creación de más centros, sin embargo, su gobierno fue extremadamente punitivo y el uso de la cárcel no debe ser para cualquier cosa.

Con el nuevo modelo penal se busca un cambio, pero no existe mención alguna sobre una reforma del sistema penitenciario.

Mientras siga gente de distintos fueros, procesados, sentenciados y en espera de juicio en la misma cárcel nada bueno se puede esperar de ahí.

Solo con ver los reportes de la CNDH y del INEGI se puede ver que en NL la crisis penitenciaria es terrible, pero tal parece que ningún gobierno local ni el estatal tienen ganas de entrarle.

Los hombres y mujeres que están privados de su libertad también son ciudadanos y como tales también merecen políticas públicas que aboguen por sus derechos.

Hoy el “Azulito”, mañana un líder Zeta de Apodaca o de Escobedo… cualquier cosa puede pasar y el tema seguirá en la congeladora.

Lo dicho, dicho está.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

¿Qué ciudad queremos?

Transitable, peatonal, limpia, ordenada, justa, con banquetas de primer mundo, segura, con movilidad sustentable, con vialidades pavimentadas, con un desarrollo urbano reglamentado, con leyes que nos protejan, con espacios públicos dignos para la convivencia sana y familiar.




Con índices de contaminación bajos, con empresas socialmente responsables hacia sus empleados y la comunidad, con una policía cada vez más preventiva y menos reactiva, con una democracia palpable, con comunidades participativas, con cultura de la legalidad rigiendo nuestras actitudes diarias, con empleo, educación digna y de calidad.

Con seguro popular donde entren todos, con un sistema judicial que castigue a quien se brinque la ley, con políticas publicas efectivas, no de aquellas que malgastan el dinero (como sí sobrara), con indicadores que nos ayuden a medir el impacto de las decisiones de aquellos quienes hemos elegido como nuestros gobernantes.

Con una ciudadanía activa en el seguimiento a que todo lo que se nos fue prometido en campaña se cumpla, agréguele que también queremos políticos, empresarios, padres de familia, profesores, jóvenes, no tan jóvenes, vecinos, hijos, hermanos, sacerdotes, abogados, y sobre todo, ciudadanos honestos.

¿Tenemos la ciudad que queremos? ¿Trabajamos por la ciudad que buscamos? ¿O estamos esperando a que venga alguien y la construya por nosotros?

Estimado lector, la ciudad la construimos todos. Cada cual desde su trinchera pero unidos en el mismo objetivo, mejorar nuestra comunidad y a México. Mientras más rápido entendamos que nuestra herramienta más poderosa no es Twitter o Facebook, sino las iniciativas y herramientas de participación ciudadana, será que empezaremos a notar los cambios con mayor rapidez.

El político tradicional está pasando por una crisis existencial. No entiende y le cuesta adecuarse al nuevo paradigma que tiene enfrente donde la información es cada vez más rápida y la ciudadanía más crítica. Como tarea principal debería ser la modificación en los esquemas de comunicación e interacción con los electores, porque los cambios en la ciudad de hoy no se imponen, se consensuan con ellos, los ciudadanos.

Participar que no es nuestro derecho, sino una obligación.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Trump y el uso de las drogas

“…tienes muchos “bad hombres” allá abajo, tal vez los puedo ayudar con eso.”

Esas fueron, según CNN, las palabras del Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump durante la llamada del viernes pasado con Enrique Peña Nieto. Trump, se refería, quiero suponer al narcotráfico que desde hace años nuestro país ha combatido. Primero con fuerzas policiacas federales y desde el sexenio de Calderón con el ejército mexicano en las calles.




La realidad es que, mientras Trump culpa a México por los problemas de delincuencia y drogadicción en Estados Unidos, nuestro vecino del norte representa un mercado muy cómodo e importante para los narcotraficantes mexicanos. Sin tratar de caer en el “la culpa de la Guerra de Contra el Narco es de Estados Unidos”, dicho por Calderón hace unos años, quiero exponer de que magnitud es este problema y porqué, aunque se pongan muros, vallas, y miles de cámaras de seguridad la droga seguirá fluyendo.

