La continuidad-ruptura y el simbolismo: un balance en materia política de los primeros nueve meses del gobierno de López Obrador

Comparte este artículo:

Actualmente, no existe en México mejor político que Andrés Manuel López Obrador. Si entendemos lo político según Maquiavelo -la capacidad de obtener y conservar el poder-, el presidente, en ese sentido, se debe comparar con Carlos Salinas de Gortari. 

Continuando un balance de los primeros nueve meses de su gobierno -anteriormente lo hicimos en la dimensión económica-, en términos políticos hay mucho que decir al respecto. 

López Obrador es el presidente de las formas y los símbolos. Desde antes de asumir la Presidencia, el originario del estado de Tabasco ha transformado los modos del quehacer político. Sin duda existen grandes similitudes con los gobiernos priistas del siglo pasado -la centralización del poder, el culto a la personalidad del presidente, la retórica populista, etc.-; sin embargo, también encontramos elementos diametralmente opuestos a los gobiernos anteriores. 

La astucia política del presidente le ha permitido combinar aspectos del pasado con otros que lo presentan como un nuevo sujeto transformador. Con ello, el proceso del gobierno de López Obrador es uno de continuidad-ruptura. Comencemos con las continuidades. 

La continuidad más relevante, que le permite renovar incesantemente su legitimidad, es de carácter histórico. Al igual que el PNR se colocó como legítimo heredero de la Revolución mexicana -al institucionalizarla, la contuvo-, AMLO se coloca como el desenlace natural, lógico y teleológico de la historia mexicana. No por nada la cuarta transformación solamente se equipara a la Independencia, la Reforma y la Revolución. El presidente busca reconstruir la historia para posicionarse como el resultado evolutivo y, por lo tanto, necesario del acontecer mexicano. 

Otro elemento de continuidad es el de la base social. La consolidación del Estado moderno mexicano fue, en parte, gracias a la base social que lo constituye. Con el PRM, Lázaro Cárdenas logró integrar las distintas fuerzas sociales al partido, desde el cual se canalizaban las disputas, colocando a la institución del Presidente por arriba de ellas.

López Obrador no ha perdido este elemento, sabedor del apoyo popular que ha adquirido a lo largo de su carrera política. Tal es el caso que no ha roto con la CNTE, incluso cuando algunos integrantes de Morena lo han exigido. Asimismo, ha incluido nuevos actores sociales en su base de apoyo. El programa social de Jóvenes Construyendo el Futuro, no es más que un intento clientelar para atraer en seis años a los jóvenes beneficiarios a las urnas para apoyar al candidato que seguramente designará. 

Su distanciamiento con el empresariado le ha costado caro y lo ha obligado a recapacitar. A diferencia de mediados del siglo pasado, el Estado ya no tiene la capacidad productiva ni financiera para condicionar a la iniciativa privada y liderar los proyectos económicos. El caso de los gasoductos es una muestra pragmática y de reflexión del presidente: sabe que no podrá cumplir su promesa de crecimiento sin estos actores. 

Por último, la continuidad de que el presidente sea cabeza de partido es evidente. No hay duda de que AMLO controla Morena desde la Presidencia. Y no podríamos esperar menos, el presidente es el fundador de Morena, gracias a él este partido tiene mayoría en el Congreso y en más de la mitad de las legislaturas locales. Morena representa la extensión del poder del presidente. 

En cuanto a las rupturas, mencionaré una que en realidad es el escenario en el cual otras acontecen: la ruptura simbólica. El presidente internalizó e hizo palpable el hartazgo social ante la corrupción y la impunidad. Ante su capacidad para explotarlo, su retórica ha estado anclada, en todo momento, a combatir ambos males.

El simbolismo en su quehacer político es abrumador: apertura de los Pinos como acercamiento al pueblo y de éste con el poder; la disminución de su sueldo para reafirmar sus acciones por compromiso, no por interés; la cancelación del aeropuerto en Texcoco como su posición de siervo del pueblo; la construcción de la refinería en Dos Bocas como confirmación del papel nuevamente del Estado para impulsar el crecimiento económico; la práctica reiterada en cada “mañanera” de informar al pueblo sobre las acciones y los resultados de su gobierno. 

