Biden revela que líderes republicanos lo han felicitado en privado

Comparte este artículo:

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, reveló este jueves que numerosos líderes republicanos lo han felicitado en privado por su triunfo, no reconocido todavía por el mandatario saliente, Donald Trump.

“Ha habido numerosos senadores republicanos que me han llamado en privado y me han felicitado. Y entiendo la situación en la que se encuentran. Y hasta que la elección quede claramente decidida cuando el Colegio Electoral vote, están en una posición muy difícil”, afirmó Biden en una entrevista con la CNN.

El demócrata ganó 306 delegados en el Colegio Electoral mientras que Trump se quedó con 232, que se reunirán el próximo 14 de diciembre para oficializar la condición de presidente electo de Biden.

Menos de una decena entre los 50 republicanos en el Senado han reconocido públicamente la victoria de Biden en las elecciones de hace este jueves un mes y son todavía menos los que le han felicitado.

Los moderados Mitt Romney, Susan Collins y Lisa Murkowski son de los pocos que le han felicitado en público.

Durante la entrevista con la CNN, Biden también se refirió al potencial acuerdo en el Congreso entre demócratas y republicanos para un nuevo rescate económico parcial por valor de 908.000 millones de dólares, que apoyó aunque dijo que “no es suficiente”.

“Voy a pedir más”, anunció el presidente electo, que también se mostró confiado en su capacidad de alcanzar acuerdos con la oposición republicana.

“No sugiero que vaya a ser fácil. Va a ser difícil. Pero estoy seguro de que en las cosas que afectan la seguridad nacional y la necesidad económicafundamental de mantener a la gente empleada, conseguir que la gente trabaje, recuperar la economía, hay mucho espacio en el que podemos trabajar”, aseguró.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, abordaron este jueves el potencial acuerdo para un rescate económico parcial ante los estragos causados por la pandemia.

Piden a Bolton testificar en juicio a Trump

Comparte este artículo:

El juicio político del presidente estadounidense Donald Trump ha tomado una nueva perspectiva desde que el libro de John Bolton, el ex-asesor de seguridad nacional, ha salido a la luz, revelando detalles que contradicen los argumentos que se estaban usando en defensa de Trump.

El libro de Bolton, The Room Where It Happened; A White House Memoir (En el salón donde ocurrió todo: Memorias de la Casa Blanca), éste revela que Trump le había dicho que quería retener la ayuda militar a Ucrania, para de esa manera meter presión al investigar a sus rivales políticos. Entre estos rivales se encuentra Joe Biden, cuyo perfil como posible competidor de Trump amenaza a éste mismo. “Los abogados de Trump hasta ahora insisten en que el gobernante en ningún momento puso la asistencia a Ucrania como condición para las investigaciones sobre Biden y sobre su hijo”. (La Jornada, 2020)

Las denuncias en el libro inmediatamente dieron impulso a los reclamos de los demócratas, impulsando a que se permitan declaraciones de testigos en el juicio del Presidente. “Senadores, el 17 de marzo, cuando salga este libro, se les preguntará por qué no querían escuchar (a Bolton) cuando podría haberles dado información antes de dar su veredicto”, dijo Adam Schiff durante una aparición en CNN. “No quisiera tener que responder esa pregunta”. (…) “Han jurado ser imparciales. Acaban de enterarse de que hay un testigo clave en el centro de las acusaciones. La pregunta que tienen que responder es: ¿quieren escuchar la verdad?”

El senador republicano Mitt Romney incluso dice lo siguiente: “Creo que es cada vez más probable que otros republicanos se unan a aquellos de nosotros que creemos que deberíamos escuchar a John Bolton”. 

A todo lo anterior, Trump reitera que “NUNCA le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estuviera vinculada a las investigaciones a los demócratas, incuyendo a los Biden”. (…) “De hecho, nunca se quejó por esto cuando terminó en su cargo. Si John Bolton ha dicho esto (ahora) ha sido sólo para vender un libro”. 

Esta tarde el juicio político a Trump será reanudado, dando seguimiento en la presentación de su defensa.

