La nueva crisis social: Linchamientos

No son algo nuevo los casos de linchamiento en nuestro país, ya que en el pasado este tipo de actos han cobrado vidas ya sea de inocentes o culpables de robos, asesinatos y secuestros. Pero en estas semanas ha habido un resurgimiento en los casos de linchamientos o intento de los mismos lo que nos lleva a decir que es la nueva crisis social que surgirá en nuestro país, ¿a qué se debe?

No es secreto para nadie que nuestro país lleva varias décadas con un serio problema de inseguridad, pero aún más gravemente de impunidad, ya que gran parte de los casos que son denunciados de robo, homicidio, secuestro y violación sexual quedan impunes en nuestro país. Tan solo ayer leía en Sin Embargo el caso de una joven que en el 2011 fue violada en su casa por siete hombres en Puebla, ¿cuál es el estatus del caso? Resulta que sí se logró arrestar a uno de los culpables y la joven y sus familiares lo identificaron, pero la del Ministerio Público lo dejo libre por falta de pruebas. Hasta el día de hoy y a pesar de que la familia fue hostigada y violentada por los violadores, el gobierno de Puebla no ha hecho nada para darle justicia a la familia y especialmente a la joven. Casos como este, hay muchísimos a lo largo y ancho de la República Mexicana y abarcan todo tipo de delitos.

No es secreto para nadie que nuestro país lleva varias décadas con un serio problema de inseguridad, pero aún más gravemente de impunidad, ya que gran parte de los casos que son denunciados de robo, homicidio, secuestro y violación sexual quedan impunes en nuestro país.

Los recientes casos de linchamientos en México nos demuestran una sola cosa, que ya comienza a existir un hartazgo o como diría el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto “un mal humor social”, que está llevando a la gente a los límites de tolerancia e incluso superándola, ya que estamos hablando de muerte de posibles ladrones, secuestradores y violadores.

La ineficacia, ineficiencia, inactividad de fuerzas de seguridad tanto municipales, estatales y federales han llevado a que la misma población en muchos casos haga justicia por su propia mano, porque al final de todo piensan “si lo denuncio no harán nada, en cambio sí ahorita le doy sus golpes…” Tal vez encuentren una “solución” que no lo es.

La solución no está en que la población tome justicia en sus propias manos, la solución está en que las fuerzas públicas hagan realmente su trabajo. No nos equivoquemos, los linchamientos de personas sean culpables de cualquier delito, no son algo que nos debería hacer sentir bien, al contrario, nos debería de preocupar ya que demuestra el problema social que se avecina a nuestro país.

La solución no está en que la población tome justicia en sus propias manos, la solución está en que las fuerzas públicas hagan realmente su trabajo. No nos equivoquemos, los linchamientos de personas sean culpables de cualquier delito, no son algo que nos debería hacer sentir bien, al contrario, nos debería de preocupar…

Lamentablemente es probable que las autoridades municipales, estatales y federales hagan caso omiso a estos focos rojos que comienzan a surgir a nivel nacional y no dudemos que los casos de linchamientos se intensifiquen más allá de los estado del sur de México. El inconformismo social invade a México y está teniendo sus costosas consecuencias, la pregunta que queda para los gobiernos es ¿Hasta cuando reaccionaran antes de que explote la bomba? Créanme hay un punto de quiebre y no estamos lejos del mismo.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El Cambio Empieza Dentro

Los problemas sociales y económicos de nuestro entorno son responsabilidad de todos nosotros. Funcionarios, académicos, estudiantes, empresarios, trabajadores y ciudadanos en general, cada uno de nosotros participamos en diferentes escalas y de distintas formas en el curso de nuestra actualidad, de modo que todos somos parte del problema, pero mejor aún: somos parte de la solución.

