Piso parejo o detenemos todo

Comparte este artículo:

La ley siempre debe estar a la par del comportamiento de la sociedad, cuando esto falla existe el caos. La falta de regulación en la ley de transporte en Nuevo León ha traído problemas de interés público. Por un lado, vemos la carencia de aceptación con el shock generacional y cultural por la llegada de la tecnología a modificar la forma de brindar un servicio de transporte de parte de los ejecutantes. Y por el otro, la necesidad de innovar y mejorar las deficiencias de estos servicios para brindar mayor seguridad a los usuarios. 

Antes de la llegada de Uber, DiDi, Cabify u otro servicio similar, se vivía bajo un “monopolio” de transportación. Los taxis fijaban las tarifas, no se sabía con certeza quién sería el conductor y la seguridad que tenían los clientes no era siempre la óptima, ya que los ponía en una situación de vulnerabilidad. Después, con el inicio de estos servicios digitales, las personas que los usaban tenían la confianza y seguridad de quién era su conductor, la ruta exacta que se tomaba para llegar al destino y la tarifa que se pagaría. Viendo desde un punto de vista progresista todo esto suena como la solución de los problemas de transporte, pero las cosas no son tan simples. 

Esta semana, los taxistas se manifestaron ante el Congreso exigiendo piso parejo para todos los conductores, tanto de medios digitales como los convencionales. Ahora bien, es importante definir lo que para ellos es piso parejo. Si esta famosa frase significa que independientemente de la plataforma cada conductor cumpla con requisitos tales como exámenes toxicológicos, licencia de chofer, pago de cuotas requeridas y contar con los registros y permisos necesarios, entonces sí, es más que necesario que el Congreso regule de forma igualitaria a todos los que brindan estos servicios. “Con respecto a la publicación en el Periódico Oficial del Estado sobre las reglas de operación o normas generales estatales de carácter técnico para las Empresas de Redes de Transporte, promovidas por el Gobierno del Estado de Nuevo León, a través de la Agencia Estatal de Transporte que encabeza Noé Chávez Montemayor, la compañía de tecnología se muestra a favor de su cumplimiento”, indicó Uber. Pero piso parejo no significa, bajo ninguna circunstancia, que estas plataformas digitales no puedan laborar y se le dé preferencia únicamente a los taxistas. El giro que se le ha dado a sus reclamaciones va más allá que solo exigir que cuenten con estas regulaciones. “Vamos a cerrar aeropuertos, quemar coches… los quieren pues se los vamos a quemar aquí en el Congreso”, amenazaba el dirigente de las manifestaciones frente el Congreso esta semana por considerar estos nuevos servicios una competencia desleal. 

El mundo se encuentra en un constante cambio y movimiento. Es imposible negarse a estos cambios y transformaciones que sufren tanto los empleos como los servicios que se reciben. Los medios de transporte no son la excepción aquí. Sí, la regulación de estos medios es de suma importancia para que exista una competencia justa, pero el innovar y hacer uso de la tecnología para mejorar un servicio, no se le puede considerar nunca una competencia desleal. Por el contrario el acaparar e impedir la entrada de nuevas plataformas por el uso de la fuerza, sí es para mí la definición de competencia desleal. El Estado tiene una tarea muy importante aquí, ya que deben mostrar que no se doblegarán ante amenazas fundadas en terror, si no que harán lo que jurídicamente es correcto, para que tanto plataformas actuales como las tradicionales puedan laborar y, de ese modo, los usuarios puedan elegir la opción que más les convenga. 

Comisión del Transporte avala incremento de tarifa

Comparte este artículo:

Esta tarde, la comisión de costos del Consejo Estatal de Transporte y Vialidad (CETyV) aprobó un aumento de 16.7 por ciento en la tarifa de transporte público en el Estado.

La propuesta será enviada al Consejo para su aprobación. Sin embargo, todavía no se define la fecha para esta reunión.

Noé Chavez, titular de la Agencia Estatal de Transporte (AET), indicó que el aumento será de un peso para usuarios de Tarjeta Feria y 2 pesos para el cobro en efectivo.

Añadió que durante estos días la AET regalará tarjetas con saldo entre los usuarios para promover su uso.

Si se llega a aprobar la propuesta, las tarifas en unidades climatizadas pasarían de 12 a 14 pesos en el pago en efectivo y de 12 a 13 pesos en las unidades sin clima.targ

Por otro lado, el pago con Tarjeta Feria pasaría de 11.19 a 12.69 pesos en unidades climatizadas, y de 10.19 a 11.19 pesos en unidades sin clima.

