#ElTalónDeAquiles: “Maduro inmaduro”

Comparte este artículo:

Afirma el conocido animador de televisión peruano, Jaime Bayly, que Nicolás Maduro, lejos de ser un dictador de verdad, de los que da miedo, es un payaso: sus excursiones lingüísticas Shakespearianas, los pajarillos que lo sobrevuelan, y los “Back from the future”, son algunos ejemplos de sus excentricidades. Hoy, el régimen da sus últimos aleteos en un triste aislamiento. La situación va más allá de la tradicional oposición de derecha, la cual sigue denunciando la intención de cubanizar Venezuela (como si Cuba hubiera vivido la hiperinflación y Fidel Castro hubiese sido el hazmerreir de amigos y enemigos). No. En Venezuela, la realidad superó al peor de los temores. 

El aislamiento de Caracas es triste porque incluye, de manera clara y evidente, críticas de izquierda, que ven impotentes cómo las oportunidades de cambio y de justicia se fueron por la cloaca discursiva. Es decir, a los opositores tradicionales del chavismo, como lo son la derecha colombiana (hoy en la presidencia, de la mano de Iván Duque), y opositores menos tradicionales (como el recientemente electo Jair Bolsonaro, en Brasil), se les une líderes de centro-izquierda, como Alvarado (Costa Rica) y Trudeau (Canadá). Además, el heteróclito Grupo de Lima, compuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, y Santa Lucía, intenta desde 2017, a pesar de Caracas, encontrar una salida pacífica a la crisis. En fin, democracias europeas como Francia y España decidieron recientemente no seguir siendo indiferentes ante la parodia revolucionaria. El gobierno de Maduro sigue siendo reconocido por Bolivia, China, Cuba, Turquía, y otros tantos, pero ya no es reconocido por muchos otros.

Los demócratas progresistas nunca perdonaremos a la nomenclatura petro-chavista el haber fracasado en su intento por cambiar el destino de su país. Habrían podido desmontar el corporatismo creado por el Pacto de Punto Fijo, invertir en el futuro creando un sistema educativo competitivo, y poner la renta petrolera al servicio de la diversificación económica. Pero no. En vez de lanzar la revolución más radical que siempre ha requerido América Latina, la democracia, sustituyeron a los viejos receptores de las dádivas petroleras por nuevos actores. Ya no son los ricachones de los partidos políticos tradicionales los que se aprovechan del sistema, sino los nuevos líderes, prontamente corrompidos, del Partido Socialista Venezolano. Y en vez de educar y desarrollar, se fortaleció el clientelismo, fomentando así la dependencia económica de las clases sociales menos favorecidas a un sistema que no da herramientas para sobrevivir. Entonces, en vez de hacer germinar la democracia, se transformó el autoritarismo: se pasó de un corporatismo de centro-derecha a un confuso gobierno despojado de toda agenda izquierdista. Por su obstinada resistencia al cambio, el grupo fiel a Maduro es hoy más reaccionario que progresista. 

La última vez que escribí sobre Venezuela señalaba que la situación seguía degradándose en una certera descomposición de la revolución bolivariana. En mayo de 2017, se cumplían varias semanas de movilización social que había producido decenas de muertos. El gobierno argumentaba que la principal amenaza era la contrarrevolución (golpista) de derecha. Desde ese entonces, poco cambió pero todo empeoró: Maduro fue reelecto en un proceso electoral muy cuestionado a nivel nacional e internacional. Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó presidente legítimo del país. Mientras tanto, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) pronostica que la economía venezolana se contraerá el 10 % en 2019 mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una astronómica hiperinflación de 10,000,000%.

Maduro es inmaduro. Se aferra al poder y asegura que no hay crisis humanitaria en su país. Cree que todavía puede gobernar. Es posible que el dirigente bolivariano no tenga la sofisticación de líderes autoritarios como Vladimir Putin, y sí, es posible que sea un payaso. Pero sus excentricidades ya no hacen gracia y su testarudez es peligrosa, no solo para Venezuela, sino para toda la región latinoamericana. La invitación es clara: salir del poder ahora que todavía puede hacerlo. 

Fernando A. Chinchilla

Winnipeg (Canadá), febrero de 2019

López Obrador entregará a la Sedena la administración del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía

Comparte este artículo:

En el Día de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), no sólo será la encargada de la construcción del aeropuerto civil en Santa Lucía, sino que además administrará el nuevo aeródromo.

