Auditor cesado asegura que no hubo dolo ni motivación política en auditoría sobre NAIM

Comparte este artículo:

El auditor especial de Desempeño de la Auditoría Federal de la Federación, Agustín Caso Raphael, defendió que en la auditoría que estimó el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco no hubo “dolo” ni “motivación política”.

“Mis colaboradores de la Auditoría Especial de Desempeño merecen todo mi reconocimiento y respeto por su labor profesional”, manifestó Caso Raphael ante la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados.

El auditor que fue cesado hace unos meses, expresó que no defendía la cifra presentada por la ASF, “vengo a poner sobre la mesa las razones por las cuales se presentan con igual validez dos ópticas distintas, y a explicar los proceso legales en los que habrán de ventilar estas diferencias, pero que no son verdades excluyentes”.

Por otro lado, rechazó revelar una nueva cifra sobre el costo de la cancelación del NAIM debido a que todavía están en proceso muchas cotizaciones, además de que existe un vacío legal en cómo se debe cuantificar la suspensión de una obra.

Sostuvo que el informe presentado en su momento es consistente con la metodología utilizada.

Los miembros de la Comisión de Vigilancia se reunirán en los próximos días con funcionarios de la ASF, para continuar el análisis de la Cuenta Pública del 2019.

Auditor del NAIM comparecerá el 9 de marzo

Comparte este artículo:

La Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) acordó citar a comparecer al auditor especial de Desempeño, Agustín Caso Raphael el próximo martes 9 de marzo.

Caso Raphael se encuentra temporalmente cesado de sus funciones, al ser el responsable de la auditoría que llevó a hacer una sobreestimación del costo que tuvo la cancelación de la construcción del Aeropuerto de Texcoco, lo cual fue descalificado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien acusó intencionalidad política para afectar a su Gobierno.

En reunión semipresencial, los integrantes de la Comisión de Vigilancia, que preside el diputado emecista Mario Alberto Rodríguez, votó a favor de esta comparecencia para continuar con el análisis de la Cuenta Pública del 2019, que corresponde al primer año de la Administración de López Obrador. 

Se acordó también que el funcionario tenga una primera intervención y luego sigan las preguntas de los diputados, respuestas y réplicas.

Si los legisladores lo creen necesario, podrá haber más rondas de preguntas.

Además, el martes 16 de marzo se hará el análisis de las auditorías de Gasto Federalizado; el martes 23 las de Seguimiento; el 06 de abril se citará al Director Jurídico de la ASF; y el 13 de abril se cierran las mesas de trabajo para análisis de las auditorías de cumplimiento financiero.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Tendrá Auditor que rendir cuentas ante la Cámara de Diputados el lunes

Comparte este artículo:

El próximo lunes 1 de marzo, al mediodía, comparecerá ante legisladores David Colmenares, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), informó Mario Alberto Rodríguez, presidente de la Comisión de Vigilancia del órgano autónomo dependiente de la Cámara de Diputados.

El emecista afirmó que deberá estar acompañado de los auditores especiales de la ASF para conocer y ampliar la información de los informes individuales de la Cuenta Pública 2019 que entregaron a San Lázaro.

Se estableció que no solo se revisará la información del aeropuerto de Texcoco sino que se profundizará y revisarán las metodologías para tener seguimiento constante de los informes.

El legislador asegura que se le pidió a la ASF que investigue al auditor especial Agustín Caso Rafael, por su desempeño en la fiscalización que hizo del informe del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Rodríguez refirió que los diputados no necesitan que el titular del Ejecutivo les pida una investigación pues ellos saben sus funciones y ya hicieron esta petición desde este miércoles la cual se encuentra en curso.

“Nosotros sabemos nuestra responsabilidad y además hay independencia de autonomía de los órganos Legislativo y Ejecutivo”, enfatizó.

Los resultados de las auditorías molestaron a Andrés Manuel López Obrador, porque se reportó que la cancelación de la obra de construcción del NAIM tuvo un costo de 331 mil millones de pesos, mucho más de lo que había reportado el gobierno de la 4T, que estimaba la pérdida en 100 mil millones de pesos.

Y, en un hecho sorprendente, la Auditoría respondió que había inconsistencias en esa auditoría y que serán revisados los datos por otro equipo de auditores.