El costo preferente aumentaría un peso de manera general y las rutas suburbanas no tendrían aumento.

 

Con información de El Norte. 

En Nuevo León taxistas amenazan con cerrar vialidades

Comparte este artículo:

Líderes de consorcios de taxistas y otros sindicalizados CROC han amenazado al Gobierno del Estado y a la Agencia Estatal de Transporte con cerrar vialidades e incrementar movilizaciones en calles y avenidas de la ciudad en caso de que no cedan a sus peticiones.

Líderes sindicales y taxistas han ingresado a hablar con funcionarios de la Secretaría de Gobierno del Estado, a quienes les han pedido una reunión con Jaime Rodríguez Calderón (el Gobernador), Noé Chávez (director la Secretaría de Gobierno del Estado) y Manuel González (Secretario de Gobierno).

Argelia Montes Mendoza, presidenta y miembro de Tribuna de Vigilancia Ciudadana, amenazó diciendo que “Van a continuar las movilizaciones y le van a subir de tono porque ya está la gente desesperada, sino quiere el Gobernador más problemas o más manifestaciones, que dé la cara”.  Otro taxista dijo, “Necesitamos cerrar calles para que la misma autoridad nos pueda recibir, prueba de ello aquí estamos ahorita que sí fuimos recibidos. Si las autoridades siguen ignorándonos vamos a seguir en las calles”.

 

(Con información de El Norte)

¿Transporte público o privado? El debate de UBER

Comparte este artículo:

El pasado martes 2 de julio, cerca de la media noche, el Gobierno del Estado, vía la Agencia Estatal de Transporte (AET) y Fuerza Civil implementaron un operativo para decomisar las unidades, y en caso de ser necesario, detener a los choferes de las aplicaciones de Uber, Didi y Cabify bajo el principal argumento de que están prestando un servicio de transporte público con placas particulares.

Lo anterior, ha provocado una gran molestia, no solo en los choferes, quienes muchos de ellos, cabe resaltar, su único ingreso económico es generado por prestar este servicio, si no también en los usuarios, quienes el día de ayer, ambos se manifestaron en las instalaciones del Congreso del Estado de Nuevo León para pedir el apoyo de sus legisladores locales, ante lo que ellos consideran, una injusticia por parte del Gobierno estatal.

Pero, ¿Cuál es el conflicto?, y ¿Qué argumentan las partes involucradas?, básicamente los taxistas argumentan que no existe un “piso parejo” de competencia y exigen que se regule la tarifa de las aplicaciones y se les impongan los mismos requisitos que a los autos públicos (permisos, placas, etc). En contra parte, los socios conductores de las plataformas digitales, señalan principalmente que ellos no son transporte público, si no transporte privado y que están violando sus derechos fundamentales al retirarles sus vehículos y negarles una fuente legal de trabajo.

La realidad aquí es que efectivamente Uber o sus equivalentes, no deben ser considerados como “transporte público”, si no como “transporte privado”, pues el servicio que estos ofrecen no es el mismo que el de un taxi tradicional por muchas razones; por poner solo un ejemplo que lo distingue: ellos no recogen pasaje de las calles, únicamente a quien pide el servicio por medio de la aplicación móvil.

Ahora bien, -ojo aquí- eso no los exenta de que sean regulados, el transporte privado también debe ser legislado en la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable del Estado de Nuevo León -próxima a reformarse en el Congreso estatal-. Lo anterior, avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que apenas el año pasado resolvió que los servicios privados de transporte son completamente distintos a los servicios tradicionales de transporte público (reconociendo la naturaleza privada/civil de los primeros, contra la naturaleza pública/administrativa de los segundos) y por ende, no se les puede comparar, exigir o limitar tomando en consideración la realidad regulatoria de los taxis en tanto es un servicio completamente distinto a aquél. 

En el mismo sentido, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), emitió opinión para los Gobernadores y las Legislaturas estatales en 2015, donde recomienda precisamente que se reconozca una nueva categoría para la prestación de un servicio de transporte, limitando el marco normativo de estas empresas a tutelar objetivos públicos elementales en materia de seguridad y protección del usuario, evitando restricciones como crear la obligación de autorizar o registrar vehículos para prestar el servicio o limitar su número imponiendo requisitos adicionales como de placas especiales y/o cromáticas.