La forma más sencilla de no resolver un problema es criticando, buscando culpables a los cuales condenar y repetir incesantemente cuán mal está la situación. Lastimosamente esa es la forma de actuar de muchas personas cuando se trata de problemas sociales de nuestra ciudad, estado o país. El caso más ilustrativo para esto es la política mexicana. No es necesario hacer introducción alguna a los errores cometidos y a las fallas axiomáticas de los gobiernos, no obstante debemos ser conscientes de que todos somos parte del problema.

La forma más sencilla de no resolver un problema es criticando, buscando culpables a los cuales condenar y repetir incesantemente cuán mal está la situación. Lastimosamente esa es la forma de actuar de muchas personas cuando se trata de problemas sociales de nuestra ciudad, estado o país. El caso más ilustrativo para esto es la política mexicana.

Es injusto exigir honestidad a los servidores públicos y políticos cuando nos robamos la señal de WI-FI del vecino. Es incoherente ofendernos por casos de desvío de recursos cuando al pasarnos un alto ofrecemos “mordida” al oficial de tránsito. Es ilógico reclamar al empresario que paga bajos sueldos cuando no cumplimos con nuestras actividades laborales.

Por supuesto que lo anterior no justifica los grandes apuros sociales y fallas de nuestro sistema, el mal actuar debe ser corregido y castigado conforme marque la ley. Sin embargo la cuestión es resolver problemas y no hacerlos más grandes.

Como participantes de una sociedad debemos encargarnos de ser la mejor versión de nosotros mismos para poder aportar lo mejor de nosotros a esta sociedad. Una persona que se cultiva frecuentemente y se preocupa por tener mayores conocimientos será una persona que pueda tomar mejores decisiones y obtener mejores resultados. Alguien que sólo crítica y continuamente condena los actos de los demás sólo hace más grande el problema y contribuye a alimentar la ignorancia social y el conformismo.

Como participantes de una sociedad debemos encargarnos de ser la mejor versión de nosotros mismos para poder aportar lo mejor de nosotros a esta sociedad. Una persona que se cultiva frecuentemente y se preocupa por tener mayores conocimientos será una persona que pueda tomar mejores decisiones y obtener mejores resultados.

Cada uno de nosotros tiene algo que aportar desde su ámbito de actividad y tenemos la responsabilidad como ciudadanos de hacerlo con la mayor calidad posible. Si todos actuamos como habitantes del México en el que queremos vivir, de pronto viviremos en ese México.

Nuestra forma de actuar y conducirnos debe ser congruente con nuestros ideales y valores, y siempre dirigida al crecimiento y desarrollo de nosotros mismos, de nuestros semejantes y por consecuencia de nuestras ciudades y estados.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Gracias Mayte

Esta semana se volvió viral en las redes sociales una conmovedora carta de una niña del estado de Querétaro, que cursa el primer año en una escuela rural, el contenido de la carta es una nota de agradecimiento a su profesor, que se llama Iñaki De Paz, acompañada de un regalo para él con motivo del día del maestro. La carta habla por sí misma, es impresionante lo mucho que nos enseña este hermoso escrito en tan pocas líneas, aunque algunos internautas criticaron la ortografía es importante aclarar que esta niña está cursando apenas el primer año de primaria y sin lugar a dudas pronto mejorará esa habilidad de la lectoescritura, lo que a mí me dejó sin palabras fue la claridad con la que expresa sus ideas y los firmes valores que demuestra con sus acciones. A continuación les comparto la imagen de la carta.

cartamayte

A continuación transcribo la carta, tal y como fue escrita:

“maestro ignacio:
FeLiz Dia Del maestro No pude conplarle su regalo Porque mi PaPa No Tiene TraBajo pero Lo quiero mucho y leDoi mi Dinero De mi recreo para que cecompre algo gracias Porcer mi maestro todos lo queremos mucho es un Maestro mui inteligente i Bueno… (Aquí pegó 2 monedas de un peso cada una)… Antentamente MaYTE”.