López Obrador ha transformado las formas del quehacer político, reivindicando el acercamiento con el pueblo y distanciándose de la indiferencia de los presidentes anteriores frente a los más desprotegidos. El apoyo social que tiene AMLO es abrumador, tal que muchas de sus propuestas, que carecen de todo rigor técnico, han sido justificadas y defendidas. 

Empero, a lo largo de su sexenio, el elemento simbólico puede desgastarse ante la falta de resultados concretos. Si bien el PRI reafirmaba su legitimidad a través de su retórica historicista, también lo hacía a partir del crecimiento económico. El discurso no es suficiente para preservar la legitimidad de un presidente.

Empleo desciende 39% en el primer semestre del año

Comparte este artículo:

De acuerdo con cifras divulgadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el empleo formal en México tuvo su peor comportamiento en junio pasado, para un mismo mes desde el año 2002, cuando se perdieron 49 mil 907 plazas de trabajo.

Se estima que el mes pasado se perdieron 14 mil 244 plazas de trabajo, por lo cual se trata del peor inicio de sexenio en materia de empleo desde el mandato del panista Vicente Fox.

Los que tuvieron un peor desempeño, de acuerdo con el reporte mensual, fueron los empleos de carácter eventual (con contratos laborales determinados), pues se calcula que se restaron 48 mil 215.

La pérdida total solo fue menor porque el empleo permanente sí mostró crecimiento, en este caso de 33 mil 971 plazas.

De esta manera, en el primer semestre del 2019 se tiene una generación de empleo formal 39.2% menor que en 2018.

“Es evidente que en los primeros seis meses de esta Administración no se ha podido recuperar la fuerte pérdida de empleo que se registró en diciembre que fue de 378 mil 561 empleos”, afirmó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

El IMSS detalló que la masa de empleo formal del país creció en el sexto mes del año 2.4% a 20 millones 368 mil 666 trabajadores afiliados en el IMSS; misma tasa que se registró en el mes de mayo, cuando ya se reportaba una generación de empleo menor a la del mismo mes del año anterior.

No obstante, las cifras positivas en la generación de empleo, obedecen al número de personas que ha incorporado el IMSS como resultado de los programas sociales, como son el programa Jóvenes Construyendo el Futuro con 597 mil 936 becarios; y del programa piloto de Trabajadoras del Hogar con 4 mil 890 inscritas.

Los sectores de la economía que reportaron un menor registro de trabajadores en el IMSS fueron: la extractiva con menos 3.3%; el sector de la construcción con menos 2.1%; y la eléctrica que apenas alcanzó 0.8% en la creación de empleo.

En tanto, seis entidades federativas se encuentran con saldo negativo en la comparación anual del empleo formal, se trata de: Guerrero (-4,6%), Chiapas (-1.1%), Oaxaca (-0.4%), Durango (-0.2%), Tabasco (-0.2%) y Morelos (0.1 por ciento).

De la Cruz sostuvo que por ahora los factores que dañan la creación de empleo son internos, “observamos que sectores como la construcción, el comercio al por menor son los que más empleos pierden en los primeros meses del año, no tienen que ver con la parte exportadora. Me parece que la mayor afectación es una combinación de factores, hay un elemento la desaceleración económica que ya venía desde mediados del año pasado y se exacerbó por la austeridad y una debilidad en el sector externo”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Dice IMSS que becarios no son nuevos empleos

Comparte este artículo:

Según el  director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, dice que las personas participando en el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro no se están considerando como nuevos empleos. Lo que dijo al respecto en una conferencia de prensa fue esto: “Se reporta la cifra de los Jóvenes Construyendo el Futuro. ¿Qué no estamos haciendo? Sumándola.”

 

Esto es una contradicción a lo que había dicho AMLO en anterioridad. Él había dicho que se han generado cientos de miles de trabajos con el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, pero Robledo aclaró que éstos no eran empleos nuevos, pero que de alguna manera sí los contemplan. Los consideran en la información de creación de empleo porque reciben un ingreso y la Secretaría de Trabajo pagaba una cuota de 69 pesos al IMSS por cada participante en el programa.