Así que López Obrador pidió, a través de una carta, a la priista Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja que se investigara a la ASF.

La yucateca reiteró que Colmenares ya había sido citado por la Comisión de Vigilancia, y aclaró que aún no hay resultados definitivos de las auditorías pues estos se entregan a la Comisión de Presupuesto, que es la que elabora la opinión sobre la aprobación o no de la cuenta pública correspondiente.

Detalla que este proceso se llevará a cabo hasta el segundo semestre, y “después del 31 de octubre, que ya será en la próxima legislatura, será con la nueva Comisión de Vigilancia y una nueva Comisión de Presupuesto, ya tendrá el Pleno de la 65 Legislatura que conocer el dictamen sobre la Cuenta Pública de 2019, con dos años de retraso, pero así es la ley”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

ASF revisará reporte sobre el NAIM

Comparte este artículo:

Durante su conferencia mañanera del día de hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que los datos presentados por la Auditoría Superior de la Federación respecto a la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México son incorrectos y exagerados. Esto, debido a que según sus datos, dicha acción no significo un sobrecosto.

David Colmenares, auditor superior de la federación, indicó que los resultados de la auditoría a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México serán revisados. Esto, para determinar su veracidad. 

“Nosotros no queremos ser usados por nadie para fines políticos, de otra naturaleza, fue por eso que ordené hoy mismo y están trabajando las otras áreas auditoras con desempeño para que dejemos aclarado el tema, particularmente cumplimiento financiero que sí es vinculante”, expresó.

Colmenares afirmó que en caso de encontrar fallas en el cálculo de las irregularidades reportadas del NAIM, se reconocerá el error públicamente. Así mismo, se dará a conocer en caso de que estas sean correctas.

“Yo no me cierro a que podamos tener algún error. SI lo tenemos, lo reconocemos y si no, tratamos de explicar a lo que se llegó en la auditoría de desempeño”, señaló.

De acuerdo con la ASF durante su auditoría publicada la semana pasada, la cancelación del NAIM costó más de 331 mil 996 millones de pesos mexicanos, significando un sobrecosto de 232% más que el monto estimado por el gobierno federal. 

Así mismo, el ex Secretario de Finanzas del estado de Oaxaca comentó que López Obrador está en todo su derecho de hacer observaciones a la ASF y celebró su cordialidad.

“Está en su derecho, si observamos, fue respetuoso con la Auditoría, simplemente nos da la oportunidad también de que aclaremos nosotros antes de que aclaren ellos y aun lo que aclaremos, seguramente va a ser sujeto de revisión con las dependencias que estén involucradas con el tema, en este caso, con el Comité encargado de liquidación del aeropuerto de Texcoco que, efectivamente, ya en el pasado se vio que tenía muchas, muchas observaciones”, expresó.

Con información de: “Reforma”. 

ASF determina que el costo real por cancelar el NAIM fue de 331 mil millones de pesos

Comparte este artículo:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que el costo real por cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) será de 331 mil 996 millones de pesos, lo cual significa un incremento de 231%, respecto a lo estimado por el Gobierno Federal.

En lo que fue la tercera entrega de la cuenta pública, la ASF señaló que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes había estimado una cifra de 100 mil millones de pesos, Sion embargo, no consideró todos lo gastos.

“Esta cifra de la dependencia consideró la inversión ejecutada y el valor de la terminación anticipada de los contratos, peor no incluyó las implicaciones derivadas del esquema de financiamiento definido para la construcción, ni los costos legales involucrados”, detalla la dependencia.

Por otro lado, la ASF detalla que del total del monto, 163 mil 540 millones de pesos corresponden a los costos no recuperables de inversión en el periodo 2014 – 2018 y 168 mil 455 millones de pesos por obligaciones pendientes.

Además, la ASF señaló que el costo total de la cancelación podría incrementarse debido a que se encontró pendiente la liquidación de 70% del valor de los bonos emitidos para financiar el proyecto y se deberán pagar comisiones o intereses generados por los bonos en circulación pendientes de recompra.