Honestamente este es uno de los mensajes más hermosos que he leído en mi vida, esta niñita logró plasmar en un trozo de papel todos los sentimientos que concurren en su tierno y puro corazón. El contenido de esta carta es un mensaje de esperanza y de fe para todos los que hemos tenido la oportunidad de leerlo. Es muy alentador para nosotros los mexicanos que, a pesar de los graves problemas sociales y de las fuertes carencias en las que vive nuestro pueblo, aún existan profesores que amen su profesión y que trasmitan a sus alumnos ese amor por hacer bien las cosas.

El contenido de esta carta es un mensaje de esperanza y de fe para todos los que hemos tenido la oportunidad de leerlo. Es muy alentador para nosotros los mexicanos que, a pesar de los graves problemas sociales y de las fuertes carencias en las que vive nuestro pueblo, aún existan profesores que amen su profesión y que trasmitan a sus alumnos ese amor por hacer bien las cosas.

Seguramente el profesor Iñaki batalla día a día con las pésimas condiciones laborales y el escaso salario asignado a los docentes en nuestro país y, sin embargo, eso no le impide dar lo mejor de sí mismo en el aula. Es muy meritorio que logre sembrar día a día en los corazones de sus alumnos no sólo la semilla del conocimiento y la superación, sino que también les da el ejemplo del amor al prójimo, les enseña que nuestro trabajo se debe hacer pensando en los demás. Necesitamos a muchísimos más profesores y muchísimos más mexicanos como él, dispuestos a cambiar a nuestro país. Merece un reconocimiento y una felicitación, merece saber que estamos orgullosos de que sea mexicano y estamos agradecidos por su gran labor diaria.

Mayte es una niñita con un corazón de oro, probablemente no tenga acceso al internet ni conozca lo que es una RED SOCIAL, ella como muchos de nuestros compatriotas nació enfrentando las carencias y los problemas de una sociedad que no ha sabido pelear por los derechos de nuestros niños. Su papá no tiene trabajo, pero a pesar de eso su familia se esfuerza por enviarla a la escuela y darle 2 pesos para su recreo (no tengo ni la menor idea de lo que le podrá alcanzar con esos 2 pesos, ni siquiera tengo idea de si la mandarán desayunada a la escuela o no). A pesar de los problemas que enfrenta a su corta edad, ella tiene la capacidad para comprender el esfuerzo de su maestro y reconocer su labor, es una niña agradecida y generosa que no tiene ningún reparo en desprenderse de todo lo que tiene (todo el dinero de su recreo) con tal de darle un regalo de agradecimiento a su profesor. Debe ser mucha la admiración y el agradecimiento a su maestro para que ella haga con gusto el sacrificio de desprenderse de todo lo que le pertenece.

Mayte es una niñita con un corazón de oro, probablemente no tenga acceso al internet ni conozca lo que es una RED SOCIAL, ella como muchos de nuestros compatriotas nació enfrentando las carencias y los problemas de una sociedad que no ha sabido pelear por los derechos de nuestros niños.

Mayte seguramente va a ser una extraordinaria persona. Tiene la sensibilidad y la inteligencia emocional para llevar a cabo acciones hermosas y muy seguramente hará enorgullecer a su familia y a su comunidad. Me conmovió su inocencia y sus valores, me recordó el por qué es importante luchar para cambiar las cosas en nuestro país. Por ella y por todos nuestros niños es que debemos seguir luchando para terminar con la injusticia y para que todos los mexicanos tengamos las mismas oportunidades.

Gracias maestro Iñaki, me queda muy claro que a este país no lo van a salvar los políticos con gran currículum ni posgrados en el extranjero, a este país lo van a salvar ciudadanos con el corazón generoso y la voluntad de servir a los demás.