Durante un desayuno con oficiales de la FAM en Santa Lucia, Obrador agradeció a los elementos de la Sedena su colaboración con su gobierno para resolver el problema de la saturación en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Acompañado por parte de su gabinete y de los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo, y de Hidalgo, Omar Fayad, el presidente López Obrador aseguró que no hay limitantes técnicas para la construcción del aeropuerto civil y comercial en Santa Lucia para que esté listo en tres años. Aseguró que hay dictámenes técnicos que avalan que no producirá interferencia el AICM con Santa Lucia.

“Desde luego, se va a respetar tanto instalaciones militares, la pista, como las unidades habitacionales, no vamos a hacer nada sin dejar completamente establecida la zona habitacional de Santa Lucia.

“Tenemos el compromiso de tener funcionando este nuevo aeropuerto a más tardar en tres años, y por esta decisión, que en momentos se tornó polémica, porque significa cancelar el aeropuerto del lago de Texcoco, entre otras cosas, nos vamos a ahorrar 100,000 millones de pesos. Este aeropuerto va a estar administrado por la Sedena con la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. La renta, los beneficios del nuevo aeropuerto van a hacer transferidos a la Sedena para fortalecer las finanzas de esta institución tan importante para el desarrollo de nuestro país”, indicó.

El Presidente afirmó que su plan de construcción de un aeropuerto civil en Santa Lucia es parte de un sistema aeroportuario que incluirá la remodelación del actual AICM, el relanzamiento del aeropuerto de Toluca, e incluso, se analiza la posibilidad de construcción un aeropuerto en 900 hectáreas de Tizayuca, Hidalgo.

“Es un plan de manejo integral de aeropuertos, porque se va a rehabilitar el actual aeropuerto de la Ciudad de México, se va a modernizar, donde está el hangar presidencial y es la base del Ejercito, todo ese espacio se va a convertir en una nueva terminal, se van a mejorar las pistas, se va a hacer moderno, funcional, más eficaz”, comentó.

El presidente López Obrador anunció que el aeropuerto civil de Santa Lucia tendrá el nombre de del General Felipe Ángeles. El titular del Ejecutivo federal realizó una recorrido por las instalaciones de Santa Lucia. En el desayuno estuvieron presentes tres de los cinco sobrevivientes del Heroico Escuadrón 201: Heriberto Cañete López; Fernando Nava Musa y Ernesto Martínez Trujillo.

Anuncia AMLO “tianguis” de vehículos “fifís” y “machuchones”

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que los próximos 23 y 24 de febrero se realizará un subasta de camionetas, vehículos y motos en la base militar de Santa Lucía.

López Obrador destacó que con dicho “tianguis” se prevén obtener 100 millones de pesos para la Guardia Nacional.

Los vehículos que se venderían son 171 camionetas, 7 tractocamiones, 23 pick ups, 9 autos compactos, 30 motocicletas, 12 camiones, 2 tractores agrícolas, 2 autobuses, 5 remolques, un BMW blindado y un Audi blindado.

“La lista de vehículos incluye autos blindados línea ‘fifí’ y camionetas blindadas estilo ‘machucón'”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Además, también informó que el 26 y 27 de abril se van a poner en venta también en Santa Lucía 76 aviones y helicópteros del Gobierno Federal.

El político tabasqueño detalló que los avalúos par vender las unidades fueron hechos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Que siempre no… Santa Lucía y AICM operarán vuelos nacionales e internacionales

Comparte este artículo:

Después de que ayer se diera a conocer que el nuevo aeropuerto en Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), operarían vuelos internacionales y nacionales respectivamente, el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco, aclaró que los tres aeropuertos destinados para operar en la capital, recibirán y despegarán vuelos nacionales e internacionales.

Torruco, destacó que México se encuentra en el lugar número 15 en captación de divisas en el sector turístico.

“Tenemos que trabajar más en productos turísticos para que los turistas tengan mayores atractivos en las 134 plazas de vocación turística y se propicie más la derrama económica, que esto beneficia más a la población”, dijo el funcionario federal.

Agregó que se seguirá trabajando para que se incremente el producto turístico, y que actualmente el 80% de los turistas que vienen a nuestro país se canalizan en Cancún, Ciudad de México, Los Cabos, Puerto Vallarta y Playa del Carmen.

Así estarán distribuidos los vuelos en Santa Lucía y el NAIM

Comparte este artículo:

El secretario de Turismo, Miguel Torruco, dio a conocer que el Aeropuerto de Santa Lucía será para vuelos internacionales mientras que el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tendrá sólo vuelos nacionales.

