#EspacioWiki: “Del mero San Luisito, porque de ahí es Monterrey”

Comparte este artículo:

“Tengo orgullo de ser del norte, del mero San Luisito, porque de ahí es Monterrey”, así empieza el corrido de nuestra ciudad, hablando del barrio de San Luisito, hoy mejor conocido como la colonia Independencia.

Y, como el corrido lo dice, esta colonia es parte de nuestra identidad como regios, de aquí nació Monterrey. La independencia es una colonia llena de tradiciones y de historia. Aunque en el imaginario colectivo de las y los regios se relaciona con crimen, basta con caminar unos cuantos minutos por sus calles para ver la felicidad que retumba en sus paredes, las familias compartiendo momentos entre ellos y las puertas de las casas abiertas a la comunidad. Ésa es la verdadera “Indepe”: un barrio con orgullo de ser del norte, pero que otra vez se ve amenazado por los intereses de particulares y una visión de ciudad caduca. 

Enmarcado en el proyecto “Distrito Independencia” – al cual desde agosto se le asignó un comité técnico y un fideicomiso –  se gesta la ocurrencia de construir una avenida de 4 carriles por sentido para conectar el centro de Monterrey con el sector de Valle Oriente, en San Pedro Garza García. Es interesante la manera en que se enmarca esta obra, ya que se plantea como un plan de “Regeneración Urbana y Movilidad Sustentable”, pero de la única obra de la que se sabe es esta interconexión que no cumple ninguno de los dos propósitos.

En el tema de Regeneración Urbana, el proyecto – con lo poco se sabe – augura la reubicación y destrucción de casas del sector. Esto no es regeneración urbana, destruir el tejido social de una colonia con la bandera del progreso no genera ningún tipo de regeneración urbana. Hacer ciudad va más allá de mejoras superficiales a la infraestructura, o de quitar algunas casas. Hacer ciudad implica un proceso colectivo, donde se escuchen las necesidades de quienes la habitan. 

Este proyecto es, en todo caso, uno de degeneración urbana porque pretende dividir, literalmente en dos, una colonia icónica y que forma parte de nuestra identidad como ciudad. Es un proyecto que separará familias y destruirá sus vínculos con sus casas. La seguridad y el progreso no nacen de la destrucción del tejido social, al contrario. 

En el tema de Movilidad Sustentable, el proyecto cae en lo cínico. Enmarcar un proyecto en el cual se van a invertir millones de pesos para mover autos particulares y decir que es movilidad sustentable debe ser sin duda uno de los argumentos más descarados que ha hecho el gobierno estatal. Claro, justifican esto con que habrá un carril para transporte público y un “paso peatonal”, lo cual deja ver, de manera clara, que la prioridad de este gobierno municipal, como tantos otros en la ciudad, sigue siendo el auto particular. En días como hoy, que los cerros están ocultos por nubes de contaminación, es ofensivo para la ciudad que se siga gastando en obras que incentivan el uso del medio que más impacta la calidad del aire: el auto.

“Desde el Cerro de la Silla, se divisa el panorama” dice también el corrido de nuestra ciudad y nos debería hacer reflexionar si la contaminación con la que coexistimos todos los días es una representación de la indiferencia que ha nublado el panorama de las y los ciudadanos de esta ciudad. Hemos visto colonias destruidas, obras como el par vial que no resolvieron el problema de movilidad, vivimos con un transporte enredado en mafias e ineficiencia, en fin, sufrimos las consecuencias de un modelo de ciudad caduco y un gobierno sin visión de ciudad. Mientras otras ciudades invierten millones en obras de movilidad y para humanizar la urbe, acá seguimos gastando millones en carreteras que dividen comunidades.

¿Cuántas familias se tienen que dividir, cuanta historia tenemos que destruir, para cambiar la forma en que hacemos ciudad? Es una reflexión que tenemos que hacer como comunidad y empezar a alzar la voz para construir una ciudad más humana y moderna. Tenemos que recuperar la visión de un panorama más allá de lo inmediato y permitirnos volver a soñar y recordar que esta tierra linda y sultana nos pertenece y su nombre es Monterrey.  