Muchas gracias Mayte, con tu bella acción nos recordaste a todos que no es necesario ser millonarios para ser generosos, que tus 2 pesos tal vez no compren muchas cosas materiales pero con ellos te ha alcanzado para ganarte el corazón de todos los que leímos tu tierno agradecimiento. Nos recordaste que los políticos no roban dinero cuando saquean al pueblo, que lo que en realidad se están robando son el futuro y las oportunidades para nuestra gente. Nos recordaste todo lo que vale la pena de la vida, y sobre todo nos recordaste que lo más valioso que podemos regalar es nuestro corazón.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Yo Apoyo a Donald Trump

Es lo que diría un ciudadano norteamericano ignorante en lo económico y lo social, ajeno a la diversidad cultural y que desconoce la existencia de un mundo fuera de Estados Unidos.

No es necesario convencer a nadie de que Donald Trump es un bufón con nulo conocimiento de la administración pública y que esperemos sólo sea un tropiezo político en la historia del Partido Republicano.

Me gustaría pensar que Trump es consciente de las sandeces que dice y sólo las difunde porque sabe que venden, le traerán mayor cobertura mediática y lo pondrán en los titulares, porque si de verdad tiene esas convicciones es de preocupar que alguien así tenga oportunidades políticas. Sin conocimiento de causa, me parece que su campaña se ha basado únicamente en emitir la opinión más polémica de los temas más álgidos, como si en su cabeza pensara “¿Qué puede causar conmoción y reacción en los medios y en la gente? Bien, eso voy a decir”.

Este precandidato es la persona más fácil de criticar en estos momentos, y con justa razón. No obstante, hay un fenómeno ligado a él que no muchos han abordado: Trump vende un producto que sí tiene un consumidor. Su discurso racista, retador y agresivo ha encontrado admiradores y gente que ve en él a alguien que alzó la voz que otros callaban. Algunos lo siguen por su valentía, otros lo apoyan por sus ideas anti-inmigrantes y unos cuantos porque detestan a los políticos comunes. Lo que es un hecho es que ha llegado más lejos de lo que se pensaba y que hay potenciales votantes a su favor.

No es necesario convencer a nadie de que Donald Trump es un bufón con nulo conocimiento de la administración pública…

Sin embargo, el problema va más allá; el hecho de que existan “Trumpistas” pone en evidencia que existe un sector de la población (tal vez no tan pequeño) que sostiene una desaprobación a la inmigración de latinos, musulmanes o asiáticos, así como ideas de nacionalismo (mal encausado), superioridad racial y disgusto por cualquier manifestación cultural ajena a su tradición.

No es sorpresa que Estados Unidos, en su aspecto social, tiene serios problemas; tiroteos en escuelas, asesinos seriales, abandono familiar, drogadicción, pobreza cultural, control de armas, entre otros. Ideologías extremistas e ignorantes son consecuencia de una desarrollo social desatendido que encuentra en personajes como Donald Trump un falso Mesías.

La interrogante aquí es, ¿En qué ha fallado el desarrollo social del país norteamericano?, ¿Donald Trump sólo evidencia la fragmentación social del Tío Sam?, ¿Es el magnate la silenciosa voz que muchos americanos quieren gritar?

Mientras exista demanda por un producto, habrá oferta de éste; si la sociedad resiente problemas como la ocupación de puestos laborales por extranjeros, la clase media decadente, un costoso sistema educativo y una brecha cada vez más grande entre ricos y pobres, el pueblo americano querrá comprar el producto Trump. ¿Es la consecuencia de un sistema social fallido que personajes como éste tengan éxito electoral hoy en día?

Ideologías extremistas e ignorantes son consecuencia de una desarrollo social desatendido que encuentra en personajes como Donald Trump un falso Mesías.