Precedentes existen, el problema de fondo aquí, es que quienes exigen que se regularicen estas aplicaciones, tienen muy poca autocrítica o no se han dado cuenta de que si el usuario prefirió migrar a utilizar otra alternativa de movilidad, es precisamente porque el servicio que ellos estuvieron prestando por décadas no es de calidad: taxímetros alterados, unidades antiguas y en mal estado, en algunas ocasiones con olores desagradables, algunos sin clima, el peligro del pago obligatorio en efectivo, y sin duda lo más importante, que el usuario no se siente completamente seguro de que llegará a su destino, pues no hay algo que respalde, cuide y garantice la integridad física del usuario como si existe en la aplicación móvil, al poder seguir en todo momento el trayecto del vehículo e incluso poder compartir con algún familiar/amigo la ruta.

En fin, las empresas de redes de transporte como Uber, NO deben ser legisladas como transporte público, y el derecho de los ciudadanos de Nuevo León a elegir la alternativa de movilidad que más se adapte a sus necesidades, debe ser garantizado.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

Dimes y Diretes: “Guerra contra Uber”

Comparte este artículo:

¡Ah que Jorge Longoria! O más bien, Jorge “el taxista” Longoria, el mero, mero de la Agencia Estatal del Transporte. Tras el abuso de poder por parte de agentes de la AET, contra el conductor de un Uber, el funcionario público ha tratado, en todas maneras posibles, demostrar que el Estado ya pacto con las centrales obreras, CROC, CTM y CNC, que desde hace meses están en contra de los servicios Uber y Cabify.

Después de la agresión contra el conductor de Uber, Jorge Longoria no ha pedido disculpas, ni mucho menos ha dicho que se indagará y sancionará a los que hicieron uso de la fuerza contra un ciudadano.

Su justificación ha sido que el Uber estaba haciendo base, lo que no está permitido por la ley (misma que el estado ni ha querido regular). ¿Apoco cometer una falta amerita golpes? ¿En serio Jorge Longoria, justificas los golpes de tu personal?

 




Lo peor de todo es que este funcionario, que ya está resultando ser otro frijol negro en el gobierno de “El Bronco”, salió ayer con el cuento chino que como un Uber se estrelló rumbo al aeropuerto y una persona lamentablemente perdió la vida, es mejor usar servicios autorizados por OMA y la SCT, ¿mándeme usted? ¿Desde cuando un funcionario público le puede hacer promoción “gratuita” (entre comillas porque no estamos seguros) a empresas de transporte del aeropuerto?

Es más que obvio, que el Estado ha llegado oficialmente a un pacto con la CROC y la CTM. Es muy interesante también ver que en todo lo que va del gobierno de Jaime, Jorge Longoria, no ha hecho el más mínimo esfuerzo para regular Uber y Cabify, cómo en su momento lo había prometido el mismo funcionario.

Al contrario, ahora ya se volvió “Don Trabas” y parece que le están dando buena “lanita” para no proponer ninguna solución al caso, pero eso si grillar a más no poder servicios que a la gente le gustan.

 




Lo peor de todo, es que tampoco el Congreso Local ha hecho mucho, y a pesar de que diputados como, Marcelo Martínez, han hecho propuestas para regular a los servicios digitales, los diputados del PRI se encargan de tapar cualquier iniciativa de ley, puesto que también están en la nómina de la CROC y la CTM, como es el caso de Jorge Longoria.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Camino hacia la Regulación de Uber

Comparte este artículo:

En los últimos meses la regularización de las plataformas en línea de transporte privado tales como Uber, Cabify y City Drive; que son las mas importantes de la ciudad, ha tenido un papel cada vez más importante en Nuevo León debido al creciente mercado. En la mayoría del territorio de Estados Unidos estas plataformas ya están regularizadas, al igual que en países como Australia, Reino Unido, India, China y Filipinas.

A esto surgen dos preguntas principales: ¿Por qué estas no se han logrado regularizar en nuestro Estado? ¿Qué se debe de tomar en cuenta para regularizar estas plataformas? No se han regularizado por diversos intereses que se ven envueltos en esta coyuntura, principalmente los de dos actores. Por un lado tenemos a ciertos diputados locales del PRI, que como bien conocemos tienen el apoyo de sindicatos como la CTM y la CROC, lo cual significa, que si aprueban la regularización, tendrían repercusiones en su estructura. Aunque no es apoyada por los diputados representantes de estos sindicatos, es posible que sea apoyada por otros diputados priistas; ese será trabajo de convencimiento del diputado panista Marcelo Martínez, quien es el principal impulsor de la iniciativa en el congreso.