En conferencia de prensa, Torruco, dijo que con esa forma de operar se tendrá un funcionamiento adecuado de la industria turística y de la conectividad aérea.

El funcionario, aseguró que en los próximos tres años el crecimiento del sector en llegada de turistas y divisas será arriba del 4%.

El AICM es actualmente el aeropuerto más transitado de México y América Latina, transportó a más de 44 millones de pasajeros el año pasado.

Cancelación del NAIM tiene en suspenso a trabajadores de la obra

Comparte este artículo:

El anuncio del próximo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ha sumido a los trabajadores de esta magna obra en la incertidumbre, pues desconocen si tendrán empleo en diciembre.

Tras una polémica consulta ciudadana sin observadores independientes en la que ganó la opción de no construir el NAIM, el líder izquierdista anunció que paralizará las obras una vez haya asumido la Presidencia el 1 de diciembre.

Pero a menos de un mes del cambio de Gobierno, los 11.000 trabajadores del nuevo aeropuerto siguen acudiendo a sus puestos de trabajo en la obra más emblemática del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, que lleva un avance de alrededor de 33 % y debería sustituir el actual aeropuerto de la capital mexicana.

En lo que tendría que ser el edificio de la terminal ya se levantan 15 grandes pilares con forma de embudo para sostener el inmueble y recoger agua de la lluvia. Es una zona donde el correteo de obreros y técnicos es incesante.

Adrián Ortiz, ingeniero topógrafo, ya no sabe si hablar del NAIM en futuro o en pasado, pero sigue defendiendo este proyecto situado en el municipio de Texcoco, a unos 40 kilómetros de Ciudad de México.

“Todo el aeropuerto está diseñado ecológicamente”, cuenta este trabajador que rechaza las críticas vertidas contra el NAIM por ser supuestamente dañino al medioambiente.

“Iba a ser autosustentable” y “no iba a haber tanta afectación”, sostiene Ortiz tras recordar que el aeropuerto recogería agua de la lluvia en lugar del subsuelo y que todo el ecosistema de conejos, serpientes y aves fue reubicado en una zona ecológica.

Pero la decisión del próximo gobierno parece que está tomada y la única consigna que han recibido los trabajadores es seguir con la construcción mientras dure el mandato de Peña Nieto.

“Por el momento nos han dicho que sigamos las obras hasta el 30 de noviembre. Todo es incierto; no nos han dicho nada de si (después) continuaremos o pararemos”, explica Ortiz visiblemente preocupado puesto que tiene hijos que mantener.

Desde que el proyecto se aprobó en septiembre de 2014, López Obrador ya amenazó con su cancelación. Durante la campaña electoral moderó su discurso pero el resultado de la consulta ciudadana dio, al parecer, una estocada mortal a este proyecto de 13.000 millones de dólares diseñado por Norman Foster.

“Pues en el momento en que dijeron que se iba a cerrar (me lo tomé) fatal. Hasta el momento no lo percibo, no cabe en mí esta decisión. Tenemos tanto invertido”, lamenta Ortiz.

Pero la resignación de él y sus compañeros es visible: “Si es así, no queda otra que buscar trabajo en otro lugar”, asegura.

Muchos de ellos tenían empleo asegurado hasta 2020, año previsto para la finalización de las obras. Pero ahora, en cuestión de semanas podrían quedarse en la calle.

Encontrar trabajo no será nada sencillo, explica el operario Leonides Sánchez. La llegada del fin de año y de un cambio de gobierno provoca que muchas obras se paralicen y que el mercado laboral no se reactive hasta pasados tres o cuatro meses.

“Soy soltero pero sostengo a mi familia. Mis cuatro hermanos van a la escuela y mi padre es mayor”, explica Sánchez, quien lleva más de un año trabajando en esta obra y ahora ve “muy, muy difícil” encontrar otro empleo.

La cancelación del que iba a ser uno de los aeropuertos más grandes del mundo, con una capacidad para 70 millones de pasajeros, también ha tocado la moral a muchos trabajadores que han invertido meses o años en una obra que podría no ver la luz.

“La verdad me cayó mal porque tenía mucho que dar este proyecto, pero uno acata las reglas”, dice apenado Axel Pérez, joven técnico de 19 años que votó por López Obrador sin prever que la cancelación se llevaría a cabo.

Si se queda sin empleo, este joven dice que regresará a la universidad, aunque de todos modos lamenta la suspensión de las obras puesto que el NAIM iba a ser bueno para “el futuro de las siguientes generaciones”.

“Ojalá haya una solución que no termine con esto. Si es así, qué padre (guay)”, asegura proyectando su esperanza.