 

(Con información de Reforma y AM)

“No toman en cuenta a 481 mil becarios”, dice AMLO sobre caída de empleo

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que revelan que en mayo se crearon 3 mil 983 empleos formales, cifra que representó una caída del 88.2% a tasa anual.

El mandatario aseguró que “sus números son otros” y que “depende de cómo se analicen los datos”, pues dijo que no se tomaron en cuenta a 481 mil jóvenes que fueron inscritos al Seguro Social, gracias al programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

“Quiero demostrar con datos duros, que está bien la economía, que hay empleos, que se esta fortaleciendo el peso, pero ya no quiero dar más porque, si no qué voy a decir el 1 de julio… a los tecnócratas les vamos a demostrar que es mejor nuestra política económica”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El político tabasqueño criticó que lo que saca la prensa es negativo, pero aclaró que el tiene otra información.

“Si uno ve la prensa, pensaría que todo es negativo, pero yo tengo otra información. Las estadísticas se pueden manejar de muchas formas”.

#ElNidoDelGavilán: “Fifí: ser o no ser, parte 2”

Comparte este artículo:

Hace un par de semanas abordaba el concepto de “fifí”, una de las palabras favoritas del presidente. Como resaltaba, en la lógica política de Andrés Manuel, ellos representan el -mal- y enemigos del pueblo -y de él., en específico al Periódico Reforma, actual némesis del Presidente.

En la columna pasada me concentré en los fifís de clase alta, la élite. Sin embargo, tras comentarios en este espacio, es importante señalar que los fifís también incluyen a las clases media aspiraciones, buena parte de la permanencia de las élites se fundamenta en que hacen creer que tienen un modo de vida deseable a los que no pertenecen a su entorno. Dicho así, se puede ser fifí sin ser rico, es parte de un aspiracionismo burgués.

También cuando Andrés Manuel habla de los explotadores del pueblo, inteligentemente ataca a los políticos por su nombre y no así a los empresarios. Ya alguna vez ha dicho que Marx se equivocó al no incluir a la corrupción como variable en sus análisis y es que da a entender que al parecer existen explotadores buenos, olvidando de tajo conceptos básicos de la izquierda.

Un ejemplo de esto es tener a uno de los hombres más ricos del país como Alfonso Romo en su oficina de Presidencia. Una persona que pudiera tener todos los agravantes para tener la etiqueta de fifí y de machuchón, nombre que da AMLO a los poderosos políticos y empresarios de la “Mafia del poder”.

Hace un par de días, la palabra regresó debido a la marcha del domingo pasado catalogada como “marcha fifí” por algunos sectores cercanos al Presidente y su partido dado que algunos líderes de Chalecos México y aliados están alineados a movimientos de derecha. No obstante, simplificar la marcha como una acción de “reaccionarios” es subestimar y minimizar el derecho a la manifestación pública. La marcha es señal de una oposición que quiere reconstruirse.

Por increíble que parezca, una paradoja del discurso andresmanuelista es que uno de los programas insignias de la 4T “Jóvenes Construyendo el Futuro” es una política abiertamente de derecha pues subsidia con mano de obra barata a los empleadores, lo cuales pueden ser abiertamente fifís.

La narrativa que en poco menos de 6 meses de gobierno que lleva AMLO se ha construido con los años y sin duda su persona está atada a ese personaje que ha construido para sí. 

A algunos molesta el que el Presidente ponga etiquetas y señale, sin duda es cuestionable, pero es bueno quitarse las máscaras de “independencia” y “ciudadano” y reconocer las posturas ideológicas.

Lo dicho, dicho está.

En miras al 2021

Comparte este artículo:

El presidente de la República sigue en campaña permanente, usando las viejas estrategias y técnicas priistas de recorrer el país, hasta en fines de semana, y visitando en forma predilecta los estados gobernados por partidos que resultan ser hoy en día de oposición. 

