Asegura AMLO que tiene “otros datos” en referencia a informe de la ASF

Comparte este artículo:

Esta mañana, el presidente de la República negó que haya irregularidades en los programas sociales y obras emprendidas en su gobierno, tal como lo reportó la Auditoría Superior de la Federación, en la Cuenta Pública 2019.

En conferencia de prensa matutina, aseguró al respecto: “Exageran y no solo eso, están mal sus datos yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos antes“.

El mandatario agregó que desde su perspectiva, la ASF solo “está dando información a nuestros adversarios y yo creo que no deben prestarse a esas malas campañas“.

Aseguró que la ASF tiene mal sus datos, que de ser así, el Nuevo Aeropuerto que se ubicaría en Texcoco iba a costar 600 mil millones de pesos y no 300 mil millones.

Ojalá que antes de que aclaremos nosotros, aclare la auditoría“, refirió luego de asegurar que aclararán los datos más tarde.

El reporte

En su tercer entrega de la Cuenta Pública 2019, la ASF reportó que los proyectos de infraestructura y programas sociales prioritarios del Gobierno de Obrador presentan un alto riesgo de no ser rentables, los califican de opacos y acumulan irregularidades en el gasto de más de 1 mil 500 millones de pesos en tan solo el primer año de la administración.

El énfasis que puso la ASF fue sobre el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, y en los principales programas sociales como Sembrando Vidas o Jóvenes Construyendo el Futuro.

Con relación a las obras

Tren Maya 

La ASF encontró que presenta riesgo de no ser rentable, que no fue consultado debidamente a la población indígena y es poco transparente la adjudicación de contratos, teniendo pendiente por aclarar 156 millones de pesos.

Dos Bocas

Se detectó que el proyecto inició antes de cumplir con los permisos ambientales  requeridos, esto provocó que no se tomara en cuenta el riesgo de inundaciones y erosión, lo que mantiene en riesgo la construcción.

Santa Lucía

La ASF concluyó que la SEDENA no realizó las estimaciones suficientes para determinar la viabilidad del aeropuerto en cuanto a su rentabilidad.

Con relación a los programas sociales

Jóvenes construyendo el futuro

Se determinó que existen irregularidades en el gasto de más de 126 millones de pesos de este programa a cargo de la Secretaría del Trabajo.

Sembrando Vidas

La ASF comenta que el programa tiene deficiencias en su diseño e implementación, lo que implica el riesgo de que no cumpla su cometido, en el mediano plazo, de lograr que los sujetos de localidades rurales cuenten con ingresos suficientes para hacer productiva la tierra. La focalización es ineficiente en cuanto al grupo objetivo con ingresos inferiores a la línea de bienestar.

Se aclara que la Secretaría de Bienestar argumentó que los propios informes de la ASF “no son definitivos y que el propio titular de la Auditoría dejó claro que aún falta un proceso de notificaciones, aclaraciones y seguimientos“. Por lo que las áreas correspondientes se mantienen atentas a las notificaciones.

Con información de Animal Político

ASF encuentra posible desfalco en programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Comparte este artículo:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró diferentes irregularidades en la operación del programa social Jóvenes Construyendo el Futuro que incluye un probable daño patrimonial por 57 millones de pesos, centros de trabajo fantasmas, pagos a benenficiarios ya fallecidos y a beneficiarios que reciben doble beca por estar inscritos al mismo tiempo en otro programa.

En el tercer paquetes de informes de la revisión de la Cuenta Pública 2019, la ASF difundió los resultados de una auditoría de desempeño forense practicada al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Cabe mencionar que las auditorías forenses pueden considerarse las más rigurosas porque consisten en “la aplicación de una metodología de fiscalización que conlleva la revisión rigurosa y pormenorizada de proceso, hechos y evidencias, con el propósito de documentar la existencia de un presunto acto irregular”.

“Dada la importancia, relevancia e impacto que tiene la inclusión de los jóvenes al ámbito social y laboral, se determinó llevar a cabo la presente auditoría forense al Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, para verificar el correcto ejercicio y aplicación de los recursos para el objeto al que fueron autorizados”, argumentó la ASF.

La dependencia detalló que se encontraron irregularidades como un probable daño patrimonial por 57 millones 90 mil 400 pesos, de los cuales, más de 48 millones corresponden a pagos realizados a 3 mil 188 beneficiarios que, según las reglas, no debían estar trabajando ni estudiando para ser parte de este programa.

