USMCA no impide que México firme acuerdo comercial con China u otros países: Guajardo

Comparte este artículo:

El nuevo acuerdo comercial México, Estados Unidos y Canadá, amarrado el pasado fin de semana y que se encuentra en proceso de “limpieza legal” y traducción, será firmado por el presidente Enrique Peña, confirmo el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo.

Entrevistado en la Cámara de Diputados, donde se reunió con los integrantes de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aprovechó para refrendar que dicho pacto comercial, no cierra ni afecta la posibilidad de establecer un tratado con China.

Detalló que los socios estadounidenses deben acatar la Ley de Promoción Comercial, que los obliga a firmar acuerdos, hasta 60 días después de que sean públicos, lo que sucedió el pasado 30 de septiembre.

De modo que la fecha a partir de la cual se podrá signar el USMCA, así denominado por sus siglas en inglés, es el próximo 29 de noviembre, por lo que el Presidente Enrique Peña podrá firmar antes de finaliza su administración. “Puede estampar su firma antes de que termine su sexenio”, remarcó.

Añadió que el Senado de la República podrá analizar y determinar si ratifica el acuerdo, hasta después de que el Ejecutivo Federal lo firme y lo envíe a esa instancia parlamentaria, es decir, al finalizar el mes de noviembre.

Se espera que los senadores lo valoren en la primavera de 2019, puntualizó.

Explicó que en el caso de un acuerdo con China, existen algunas reservas por los problemas que tiene ese país con subsidios, exceso de producción y el manejo de “economía de no mercado”.

En el tratado trilateral, se estableció que cualquier socio con interés de negociar con los chinos, deberá notificar a sus pares 30 días después de firmar convenios.

Los socios de Canadá y Estados Unidos tendrán la opción de dejar el tratado establecido si consideran que sus intereses se verán afectados y esa cláusula no es una nueva, sino que ya estaba prevista en el propio Tratado de Libre Comercio (TLC).

Respecto a la resolución del tema de aranceles al acero, Guajardo Villarreal manifestó que se mantendrá comunicación permanente con el gobierno norteamericano, para diseñar una solución, lo que deberá suceder antes de que se firme el nuevo tratado trilateral, lo que ocurrirá a finales de noviembre.

Añadió que el acuerdo contempla la liberalización total del comercio en bienes y servicios, a diferencia del Tratado de Libre Comercio (TLC), que tenía restricciones, las cuales se atenuaron con un programa piloto establecido desde hace ocho años, para que empresas mexicanas hicieran entregas de mercancías en cualquier punto del territorio norteamericano.

En el USMCA se integraron salvaguardas, por si Estados Unidos considera que hay un exceso de mercancías y servicios de origen mexicano que pudieran poner en riesgo su economía, lo que estimó, no sucederá.

Destacó que la negociación fue complicada, pero al final se llegó a un acuerdo común en asuntos difíciles como los mecanismos de solución de controversias, conflictos y arbitraje estado-estado, lo que genera certidumbre.

Enfatizó el compromiso de revisar el acuerdo cada seis años, lo que trasciende los sexenios en curso, permitirá relanzar periódicamente el convenio; aunado a que mejora las condiciones de transparencia del mismo.

El resultado, celebró, permitió superar un periodo de dos años en que prevalecieron las declaraciones, amagos, mensajes vía Twitter y la falta de certeza en torno al TLC.

En el caso de energía, manifestó que el acuerdo refleja la postura de la administración entrante sobre la propiedad de México sobre sus hidrocarburos, lo que también propicia un ambiente de estabilidad y certidumbre para el gobierno del Presidente electo.

Con la negociación, dijo, la Secretaría de Economía y el equipo negociador en su conjunto, llegan prácticamente en “safe” al fin del sexenio, se congratuló.

México y el Impuesto a la Herencia

Comparte este artículo:

El impuesto a la herencia es un tema polémico que últimamente se ha estado mencionando más en la prensa nacional. Actualmente en nuestro país no existe ningún impuesto a las herencias, sin importar que somos el segundo país de la OCDE con mayor desigualdad en el ingreso según el índice de Gini, cabe mencionar que en esa misma organización la mayoría de los países tienen algún tipo de gravamen a las herencias. Aquí y en China los impuestos son impopulares pero vale la pena analizar los casos de éxito y ver la forma en la que podría aplicarse en nuestro país.