Que el Poder vuelva a los Ciudadanos

Comparte este artículo:

Los mexicanos somos víctimas desde hace décadas de los malos gobiernos y de un sistema político corrupto, caduco y que no resuelve las necesidades de la ciudadanía, desde hace años sufrimos de las ocurrencias y malas decisiones de gobernantes que no escuchan a la gente y que sus intereses son muy diferentes a los de las mayorías.

La apatía de la gente para informarse y participar en política y los asuntos públicos de su comunidad es el resultado de décadas de no ser tomados en cuenta y no ver resultados contundentes por parte de las autoridades.

“El desinterés de nuestros gobernantes por tomar en cuenta la opinión de la ciudadanía no es algo nuevo”, me comentaba Don Juan quien lleva viviendo 38 años en la Colonia San Ángel en las faldas del Cerro de la Silla al sur de Monterrey, quien me contó cómo hace 15 años las autoridades llegaron a pavimentar su calle sin haber metido agua y drenaje antes, lo que ocasionaría que en el futuro tuvieran que romper el pavimento para introducir estos servicios. Afortunadamente en esta ocasión los ciudadanos se organizaron para impedir que se realizara la obra, no sin antes haber metido las tuberías para el agua y drenaje. Este es un claro ejemplo de cómo la ciudadanía organizada tiene el poder de decidir qué es lo que pasa en su entorno, ya que en la mayoría de los casos, los gobernantes no conocen la realidad de cada sector, por lo que desconocen las necesidades y problemáticas de la zona. Cuando los ciudadanos participan en la toma de decisiones de su gobierno, se toman las mejores decisiones que transforman nuestro entorno.

Hoy más que nunca necesitamos gobiernos abiertos, eficientes, transparentes y capaces de resolver los problemas que enfrentamos los ciudadanos todos los días, gobiernos que atiendan las demandas de la ciudadanía y no de sus partidos políticos.

Es por ello que es fundamental que la ciudadanía retome su liderazgo y el poder que nunca debió perder. A muchos de la clase política les asusta que la ciudadanía tenga diferentes mecanismos legales de participación ciudadana, como lo es la Revocación de Mandato que es una herramienta de la ciudadanía para que sus gobernantes actúen con mayor eficacia, transparencia y compromiso hacia las causas sociales. Una herramienta que contribuye a que los ciudadanos recuperemos la confianza en nuestros gobernantes e instituciones. Que garantiza que la ciudadanía decidamos si debe o no seguir un funcionario que fue elegido por voto popular, porque no debemos estar condenados a pasar 3 o 6 años de malos gobiernos o malas representaciones en congresos, nosotros los ponemos, nosotros los quitamos.

El estado de Jalisco es una muestra del empoderamiento de la ciudadanía, donde 25 municipios que son gobernados por Movimiento Ciudadano, se someterán el próximo 27 de agosto a la Ratificación de Mandato y los habitantes de cada municipio decidirán si su alcalde debe seguir o debe irse del cargo. Solamente así; la ciudadanía organizada y con las herramientas legales de participación vamos a trasformar nuestra comunidad.

Comparte la NASA vista del estado de Nuevo León

Comparte este artículo:

Un artículo publicado en la página Oficial de la NASA (National Aeronautics and Space Administration) muestra y relata la vista de la parte sureste de Monterrey la capital del estado de Nuevo León.

Monte Silla o mejor conocida como Cerro de la Silla es una característica del paisaje icónico de la ciudad. Cuando se ve desde el oeste, las crestas y picos se asemejan a una silla de montar. El Cerro de la Silla ha sido declarado monumento natural bajo las directrices de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas. El área metropolitana se encuentra a unos 1300 metros por debajo de los flancos escarpados.

La página oficial de la NASA relata la imagen y la ciudad de Monterrey. Explicando a detalle el cómo está formada la ciudad y sus alrededores naturales, así como también menciona que Monterrey es el hogar de la tercera economía más grande de México gracias a sus instalaciones de fabricación de Monterrey y a la infraestructura de este.

Según la NASA esta fotografía fue tomada el 17 de febrero de este año, con una cámara digital, usando una lente milímetro de 1150, y es proporcionado por el Fondo Observaciones ISS Equipo Tierra y Ciencia de la Tierra y la Unidad de Teledetección, Johnson Space Center.

La imagen ha sido tomada por un miembro de la tripulación de la Expedición 50. Misma que cuenta con una tripulación de seis tripulantes y que fue lanzada en la Nave Espacial Soyuz MS-03.