Sus tropas locales de Morena organizan eventos con enormes acarreos y el nombre del juego es provocar rechifla en contra de las autoridades locales, para que en su magnanimidad presidencial, el presidente venga en defensa de la autoridad rechazada, y según los casos, hasta reconocer su derecho a disentir. Morena emitió un manual para eventos de este tipo, el cual ya se difundió en las Redes. El manual invita a provocar abucheos de desaprobación contra las autoridades locales y porras y manifestaciones de alegría cuando hable el presidente. Invitados preferentes, todos los beneficiarios de los nuevos programas asistenciales, “Jóvenes construyendo el Futuro” y “Pensión para Adultos Mayores”. 

En lugar de unir el país en defensa de sus propuestas, el presidente se dedica a dividirlo en forma más profunda, hostigando a las autoridades legítimamente electas, vejándolas públicamente de manera gratuita, ya que por protocolo republicano, el gobernador de un estado se debe de estar presente cuando el presidente visita su estado. Está abusando de su puesto y privilegios para hacer campaña para la elección intermedia del 2021, y quien sabe si aprovecharla para realizar, a su estilo de consulta popular muy “sui generis”, una prueba de “aprobación” de mandato. 

El estilo personal de gobierno no se limita a las conferencias matutinas diarias, ya que su alcance es muy capitalino y muy orientado a la sola clase política, pero se traduce en innumerables viajes y visitas a todo el país, cómo lo acostumbra hacer desde hace más de 12 años. ¿Quién dijo que la cuarta transformación formaría parte de la transición democrática? ¿Alguien quiso decir transición demagógica?    

“El que lucha por la justicia no tiene nada que temer”, responde AMLO tras amenaza en manta

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, con una mueca y la frase “el que lucha por la justicia, no tiene nada que temer”, reaccionó a la manta que apareció este jueves cerca de la refinería de Salamanca, en Guanajuato y está firmada por el líder del grupo criminal, Santa Rosa de Lima.

Desde las primeras horas de ayer jueves se informó la aparición de una manta con amenazas al Presidente cerca de la refinería de Salamanca, en Guanajuato, y firmada por “El Marro”, presunto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, señalado por encabezar del robo de hidrocarburos en la zona.

Al finalizar la entrega de apoyos de los programas de bienestar en Tlaxcala, el mandataria no quiso hacer más comentarios al respecto. Por la mañana había dicho que el supuesto artefacto explosivo en la refinería era “falsa alarma”.

En Tlaxcala, López Obrador hizo entrega de los Programas Integrales de Bienestar a adultos mayores, “Jóvenes Construyendo el Futuro”, y personas con capacidades diferentes.

Se comprometió a realizar la construcción de dos universidades públicas en la entidad, promesa que fue aplaudida por los presentes.

Además, en el Recinto Ferial de Tlaxcala, el mandatario aseguró que en el Presupuesto 2019 se tiene contemplado una inversión de 681 millones de pesos para el mejoramiento y modernización de las carreteras de la entidad.

También y por primera vez, AMLO dio a conocer que el apoyo a adultos mayores también estarán incluidos jubilados y pensionados del Ejército mexicano y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

López Obrador informó sobre sus otros programas, como el apoyo a los “ninis” que en Tlaxcala contempla a más de 12 mil jóvenes y ayuda a más de 35 mil productores del campo.

En una corta intervención, opacada por el abucheo de los miles de tlaxcaltecas presentes, el gobernador Marco Antonio Mena agradeció el apoyo y la presencia del presidente.

8 de cada 10 programas sociales fallaron durante el gobierno de EPN

Comparte este artículo:

Durante los seis años del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, de 2012 a 2018, solo 2 de cada 10 programas de desarrollo social cumplieron su función. La mayoría de los que debieron atender a la población más pobre y marginada, en problemas como la falta de empleo, el acceso a la vivienda digna, la educación y la salud de calidad, no sirvieron, ya sea porque no alcanzaron a un porcentaje relevante de sus grupos objetivo, porque no lograron sus metas o porque su diseño no fue el adecuado, entre otros factores.

Así lo reporta el balance que hace la Agencia para el Desarrollo AC (Gesoc), un centro de investigación del gasto social que presenta cada año, desde 2009, el Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales (Indep). En la edición más reciente, la de 2018, la organización aprovecha para comparar los resultados de los últimos seis índices y concluye que 81.45 % de los programas y acciones federales de desarrollo social evaluados durante el periodo presentan problemas en términos de su desempeño.