La auditoría encontró que “estos beneficiarios también recibieron en los mismos periodos apoyo del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro Apoyos del Sector Educativo de la Secretaría de Educación Pública, cuyo propósito es contribuir al bienestar social e igualdad mediante el otorgamiento de becas para la permanencia y terminación escolar de las y los estudiantes en instituciones de Educación Superior”.

Por otro lado, la ASF identificó 183 beneficiario del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que recibieron el importe de 2.5 millones de pesos, percibieron a su vez, en los mismos periodos de tiempo durante el ejercicio 2019, apoyo del Programa de Apoyo a la Educación Indígena operado por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, programa que busca contribuir a la permanencias, desarrollo y conclusión del grado y nivel académico de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes estudiantes, de 5 a 29 años, pertenecientes a los pueblos y comunidades indígenas y afroamericanas, inscritos en escuelas públicas de los niveles, básico, medio superior, superior y maestría.

Por lo tanto, la ASF concluyó que dicho programa no cuenta con mecanismos de control y procedimientos para validar y constatar la información y documentación plasmada y adjuntada en la Plataforma Digital del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro por parte de los aspirantes y beneficiarios del Programa, así como de quienes participaron como Centro de Trabajo.

Además, la ASF encontró que 68 beneficiarios recibieron pagos de la beca en sus cuentas bancarias posteriores a su fecha de fallecimiento por un importe total de 482 mil 400 pesos.

En lo que respecto a los centros de trabajo revisados, que forman parte de la muestra, en donde se supone que imparte la capacitación a los beneficiarios, estaban abandonados y otros centros de trabajo no presentaron la documentación justificativa y comprobatoria que soporte la capacitación impartida, mientas que dos centro de trabajo, por medio de sus Representantes Legales, señalaron no haberse registrado en el Programa.

Por último, la ASF concluyó que el manejo que se hace de los recursos públicos federales en ese programa “no asegura las mejores condiciones de economía, transparencia, eficiencia, eficacia y honradez al Estado”.

(Con información de Milenio)

Coneval señala que programas sociales de AMLO dan apoyos económicos

Comparte este artículo:

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) consideró que la política social del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador se basa en las transferencias directas de apoyos económicos más que en la prevención, mitigación y atención de dichos riesgos que limitan el acceso a derechos”.

Y si bien, de acuerdo con el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2020 presentado esta semana por el organismo, la medida puede ser buena, hay otros factores de fondo que es necesario entender y mejorar. 

Se identificó que los Programas Integrales de Bienestar analizados no atienden en su totalidad los riesgos que enfrentan las personas en sus distintas etapas del ciclo de vida. Los programas han tendido a enfocarse en las transferencias directas de apoyos económicos más que en la prevención, mitigación y atención de dichos riesgos que limitan el acceso a derechos”, refiere el texto. 

A dos años de la implementación de los programas del gobierno de López Obrador, el Coneval evaluó que estos se concentran en su mayoría en atender aquellos riesgos asociados con el ingreso mediante apoyos económicos, como becas, créditos y apoyos directos, pero esto no garantiza que la condición de vulnerabilidad que los origina pueda superarse por medio de estos”.

El Coneval enlista los programas emblema de la presenta Administración destinados a beneficiar a diversos sectores de la población, como Jóvenes Construyendo el Futuro o la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores. 

Sobre la primera, dice que ofrece una vinculación temporal por 12 meses con un apoyo mensual para recibir capacitación en un centro de trabajo, pero carece de mecanismos para garantizar que la capacitación de los beneficiarios sea adecuada o suficiente para mejorar sus condiciones de empleabilidad”.

Este programa también podría ocasionar un resultado adverso, pues para este mismo grupo de edad hay otros apoyos y con distintos montos, como las becas, pero podría ocasionar que un sector de esta población se decante por el programa que ofrece el mayor monto, en este caso el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y derive en la deserción escolar al tratarse de un incentivo económico más alto”.

En tanto, la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, está enfocado al riesgo por inactividad laboral, asociado con la seguridad en el ingreso al proveer de un apoyo económico que se entrega bimestralmente de manera directa para la población a población indígena de 65 años o más y la no indígena de 68 años o más.

Sin embargo, no existen estrategias que cubran riesgos por enfermedad o discapacidad para la mejora del acceso a los servicios de atención médica para la población adulta mayor, pese a que la población mayor de 65 años presenta una mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, obesidad y sobrepeso. Se estima que 25.8% de la población mayor de 65 años tiene diagnosticada diabetes.