Según cifras del 2014, la Unión Americana tenia aproximadamente 23.6 millones de adictos a algún tipo de droga ilícita (marihuana, cocaína, heroína, crack, metanfetaminas, etc.). También según información de la misma Agencia Central de Inteligencia, CIA por sus siglas en inglés, Estados Unidos es el mayor consumidor de cocaína del mundo, mucha de la cual procede de Colombia y pasa por nuestro país.

No solo eso, también los estadounidenses ocupan el primer lugar en el consumo de heroína colombiana y mexicana, marihuana, ecstasy y metanfetaminas. En pocas palabras, los narcotraficantes mexicanos tienen un mercado de más de 20 millones de personas al norte de la frontera mexicana.




En pocas palabras, el Sr. Trump, siendo empresario, debe de saber que si hay demanda, por supuesto que habrá oferta. Trump, más allá de preocuparse de la seguridad en la frontera sur, debería de combatir el problema de la drogadicción desde la raíz. Según cifras, solamente 1 de cada 10 estadounidenses van a algún tipo rehabilitación para sus problemas de adicción. Es decir, de los 23 millones de adictos, solamente el 10 – 11% acude a alguna institución a pedir ayuda.

Creo yo que el problema en Estados Unidos, no es la seguridad en la frontera con México, sino la cantidad de drogadictos que tiene el país, y lo poco que el sistema de salud estadounidense hace por ellos. Por otro lado, me aventuro a decir que si nuestro vecino del norte, planea verdaderamente, en algún momento enviar tropas a tierras mexicanas, entonces nuestro país debería de seriamente considerar legalizar la marihuana.

La marihuana es la principal droga consumida por nuestros vecinos. Los ingresos por impuestos son altos, simplemente en el 2014 el estado de Colorado recolecto cerca de $76 millones de dólares y, por otro lado, se le quitaría un importante negocio al narcotráfico.

¿Tú qué opinas?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

¿Qué tan seguros estamos en Nuevo León?

En el estado sólo 10.7% de sus habitantes dice sentirse “seguro”. Es decir, sólo uno de 10 se siente confiado de vivir aquí, ni siquiera una cuarta parte de los ciudadanos, de acuerdo con la última entrega del Pulso Metropolitano de Seguridad 2016.

El Pulsómetro, el segundo de este año, reporta que la suma entre quienes dicen estar “algo seguros” o “inseguros” en Nuevo León es de 89.3%. Y es que si miramos hacia atrás, 13.3% dijo estar “seguro”, en la primera mitad de 2013, en la entidad.

 




La diferencia entre la percepción de hace tres años y ahora, es corta, de acuerdo con el análisis de realizado por el Tec de Monterrey, luego de una encuesta a 4 mil 603 ciudadanos, presentado por Consejo Cívico, Canaco Monterrey, Coparmex y Caintra Nuevo León.

Pero más allá de la percepción ciudadana, utilizada por las algunas autoridades para desacreditar y justificar que se trata de la opinión sesgada de un grupo de personas, vemos que el análisis del Observatorio Ciudadano de Nuevo León (OCNL), sobre delitos, muestran resultados coincidentes.

El OCNL, que estudia la incidencia delictiva sobre las denuncias realizadas ante la Procuraduría de Justicia del Estado, destaca las cifras elevadas en delitos de alto impacto y patrimoniales de enero a septiembre de 2016, frente al mismo periodo de 2015.

En dicho periodo, el homicidio doloso pasó de 345 denuncias a 511, incluyendo en éste un total 57 víctimas de incidentes en los penales. En materia de extorsión se observa un aumento de casi 25% en las denuncias, al pasar de 357 a 446 denuncias.