Cabe recordar que el NAIM fue un proyecto lanzado por el gobierno de Enrique Peña Nieto,, sin embargo, el proyecto fue cancelado por la Administración de Andrés Manuel López Obrador, argumentando diversas deficiencias. La cifra total de la cancelación es seis veces del presupuesto que tenía contemplado el gobierno federal con la extinción de los fideicomisos.

(Con información de Milenio)

Acusan corrupción en desmontaje de aeropuerto de Texcoco

Comparte este artículo:

La licitación para vender el acero del aeropuerto de Texcoco que fue cancelado por la Administración de Andrés Manuel López Obrador fue rechazada por siete de 13 empresas que participaron en ella, pues aseguraron que hubo mano negra para favorecer a una de las proveedoras del nuevo aeropuerto de Santa Lucía que, actualmente está en construcción.

Los empresarios participantes que buscaban adquirir las 49 mil toneladas de acero que hay en el aeródromo cancelado se inconformaron con el fallo y cuando el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) anunció el resultado de la licitación, les gritaron a sus integrantes que estaban cometiendo un acto de corrupción.

La empresa que ganó el contrato para desmontar el acero del NAIM es Grupo Gilbert Estructuras en Acero, que presentó una oferta por 197.4 millones de pesos por el material.

Esto, fue uno de los puntos que llamó la atención, pues hubo una empresa que ofreció más por el acero.

Se trata de Habilitadora de Metales Monte Salas, que ofreció 7.3 millones de pesos más que Gilbert.

No obstante que fue descalificada por una discrepancia en la fecha del código QR de su constancia de cumplimiento de obligaciones fiscales emitida por el SAT, con la fecha asentada en otro documento.

Aunque la Sedena, a cargo del proyecto de Santa Lucía, no ha hecho pública ninguna de las licitaciones, se sabe que, si bien no contratará constructoras, aceptó que lleva a cabo la adquisición de los materiales directamente a los fabricantes y sin intermediarios” y que se renta equipo y maquinaria adicional” al que tiene la dependencia.

Sin embargo, se sabe por Gilbert que la empresa presume en su sitio de Internet como su principal obra en proceso” al Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

De ahí que las empresas Habilitadora de Metales Monte Salas, Ferrociclables, Remesare y Metales BYG, entre otras, tengan la posibilidad de promover inconformidad ante el Organo Interno de Control de GACM, la paraestatal que estuvo a cargo del NAIM.

El argumento sería que Grupo Gilbert omitió incluir en sus documentos la carta de No Conflicto de Interés”, lo que era causal de descalificación.

De acuerdo con lo estipulado, Gilbert tiene 99 días para desmontar los foniles, que eran las estructuras de la terminal del NAIM, así como el material de la torre de control, y retirar todo el acero del sitio, que será parte del Parque Ecológico Lago de Texcoco y podría ser inundado.

Golpe de Estado energético

Comparte este artículo:

El golpe de Estado energético que propinó Rocío Nahle García, titular de la Secretaría de Energía a nombre de la cuarta transformación y por orden del presidente de México y de quienes desde sus escondites le dictan la política para avanzar en la instauración del socialismo totalitario en México, constituye un atropello grosero al orden jurídico vigente y desatará cientos de amparos, protestas de gobiernos extranjeros y posturas agresivas de empresas extranjeras que tuvieron fe en la reforma energética del régimen anterior. 

Al congelar inversiones por más de 7,000 millones de dólares, casi la misma cantidad que la que resulta de la absurda cancelación del NAIM de Texcoco, provocará demandas por la misma cantidad más daños y perjuicios, lo cual agregado a lo de Texcoco acabará haciendo parecer el FOBAPROA de Ernesto Zedillo como una tómbola de kermes parroquial. Obviamente, con cargo al contribuyente mexicano que acabará pagando la energía eléctrica más cara del mundo, además de la más contaminante. 

La cuarta transformación no respeta los Acuerdos de París, ni tampoco la salud de los mexicanos, como ya lo demostró su ausencia de manejo de la crisis del COVID-19. ¿Será este pronunciamiento autoritario una pifia de una funcionaria removible en caso de que las protestas internacionales pongan en peligro la estabilidad del gobierno, o será solamente un movimiento adicional que juegan los estrategas e ideólogos de la cuarta transformación (mexicanos y extranjeros de todo pelo), frente a la ausencia de reacción enérgica de la sociedad mexicana? 

