Asegura Morena que no hay traición a la ciudadanía

Comparte este artículo:

El líder de los diputados de Morena, Mario Delgado, y la dirigente Yeidckol Polevnsky rechazaron que su partido haya traicionado a la ciudadanía, luego de que se les acusó de haber hecho un pacto con el Partido Verde a cambio de obtener los legisladores suficientes para alcanzar la mayoría absoluta.

“No hay ninguna traición, a nada, ¿por qué? Porque los diputados que se están viniendo a Morena vienen a apoyar la agenda de Morena, no estamos dispuestos a cambiar absolutamente nada”, aseveró Delgado al llegar a una reunión con Andrés Manuel López Obrador.

“Y para sacar adelante (la agenda) necesitamos construir mayorías, pero son acuerdos transparentes y son acuerdos que se hacen en favor de sacar adelante nuestra agenda”.

Ayer, se denunció un posible canje entre los legisladores morenistas con el partido del tucán, el cual consistió en que se permitiera a Manuel Velasco regresar al Gobierno chiapaneco a cambio de que ese partido le diera cinco diputados a Morena y así pudiera obtener la mayoría absoluta.

Al respecto, Delgado rechazó la existencia de ese supuesto acuerdo y adelanto que ya hay más diputados de otros partidos que han decidido sumarse a la bancada de Morena, la cual ya tiene 256 integrantes.

En tanto, Polevnsky justificó la adhesión de diputados del Verde y negó que Morena haya defraudado a la ciudadanía y abollado el inicio de la llamada “cuarta transformación”.

“Si nosotros logramos tener mayoría vamos a poder hacer los cambios con mucha mayor facilidad”, mencionó.

“No es ‘todo se vale’, así como vinieron, cuando estábamos como partido firmando los acuerdos de unidad, así puede ser hoy que vengan”.

Y se reúnen con AMLO
La bancada de diputados de Morena se reúne con el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en un hotel de la Colonia Roma.

De acuerdo a Delgado, coordinador de la bancada morenista, en el encuentro abordarán el plan de austeridad que se implementará en San Lázaro.

Caintra pide a López Obrador apoyo a Pymes

Comparte este artículo:

En una reunión en Cintermex, Juan Ignacio Garza Herrera, Presiente del organismo empresarial, señaló que las Pymes necesitan un esquema de trato diferente al resto de las compañías, por lo que pidió que se baje la frecuencia de declaraciones fiscales que deben realizar, entre otras consideraciones.

También solicitó que se cree un organismo que ayude a la creación de 10 mil nuevos empleos para jóvenes en el Estado y que se destine el 1 por ciento del Producto Interno Bruto, a la ciencia y tecnología.

“Estamos puestos para ser el órgano de consulta para impulsarlo”, señaló Garza.

Acompañado del empresario regiomontano, Alfonso RomoAMLO arribó a Cintermex a las 12:50 horas para el evento presidido por Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de Caintra.

También acuden ex presidentes de la agrupación empresarial, directores de organismos intermedios, socios de Caintra y otros empresarios.

En su mensaje inicial, Garza agradeció a AMLO aceptar la invitación al evento y aseguró que busca exponer su plataforma de trabajo en apoyo al desarrollo económico y social.

Lo reciben con aplausos

Al llegar a Cintermex, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador se quitó la corbata porque tenía calor y hasta atendió a un grupo de afectados que pidieron su ayuda.

Al bajar de la camioneta en la que viaja en su primera visita por Nuevo León como Presidente electo, Lopez señaló que hacía mucho calor y para estar a tono con el resto de los asistentes al evento organizado por Caintra decidió despojarse de la prenda.

Antes de subir al elevador de Cintermex y dirigirse al evento, Lopez atendió a un grupo de trabajadores del IMSS. quienes le entregaron un escrito.

Con gritos de “¡Presidente, Presidente!”, Lopez fue recibido por un grupo de unas 40 personas.

Ya en la sala principal, el Presidente electo fue ovacionado por otro grupo de personas.

Lopez llegó acompañado del empresario Humberto Romo y fue recibido por Guillermo Dilon Montana.

Sostienen reunión AMLO y Bronco

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvieron esta mañana una breve reunión en el Aeropuerto Internacional de Monterrey.

López Obrador, quien se encuentra en la ciudad para una gira de trabajo que incluye un encuentro con empresarios y obispos del Estado, llego a las 9:20 horas a la Terminal A de la terminal aérea, lugar en el que Rodríguez Calderón ya lo esperaba para sostener un diálogo en uno de los restaurantes del aeropuerto.

