Fallo final de la Corte Suprema de EEUU obliga a Trump a entregar sus declaraciones de impuestos

Comparte este artículo:

La Corte Suprema de Estados Unidos denegó este lunes la petición final de Donald Trump para impedir que sus declaraciones de impuestos sean entregadas a un fiscal de Nueva York.

El fallo pone fin a una larga batalla legal para impedir que el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, acceda a los registros fiscales de Trump, y es un gran golpe para el expresidente que no ha escatimado esfuerzos para  mantenerlos ocultos durante años.

El máximo tribunal no dio detalles sobre cómo votaron los magistrados y se remitió a la publicación de la decisión.

“El trabajo continúa”, dijo Vance en un escueto comunicado tras la publicación del fallo.

En julio, la Suprema Corte ya había considerado justificado el pedido del fiscal Vance, un demócrata que reclama al bufete contable de Trump, Mazars, los impuestos del expresidente de 2011 a 2018. Pero los abogados de Trump apelaron la decisión.

Esta vez, no obstante, el fallo es final. Mazars ha indicado en el pasado que acataría el fallo de la Corte Suprema.

Durante su campaña electoral Trump prometió publicar sus declaraciones de impuestos, pero nunca lo hizo.

Fue el primer presidente desde Richard Nixon que se negó a difundir sus declaraciones de impuestos.

Como la investigación de Vance parte de una decisión adoptada por un gran jurado cuyas deliberaciones son secretas, nadie sabe exactamente qué busca el fiscal en esos documentos impositivos que pide al bufete Mazars.

Inicialmente, la investigación se centraba en un pago efectuado a la actriz pornográfica Stormy Daniels y a otra presunta amante de Trump para comprar su silencio, en violación de la ley estadounidense de financiación electoral.

Pero la fiscalía dio a entender luego que la investigación podría ser más amplia y extenderse a “posibles comportamientos delictivos en el seno de la Organización Trump”, la empresa que reagrupa los negocios del exmagnate inmobiliario y que no cotiza en bolsa, como fraude impositivo y de seguros.

El expresidente Trump no reaccionó de manera inmediata al fallo de la Corte Suprema. En el pasado ha dicho que es objeto de “una cacería de brujas”.

Según la prensa estadounidense los investigadores de la fiscalía interrogaron recientemente a empleados del Deutsche Bank, apoyo financiero de Trump y su holding durante años, así como a empleados de su empresa de seguros, Aon.

También entrevistaron al exabogado personal de Trump, Michael Cohen, que cumple prisión domiciliaria. Cohen dijo al Congreso que Trump y su empresa inflaban o reducían artificialmente el valor de sus activos para obtener préstamos bancarios o reducir impuestos.

– Nadie por encima de la ley –

Si las sospechas se confirman y Trump es inculpado, el caso podría culminar con el encarcelamiento del expresidente neoyorquino, que reside en su club de golf de Mar-a-Lago, Florida, desde que dejó la Casa Blanca el 20 de enero pasado.

“Hace 200 años, un gran jurista de nuestra Corte estableció que ningún ciudadano, ni siquiera el presidente, está categóricamente por encima del deber común de presentar pruebas cuando se le solicita en un proceso penal”, dijo el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, en el primer fallo de julio pasado.

Trump intentó asimismo apelar el fallo de la Corte Suprema ante una corte federal de apelaciones del estado de Nueva York al asegurar que Vance está actuando “de mala fe”, pero en agosto sus argumentos fueron rechazados.

Contrariamente a lo que ocurre con los delitos federales, los crímenes estatales no pueden recibir una amnistía presidencial, si Joe Biden quisiera hacerlo para unificar el país.

Una investigación del diario New York Times que obtuvo información sobre dos décadas de impuestos de Trump y sus empresas reveló en septiembre que el expresidente ha sufrido fuertes pérdidas, tiene grandes deudas y ha evitado pagar impuestos federales sobre la renta en 11 de los 18 años examinados.

En 2016 y 2017 pagó apenas 750 dólares en impuestos, según el Times.

La fiscal demócrata del estado de Nueva York, Letitia James, investiga también denuncias de fraude bancario y fraude de seguros presuntamente cometidos por la Organización Trump en el marco de una demanda civil.

El expresidente de 74 años, recientemente absuelto en un segundo proceso de destitución por incitar a sus seguidores a la insurrección en la invasión del Congreso el 6 de enero, enfrenta asimismo otras demandas judiciales, la mayoría en el ámbito civil.