En Estados Unidos el impuesto a la herencia es del 4% pero solamente aplica para el 2% de la población con herencias mayores a los 5 millones de dólares. La lógica detrás de este impuesto radica en que las grandes acumulaciones de capital no generan bienestar si no se gastan y solo se mantienen como ahorro para el propietario. Es gracias a las condiciones sociodemográficas, comerciales y políticas de un país que los empresarios pueden realizar sus actividades y sacar adelante al país con la actividad económica que generan, por lo cual debe haber una retribución para la gente, no solamente por medio de la responsabilidad social empresarial sino de la redistribución justa del ingreso, tanto para el empresario, como para el resto de la población.

De entrada, si queremos que una propuesta de este tipo tenga buena aceptación en esferas empresariales y de toma de decisiones, es necesario que se demuestre que México puede gastar mejor, combatiendo a la corrupción y mostrando mayores beneficios tangibles al contribuyente , aún y que somos uno de los países que menos recauda comparado con el resto de los países del G20.

El impuesto por si solo no sería suficiente, sería necesario generar un consenso con la clase empresarial y expertos para definir la tasa y a partir de que monto se podría aplicar, así como también deducciones y casos donde no aplique. Además habría que crearse todo un marco legal para evitar lagunas en el sistema como aplicar impuestos a las donaciones, tener unidades fiscales de investigación para evitar que se evada el impuesto, entre otras cosas.

Creo que la medida podría funcionar para redistribuir el ingreso, pero la propuesta debe ser integral y consensuada con la clase empresarial y otros sectores de la población para decidir los cómos y evitar caer en simulación o en una medida recaudatoria que terminé por desincentivar la actividad económica y no al revés como se busca con un mayor gasto público inteligente ocasionado por estos nuevos ingresos para el erario. 

China quiere aumentar el comercio e invertir más en México, dice Ebrard tras reunión de AMLO y Qiu Xiaoqi

Comparte este artículo:

El gobierno de China manifestó al ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, su interés de aumentar el comercio y las inversiones en México, por lo que lo invitó a una feria empresarial en Shanghái, informó Marcelo Ebrard, propuesto como secretario de Relaciones Exteriores.

“Ellos lo que quieren es aumentar el comercio con México y, eventualmente, participar en proyectos de infraestructura, como ya saben ellos ya tienen inversiones aquí, pero no son inversiones al 100 por ciento”, dijo en conferencia de prensa.

Señaló que las reuniones con China tienen como objetivo reducir el desbalance comercial que tiene México con el país asiático, puesto que el país importa equipo de cómputo, telefonía y diversas mercancías, y México exporta principalmente piezas automotrices, por lo que la balanza comercial está en estos momento a razón de ocho a uno, a favor de esa nación.

“Queremos reducir el descalabre que este momento es desfavorable, entre lo que exportamos e importamos”, sostuvo.

A la feria empresarial de Shanghái, que se realizará el próximo el 5 de noviembre acudirá Marcelo Ebrard acompañado de la próxima secretaria de Economía, Graciela Márquez.

Andrés Manuel López Obrador recibió esta mañana al Embajador de China en México, Qiu Xiaoqi, en sus oficinas de la Colonia Roma.

El embajador Xiaoqi, arribó a la casa de transición a la 10:48 y se retiró a las 11:25 horas, por lo que el encuentro con López Obrador fue breve.

Marcel Ebrard explicó que en los próximos días se llevarán a cabo más reuniones con los representantes de otros países, las cuales en unos casos serán bilaterales y en otros casos multilaterales.

Los BRICS y el deporte como soft power

Comparte este artículo:

Nacido por allá del 2009 como un bloque económico contrahegemónico, los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) tuvieron un auge importante durante los primeros años de esta década, siendo sus integrantes países emergentes, con un mercado del 40% de la población, solidez política interna e incluso llegando a crear su propio banco de desarrollo como respuesta al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial. 

A pesar de que en los últimos años la desaceleración de China, la crisis política en Brasil, la participación de Rusia en la coyuntura siria, entre otros sucesos, han hecho que el bloque como tal haya perdido fuerza en la arena internacional, el deporte ha ayudado a estos países a mantener y consolidar su presencia en el consciente público y sobre todo en la chequera de los turistas e inversionistas, como organizadores de competencias internacionales.

Basta recordar que China organizó los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, Sudáfrica la Copa del Mundo en 2010, Brasil la Copa del Mundo en 2014, Rusia los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014, Brasil los Juegos Olímpicos de Río en 2016, Rusia recién termina la Copa del Mundo 2018 y China organizará los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

De acuerdo al académico y geopolítico Joseph Nye, el soft power es una herramienta que utilizan los gobiernos con el fin de coaccionar de manera sutil a otros para lograr sus propósitos o posicionarse en el tablero internacional como un actor clave para la toma de decisiones. Una de las mejores maneras de ponerlo en práctica es mediante el deporte, entendido tanto el impacto que genera ganar una competición (ya sea un campeonato o medallas olímpicas) o la organización de un mega evento.