Alfredo Elizondo, coordinador de Proyectos de Gesoc, afirma que fue un sexenio perdido en materia de política social. “De 2012 a 2018 solo 16.6 % de los programas tuvieron un desempeño destacado. Con estos números es poco probable que pueda disminuir la pobreza”.

El investigador señala que no se utilizó la evidencia, ni siquiera la que genera la propia Secretaría de Hacienda para hacer modificaciones y mejoras. A los programas que fueron la excepción por su desempeño óptimo o de alto potencial, el gobierno solo les destinó 45.3 % del total del presupuesto, ni siquiera la mitad de los recursos. Mientras que programas que no cumplieron con su función tuvieron 44 %. Más aún, hubo una tendencia a aumentar los recursos de programas con un desempeño dudoso.

En términos generales, señala el estudio, es posible observar que la tendencia entre la calidad de la asignación presupuestaria y el desempeño de los programas se encuentra contrapuesta. Desde el ejercicio fiscal 2014 se han asignado cada vez una menor cantidad de recursos a los programas con un Nivel de Desempeño Optimo y Alto potencial.

Persiste una dispersión importante de recursos hacia programas y acciones federales de desarrollo que deberían, más que tener presupuesto, rediseñarse para poder funcionar.

Gesoc presentó la más reciente edición del Indep, la 2018, este martes en la Cámara de Diputados, ahí frente a un grupo de legisladores, la mayoría de Movimiento Ciudadano, Elizondo subrayó que el enfoque de asignación presupuestaria del Congreso de la Unión debe obedecer a criterios de desempeño y de transparencia de los programas sociales, de lo contrario se seguirán vulnerando los derechos de las poblaciones más pobres del país.

“Pero el gran problema que tuvimos con las dos legislaturas pasadas -afirmó- es que los legisladores, por la conformación de fuerzas políticas en la cámara, no atendieron a la evidencia y mantuvieron los presupuestos para los programas con bajo desempeño pese a sus resultados. Hay entonces una oportunidad en esta legislatura para corregir”.

En representación de los diputados presentes a quienes se les entregó el estudio, entre ellos Tonatiuh Bravo Padilla y Fabiola Loya Hernández, ambos del partido Movimiento Ciudadano, Martha Tagle (del mismo grupo parlamentario) dijo que el legislativo no debe pasar por alto este tipo de recomendaciones sobre la política del gasto social y mencionó que en efecto no se deben perder de vista los programas con mal desempeño, sobre todo los que están en la caja negra y los que reflejan la dispersión de la política social federal.

Estas son dos categorías que utiliza el Indep para señalar a los programas opacos o que solo fragmentan y desperdician recursos. En la caja negra se ubican los que no transparentan información que permita conocer su nivel de desempeño. De 970 programas que se evaluaron a lo largo del sexenio, 233 estuvieron en la caja negra, con un total de presupuesto de 458 mil 293 millones de pesos.

Si bien es cierto que a lo largo de los últimos seis años, el número de programas opacos bajó, en 2012 había 50 en esa categoría y para 2018 quedan ahí solo 5, aún tienen 6 mil 503 millones de presupuesto, el de mayores recursos es el de Investigación científica, desarrollo e innovación, cuya unidad responsable es el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, y que tuvo un presupuesto aprobado para 2018 de 5 mil 53 millones de pesos.

En la categoría de dispersión programática y presupuestal, en la que Gesoc coloca a los programas con una orientación similar a otros y que, por lo tanto, solo fragmentan esfuerzos y recursos, en 2012 había 16, para 2018, el año de cierre de Peña Nieto, hay en este rubro 39, lo que representa el 32.77% del total de los 119 programas evaluados este año por la organización.

Frente a este panorama, lo que Gesoc recomienda es una reingenieria del gasto social. Elizondo dijo que es indispensable para la reestructuración del presupuesto considerar los resultados y eliminar la inercia que permea en las asignaciones presupuestarias.

El investigador señaló que hay dos programas en la actual administración, Pensión para adultos mayores y Subsidio a programas para jóvenes de Sedesol, con un presupuesto aprobado en 2018 de 39 mil 509 millones de pesos, que podrían caer en duplicidad con los programas insignia de la nueva administración para apoyar a jóvenes y a personas de la tercera edad.