Mientras que el robo a vehículo pasó de 2 mil 325 denuncias a 3 mil 117, un promedio de 346 delitos mensuales, una cifra por encima de los 300 mensuales que serían aceptables. En tanto que los robos a casa, persona, negocios y vehículos, con violencia, aumentaron de 2 mil 920 a 4 mil 656 denuncias.

Es así que la incidencia delictiva reportada por la propia Procuraduría de Justicia Estatal, nos colocan, con algunos delitos de mayor impacto, en niveles similares al año 2013. Y la percepción ciudadana de seguridad retrocede al pasar de 17% el año previo a 10.7% a septiembre de 2016.

Es así que desde Consejo Cívico, como de parte de los organismos ciudadanos y de la iniciativa privada que integran estas herramientas, pedimos urgentemente a las autoridades delimitar estrategias eficaces para recuperar la seguridad; y llamamos a los ciudadanos a colaborar.

Las autoridades deben de trabajar sin descanso para construir corporaciones fuertes y confiables, y transmitir esta confiabilidad a la ciudadanía. Y precisamente los ciudadanos víctimas de delitos tenemos la responsabilidad de llevar esas denuncias ante las autoridades competentes, para erradicar la cifra negra de más de 92% en la entidad, de acuerdo con el ENVIPE del INEGI.

 




Así llegamos al primer año de los gobiernos municipales y del estado, sin muchos logros en este rubro y con la tarea ardua de garantizar la seguridad e integridad de los habitantes del área metropolitana de Monterrey, y Nuevo León en general.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “¿Y qué con la inseguridad?”

En los últimos informes de gobierno de los municipios y claro del estado, el tema de la seguridad ha tenido una gran relevancia. Es cierto que los números de delitos, entiéndase de cualquier índole, han ido en aumento en Nuevo León, pero ¿cuál es la realidad detrás de este auge en los números de delitos?

La realidad es esta, el auge en delincuencia en Nuevo León no comenzó hace un año que el “Bronco” tomo protesta como gobernador del estado, la tendencia en aumento comenzó en los últimos meses de la administración de Rodrigo “Golden Boy” Medina.

De hecho se por buenas fuentes que organismos de la sociedad civil ya habían advertido sobre este incremento en los índices de inseguridad, también el mismo gobierno, en ese entonces electo, había sido alertado, por lo tanto era importante que entraran con todas las pilas.

 


 

Por otro lado, el incremento no es exclusivo para el Estado de Nuevo León. Simplemente ayer el periódico Milenio daba a conocer que en lo que va del 2016 han sido asesinadas 9,103 personas, superando así la cifra del año 2015. En otras palabras 30 personas son asesinadas todos los días en todo México.

Adicionalmente, expertos a nivel nacional han advertido al gobierno de Enrique Peña Nieto que el tema de seguridad se le está saliendo de las manos y que nuevamente podría el país volver a las épocas negras del 2008 – 2011.

Por todo esto, no entiendo por qué tanta exigencia por parte de ciertos grupos políticos al actual gobierno del estado, pues digamos que los municipios tampoco andan al cien, nunca antes San Pedro Garza García había tenido tantos robos a casa habitación en su historia, ¿qué pasa con la policía municipal?

 




¿Qué tal el caso de Guadalupe?, un policía fue acribillado por un delincuente debido a que no portaba el equipo correcto, es decir un buen chaleco antibalas, pues Francisco Cienfuegos prefiere gastar en imagen que, en buen equipo para sus policías, ya ven que se quiere lanzar para Gobernador, tan pronto como el 2018 si queda el puesto vacante.

Lo importante en todo esto es que se deben de crear nuevas estrategias de seguridad, se debe de mejorar la coordinación entre el estado y municipios.

También hay que sacar a todos los funcionarios que no estén funcionando y no hacer cambios superficiales, y más importante que todo no politizar el tema como ha venido sucediendo recientemente.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”