La ventana que ofrecen estas competiciones, ha servido para impresionar al mundo con la infraestructura que desarrollan, la logística precisa para la organización, mostrar la cultura, las ciudades y los paisajes nacionales, así como para proyectarse como un país fuerte, sólido económicamente, con una sociedad integrada, insertada en las dinámicas internacionales, el pujante desarrollo a futuro y finalmente como el foco de atención por cerca de más o menos un mes.

En conjunto, y mencionado con anterioridad, estos elementos elevan a los países organizadores como ejes del consciente público. Gracias a ello, se abre una serie de oportunidades valiosas para su posicionamiento a futuro que dependerá del gobierno en turno y los sucesores consolidar.

Donald Trump califica a Rusia entre los ‘enemigos’ de Estados Unidos

Comparte este artículo:
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump calificó este domingo a Rusia como uno de los “enemigos” de Estados Unidos, la víspera de una cumbre histórica con su homólogo ruso Vladimir Putin en Helsinki, empañada por la investigación sobre la injerencia rusa en las presidenciales estadounidenses de 2016.

Trump llegó este domingo de tarde a Helsinki en el avión presidencial Air Force One, que aterrizó en el aeropuerto internacional de la capital finlandesa proveniente de Escocia.

Antes de iniciar su gira europea, Trump había predicho que la etapa de Helsinki, donde se reunirá con Putin, sería la “más sencilla”. Pero sus últimas declaraciones podrían atenuar las esperanzas de distensión entre Washington y Moscú.

En una entrevista el sábado en la cadena CBS, difundida el domingo, Trump estimó que Rusia, la Unión Europea (UE) y China eran por diversas razones “enemigos.

“Creo que tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hacen en comercio”, dijo Trump a CBS.

Rusia es un enemigo en ciertos aspectos. China es un enemigo económicamente, ciertamente son un enemigo. Pero eso no significa que sean malos. No significa nada. Significa que son competitivos”, explicó.

Antes de partir de Escocia, el presidente estadounidense aseguró en su cuenta de Twitter: “Espero reunirme con el presidente mañana”, lunes. Y agregó: “Desafortunadamente, sean cuales sean los resultados que yo obtendré en la cumbre (…) se me harán críticas a mi regreso diciendo que no fue suficiente”.

Guerra Comercial EUA vs. China

Comparte este artículo:

El martes la administración de Estados Unidos encabezada por Donald Trump impuso aranceles punitivos del 25% a exportaciones de China con un valor de 200,000 millones de dólares, tras recibir represalias de Beijing que a su vez fueron respuesta a aranceles del 10% que impuso EUA el viernes con un valor de 34,000 millones de dólares. Las alzas mutuas amenazan con destruir el comercio entre ambos países y generar inestabilidad en el comercio mundial por la relevancia que tiene el comercio entre la primera y segunda potencia en el mundo. 

Para darnos una idea de la magnitud del regreso al proteccionismo por parte de EUA, en 1990 los aranceles representaban el 30% del valor total de las importaciones de ese país mientras que en 2016 no llegaba ni al 2% siendo el nivel más bajo desde 1776. Actualmente el déficit comercial entre EUA y China ronda los 335 mil millones de dólares, lo que representa un máximo histórico pero no necesariamente es algo malo para la economía norteamericana ya que parte importante de ese número son insumos que importa EUA para producir productos norteamericanos para la exportación y que generan miles de empleos anualmente a menores costos. Según The Trade Partnership estos aranceles afectarán de entrada 400,000 empleos estadounidenses. 

Menos competitividad y perder ventaja en precios son amenazas latentes, que podrían enfrentar ambos países si continúan imponiéndose aranceles de forma irresponsable. Aunque si bien todos los países deben proteger la apertura de ciertos sectores de la economía por proteger su seguridad nacional o por estrategia tampoco es cierto que querer regresar a las políticas del pasado hará que Estados Unidos sea “great again” como antes. Sigue siendo un gran país en muchos sentidos, la diferencia es que la competencia y el auge económico de nuevas potencias económicas sobre todo en Asia merma su poderío económico histórico global. 

Corea: Juego de Poder

Comparte este artículo:

Esta semana Donald Trump en una reunión con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, comentó que el encuentro que se tenía previsto entre él y el mandatario de Corea del Norte Kim Jong-Un podría no darse por el cambio de actitud del régimen, tras haberse reunido por segunda ocasión con el presidente de China hace dos semanas. Aunque si bien Corea tiene varios años siendo noticia por varios motivos y conflictos, la verdad de las cosas es que los acontecimientos de los últimos meses tienen un valor histórico. Por primera vez desde que terminó la guerra de las Coreas hay un encuentro en la frontera entre los dos mandatarios que en las semanas pasadas saludaron y posaron para la foto en prensa internacional.