¿Se puede creer que funcionarios mexicanos sean tan torpes que promueven con todo conocimiento de causa el uso del peor combustóleo capaz de envenenar a gran parte de la población? ¿Lo sabe y lo entiende AMLO? Si no lo entiende, que dios le perdone su ignorancia incorregible, si lo sabe, tendrá el presidente tanto afán de poder que sería capaz de perjudicar la salud de millones de los ciudadanos catalogados como pueblo sabio? 

El presidente se puso en un tobogán muy resbaloso. Ya no entiende cuales son los límites del poder. Anticipa actos futuros y asume que ya prevalece la dictadura a la cual anhela.

Enfoques cuestionables en momentos incorrectos

Comparte este artículo:

La llegada de AMLO a la Presidencia Mexicana en diciembre del 2018 nos trajo una serie de proyectos que han sido y siguen siendo tema de debate debido a las implicaciones económicas que tienen, así como el posible trasfondo político que impulsa al gobierno de la “cuarta transformación” a llevarlos a cabo. Sin embargo, en estos momentos de una recesión generada a raíz de cancelación de proyectos públicos y privados, aunado a una pandemia sin precedentes, ¿será correcto tratar de seguir llevando a cabo la financiación de estas obras como Santa Lucía y la refinería Dos Bocas?

Desde que el INEGI llegó con la noticia de que el 2019 fue un año sin crecimiento económico se empezó a cuestionar todavía más las obras que propone nuestro presidente y los costos económicos que van a presentar la cuarentena que estamos viviendo solo han servido para potencializar dichos cuestionamientos, pues se considera que una mejor política fiscal anti-cíclica gubernamental sería a través de estímulos fiscales tales como los que se están dando en otros países como Italia, Corea del Sur y EEUU. En cambio, en México el plan de reactivación que fue presentado el pasado 5 de abril, donde se manifiesta continuar con la refinería Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía, incremento la incertidumbre entre los inversionistas, haciendo que las perspectivas de crecimiento económico de México para este año cayeran todavía más y que el peso mexicano se convirtiera en una de las monedas con mayor devaluación a corto plazo.

Se argumenta que, al seguir con el gasto gubernamental previamente planeado a través de estas construcciones, se están siguiendo teóricamente políticas fiscales expansivas, pero no se toma en cuenta que éstas obras podrían ser más bien una muy mala inversión justo en estos momentos porque no son rentables en el corto plazo. La cancelación del NAIM para en su lugar construir el aeropuerto de Santa Lucía significó un incremento en el costo originalmente planteado en gran magnitud debido a que se tienen que pagar más de 10 mil MDP a los contratistas por gastos no recuperables, penalizaciones por cancelación tardía y sumado a esto el nuevo gasto de la construcción de Santa Lucía, estimado en 170 mil MDP. Por otro lado, se estima que el costo de la refinería Dos Bocas podría llegar hasta a 12 mil MDD o 280 mil millones de pesos tomando en cuenta el tipo de cambio del 13 de abril. Este gasto aparte resulta ser de dudosa necesidad ya que las 6 refinerías que actualmente operan en México operan a niveles significativamente menores a su capacidad, y con las recientes caídas en el valor de la mezcla mexicana de petróleo, producir un barril cuesta más que su precio de venta. 

Una opción que se vería más viable sería suspender estos financiamientos redireccionando el gasto planeado al sector salud, así como a los sectores de la economía que se verían mayormente afectados por la súbita cuarentena, tales como la manufactura y el turismo, para de esta manera apoyar al comercio mexicano y por consecuente, a los empleos de nuestros compatriotas que dependen de dichos sectores de producción, aminorando los efectos recesivos de una pandemia que nos tomó por sorpresa. Mientras tanto, la sociedad civil se tendrá que seguir viendo obligada a hacer el trabajo de reactivación por su propia cuenta.

