Bando 2: La Tragedia Social de CDMX

Comparte este artículo:

El 5 de diciembre de 2000, Andrés Manuel López Obrador tomó posesión como jefe de Gobierno del entonces, Distrito Federal. Dos días después de su llegada, emitió la famosa política Bando Dos sin que mediara una consulta ciudadana o al menos, una consulta con expertos urbanistas que guiaran dicha implementación. Esta política ha traído al día de hoy la construcción de tan solo el 5 % del total de las nuevas viviendas en la ciudad de tipo de interés social bajo, mientras que el resto, han sido de nivel medio y alto. ¿Por qué y qué pasó con la población que no podía acceder a una vivienda que no fuera de nivel bajo?

Bando Dos se instrumentó bajo el cargo de Claudia Sheinbaum, entonces Secretaria de Medio Ambiente y de Laura Itzel, también entonces Secretaria de SEDUVI. Esta política consistía en estimular a través de un plan, la construcción de vivienda de interés social en la ciudad para cumplir su promesa de campaña “primero los pobres”, y que era aplicable a las cuatro delegaciones centrales de la ciudad: Benito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, buscando evitar expandir la mancha urbana en las demarcaciones periféricas, aprovechando la infraestructura existente y dotando de vivienda céntrica a habitantes que habían sido segregados por diferentes circunstancias. Aunque en un principio esta política comenzó a dar resultados, los datos actuales demuestran que este modelo urbano de crecimiento solo impulsó el desarrollo de edificios construidos fuera del marco legal, sin vigilancia y encareciendo los precios del mercado, contraponiendo el discurso inicial de esta política; basta con analizar el contexto de la mayoría de edificios que sufrieron daños tras el sismo de septiembre del 2017. Aunado a esto, al llegar Marcelo Ebrard a la jefatura de Gobierno de la ahora Ciudad de México, se tomó la decisión de modificar Bando Dos y expandirla al resto de las delegaciones de la ciudad. Esto significó la imposibilidad de planificar un mejor plan para el desarrollo de vivienda de interés social bajo, y brindar una mejor oportunidad a las personas que requerían de hacerse de una vivienda.

Definitivamente, tengo que decir que esta es una de las mayores tragedias sociales de la ciudad, ya que esta política convirtió el derecho a la vivienda y la promesa de “primero los pobres”, en un negocio para los desarrolladores inmobiliarios al tener todas las circunstancias sociales y económicas a su favor. Bando Dos terminó por expulsar a muchos jóvenes y nuevas familias a las periferias de la ciudad debido al encarecimiento de suelo sin permitirles tener la oportunidad de vivir cerca de sus centros de trabajo, de sus centros educativos, de sus centros de recreación y que, ofrecieran la calidad y la dignidad que todo ser humano merecemos, pero sobre todo, que están instituidos en los derechos humanos universales.

Cuando concentras los permisos de construcción y obligas a que se construya en solo cuatro delegaciones de una ciudad como la capital mexicana, la fórmula de la oferta y la demanda se encarga de poner el precio a la vivienda, y hoy en días, las consecuencias son más que claras. ¿Qué es lo más preocupante? La propuesta hecha mediante el Programa General de desarrollo Urbano de la Ciudad de México 2016-2030 no aborda un plan inteligente que permita a los más desfavorecidos que puedan adjudicarse una vivienda. Además, este programa exime de responsabilidades a los desarrolladores que violaron todos los marcos legales en los últimos años, alentando la corrupción y la impunidad, perjudicando “primero a los pobres”.

Arne y Del Mazo

Comparte este artículo:

En los últimos días, la figura de Arne aus den Ruthen, este inquieto ex city-manager de la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México, ha aparecido en todos los periódicos. Primero con los jitomatazos a César Camacho y ahora los pañalazos a la sede del PRI.

Esto que hace Arne no es nuevo, ya lo venía haciendo con el grupo “Anti-Gandalla”, incluso estuvo en Monterrey en un activismo muy a su estilo de orden público y civilidad.




Si bien, he leído algunos puritanos en El Universal y Excelsior que atacan el acto como una incitación al desorden público, me parece, que hay límites para la libertad de expresión y esto no me parece que rebase dicho límite.

El cinismo de algunos priístas es increíble. Estamos en la antesala (si no se maneja adecuadamente) de una crisis política y económica ante la amenaza Trump + gasolinazos + dólar y la parsimonia que se toman algunos no es solo para reprochar, es insultante.

Lo que ha hecho Arne sin duda es polémico, quizás hasta punible, por medio de una falta administrativa. Pero es un ejemplo de que la sociedad civil ha cambiado. Yo soy de los que no como el cuento de “El poder de los jóvenes” y esas visiones muy optimistas de la postmodernidad. Sin embargo, México es distinto y el PRI parece que no quiere hacer nada, porque es claro que lo saben.

Y aquí pongo a colación la desagradable sensación de saber que Alfredo Del Mazo será el candidato del PRI al Estado de México. Más allá de lo cautivo que tienen al votante en este estado, es verdaderamente insultante que el PRI aplique las mismas fórmulas una y otra vez. Yo era uno de tantos que esperaba un cambio interesante con el “nuevo PRI”, lo cínico nunca se les quitará pero al menos, nuevas recetas, algo innovador.

Para aquellos que no conocen a Del Mazo, su padre y su abuelo han sido figuras de alto nombre del PRI, ambos gobernadores del Estado de México y vinculados al Grupo Atlacomulco del que vienen Carlos Hank, Arturo Montiel y por supuesto, Enrique Peña.

Entiendo el poder de dicho grupo en las oficinas del PRI Nacional, pero dice mucho de lo poco que les importa el país y aún menos el Estado de México a esta bola de rufianes que han dejado al Estado de México en algunas zonas que se hable de tú con cualquier país africano subsahariano.




Sigo escéptico a pensar que el PRI pueda perder el Estado de México o cederlo como en el famoso Pacto de Peña con Anaya, pero algo es claro, tiene que caernos una bomba atómica o el mismo Apocalipsis mañana para que el PRI entienda o realmente en la oficina de Enrique Ochoa Reza tienen una bola de cristal para anticiparse a todo.

Lo dicho, dicho está.

 

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”