Algunos trabajadores explican en privado que creen que López Obrador podría rectificar su decisión cuando se dé cuenta de que la alternativa al NAIM, que consiste en mantener en operación el actual aeropuerto capitalino y reformar la actual base aérea militar de Santa Lucía, es “inviable”.

(Con información de MVS Noticias)

Hermes Infraestructura e ICA respaldan a AMLO en proyectos de infraestructura

Comparte este artículo:

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador se reunió con los directivos de grupo ICA Fluor, Guadalupe Phillips, y Hermes Infraestructura, Alberto Pérez Jácome, para acordar los términos de la contratación de los contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México e iniciar con las licitaciones para las dos pistas en Santa Lucía.

Los empresarios coincidieron en que hay certeza jurídica de que se respetarán las cláusulas de los contratos y, por ende, apoyarán al gobierno entrante en todos sus proyectos de infraestructura, no solo en el proyecto de Santa Lucía.

“Vamos apoyar la decisión del gobierno y vamos a trabajar por la infraestructura de este país fue una buena plática y yo creo que tenemos que construir este es el diálogo, es construcción y esa es la tónica”.- Guadalupe Phillips

Al final de una hora de discusión, Alberto Pérez Jácome aseguró que la instalación de las mesas de trabajo, para realizar la transición contractual del proyecto de Texcoco al de Santa Lucía, se va a dar “en un ambiente de confianza y de respeto a la ley“.

“Hemos establecido ya la mecánica de las mesas de trabajo. Hemos acordado que se va a actuar conforme al derecho y hemos acordado llegar a cumplir los acuerdos establecidos por el presidente electo”, abundó el directivo de Hermes Infraestructura.

Explicó que en un inició se afinarán los términos de cancelación de los contratos para realizar una nueva y extensa convocatoria conforme a las necesidades de Santa Lucía, así como la habilitación de los aeropuertos de Toluca y la Ciudad de México.

“Estamos hablando apenas de la terminación de Texcoco y eso es lo que estamos confiados que se van a dar. Vamos a tener ya una convocatoria más extensa, grupos de trabajo, para empezar a actuar conforme a la decisión que tomó el presidente electo“, comentó.

Guadalupe Phillips dijo que ICA podría participar en la licitación del Tren Maya, sin embargo, aún no entran en detalles de la finiquitación.

“No, no entramos a detalle, nada mas platicamos de apoyar la decisión y lo vamos hacer. Nosotros somos contratistas del país nos toca trabajar por infraestructura y la vamos hacer y ese es el mensaje. Nosotros queremos apoyar al presidente electo, al gobierno entrante y lo vamos hacer”, concluyó.

Por su parte, Julio Scherer Ibarra, próximo Consejero Jurídico de la Presidencia de la República, señaló que no hay una estrategia legal para defenderse de futuras impugnaciones y amparos contra el plan de Santa Lucía.

“Nosotros en este momento no tenemos estrategia legal. No tenemos ningún recurso presentados en contra. Lo que tenemos es las pláticas del señor Romo, Urzúa y Jiménez Espriú con los empresarios para empezar las pláticas y que haya confianza, es una decisión que ya se tomó y básicamente en la parte legal, prácticamente no hay nadie”, aseguró.

 

Sergio Samaniego será el encargado de la obra del aeropuerto de Santa Lucía

Comparte este artículo:

El presidente electoAndrés Manuel López Obrador, determinó que Gerardo Ferrando encabece en la próxima administración el Grupo Aeroportuario Mexicano y que Sergio Rubén Samaniego esté al frente del proyecto de construcción del Aeropuerto de Santa Lucía.

Javier Jiménez Espriú, propuesto como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes confirmó que será él quien coordine el proyecto general del sistema aeroportuario en torno al Valle de México.

“El licenciado López Obrador me ha encargado a mí la coordinación de todo el proyecto“.

“El Grupo Aeroportuario tiene la concesión de aeropuerto, de ASA, del aeropuerto que estaba en construcción, ahora tendrá a su cargo también el aeropuerto de Santa Lucía“, expuso Jiménez Espriú al salir de una reunión con el presidente electo.

Además, la comisión designada por el presidente electo para contactar a los empresarios que participaban en el Aeropuerto de Texcoco, para que ahora trasladen sus inversiones al de Santa Lucía.

“Nos ha pedido que establezcamos contacto con los grupos financieros, las fibras, para reiterarles que se garantizará los compromisos del gobierno mexicano“.