Además, también requieren un sistema nacional de cuidados de largo plazo, pero ante la inexistencia del mismo, la responsabilidad de cuidados recae en las familias, mayoritariamente en mujeres, que generalmente carecen de capacitación o de apoyo para proporcionar la atención que se necesita.

Para mejorar los programas, el Coneval recomendó al gobierno federal realizar evaluaciones a sus estrategias, pues eso permitirá mejorar de manera continua las intervenciones públicas con información relevante para perfeccionar su diseño, implementación y seguimiento. Pero para que esto sea posible, el proceso de evaluación debe acompañar a los implementadores en la consecución de sus objetivos, a partir de entender qué se pretende alcanzar y cómo se planea hacerlo”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Reducen gasto en 0.3% para el 2021; destinan más fondos al Tren Maya

Comparte este artículo:

El Gobierno de México propuso para el 2021 un presupuesto con recortes a dependencias y Estados, pero con un fuerte impulso a sus programas prioritarios, como el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas.

Para el próximo año se propone un gasto neto total de 6.25 billones de pesos, 0.3% menor en términos reales al aprobado para el 2020, con un ajuste a la baja para 12 dependencias u un recorte de 5.5% en recursos para Estados, según el Paquete Económico entregado ayer a la Cámara de Diputados por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Por otro lado, y a diferencia a lo mencionado, se propone destinar 64 mil 603 millones de pesos al Tren Maya, el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía y el Tren Interurbano México-Toluca, monto que será 103% superior al monto destinado este año a esas obras.

El mayor monto será para el Tren Maya, al que se proponen destinar 36 mil 288 millones de pesos, 48.5% más que los 24 mil 440 millones de pesos que se aprobaron este año.

“Con estos recursos se dará continuidad a la construcción de los tramos 1, 2, 3 y 4. Se iniciará la construcción de los tramos 5 y 6, para con ellos alcanzar 45% del avance total de la obra”, indican los documentos.

Por su parte, para la construcción de la refinería de Dos Bocas se prevé destinar 9.1% más que el presente año, pasando de 41 mil 256 millones de pesos a 45 mil 050 millones de pesos.

Para el Aeropuerto General Felipe Ángeles o Aeropuerto Internacional de Santa Lucía tendrá 21 mil 315 millones de pesos en 2021, un aumento de 296.8%.

Y para continuar con las obras del Tren Interurbano México.Toluca, una obra que se inició en la Administración anterior, se propone destinar 7 mil millones de pesos, un incremento de 246%.

En el caso de los programas sociales, se propone, 135 mil 065 millones de pesos, un 7% más que el año pasado, a la Pensión para Adultos Mayores. Además 28 mil 929.9 millones al programa Sembrando Vida, un 3% más que el año pasado, 33 mil 171.6 millones de pesos a becas nivel medio superior, 31 mil 937 millones de pesos a becas de nivel básico, y 20 mil 600 millones de pesos, 21% menos que el 2020, a Jóvenes Construyendo el Futuro.

(Con información de Grupo Reforma)

Sin claridad, la mitad de los programas sociales del Gobierno de AMLO: Coneval

Comparte este artículo:

Aunque el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador identifica bien a las personas a alas que quiere apoyar a través de sus 17 programas sociales “prioritarios”, pero la mitad de estos programas no explica “la problemática que les quieren resolver”, informó este lunes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El Coneval realizó una valoración de los elementos de monitoreo de los 17 programas sociales prioritarios a un año del inicio de su operación. El organismo autónomo recalcó que, a finales de 2019, los nuevos programas impulsados por la presente administración estuvieron lejos de alcanzar su cobertura objetivo.

En el informe se señala que de los 17 programas prioritarios, el 35% identifica con precisión a su población objetivo y el cambio/resultado que busca alcanzar. En tanto, 8 de los 17 programas, es decir el 47% tienen claridad en su población objetivo, pero no así en la problemática pública que buscan resolver; mientras que tres, es decir 18%, no cuentan con un Enfoque de Resultados.

El reporte titulado “Análisis de los programas prioritarios al primer año de la Administración 2018 -2024”, indica que a excepción de Jóvenes Construyendo el Futuro y Producción para el Bienestar, ninguno de los programas cubrió a más del 50% de su población objetivo, o no tenía información sobre su cobertura.

El Consejo ha asesorado a los 17 programas prioritarios en el planteamiento de objetivos centrales orientados a resultados, en la identificación y delimitación de sus poblaciones objetivo, así como en la construcción de indicadores que les permitan monitorear sus logros alcanzados, no obstante, aún persisten áreas de mejora pendientes por atender.