Finalmente, un mensaje para el precandidato republicano: en el siglo XXI y especialmente en Estados Unidos, la inclusión y equivalencia de las minorías es lo que hace fuerte a una nación.
______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

LA HORA CERO CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO – PARTE 2

En el caso de México, más allá de que la población no sepa qué es el cambio climático o que no haya voluntad política por contribuir a la mitigación, la población aún no sabe muy bien a quién y cómo le afecta. El cambio climático simplemente aún no se ve, o por lo menos no se nos presentan historias de individuos directamente afectados por él. Si bien el fenómeno de Patricia logró advertir que las poblaciones costeras en México son vulnerables a fenómenos naturales que van aumentando en fuerza y frecuencia, no existen investigaciones suficientes de todas las implicaciones humanas y económicas del cambio climático en nuestro país. ¿Qué tal acerca de los pescadores acapulqueños y el peligro de quedarse sin sustento? ¿O de las ciudades veracruzanas cuya principal actividad económica es el ecoturismo? ¿Qué si los arrecifes del caribe se mueren por completo? ¿Y si los tarahumaras se ven obligados a dejar por completo sus tierras porque ya no son fértiles? ¿Qué tal si la falta de lluvias en Sonora detiene fábricas enteras por falta de suministro de agua?

En el caso de México, más allá de que la población no sepa qué es el cambio climático o que no haya voluntad política por contribuir a la mitigación, la población aún no se sabe muy bien a quién y cómo le afecta.

En ciudades como Monterrey, una urbe protegida por las montañas y lo suficientemente poderosa como para asegurarse recursos energéticos e hídricos por décadas (Ahem, ¿Monterrey VI?), el cambio climático sólo se vuelve real cuando tu abuelita te dice en diciembre que “ni te quejes, porque el frío estaba más gacho en mis tiempos, mijita”. Eso es todo. Debido a que los efectos del cambio climático son globales, dispersos, irregulares, y en general están teñidos por la incertidumbre, pensar en que debemos de actuar con urgencia, y sobre todo invertir recursos y cambiar comportamientos ante un problema tan invisible, es una idea que roza lo ridículo.

Para ejemplificar cómo el cambio climático golpea más fuerte en algunos sitios que en otros, podemos aprender de una actual campaña por Human Rights Watch, que evidencia los golpes a los derechos humanos de los pobladores de una región dependiente de un lago al norte de Kenya. Estas personas han estado más susceptibles que nunca a patrones de lluvia impredecibles, a la reducción del flujo del río que abastece a su lago, la consecuente salificación de estas aguas y la pérdida de bancos de peces, a la pérdida del ganado por la falta de pastizales, todo a consecuencia de una prolongada sequía y la construcción de una mega presa en el país colindante de Sudán del Sur que está reduciendo sustancialmente el flujo del agua a su lago. Los kenianos también encuentran su propia seguridad e integridad en peligro, pues habitantes de poblaciones cercanas se acercan a la región para desplazarlos con amenazas mortales a manos de metralletas y machetes, todo porque no hay agua suficiente para todos.

Ante un escenario como este, ¿quién puede asistirles? El gobierno de Kenya es el único con los medios para proteger a estas personas impulsando negociaciones con Sudán del Sur para que repartan el flujo de manera más equitativa, organizando campañas de protección civil ante los enfrentamientos violentos, así como campañas de abastecimiento de alimentos, semillas más resistentes a la falta de agua, entre otras soluciones. Pero como sucede en muchos países en desarrollo, el gobierno tiene muchas otras necesidades que cubrir y pocos recursos para todas.

Hoy, más que nunca, hay una gran necesidad de conectar las evidencias globales con las locales para estar mejor preparados para los cambios que se avecinan.

Platicando con la Dra. Angelina Valenzuela, directora de los programas del posgrado en derecho en la UDEM y con experiencia en temas de derecho ambiental, comentaba ella que investigaciones sobre la migración climática[1] a nivel local son prácticamente inexistentes, pero muy necesarios. Esto es un ejemplo de cómo estamos aún en pañales en cuestión de hacer propio un problema global aún lejano, pero que sin duda ya comienza a afectar a poblaciones vulnerables en Nuevo León, y que de una manera u otra, comienza a afectarnos indirectamente también; lo que pasa es que no comprendemos cómo. Hoy, más que nunca, hay una gran necesidad de conectar las evidencias globales con las locales para estar mejor preparados para los cambios que se avecinan. La academia necesita también poner de su parte para llenar estos huecos. Es la única manera de apropiarnos de las soluciones.