Se comenta que cada vez se esta más cerca de la regulación que los nuevoleoneses piden a las autoridades. Se cree que en este período ordinario debería de ser aprobada…

Por otro lado, tenemos al señor Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, que si bien en su momento se pronunció a favor de la regularización es difícil que la apoye. Pues en estos momentos no pude darse el lujo del costo político que implica dar el visto bueno a la regularización ya que su popularidad a decaído increíblemente desde que tomo protesta como Gobernador, y ponerse en contra de los sindicatos empeoraría aún más su situación. En resumidas cuentas, a nuestro señor Gobernador no le quita el sueño la regularización de dichas plataformas, ya que lo único que busca en este caso es no pagar el costo político que implica la regularización.

Por esa razón tal vez usará su “superpoder” de vetar la ley como lo ha hecho en pasadas leyes aprobadas por el congreso; esto no frenara la regulación y podrá ser aprobada en una segunda vuelta por el Congreso Estatal si se obtienen dos terceras partes de aprobación durante la votación.

Por otro lado, tenemos al señor Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, que si bien en su momento se pronunció a favor de la regularización es difícil que la apoye. Pues en estos momentos no pude darse el lujo del costo político que implica dar el visto bueno a la regularización…

Respondiendo a la pregunta sobre qué se debe de tomar en cuenta para regularizar las plataformas: No darle más poder a la CROC, la CTM y a sus líderes Isaías González Cuevas e Ismael Flores Cantú. Con esto me refiero a que la regularización no debe de incluir la adquisición de placas por parte de los choferes de las plataformas en línea. Pues como sabemos, la Agencia Estatal de Transporte tiene una excelente relación con estos dos sindicatos y usualmente concuerdan en la mayoría de los asuntos. En lugar de incluir placas, la propuesta es que se haga un examen de manejo por parte de las plataformas y que se les entregue un permiso para que puedan circular, además de tener un padrón de los choferes.

Otra cuestión que debe ser tomada en cuenta es cuidar los años en que los vehículos podrán circular y el costo de estos. En mi opinión se debe de poner un límite de tiempo de 6 años o menos en los que pueden brindar servicio; es decir que un auto del 2009 ya no pueda transitar como chofer privado de las plataformas, de esta manera cuidamos el servicio que es el que las caracteriza; y también protegiendo el medioambiente.

Por último, pero no menos importante: la seguridad es esencial, así que las plataformas deben de comprometerse a que si llegase a suceder alguna situación en la que un usuario sea agredido o se cometa un delito, deberán entregar absolutamente toda la información que tengan del chofer a las autoridades para que estas puedan investigar el supuesto delito.

Se comenta que cada vez se esta más cerca de la regulación que los nuevoleoneses piden a las autoridades. Se cree que en este período ordinario debería de ser aprobada; esperemos sea lo antes posible para ponerle un alto a las agresiones que han existido entre las plataformas y los taxis convencionales, y así, los ciudadanos puedan utilizar estos servicios sin problemas, ya que son ellos los principales afectados.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

URGENTE RETOMAR EL CONTROL DE LAS PRISIONES EN MÉXICO

Comparte este artículo:

logotipo1

¿Cómo es posible que haya sucedido un enfrentamiento tan cruento dentro de un recinto bajo la responsabilidad total del estado?

El motín de la madrugada del jueves 11 de febrero en el penal del Topo Chico, en Monterrey, N.L., es una muestra de la decadencia del sistema penitenciario en México. Menospreciado como parte fundamental de cualquier estrategia de seguridad ciudadana y olvidado como eslabón en la cadena de justicia.

La autoridad debería tener control absoluto de lo que sucede al interior de las prisiones, pero hechos tales demuestran todo lo contrario. No se tiene el control de las prisiones.

El problema tiene raíces en el uso indebido que se ha hecho de la prisión, al llevar a reclusión a una gran cantidad de personas sin contar con una sentencia, y no considerar otras alternativas a la privación de la libertad.

El problema tiene raíces en el uso indebido que se ha hecho de la prisión, al llevar a reclusión a una gran cantidad de personas sin contar con una sentencia, y no considerar otras alternativas a la privación de la libertad. La sobrepoblación ha minado los recursos, servicios y la capacidad de control de las autoridades penitenciarias.

Tal saturación penitenciaria desencadena un sinfín de problemas al interior de las prisiones como hacinamiento, violencia, contaminación carcelaria, violación de derechos humanos, y pone en riesgo la vida e integridad de internos y custodios.

Tal saturación penitenciaria desencadena un sinfín de problemas al interior de las prisiones como hacinamiento, violencia, contaminación carcelaria, violación de derechos humanos, y pone en riesgo la vida e integridad de internos y custodios.