El Coneval ha asesorado a los 17 programas prioritarios en el planteamiento de objetivos centrales orientados a resultados, en la identificación y delimitación de sus poblaciones objetivo, así como en la construcción de indicadores que les permitan monitorear sus logros alcanzados, no obstante, aún persisten áreas de mejora pendientes por atender.

Por otro lado, al examinar el establecimiento de metas y líneas base de los 170 indicadores que utilizaron los 17 programas prioritarios en 2019 para dar seguimiento a sus objetivos, se observó que en 101, es decir 59% no se estableció una línea base; es decir, no se tiene claridad sobre el punto de partida en el que se guíe el programa para el logro de sus objetivos.

Admite Morena que el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” carece de estructura y resultados

Comparte este artículo:

Un estudio de legisladores federales de Morena y le Partido Encuentro Social (PES) de la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados advierte que, en el programa del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Jóvenes Construyendo el Futuro opera hoy sin una estructura real, aún no ofrece resultados prometidos y las empresas carecen de apoyos fiscales.

En el reporte se apunta que el programa “carece de una estructura operativa”, aseguran que “no se garantizan la transición de los jóvenes al ámbito laboral”.

Lo anterior, dicen, porque “no existe compromiso alguno de las empresa vinculadas al programa para contratar algún número determinado de jóvenes que se benefician, y tampoco existen incentivos fiscales hacía éstas”.

Por otro lado, exponen que “con un monto de 3 mil 748 pesos mensuales a los jóvenes de entre 18 y 29 años de edad, que acumulados en cifras anuales representan 44 mil 976 pesos, la Secretaría de Trabajo registraba ya en mayo en web una cobertura de 563 mil 959 aprendices vinculadas con 284 mil centros de trabajo verificados”.

Aclaran, que aunque la dependencia anunció también que en el avance que ha tenido el programa hay un millón 781 mil 460 beneficiarios en todo el país, con la garantía de que “este programa pone a los jóvenes mexicanos en la mira de grandes empresas, pues la selección se hace de acuerdo con su perfil y la entrega de la beca es de manera directa, lo que disminuye la corrupción”.

Por último, resaltan que la pandemia “ha arrastrado a éste y a otros programas”, por lo que se deben dar estímulos fiscales a las empresas vinculadas al programa para que consideren la contratación de los jóvenes.

Los Programas Sociales de AMLO

Comparte este artículo:

Uno de los temas que el presidente López Obrador siempre promovió y defendió es la justicia social, especialmente para los grupos más marginados. Una marginación derivada de factores sociales y económicos como la corrupción, la falta de rendición de cuentas y transparencia, la discriminación, los excesos del mercado, el abandono del campo y de los grupos sociales que viven fuera de las zonas urbanas. Problemáticas complejas con muchas propuestas, estudios, y dinámicas económicas y sociales que entender. Pero para AMLO la solución siempre fue muy simple, por el bien de todos, primero los pobres. 

Muchas de las estrategias y políticas de López Obrador tienen un enfoque social y había certidumbre de lo que se iba a hacer. Pero a la hora de la verdad vimos que el objetivo final es tan ambiguo que nunca se logró aterrizar en políticas públicas y estrategias que logren un cambio real en la manera de hacer política.

Son 17 los programas sociales prioritarios del gobierno de López Obrador, siendo estos la insignia de su presidencia, de la mano con sus megaproyectos. Los programas principales son: Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida, Universidades Benito Juárez, Pensiones a Adultos Mayores, Madres Solteras y discapacitados, y apoyos al campo mediante créditos, fertilizantes y otros insumos productivos. Más allá de meternos en el debate ideológico, vale más la pena analizar su operación a fin de descubrir si realmente pueden hacer un cambio. 

La Ley General de Desarrollo Social establece que el CONEVAL tiene la obligación de evaluar todos los programas sociales que el gobierno quiera implementar. El 6 de julio pasado se publicó esa primera evaluación que se limitó al diseño de los 17 programas prioritarios. El Consejo compartió las principales fallas y recomendaciones para cada uno de los programas y los hallazgos nos deben de preocupar. 