Cabe mencionar que el político tabasqueño llegó sin un despliegue de seguridad especial y en avión comercial y era acompañado por su próximo titular de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

Tras la breve conversación que duro máximo 15 minutos, ambos mandatarios partieron por su lado.

En entrevista, “el Bronco” aseguró que el presidente electo esta dispuesto a escuchar los planteamientos de apoyo para el Estado y que sostendrán otra reunión más formal después del 15 de septiembre.

Cómo detener la corrupción en México

Comparte este artículo:

Será particularmente interesante la presentación de la Dra. Irma Erendira Sandoval, futura Secretaría de la Función Pública, el próximo 11 de septiembre en el Club Industrial para que, en presencia de Tatiana Clouthier, nos explique: “Cómo detener la corrupción en México.” 

Esperamos que sus argumentos vayan más allá de los expuestos hasta ahora por su jefe, el Presidente Electo. Debe servir de lección para ella los eventos recientes relacionados a la exoneración del priista Alejandro Gutiérrez por un juez que consideró que no habían presentado elementos suficientes para justificar la acusación y el encarcelamiento preventivo del funcionario involucrado en el desvío de 250 millones de pesos en Chihuahua. 

Si el futuro gobierno no entiende que la impunidad es  y sigue siendo la principal causa de la corrupción desenfrenada de este sexenio que termina, por más autoridad moral que exhiba AMLO con su austeridad republicana, vamos y corremos hacía un abismo de mayor corrupción, encubierta ahora de una hipocresía fatal. 

La Dra. Sandoval está casada con John Ackerman, brillante portavoz de Morena y de AMLO. La suegra de la Dra. Sandoval,  Susan Rose-Ackerman es autora de un magnifico libro de referencia sobre la corrupción, “Corruption and Government, Causes, Consequences, and Reform” cuya primera edición de 1999 fue recientemente complementada en 2016 por una segunda edición con la colaboración de una profesora del Tec de Monterrey, Bonnie J.  Palifka. Las dos ediciones son referencias obligadas para quienes estudian y quieren entender la corrupción del sector público. 

Ahora, a la referencia moral de AMLO, la doctora Sandoval podrá agregar las referencias académicas de su suegra (que nos visitó en Monterrey en junio pasado), y con todo gusto le proporcionaremos nuestras evidencias sobre la correlación entre corrupción e impunidad. 

La corrupción no se combate con un discurso místico; la corrupción se combate con sanciones y con la fuerza de una disuasión efectiva. Los electores condenaron la corrupción en Nuevo León en 2015, sin efecto práctico, por la fuerza remanente de 12 años de una corrupción que dejó huellas profundas hasta la fecha. A nivel nacional en 1º de julio de este año, se repitió la condena indiscutible. 

Ahora corresponde ajustar la fuerza de la Ley a la decisión de los electores. De no darse, los electores buscarán soluciones más drásticas. Soluciones que podrían rebasar el ámbito electoral.     

#HojaDeRuta: “TLCAN: 3 apuntes de la renegociación”

Comparte este artículo:

Tras un turbulento periodo de negociaciones, Estados Unidos y México han alcanzado un preacuerdo comercial, lo que significará el siguiente capítulo en los mecanismos de libre comercio entre ambos países. En las próximas horas se sabrá si Canadá se suma y el acuerdo se mantiene trilateral.

“El mercado”, ese ente etéreo que cual dios antiguo cambia de humor a la menor provocación, parece haber reaccionado de buena gana ante la ofrenda que ha significado el entendimiento mexicoamericano. 

“El mejor acuerdo posible bajo las circunstancias actuales”, sentenció el informe para clientes generado por el banco BBVA tras el anuncio del acuerdo, quizá resumiendo el espíritu del momento. El Banco de México dijo que será bueno para la inversión. De lo perdido, lo hallado, diría la voz popular.

Si bien es cierto que se evitó una crisis de mayores proporciones, México cedió en temas sensibles como el sector automotriz y los mecanismos de solución de controversias. La lectura del momento político y el “mérito” del acuerdo llegan en un momento peculiar: el periodo de transición presidencial. Tres apuntes al respecto:

– El equipo de EPN llevó la negociación, pero el de AMLO ayudó a cerrarla. Luis Videgaray como Canciller e Ildefonso Guajardo como Secretario de Economía llevaron las prolongadas rondas de negociaciones. Según se ha reportado, hubo tensión entre ambos funcionarios sobre la postura y enfoque que debía adoptar México. 