“Hemos recibido señales en el sentido de que los contratistas estarán en la mejor disposición de sentarse con nosotros. Lo haremos desde hoy, yo comenzaré a establecer contactos para tener reuniones con ellos”, destacó el futuro secretario.

Dijo que buscarán a todos los representantes de pueblos, ejidos y habitantes de la zona de Santa Lucía para plantearles el proyecto de transformar el aeropuerto militar de Santa Lucía a una terminal comercial, así como la elaboración de estudios previos a la obra.

“Están iniciados (los estudios) los continuaremos todos, pero hay algunos que vamos a iniciar formalmente por ejemplo el diseño del espacio aéreo. Todos los iniciaremos a partir del primero de diciembre”, puntualizó Jiménez Espriú.

Se analizará también si es viable reutilizar lo ya construido en Texcoco o si será necesario demolerlo.

AMLO busca dar tranquilidad a IP tras consulta

Comparte este artículo:

Integrantes del próximo gabinete de gobierno del presidente electoAndrés Manuel López Obrador, crearon una comisión para dar tranquilidad a los contratistas e inversionistas, ante la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

Dicho grupo está integrado por los futuros secretarios de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, y de Hacienda, Carlos Urzúa, así como por Alfonso Romo, propuesto como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

Entrevistado al término de una reunión en la casa de transición, Romo añadió que por instrucción de López Obrador se creó dicha comisión que se reunirá con los inversionistas involucrados en el tema del aeropuerto para entrar en negociaciones, dar tranquilidad y restaurar la confianza.

Garantizó que no se le fallará a nadie, por lo que desde este miércoles empezarán a reunirse “para tranquilizar y ordenar el proceso y todo el mundo salga ganando”.

Alfonso Romo aseveró que existe 100 por ciento de certeza jurídica en este caso y se cumplirá con las obligaciones adquiridas.

Al preguntarle sobre el malestar de las cámaras empresariales ante los resultados de la consulta realizada el fin de semana, que favorecieron la opción de Santa Lucía, abundó que ya sostienen pláticas privadas.

Comentó que la consulta reflejó que es mejor en lo económico, ecológico y para la condición humana, tener un sistema aeroportuario, por lo que se trata de una decisión de fondo, técnica financiera y no un capricho.

“El mensaje al mercado bursátil es que no pasa nada al pasar de un proyecto a otro y se actuará con responsabilidad porque este es un país de Estado de derecho en donde darán seguridad jurídica”, agregó.

Al diablo con las instituciones

Comparte este artículo:

Llama mucho la atención la participación de conocidos políticos de todos partidos en la consulta, carente de fundamento legal, que organizó AMLO a través de Morena. 

Tenemos ahí una respuesta a la indefinición relativa a la situación del país frente al estado de derecho. En lugar de justificar su no participación por la falta de legalidad de la consulta, políticos tan destacados como José Antonio Meade y muchos otros (muchos a nivel local), se prestaron a expresar su voto, explicando porque la propuesta Texcoco les parecía la mejor solución, o para justificar la opción Santa Lucía. 

En México, el estado de derecho es todavía una noción bastante floja y cualquier aventado al estilo de AMLO, por más presidente electo que sea,  lo puede violar sin la menor dificultad. Urge que los que saben de derecho y de leyes pongan por delante la defensa de una situación que respalda la Ley. Cuando un presidente electo se permite violar la Ley, con toda conciencia de la violación, invitando a una Consulta que no obedece a las normas constitucionales, el país entero debería levantarse y cuestionar los actos ilegales sometidos a su consideración. 

¿A nombre de qué principio se justificó ir a contestar una pregunta que estaba fuera de lo que dicta la Constitución del País? El millón de ciudadanos desprevenidos que acudieron a las (falsas) urnas puestas por Morena y sus afiliados fuera de contexto, cayeron en una trampa que les tendió un (todavía no) nuevo régimen que pretende gobernar en base a seudo consultas, sin fundamentos legales. México, que ya estaba batallando con el estado de derecho distorsionado por la partidocracia, está cayendo en una ausencia de estado de derecho al estilo AMLO. 

Nos esperan seis años de gobierno dictados por el tlatoani tabasqueño. No esperemos respeto a la Constitución. Su juramento del primero de diciembre será probablemente la mentira más grande de su vida. Y ni hablar del gobierno saliente que por cobardía, se quedó callado, cuando no cómplice, de esta farsa institucional. ¿Así será el próximo sexenio? ¿Una farsa basada en la famosa expresión “al diablo con las instituciones”? Más vale que nos preparemos.