La situación es crítica, se identifican fallas en puntos esenciales de todos los programas. En Jóvenes Construyendo el Futuro, que entrega $3,748 mensuales, no hay metodología, personal o mecanismos que ayuden a saber si su capacitación laboral es efectiva. En Sembrando Vida, que entrega $5 mil mensuales e insumos para crecer y plantar árboles, el principal convenio es con 12 viveros militares quienes fallaron a su meta de producción, de 100 millones sólo entregaron 37 millones. En el programa sólo 7% de los árboles plantados sobrevivieron, de 575 millones totales sólo se logró plantar 80 millones. En las Universidades Benito Juárez no hay claridad de la ubicación donde se van a construir ni metodología para establecerlo. Tampoco se cuenta con la certificación necesaria para tener validez oficial (RVOE) por parte de la SEP. En las pensiones vemos un rechazo generalizado a las recomendaciones del CONEVAL. En las pensiones para discapacitados no se sabe si el apoyo es para discapacidad temporal o permanente. En los apoyos a madres solteras, que sustituyeron a las guarderías, no hay un registro claro de beneficiarias, e incluso afirma la 4T que las madres no son beneficiarias, sino son las niñas y niños.    

No hay análisis en el diseño de las políticas. La planeación y ejecución da mucho que desear: no se tienen objetivos aterrizados, la población objetivo no está identificada, no hay metas claras o indicadores que midan su cumplimiento, el padrón de beneficiarios está incompleto o tiene fallas en su registro, y no hay procedimientos de capacitación, contratación y evaluación claros. 

Lo más preocupante es que los 11 principales programas suman más de 132 mil millones de pesos. Esto es casi el doble de lo asignado de recursos federales a Nuevo León en 2020 (76 mil mdp). Y estos programas aún no cuentan con Reglas de Operación claras que establezcan por ley las herramientas, procesos y métodos que aseguren el uso correcto de los recursos y una medición de su efectividad. 

La respuesta de las secretarías y responsables de estos programas a la evaluación del CONEVAL fue más ideológica que técnica. Hay una crítica de la 4T a la medición de los programas, su ineficacia para impedir el desorden de la administración pública, el abuso en la gestión de recursos que pertenecen al pueblo de México y el desborde de la corrupción, dice la respuesta institucional. Y en la misma línea mantienen su argumentación donde señalan que el Consejo no entiende el objetivo social real de los programas, o que la operación de programas sociales ya es distinta, por lo que no deben ser medidos por los mismos instrumentos de evaluación de siempre.

Lo que sí es una certeza es que los programas cuentan con más buenas intenciones que estructura, planeación y evaluación. El rechazo al uso de metodología y ciencia para la medición y mejora continua muestra el rechazo a la experiencia y al uso de datos para la política pública. Así seguimos en una mentalidad de abrazos y no balazos, sin saber qué significan los abrazos, un primero los pobres, sin saber qué es eso primero. No olvidemos que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. 

Mantente informado con el podcast de Kristian con K en Spotify: https://open.spotify.com/show/5nqhB8OTYOj5fwe9RKxNBl?si=4y7kaf98RPigirqq8kp6og

Endeudarse hoy es perjudicar el futuro de las siguientes generaciones

Comparte este artículo:

La crisis de 2008 fue sistemática y se desarrolló primero en el sector financiero, esta misma colapso debido a una burbuja en el sector inmobiliario en Estados Unidos, a esta crisis se le conoció como la crisis de las hipotecas subprime. Después de los hechos del 11 de Septiembre del 2001 la reserva federal de los Estados Unidos (FED) mantuvo su tasa de interés al 1% al momento de esta decisión era muy barato pedir prestado dinero lo cual los llevó a un exceso de gasto en donde todo se dirigió a la compra de vivienda. El problema fue que sin ingresos y con una morosidad muy alta. La FED aumentó su tasa hasta un 5% lo cual ocasionó que la oferta de vivienda fuera mayor a la demanda lo cual produjo la burbuja. En fin eso fue el 2008 y la crisis que explotó. 

Actualmente estamos enfrentando una crisis que dio inicios con factores externos el 7 de marzo con la guerra petrolera entre Arabia Saudita y Rusia. Esta guerra provocó el Lunes 9 de marzo un desplome en todas las bolsas del mundo. El 26 de marzo Standard & Poor’s (S&P) junto con las demás calificadoras como Fitch Ratings y Moody’s bajaron la calificación de México para el grado de inversión, la baja calificación emitida por estas instituciones de prestigio provocó una fuga de capitales, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera informó que durante esta nueva crisis han salido más de 95,000 mdd. 