Es cierto que los actuales funcionarios federales lograron evitar un descarrilamiento de las negociaciones y llevarlas cerca de buen puerto, dentro de lo que cabe, logrando por ejemplo sacar el tema del muro fronterizo del texto final. Sin embargo, la incorporación de Jesús Seade como representante del presidente electo acabó siendo decisiva, pues logró destrabar la famosa “Cláusula Sunset”, con la cual los norteamericanos pretendían que cada lustro el tratado terminase automáticamente, lo cual generaba una importante incertidumbre.

Seade propuso una duración de 16 años, con revisión cada 6 sin implicar terminación automática, lo cual finalmente fue aceptado por los norteamericanos ¿El detalle? Jesús Seade conoce a Robert Lighthizer, negociador en jefe de la delegación nortamericana, desde hace 25 años de otros rodeos desde la Organización Mundial de Comercio y el Banco Mundial, según apuntó Mario Maldonado para El Universal.

El aporte de Seade fue reconocido públicamente tanto por Videgaray como por Guajardo, lo cual se leerá como un importante acierto político del presidente electo y su equipo cercano (probablemente Marcelo Ebrard)

– Con el acuerdo comercial terminará una era en la relación México-EEUU y comenzará otra. El sexenio de Peña Nieto estará marcado por la pifia histórica de haber recibido a Donald Trump como candidato, a pesar de los múltiples insultos,  amenazas e injurias que para entonces había espetado hacia las y los mexicanos.

Es un secreto a voces que aquel vergonzoso episodio fue orquestado por Luis Videgaray (entonces Secretario de Hacienda) a través de su cercanía con Jared Kushner, yerno y asesor del hoy presidente norteamericano.

Quizá la administración de EPN ha evitado el descarrilamiento del acuerdo y una eventual guerra comercial con sus consecuencias socioeconómicas, pero resulta difícil que la opinión pública otorgue importantes bonos al presidente. Será un bálsamo para el cierre del sexenio, pero no alcanzará para redimir a un presidente en desgracia política que fue castigado brutalmente en las urnas el pasado julio.

Termina la era del “back-channeling” entre Videgaray y Kushner. Se tenderán nuevos puentes (como el que evidentemente tiene Jesús Seade) y se notará la mano del nuevo canciller, Marcelo Ebrard, que evidentemente operó de manera importante en este último tramo de negociación, como se lo reconoció el propio AMLO ante su gabinete.

– La postura de México ante Trump está por verse. Si bien desde campaña AMLO ha sido insistente en una postura digna pero conciliadora hacia Donald Trump, es un hecho que los intereses mexicanos siguen bajo asedio del presidente norteamericano.

Trump, hábilmente, se ha expresado bien del presidente electo, pero ha seguido fustigando a las y los mexicanos. No hay que confundirse, para todo fin práctico, Donald Trump es un personaje hostil y contrario a México.

Durante el primer año de su administración, AMLO tendrá que fijar una postura clara ante Estados Unidos, que si bien es de esperarse que busque el entendimiento, no debiera ser caracterizada por la genuflexión que tuvo EPN y que caló profundamente en el ánimo nacional. Por el contrario, firmeza y dignidad es lo que se espera de un presidente que constantemente alude al patriotismo. 

Viene un importante reto en la redefinición de la política exterior y el encuadre discursivo que la acompañe. Nuevamente, el rol de Marcelo Ebrard será fundamental.

Un momento decisivo vendrá en noviembre -apenas unos días antes de que AMLO asuma la presidencia- cuando las elecciones intermedias de EEUU definan si el poder de Trump se afianza, o por el contrario, se acota de manera importante en caso de que los demócratas recuperen al menos una de las cámaras.

Se busca oposición

Comparte este artículo:

Con la derrota del 1 de julio a cuestas, PRI y PAN entraron en un coma inducido del que no han despertado.

Se cumplen 2 meses de la elección presidencial y la victoria aplastante de López Obrador. Mientras los reflectores están completamente en las acciones y decisiones que tanto el Presidente Electo como su futuro gabinete están realizando, los otrora grandes partidos en México siguen en la incredulidad y no han comenzado su renovación. 