Más que un tema de la legitimidad o no del régimen ,el tema de Corea siempre ha sido un juego de poder, antiguamente entre los capitalistas representados por Estados Unidos y los comunistas por China y la Unión Soviética, el problema ahora se traslada a un escenario China vs Estados Unidos, que son las dos potencias económicas y políticas en ascenso a nivel mundial con amplios intereses en la región de Asia que representa el mayor movimiento de mercancías en el mundo. Corea del Norte siempre ha servido a China como un escudo y un balance en la zona de Asia norte considerando que los demás países Japón, Corea del Sur y Taiwán son aliados de Estados Unidos por lo que mantener un régimen afín en Corea del Norte siempre ha sido estratégico militarmente hablando.

El problema es que Corea del Norte se ha atrasado décadas en comparación con su vecino del sur, la obsesión del régimen por mantener el control de la vida de las personas en casi todos los aspectos ha detenido el progreso al grado que millones de personas sufren de desnutrición, lo cual contrasta con Corea del Sur que es la 15ª economía a nivel mundial y hogar de empresas trasnacionales como KIA, Samsung, Hyundai, etc. 

En los últimos meses las discusiones de han vuelto más fuertes por el programa nuclear de Corea del Norte el cual ya está desarrollado (ya han hecho detonaciones exitosas) y solamente les falta terminar de desarrollar su programa de misiles, esto con el fin de tener un seguro para evitar cualquier invasión o presión extranjera, pero la situación se ha vuelto tan precaria y tan tensa que desde mi punto de vista Corea del Norte está jugando a hacer tiempo, sería ilógico que entregase todo el arsenal y restableciera relaciones si China no está de acuerdo, lo que debería de pensarse es que si el miedo es el que el poder de decisión de usar las armas nucleares recaiga en Kim entonces que China (que también tiene arsenal nuclear, más grande y desarrollado) firme un acuerdo de protección mutua con Corea del Norte, algo similar a lo que hay en Alemania o Turquía que son países que no tienen arsenales nucleares propios pero tienen acuerdos donde EUA tiene instalaciones en su país que tendrían que defenderlos también en caso de una amenaza. 

#HojaDeRuta: “Elección 2018 y el Factor Trump”

Comparte este artículo:

La elección presidencial 2018 está marcada por un distingo inusual: la relevancia de la política exterior ante la beligerancia de Donald Trump. Los efectos se han sentido: la cancelación de inversiones de capital norteamericano en México; la renegociación (incluso amenaza de disolución) del TLCAN; la oposición frontal al DACA (la ley de los “dreamers” o migrantes que llegaron al país durante su niñez) y, sobre todo, la insultante insistencia en la construcción del muro, para el que aún no hay presupuesto, aunque sí prototipos.

El escenario exige repensar el rol de México en el mundo: ¿Cuál será la dinámica económica y política de América del Norte? ¿Es momento de profundizar la relación con China? ¿Qué rol jugará México en América Latina? Y sobre todo, la visión de estado mexicano en el siglo XXI en medio de una crisis social marcada por la mitad del país en pobreza y la creciente violencia, así como una crisis política ante el descrédito de la mayoría de las instituciones y clase política.

Una coyuntura comienza a dibujarse: Donald Trump parece regresar a su discurso de campaña, endureciendo sus posturas, apelando a su base y al aislacionismo que tan bien le funcionó como candidato. La razón es obvia: para él también ha comenzado el tiempo de campaña, pues habrá elecciones de medio término el próximo noviembre en Estados Unidos, donde estarán en juego los 435 escaños del Congreso y 34 de los 100 escaños del Senado.

La elección es de relevancia estratégica para la administración Trump, pues actualmente los republicanos tienen mayoría en ambas cámaras. Si los demócratas logran afectar ese balance, incluso ganar la mayoría en alguna de las cámaras, el tablero cambiaría sustancialmente, pues Donald Trump enfrentaría por primera vez en su gobierno una verdadera oposición legislativa, y por tanto, se vería obligado a negociar en una posición que desconoce y repudia: la desventaja.

Inevitablemente, la elección de medio término se leerá como un referéndum a Donald Trump y su Gobierno. De ahí que haga sentido el endurecimiento de su discurso y posturas. En apenas un par de semanas, Trump inició una abierta guerra comercial con China que ha sacudido los mercados; denunció la caravana de migrantes centroamericanos que se dirigía a la frontera norteamericana, y declaró que, mientras no exista el muro, desplegará a la Guardia Nacional en la frontera con México.