Dentro de una economía cuando hay una reducción de un factor de producción, en este caso la mano de obra se afecta la capacidad de producir bienes y servicios y se elevará directamente costo de las empresas debido a la escasez de trabajadores. El hecho de que se está viviendo un desempleo cíclico es alarmante, lo único que podemos esperar tanto como trabajadores y consumidores es llegar a una expansión dentro del ciclo económico, la expansión hará que reduzca el fenómeno del desempleo cíclico y poder esperar un aumento en el ingreso. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el martes dio a conocer que durante abril, se perdieron más de medio millón de trabajos. El problema actual del COVID-19 no está controlado, el riesgo para reabrir la economía es demasiado elevado. Mucha gente dependía de su trabajo  y hoy su futuro está en manos del gobierno. Nuestro vecino ha implementado una Renta Básica Universal la cual sin duda ayudará directamente a la economía de las familias Estadounidenses, este plan ayuda a todos sin importar si se es empleado o desempleado, esto con un fin de cubrir las necesidades básicas y disminuir las necesidades económicas. 

¿Es necesario en nuestro país una Renta Básica Universal? 

Sin duda el dar una Renta Básica Universal a la gente en nuestro país tendría grandes desventajas, como por ejemplo, gente que no la necesita la recibiría y sobre todo que será un gran incentivo para no trabajar. Aqui en Mexico ya existe un programa similar: Jovenes Construyendo el Futuro. 

Quizás nuestros programas sociales no están dirigidos a quienes de verdad lo necesitamos. Nuestro gobierno se siguen endeudando y la inversión extranjera sigue corriendo de nosotros. La crisis del 2020 va a acabar no solo con nosotros mismos sino que también con nuestro país. 

Evangelizan a “Jóvenes Construyendo el Futuro”

Comparte este artículo:

Arturo Farela, consejero espiritual de Andrés Manuel López Obrador, líder de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Cofraternice), declaró que el gobierno federal busca “crear una revolución espiritualy por tal motivo ha autorizado a pastores dar una hora de enseñanza evangélica a los becarios de “Jóvenes Construyendo el Futuro”

Farela dijo que el plan del presidente es que los jóvenes “tengan valores” y aseguró que no están impartiendo religión, ya que según él, los valores cristianos “son universales”, declaró tras una  en entrevista con el diario Reforma.

“Lo que el Gobierno federal busca es crear una revolución espiritual para que se tenga la experiencia de un nuevo nacimiento” señaló el influyente líder religioso. 

Son aproximadamente 7 mil los becarios del mencionado programa. Además de recibir una beca de 3 mil 600 pesos mensuales y supuestamente, ser capacitados en algún oficio, tienen que recibir enseñanza “moral”, la cual está a cargo de miembros de Confraternice.

Remarcó que Confraternice hace se comunica con empresas o talleres para que se admita a los jóvenes.

Nosotros, de buen modo, hemos conseguido una empresa donde se les enseña algún oficio, en una oficina o una carpintería o taller de hojalatería, pintura, etcétera, en donde nos comprometemos a enseñarles a los jóvenes durante un año, y el Gobierno federal durante un año va a estar dando ese salario”.

Agregó que los proyectos sociales del morenista “tienen que ver con principios y valores espirituales”.

Por otro lado, el pastor publicó un video en sus redes sociales en el que afirma que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro “nos da la oportunidad de salir del templo y obedecer la gran comisión de nuestro señor Jesucristo: ‘id y predicad el evangelio’ y llegar a esos jóvenes”.

 

(Con información de Reforma) 

 

AMLO sostiene reunión con el presidente electo de Argentina

Comparte este artículo:

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, sostuvo una conferencia de prensa tras haber tenido una reunión en México con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la cual aseguró que le ayudará de la manera que le sea posible para resolver la deuda que tenía con el Fondo Monetario Internacional (FMI). De acuerdo a lo que informa Fernández, la deuda representó 285 del Producto Interno argentino (95%) en tan sólo tres años. 

“México es verde en el directorio del Fondo Monetario, por su relación económica con Estados Unidos y Canadá, y entiendo mejor lo que pasa en Argentina porque somos latinoamericanos. Estoy seguro que el presidente López Obrador hará todo lo que esté a su alcance para ayudarnos”. 

Fernández quiso resaltar el hecho de que el recibimiento que tuvo por parte de AMLO fue “muy fraterno” y amistoso y lo deja muy tranquilo con la amistad y el diálogo político que ambos países comparten. 

Además, Fernández también expresó el interés que tenía de replicar el programa en México de Jóvenes Construyendo el Futuro en Argentina para poder generar tratados de exportación con productos, como carnes y piezas automotrices. 

 

(Con información de El Universal)