También advirtió que hay más de 50 programas con un presupuesto aprobado en 2018 de 147 mil 477 millones, sobre las que se pueden hacer modificaciones para mejorar la eficiencia del gasto, entre estos están: el de Concurrencia con las Entidades Federativas y el de fomento ganadero de Sagarpa, el de Apoyo a la Vivienda y de Consolidación de Reservas Urbanas de Sedatu y el de Mejoramiento de la Producción y la Productividad Indígena de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Sobre los programas insignia de la siguiente administración, como Jóvenes Construyendo el Futuro, Elizondo señaló que aunque se ha dicho que se requieren 22 mil millones de pesos para cubrir a los 2.3 millones de jóvenes (que se planea vincular con empresas), en realidad se necesitan 99 mil millones de pesos. “Habría que ver si se hará una cobertura paulatina o qué se hará porque hay una brecha de 77 mil millones”.

En el caso de la pensión para adultos mayores la brecha es de 9 mil millones de pesos, “pero acá la cuestión es que esto no toca de fondo el gran problema que se tiene en cuanto al sistema de pensiones. Hacia el futuro, no va a bastar con este subsidio sino que habría que entrarle a la discusión de cómo se va a modificar el sistema de pensiones para no depender solo de este programa”.

Respecto al programa de atención a personas con discapacidad, la brecha no es muy significativa entre lo anunciado y lo que se requiere, “pero habría que ver qué pasaría si se quisieran hacer estos programas de carácter universal y ahí la brecha se incrementa significativamente, para el de jóvenes sería de 146 mil millones, en adultos mayores 78 mil, y en el caso de personas con discapacidad (que son 7.7 millones) de 105 mil millones de pesos”.

(Con información de Animal Político)

López Obrador anuncia control en nómina magisterial

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador anunció que, aunque se cancelará la reforma educativa, el control de la nómina magisterial seguirá en manos del Gobierno federal, como estableció el Presidente Enrique Peña Nieto a inicios de su sexenio.

De esta manera, detalló el Presidente electo, se garantizará que el dinero y los aumentos salariales lleguen directamente a los maestros de todo el territorio nacional.

“Se va a acabar con esa mal llamada reforma educativa, lo único, lo único que va a quedar, y es la primera vez que lo digo, aquí en Zacatecas y en el País, lo único que va a quedar es el manejo de la nómina, que lo va a seguir teniendo el Gobierno federal“, aseveró López Obrador en un mitin realizado en ese Estado.

“¿Por qué? Para que le llegue el dinero a los maestros y para que les llegue el aumento a los maestros”.

Horas después de que maestros disidentes de Guerrero reventaron uno de los foros educativos que lleva a cabo el equipo de transición, López Obrador, sin especificar ni decir nombres, reiteró que se quedarán con las ganas todos aquellos que señalan que la reforma educativa no será cancelada.

“Se va a cancelar la reforma educativa, se va a abrogar, a derogar, a abolir, porque algunos que piensan que vamos a incumplir nuestros compromisos, los que no creían en la lucha política-electoral, que incluso llamaban a no votar aunque se hacen pasar por gente de izquierda y muy radicales, ahora están esperando que nosotros no cumplamos”, aseveró.

“¿Para qué? Para decir ‘son lo mismo’. Se van a quedar con las ganas, le vamos a cumplir al pueblo, nunca nos van a rebasar por la izquierda”.

López Obrador insistió en que se cerrarán todas las oficinas de Pro México en el extranjero, se acabarán los gastos superfluos del Gobierno y ya no se utilizarán las aeronaves oficiales.

En Zacatecas, agregó, se revisará la realización de una presa y una ampliación de la carretera a Aguascalientes, además de que habrá precios de garantía para los productores y se apoyará a los 18 municipios mineros.

El político tabasqueño dijo que la empresa Seguridad Alimentaria Mexicana, la cual será producto de la fusión entre Liconsa y Diconsa, tendrá su sede en Zacatecas, y se destinarán mil 294 millones de pesos a la entidad para sumar a 30 mil jóvenes al programa Jóvenes Construyendo el Futuro.