(Con información de La Jornada y El Norte)

Lo siento Mr. Trump, esto no se acaba hasta que se acaba

Comparte este artículo:

Durante las últimas semanas, muchos me han preguntado sobre las elecciones en Estados Unidos. Por el Partido Demócrata, Hillary Clinton y Bernie Sanders, mientras que de los Republicanos están Donald Trump y Ted Cruz, como los nombres más mencionados en medios, círculos de electores y entre los mexicanos preocupados de que gane el magnate estadounidense. Aunque todavía están en las elecciones primarias por Estado, la decisión de quién será el candidato de cada partido se toma en la Convención de Delegados que se estará llevando a cabo el 18 de julio en Cleveland (Ohio) para los republicanos y una semana más tarde para los demócratas en Philadelphia (Pensilvania).

Entre los analistas políticos de Estados Unidos ha surgido la posibilidad de una Convención Abierta para el Partido Republicano, esto pasa cuando dos candidatos tienen un número de delegados muy cerrados (entre 100 y 150 de diferencia) y que no están de acuerdo en apoyarse mutuamente. Los tres elementos clave en una convención abierta es que 1) tienen dos candidatos a la cabeza de las elecciones, 2) campos irreconciliables y 3) una nominación eventualmente comprometida.

Es decir, al configurarse estos tres elementos existe la posibilidad que Donald Trump o Ted Cruz queden fuera de la nominación republicana y salgan nuevos liderazgos electorales. Las diferencias entre Trump y Cruz, los resultados de algunas encuestas de los posibles candidatos de ambos partidos, así como las constantes declaraciones en medios, pueden hacer que los dos candidatos republicanos sean bajados de la contienda y apostar por un mejor jugador para la carrera electoral.

Algo que digo (y confirmo) es que “no hay que subestimar al electorado” a veces nos pueden sorprender y posiblemente esta vez no sea la excepción. Lo siento Mr. Trump, esto no se acaba hasta que se acaba.

Hay quienes todavía dicen que ésta posibilidad le abre la puerta a John Kasich; aunque sigue en la contienda, allá en un tercer lugar, ciertamente nunca ha mostrado un esfuerzo en ganar la nominación interna. Aunque no tiene el dinero de Cruz o la exposición mediática de Trump, no se ve que pueda tener auge en otras elecciones primarias como en Ohio, estado que gobierna.

Sin embargo, ha resaltado un nombre en particular entre las filas republicanas: Paul Ryan. ¿Lo habían escuchado? Les platico un poco de este personaje que puede agarrar vuelo en la próxima convención republicana. Paul Ryan es un abogado y político que en 2012 fue compañero de fórmula presidencial (como Vicepresidente) con Mitt Romney y actualmente es el Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Apenas el pasado 2 de febrero de este año, se reunió con Barack Obama para evaluar las oportunidades durante su último año en la Presidencia y trabajar en colaboración entre el Ejecutivo y el Congreso, a pesar de sus diferencias políticas e ideológicas. Ryan ha declarado en varias ocasiones que no está de acuerdo con el liderazgo de Obama, la forma en que dirige el país y lo ha llamado el “presidente más polarizado”.

…ha resaltado un nombre en particular entre las filas republicanas: Paul Ryan. ¿Lo habían escuchado? … es un abogado y político que en 2012 fue compañero de fórmula presidencial (como Vicepresidente) con Mitt Romney y actualmente es el Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Por todas estas declaraciones, Paul Ryan es considerado un político activo dentro del Partido Republicano y que tiene la posibilidad de unir liderazgos hacia el interior, algo que Trump y Cruz no han logrado y que al contrario han generado una ruptura durante los últimos meses.

Pocas veces ha mencionado a los candidatos punteros en su discurso, pero asegura que “La política puede ser una batalla de ideas, no de insultos”. Ustedes concluyan a quien se refiere. La última vez que se dio una Convención Abierta en el Partido Republicano, fue en 1920 cuando los dos candidatos a la cabeza no decidieron apoyarse mutuamente; los delegados después de diez rondas eligieron al candidato que iba en un distante cuarto lugar y que finalmente logró una victoria contundente en noviembre de ese año y llegó a la Casa Blanca.

Por lo tanto, el Partido Republicano y sus delegados tienen que elegir con la cabeza fría y no visceralmente, para encontrar a un candidato que pueda darle batalla electoral a Hillary Clinton o Bernie Sanders, ambos con sus grupos bien definidos; y que al mismo tiempo, sea un candidato con las ideologías e imagen del partido conservador.

Algo que digo (y confirmo) es que “no hay que subestimar al electorado” a veces nos pueden sorprender y posiblemente esta vez no sea la excepción. Lo siento Mr. Trump, esto no se acaba hasta que se acaba.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”