El PRI dañado gravemente ha optado por regresarle el control a Carlos Salinas de Gortari en la figura de Claudia Ruiz Massieu. La nueva presidenta del PRI no ha perdido tiempo y en un ejercicio de autocrítica retórica insta a sus militantes a que participen en el diagnóstico de la derrota. Incluso ha dedicado ciertas líneas a atacar a los que llevaron a la debacle del partido, pero sin ponerles nombre y apellido. 

Por otro lado, la designación de Miguel Ángel Osorio Chong y de René Juárez como coordinadores, sí muestra que el PRI ya no estará a disposición de Peña Nieto y el círculo Videgaray, pero tampoco significan el cambio profundo que ese partido verdaderamente necesita. Porque pensar que el problema está en las siglas y no en sus dirigentes, es el error en el que está cayendo el priismo para cambiar sin cambiar. 

Pero el caso más grave no sucede en el PRI. Los panistas, quienes serán la segunda fuerza en el Congreso de la Unión además de tener gubernaturas importantes, se mantienen fisurados, divididos, sin un proceso de cicatrización que impida a sus cuadros abandonar el partido. 

La autodesignación de Damián Zepeda como Coordinador en el Senado, aunada a la de Juan Carlos Romero Hicks con los Diputados Federales, fue la gota que derramó el vaso y desató enérgicas críticas de los panistas, por la inconsciencia y desfachatez con la que el Anayismo, principal culpable de la derrota, ha decidido apropiarse de todos los puestos clave haciendo a un lado a los demás grupos. 

El PAN no tiene un futuro alentador, ya que a la salida de cuadros como Margarita Zavala, Francisco Búrquez, Ernesto Cordero, se le estarán acompañando otros más en el futuro cercano, ya sea para pasar al retiro o para ser parte de otras fuerzas políticas e incluso fundar su propio partido. 

Tal parece que tanto el PRI como el PAN no entienden que no entienden, ya que sus acciones más que mostrar un sentido de responsabilidad y renovación, demuestran a unas cúpulas aferradas al poder y a los privilegios. En definitiva, se busca oposición.

#HojaDeRuta: “Municipios ¿metropolitanos?”

Comparte este artículo:

Mientras se resuelve la trifulca en tribunales (a la que al parecer aún le faltan varios rounds), debiera aprovecharse el tiempo restante de la transición en definir cuál será la agenda metropolitana del próximo trienio.

La desordenada mancha urbana que responde en lo general al nombre de Monterrey enfrenta múltiples retos de primer orden, pero a pesar de que la ciudad es inevitablemente un sistema, no parece haber una agenda común de gran alcance, y por consecuencia, tampoco políticas públicas con enfoque metropolitano.

Es preciso recordar que la Asociación Metropolitana de Alcaldes es un espacio que recién se creó durante el trienio que está por terminar. Y decimos espacio porque no es una institución ni tiene reglas que la rijan, sino que funciona con base en la voluntad política de sus integrantes, por lo que en cualquier momento podría desvanecerse.

Ahí existe un primer punto interesante de análisis: ¿Debería de formalizarse la existencia de un organismo ejecutivo metropolitano? De ser así ¿Cuáles deberían ser sus competencias? ¿Llevaría incluso a pensar en el establecimiento de autoridades metropolitanas, quizá hasta en una jefatura de gobierno?

No sería descabellado. Hay ejemplos vivos de que el enfoque metropolitano funciona. Uno de ellos es Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, que desde 1945 fue adquirida por el Gobierno estatal, para después constituirse como organismo público descentralizado en 1956. La empresa pública desde entonces ha brindado el suministro de agua industrial y residencial.

Los municipios en México, en general, tienen muy pocas formas de financiamiento. El impuesto predial, permisos y multas, principalmente. En otros países, las entidades municipales pueden establecer empresas para proveer agua, producir electricidad y brindar transporte público.

Mientras un debate de esta magnitud se abre, hay problemáticas concretas que deben ser abordadas a profundidad. En numeremos al menos 5:

1. La coordinación en seguridad en un contexto donde diversos delitos van en aumento y también se han incrementado los homicidios dolosos relacionados al crimen organizado. Esto considerando que la responsabilidad del municipio es preventiva, debiendo concentrarse en la proximidad.

2. Alternativas de movilidad sostenible, sobre todo considerando que los municipios tienen facultades sobre las calles y la regulación del tránsito, pero no sobre el transporte público. La obsesión de gastar dinero en obras exclusivamente para los autos solo agrava la problemática del tráfico y la contaminación.