Muy lamentable ha sido también que, a nivel internacional, existen pocos especialistas políticos dedicados a investigar sobre los avances en regulación sobre cambio climático. Su apoyo pudiera ser crucial para avanzar más rápido hacia más y mejores políticas públicas de mitigación. Curioso que en décadas pasadas hubo extensas publicaciones sobre otras amenazas a la seguridad internacional como la guerra nuclear, y ahora, a pesar de tanta certeza y el gran alcance de este perverso problema, no haya avances en estos estudios. Dependiendo de los resultados de este evento, quizás se logren canalizar más recursos para este tipo de investigaciones.

Bien sabido es que la manera en que se ha abordado universalmente la problemática —como un problema de mitigación, y no de prevención ni adaptación— ha provocado en los países una maligna inactividad o lo que es conocido como el freerider problem. Este dilema, el de los “acarreados”, consiste en que todos los países son afectados por el mismo problema, pero impera ambigüedad acerca de a quién le afecta más, entonces los países deciden que es mejor esperar a que el otro incurra en los costos de tratar de solucionar el problema que solucionarlo ellos mismos, pues a fin de cuentas, cualquier esfuerzo que haga el otro país será beneficioso para el propio. Expertos declaran que esta cumbre será decisiva en este sentido, ya que introduce oficialmente las Contribuciones Intencionadas y Nacionalmente Determinadas (INDC por sus siglas en inglés), que son los compromisos impuestos por cada país de acuerdo a sus posibilidades económicas y planes políticos que definirán en gran medida si se logran los objetivos de reducción de impuestos en este nuevo acuerdo de 2015 o no.

En Altavoz hemos tocado varias veces el tema de la tecnología cívica, el caso de la COP21 también tiene que ver con ella. Se nos presenta la oportunidad de involucrarnos a través de numerosas herramientas a nuestra disposición para conectarnos con la problemática.

Ahora, no quiero despedirme de este artículo dejando la idea de que las maneras de involucrarse en la problemática son aún muy opacas, poco a poco iremos viendo con más claridad cómo contribuimos a la problemática y qué soluciones son más efectivas. Pero por lo pronto, recomiendo visitar el sitio oficial de la COP21 para estar presentes en este evento histórico. Singularmente, los organizadores de esta cumbre han puesto especial atención en utilizar las tecnologías para educar a la mayor cantidad de personas posible sobre la importancia de este evento. En otras palabras, todos hemos sido invitados a la gran fiesta. En Altavoz hemos tocado varias veces el tema de la tecnología cívica, el caso de la COP21 también tiene que ver con ella. Se nos presenta la oportunidad de involucrarnos a través de numerosas herramientas a nuestra disposición para conectarnos con la problemática, concientizarnos sobre nuestro papel dentro de ella y apropiarnos de las soluciones. Aplicaciones que nos retan y nos acompañan por 90 días para hacer nuestra “transición verde” en hábitos de consumo, plataformas que permiten geolocalizar a los principales emisores de GEI, y muchas más. Estas oportunas herramientas nos ayudan a jalar un tema de escala internacional al plano doméstico. Hora de sentir el cambio climático en nuestras vidas. Hora de asistir a esta fiesta de la COP21, por lo menos virtualmente. Hora de hacer el cambio nosotros.

__________________________

[1] Movimientos migratorios causados por los efectos directos e indirectos del cambio climático: sequía, malas cosechas, pérdida de tierra arable, desplazamiento de especies nativas, enfermedades, entre otros.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”