Referencias

El Universal. (2020, marzo 11). Hoy cuesta más sacar petróleo que venderlo. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://eluniversal.com.mx/cartera/pozos-del-pais-en-riesgo-financiero-por-petroprecios

El Excélsior. (2019, mayo 14). Costo de refinería en Dos Bocas será 8 mil mdd: López Obrador. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://www.excelsior.com.mx/nacional/costo-de-refineria-en-dos-bocas-sera-8-mil-mdd-lopez-obrador/1312885

El Sol de México. (2019, abril 27). Aeropuerto de Santa Lucía será más caro que el de Texcoco. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://www.elsoldemexico.com.mx/finanzas/aeropuerto-de-santa-lucia-sera-mas-caro-que-el-de-texcoco-3430920.html

Expansión. (2020, abril 5). El plan de AMLO para reactivar la economía por COVID-19 polariza las redes. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://politica.expansion.mx/mexico/2020/04/05/el-plan-de-amlo-para-reactivar-la-economia-por-covid-19-polariza-las-redes

El Economista. (2019, agosto 28). Costo de cancelar el NAIM queda en 71,000 millones de pesos: SCT. Recuperado 13 de abril de 2020, de https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Costo-de-cancelar-el-NAIM-queda-en-71000-millones-de-pesos-SCT-20190828-0057.html

Empresas que atienden Tren Maya, Dos Bocas y Santa Lucía continuarán actividades

Comparte este artículo:

La Secretaría de Salud publicó la tarde de este lunes un decreto que establece los lineamientos relacionados con las empresas cuyas actividades son descritas como esenciales para la economía ante la contingencia por COVID-19. De esta manera las empresas de producción de acero, cemento y vidrio con contratos vigentes con el Gobierno Federal, continuarán con sus trabajos para cumplir con compromisos destinados exclusivamente para los proyectos de la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya, el Aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía y el Corredor Transístmico.

El mismo decreto refiere que deberán de continuar sus actividades las empresas de producción de acero, cemento y vidrio con contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por lo tanto, se establece que no piden suspender actividades aquellas empresas que tengan un efecto irreversible para su operación al hacerlo: empresas de producción de acero, cemento y vidrio y servicios de tecnología de la información que garanticen la continuidad en sectores público, privado y social.

AMLO y el Ejercito

Comparte este artículo:

México enfrenta un peligro mayor que el Covid-19: el presidente López Obrador. Ya salió a relucir su plan estratégico: no hay necesidad de expropiar para nacionalizar, basta entregarle al Ejercito la ejecución de sus ocurrencias. Aeropuerto, hospitales, control del huachicoleo, nómbrenlo. 

Siguiendo el modelo cubano, y sin que intervengan los diputados (¿adónde están los diputadillos que intentan facilitar su reelección pero no se pronuncian sobre las decisiones del presidente?) AMLO está silenciosamente entregando el país al Ejercito, entidad en la cual, hasta ahora, todavía confía. (Todavía no se sabe quien es su Pinochet). 

El CCE se está dando cuenta tarde del engaño al cual lo sometió el presidente, y Carlos Salazar y sus colegas de las cámaras empresariales, tienen todo el derecho de alzar la voz y mostrarse enojados, ya que los manipularon cómo niños en edad de juguetes. 

Manipulado en Mexicali, dónde con seguridad “la consulta popular” más arreglada que elección priista, rechazará la inversión de la Constellation Brands, a pesar de los permisos oficiales, a pesar de un avance de más de 60% de su proyecto, y agregándose al insulto del NAIM, acabará por borrar a México de la lista de proyectos de las compañías transnacionales del mundo. AMLO provocará la ruptura con los inversionistas internacionales, uno tras otro, y le echará la culpa al Coronavirus. 

Y aprovechándose de este, está entregando diez hospitales al mismo ejercito, transfiriéndole paulatinamente el manejo de la pandemia  y restándole importancia a un sector salud que ha ido debilitando desde la cancelación del Seguro Popular y la creación de un INSABI hipotético y todavía informe. 

El Mesías tiene proyecto apoyado en el Foro de Sao Paulo, y va caminando, aprovechando todas las oportunidades, aún sean las que resultan de miles de muertos potenciales. El es, ya, el único jefe de estado en el mundo que sigue convocando mítines, hasta para discutir el futuro de la carretera Tuxtepec – Oaxaca, mientras sus colegas en el resto del mundo alistan medidas para salvar vidas. 

A él, le interesa más su proyecto y su avance que las vidas del pueblo bueno y sabio que lo llevó al poder.