Ante este última declaración de Trump, el Senado mexicano aprobó por unanimidad un pronunciamiento que solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores haga llegar a la oficina del presidente norteamericano y a todos los legisladores de aquél país. El pronunciamiento de la Cámara Alta mexicana tiene un poco de la dignidad esperada: exige respeto a Trump, condena sus expresiones y rechaza categóricamente su intención de militarizar la frontera. 

Pero es el tercer punto el que más llama la atención: “Solicita al Gobierno de la República suspender la cooperación bilateral con los Estados Unidos de América, en materia de migración y de lucha contra la delincuencia organizada trasnacional, en tanto el presidente Donald Trump no se conduzca con la civilidad y el respeto que el pueblo de México merece”.

Este último punto es fundamental, pues reconoce una obviedad que la tibieza del gobierno federal y su esperanza en los buenos oficios de Jared Kushner parecen haber ignorado: México tiene elementos para presionar a Estados Unidos, tanto en el tema seguridad como en el comercial.

Con tino, López Obrador eligió la frontera simbólica de Ciudad Juárez como punto de arranque de su campaña, y desde ahí lanzó el mensaje que más ha resonado en medios internacionales en este inicio de campaña presidencial: “México no va a ser piñata de ningún gobierno extranjero… no es con muros ni uso de la fuerza como se resuelven problemas sociales. La paz y la seguridad son fruto de la justicia”.

Aunque AMLO ganó el ser el primero en oponerse a Trump durante la campaña, Anaya ha buscado presentarse como hombre de “mundo”, lo mismo que Meade con sus credenciales académicas y curriculares. Sin embargo, la pregunta que estará en la mente del electorado será: ¿quién tendrá mayor temple para enfrentarse a la amenaza de Trump?

Trump pide TLCAN “justo” para no imponer aranceles; “Forma errónea” le contesta Guajardo

Comparte este artículo:

En una serie de tweets mañaneros, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que los aranceles que anunció la semana pasada para las importaciones de acero y aluminio, se podrían eliminar para México y Canadá, siempre y cuando se firme un Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que sea justo.

La semana pasada Trump anunció, para al sorpresa hasta de sus propios asesores de libre comercio, aranceles del 25 y 10 por ciento en las importaciones de acero y aluminio respectivamente. La decisión ha provocado que México, Canadá, China y la Unión Europea, amenacen con responder con aranceles a productos estadounidenses. Además, el Capitolio en Estados Unidos y miembros del partido Republicano, ha externado su preocupación.

Aunque durante el fin de semana asesores y miembros del gabinete de Trump, afirmaron que el plan iba para adelante, los recientes mensajes por Twitter del mandatario estadounidense, abren un posible espacio para la negociación de los aranceles.

Por su parte, el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo en su cuenta de Twitter que México no debe de ser incluido en los planes de imponer aranceles de Estados Unidos. Agregó, que era una manera equivocada de incentivar la creación de un TLCAN.

La licitación del tren México-Querétaro, fue asesorada por Videgaray a la empresa china

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (08 de febrero 2017).- Luego de once meses de la licitación del Tren de alta velocidad México-Querétaro, en septiembre del 2013, Luis Videgaray sostuvo una reunión con el gobierno de China para hablar de la construcción del mismo, así lo informa un reporte obtenido por el portal de Aristegui Noticias.

El gobierno Chino, ganó la licitación para llevar a cabo la obra, en conjunto con las empresas; Constructora y Edificadora GIA, Prodemex, GHP Infraestucura Mexicana y Constructora Teya.

El gobierno de china fue el único que presentó una propuesta; mientras que las demás empresas pidieron una ampliación del plazo para entregar su oferta, pero al final de cuentas se vieron obligados a pedir disculpas por no entregar su oferta en el tiempo correspondiente.

Luego de que se cancelara dicho proyecto, China exigió 600 millones de dólares a México, por el acuerdo marcado con el gobierno de china, en el que el Estado Mayor mexicano, realizo una “expropiación ilegal” de las inversiones chinas.

“se llevó a cabo sin respeto al debido proceso legal, actuando de una manera carente de transparencia y frustrando las expectativas legítimas del Consorcio y sus miembros”, señaló el portal web,notificó la decisión… por conducto de un comunicado de prensa”.

Por su parte Luis Videgaray no ha respondido públicamente a los señalamientos del portal.

 

Con información de Aristegui Noticias y Animal Político.