3. Contribuir a la calidad del aire. Hay mucho que los municipios pueden hacer: son los únicos con facultades de detener a vehículos que contaminen ostensiblemente; pueden regular construcciones y obras que levanten polvos; verificar la flota vehicular al servicio del municipio y denunciar a industrias que realicen emisiones, por mencionar algunas.

4. Transformar el modelo urbano. Las problemáticas y realidades de la ciudad (ambientales, de tráfico e incluso de convivencia misma) hacen evidente la necesidad de repensar la urbe hacia un modelo centrado en proveer calidad de vida a las personas, revalorar y privilegiar los espacios públicos y fomentar nuevas vocaciones para brindar vida y actividad económica a sectores deprimidos.

5. Conseguir recursos. El aparato cuesta, políticas y obras también. Mientras el gobernador insiste en el antagonismo hacia AMLO y la nueva administración federal, los alcaldes y la alcaldesa deberán tener su propia estrategia de cabildeó a través de diputados federales y locales afines, así como con la nueva delegada del gobierno federal.

Mientras termina de definirse quiénes estarán al frente de los ayuntamientos habría que impulsar la reflexión crítica y fomentar el enfoque metropolitano de las políticas públicas.

El afán centralizador de López Obrador

Comparte este artículo:

Los 32 “superdelegados” que serán asignados a cada una de las entidades federativas representan un atentado en contra del federalismo. 

Nadie niega la corrupción e impunidad que gravita alrededor de los gobernadores. Simplemente recordemos los casos de los Duarte, Borge y compañía, algunos integrantes del llamado “nuevo PRI”, quienes son acusados de, entre otras cosas, de delincuencia organizada, desvío de recursos públicos y lavado de dinero. (¡La PGR sustituyó el delito de delincuencia organizada por el de asociación delictiva, delito que no considera prisión preventiva para Javier Duarte!).

También es cierto que los gobernadores han sido responsables, por acción u omisión, del apuntalamiento del crimen organizado en múltiples estados. El proceso de descentralización de las últimas décadas -otorgando facultades a estados y municipios- generó un vació de poder por la fragilidad de las instituciones regionales; fenómeno que aprovecharon los cárteles. 

Empero, la descentralización no fue el problema, sino la inexistencia de sólidas y eficientes instituciones que llenaran los vacíos de poder. 

Según el proyecto del gobierno entrante, los “superdelegados” tendrán la función de supervisar los fondos federales en las entidades para evitar su desvío por parte de los gobernadores. Ello tiene implicaciones perniciosas para un sistema federal. Los delegados, quienes responderán directa y únicamente al Presidente, tendrán el capital económico y político para eclipsar la figura de los gobernadores. Existirán dos poderes rivales en cada entidad, ya que uno, por la simple naturaleza de su función, obstaculizará las acciones del otro, aun cuando formalmente se respeten las facultades del segundo. 

La figura de los delegados hace recordar a la figura de los intendentes, quienes fueron establecidos a partir de las reformas borbónicas de mediados del siglo XVIII. 

Después de la guerra de sucesión española (1701-1713), una nueva familia accede a la corona: los Borbones. Décadas después y con el propósito de impulsar el crecimiento económico peninsular a partir de la aceleración del saqueo en tierras americanas, los borbones ejecutaron una serie de mecanismos para agravar la relación de subordinación con la Nueva España. Además de poner en circulación los bienes de la Iglesia, expulsar a los jesuitas, restringir las inversiones de otras potencias, crear un ejército permanente y reducir la producción manufacturera de la colonia y expandir la de materias primas, las reformas buscaron limitar el poder político del virrey, la audiencia, los alcaldes mayores y los cabildos. 

Aunque algunos de los efectos de las reformas fueron positivos  -la supresión de los repartimientos de mercancías, la eliminación del poder monopólico de los comerciantes del consulado de México y la modernización de las finanzas públicas-, otros fueron nocivos para la libertad política de la nueva clase en búsqueda del poder: los criollos. 

El sistema de intendencias tuvo como consecuencia la eliminación de la autonomía del poder local. Los criollos, refugiados en los ayuntamientos después de ser desplazados de los altos cargos por los peninsulares, vieron sus intereses amenazados ante el ataque centralizador de la metrópoli. Ante ello, lideraron un movimiento violento que desembocaría en la Independencia de 1821 y configuraría la distribución del poder regional en el México post independiente con el que batalló tanto el poder central. 