Pero también el deficiente funcionamiento de las prisiones afecta la seguridad ciudadana, pues vulnera a las familias de las personas internas, y propicia que desde dentro se cometan delitos cuyo objetivo, incluso, es la comunidad al exterior.

En marzo de 2015, Renace convocó a los candidatos y candidata a la gubernatura del Estado —incluyendo al actual Gobernador, Jaime Rodríguez Calderón— para que firmaran diez compromisos para retomar el control de las prisiones en Nuevo León.

En marzo de 2015, Renace convocó a los candidatos y candidata a la gubernatura del Estado —incluyendo al actual Gobernador, Jaime Rodríguez Calderón— para que firmaran diez compromisos para retomar el control de las prisiones en Nuevo León.

Para nosotros, era evidente que el penal del Topo Chico, al igual que los otros penales estatales, estaba en una situación que requería atención inmediata. A cuatro meses desde la toma de posesión del gobernador independiente, y habiendo participado él mismo en la firma de los diez compromisos, aún no se han llevado a cabo las acciones necesarias para retomar el control de las prisiones. La tragedia nos alcanzó. Este 11 de febrero quedó demostrado que esta situación no puede esperar más.

La situación de las prisiones en Nuevo León, al igual que en México, requiere de la pronta actuación de la autoridad, para llevar a cabo un plan de acción estratégico y garantizar la inversión necesaria para hacerlo realidad.

No bastará con trasladar personas internas a otros reclusorios. Es momento de que los gobiernos estatales trabajen en conjunto con el Gobierno Federal, para colaborar hombro con hombro en la mejora integral del sistema penitenciario.

Por mucho tiempo, se ha dejado de lado el tema, y hoy somos testigos de sus consecuencias. Desde la sociedad civil hemos señalado la magnitud de la problemática, pues el óptimo funcionamiento del Nuevo Sistema de Justicia Penal en México requiere de la respectiva reforma al sistema penitenciario.

Esta crisis es una oportunidad para retomar el control de las prisiones con base a un plan estratégico que se anticipe a los problemas. El gobierno no puede seguir reaccionando ante fatalidades.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Sindicalismo vs. Uber”

Comparte este artículo:

Los dos ataques de la semana pasada a conductores de Uber en el Aeropuerto Internacional de Monterrey nos deben de preocupar. Antes que nada por la inacción de las autoridades en el recinto y, por otro lado, por el poder que aún tienen los sindicatos en México.

No estoy en contra de la regulación de Uber, al contrario creo yo que es importante que se regule. También creo que es esencial que se empareje el piso entre los taxistas y los conductores de Uber.

No estoy en contra de la regulación de Uber, al contrario creo yo que es importante que se regule. También creo que es esencial que se empareje el piso entre los taxistas y los conductores de Uber, de hecho el director de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria Treviño ha mencionado que es uno de los objetivos durante su gestión.

¿Esta gente de TOTSA qué piensa? ¿Qué agrediendo e intimidando a los operadores de la competencia van a lograr tener más trabajo? ¡NO, SEÑOR!

Lo que ya no tiene “marinola” es que ciertos taxistas del aeropuerto hayan agredido verbalmente y causaran daños a los automóviles de dos conductores de Uber la semana pasada. En verdad, ¿esta gente de TOTSA qué piensa? ¿Qué agrediendo e intimidando a los operadores de la competencia van a lograr tener más trabajo? ¡NO, SEÑOR! Al contrario, yo y muchas personas ya no queremos volver a usar un taxi al aeropuerto con aquella compañía, que por cierto está afilada a la CROC. YO NO QUIERO SUBIRME AL CARRO DE UN VÁNDALO.

Muy arregladitos deben de estar los POLICIAS FEDERALES con los vándalos de TOTSA para que no les hagan absolutamente nada.

Lo que más me preocupa es la inacción de las autoridades federales que presumen siempre mantener el orden. Apoco que si usted, estimado lector, o yo vamos y causamos daños al automóvil de un tercero, ¿qué no nos van a meter a la cárcel? CLARO QUE SÍ. Pero pues muy arregladitos deben de estar los POLICIAS FEDERALES con los vándalos de TOTSA para que no les hagan absolutamente nada.

En la Ciudad de México cuando comenzaron las agresiones contra Uber, los capitalinos encontraron una solución y fue #MeVoyAdelante. Motivo a todos mis lectores a que hagamos este hashtag viral con el fin de proteger la identidad de los conductores de Uber y así no sean agredidos. Mientras tanto, los diputados junto con la AET debe de ponerle solución en cuanto antes a esta situación.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”