Resulta poco probable que los efectos de la imposición de los 32 “superdelegados” desemboque en un movimiento similar al de hace doscientos años. Sin embargo, sería conveniente revisar la disputa histórica -colonia, época independiente, Porfiriato, periodo posrevolucionario y finales del siglo XX- entre el poder central y los poderes locales con el propósito de no cometer los mismos errores de antaño.

Esta propuesta del gobierno entrante es una de muchas otras que tienden a centralizar el poder en la figura del Ejecutivo. El próximo presidente encontró una solución para mantener también a raya a todos aquellos estados gobernados por partidos opositores.  

Los aires del presidencialismo resoplan nuevamente y el “viejo PRI” parece estar reencarnando en la persona de López Obrador. 

AMLO anuncia a sus asesores cercanos

Comparte este artículo:

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer esta mañana a sus asesores más cercanos y que colaboraran en su Presidencia.

Entre los destacables, está el ex gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel, quien fungirá como coordinador de asesores, y entre sus funciones estaría la elaboración de proyectos y asesorías para la Presidencia de la República para la toma de decisiones.

Alejandro Esquer, será quien maneje la agenda Presidencial.

Además, el empresario Alfonso Romo, fue confirmado por López Obrador, cómo Jefe de la Oficina de Presidencia.

“Por ser empresario, actuará como un enlace con los inversionistas de México y el mundo, ayudará en la evaluación de proyectos estratégicos”, dijo el presidente electo.

Raymundo Arpis Espriú, estrada a cargo de la Coordinación de Estrategia Digital, y será el que elaborará y aplicará las normas en todos los sistemas digitales del gobierno federal y sería el responsable del proyecto para comunicar todo el territorio nacional mediante internet.

El que fuera el directo del periódico Regeneración, Jesús Ramírez Cuevas, será el Coordinador de Comunicación Social.

César Yáñez, tendrá a su cargo la Coordinación General de Política y Gobierno y atendería las relaciones con los sectores públicos y sociales, y la comunicación con dependencias de la Administración Pública.

López Obrador anuncio que todos tendrán oficinas en Palacio Nacional, cerca de la del Presidente.

La “consulta” del NAICM

Comparte este artículo:

El tema de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) ha estado presente desde el año pasado, y aunque durante campaña López Obrador tenía la idea de cancelar por completo la obra, ahora ha decidido que el destino del aeropuerto se someterá a una consulta popular.

Javier Jiménez Espriú, próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes, presentó dos opciones para el NAICM: continuar con la construcción en Texcoco o construir dos pistas y un aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía. Jiménez Espriú ya presentó algunas de las ventajas y desventajas de cada opción, y en la página oficial del presidente electo se puede encontrar un dictamen técnico con más de 200 documentos de análisis, pero sinceramente no creo que alguien se tome la molestia de leer todo eso. 

Por otro lado, hay dudas en cómo se va a llevar a cabo este ejercicio. López Obrador dijo que se realizará a finales de octubre, pero según el artículo 8 de la Ley Federal de Consulta Popular, éstas solo se pueden realizar cuando se celebren elecciones federales, es decir, hasta el 2021. También según esta ley, solo el Presidente de la República, el 33% de cualquier Cámara del Congreso o el 2% del padrón electoral pueden solicitar la consulta; AMLO es el presidente electo pero para ese entonces aún no habrá tomado protesta de su cargo, y no hay señales que se estén organizando las Cámaras o ciudadanos para solicitar que se haga la consulta. Entonces, ¿no va a ser organizado oficialmente por el INE?, ¿cómo va a estar formulada dado que solo se pueden poner preguntas que respondan ‘sí’ o ‘no’?, ¿la consulta es para todos los mexicanos o sólo los habitantes de la Ciudad de México? o en pocas palabras, ¿estamos hablando de una consulta o más bien de una encuesta?

Tener la decisión del NAICM crea una gran responsabilidad en nosotros para poder emitir un voto; pero también la opinión pública y medios de comunicación tienen que cumplir con un rol de difusión imparcial. Para mí esta consulta está muy por fuera de las manos de los ciudadanos, pero si se va a hacer se tiene un poco más de 2 meses para que mínimo se publique cada aspecto positivo y negativo de las opciones en mesas redondas, paneles con expertos, ruedas de prensa, etc. de manera accesible y entendible; y también para que se especifiquen los métodos y organización para realizar esta dicha consulta.