También enfrenta una investigación penal de fiscales en Georgia sobre sus intentos de subvertir el resultado de la elección presidencial en ese estado tras llamar a un alto funcionario de Georgia y pedirle que “hallara” votos.

(Fuente: AFP)

Sobrina demanda a Trump por fraude en herencia

Comparte este artículo:

Mary Trump, sobrina de Donald Trump, demandó al Presidente de Estados Unidos este jueves, acusándolo junto con otros miembros de la familia de negarle decenas de millones de dólares de una herencia.

La acción presentada en una corte estatal de Nueva York en Manhattan contra Donald Trump; la hermana de éste, Maryanne Trump Barry, y el patrimonio de Robert Trump, hermano del Presidente que murió en agosto, acusa a los demandados de fraude y conspiración.

Jay Sekulow, abogado de Trump, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Un abogado que representó a Robert Trump tampoco contestó una solicitud similar. Trump Barry, en tanto, no pudo ser localizada para referirse al tema.

La denuncia describe algunas de las acusaciones que hizo Mary Trump en su reciente libro “Too Much and Never Enough: How My Family Created the World’s Most Dangerous Man”.

Mary Trump acusó al Presidente y a los otros involucrados en la acción legal de “presionarla” mientras maniobraban para tomar el control de la propiedad de su abuelo Fred Trump, el padre de Donald Trump, quien murió en 1999.

“El fraude no era solo un negocio familiar, era una forma de vida”, según la denuncia.

En una declaración proporcionada por su abogado, Mary Trump señaló traición de los acusados.

“Me traicionaron al trabajar juntos en secreto para robarme, al decirme mentira tras mentira sobre el valor de lo que había heredado y al engañarme para que diera todo por una fracción de su valor real”.

(Fuente: Reuters)

Detienen a ex asesor de Trump por fraude

Comparte este artículo:

Steve Bannon, ex asesor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue detenido este jueves por cargos de conspiración para cometer fraude electrónico en relación con una campaña de recaudación de fondos para apoyar la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México.

Aparte de Bannon, otras tres personas están acusadas por la campaña “We Build The Wall”.

Fiscales federales en Manhattan argumentaron que los acusados “orquestaron un esquema para engañar a miles de donantes” en conexión con una campaña en línea que juntó más de 25 millones de dólares para construir una sección del muro fronterizo.

De acuerdo a la acusación, Bannon prometió que el 100% del dinero donado se usaría para el proyecto, pero los imputados usaron cientos de miles de dólares de una manera inconsistente con las representaciones públicas de la organización.

Se falsificaron facturas y falsos arreglos de “proveedores”, entre otras cosas, para ocultar lo que realmente estaba sucediendo, según la acusación.

Antes de estar ligado a la campaña Presidencial de 2016 de Trump, Bannon dirigía el sitio conservador de noticias, Breitbart News.

Después de que Trump fue elegido, pasó a ocupar un puesto importante en la estrategia de la Casa Blanca.

Bannon fue la voz de un conservadurismo nacionalista, y presionó a Trump para que cumpliera algunas de sus promesas de campaña más polémicas, incluida la prohibición de viajar para algunos extranjeros y su decisión de retirarse del Acuerdo de París.

Pero Bannon también chocó con otros importantes asesores, y su alto perfil a veces irritaba a Trump. Fue despedido en agosto de 2017.

Ocho muertos en Nueva York tras un “acto de terror” con una furgoneta

Comparte este artículo:

El terrorismo volvió a golpear Nueva York, a escasamente dos manzanas de la zona cero. Esta vez el ataque tomó la forma de un atropello masivo con una camioneta. Hasta ocho personas fallecieron, entre ellas cinco argentinos y un ciudadano belga. Los servicios de emergencia cifraban en una docena los heridos en el incidente en el bajo Manhattan. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, lo calificó como un acto de pura cobardía y pidió a los vecinos que no se dejen intimidar.

La cifra de fallecidos puede aún crecer, porque como dijo el comisario del cuerpo de bomberos, Daniel Nigro, algunos de los heridos están en situación crítica. La investigación, entre tanto, continúa y el FBI está liderando los trabajos. El atropello tuvo lugar en un carril bici entre West Street y Chambers Street, en el barrio de Tribeca, coincidiendo con la hora de salida de los colegios y en plena festividad de Halloween.

El autor del atropello fue identificado tres horas después como Sayfullo Saipov, un joven de 29 años de edad que trabajaba como chófer de Uber. Conducía un vehículo que había alquilado en un centro de Home Depot, en Nueva Jersey. A su paso chocó con un autobús escolar, en el que dos adultos y dos niños resultados heridos.

Los agentes de policía le redujeron, tras dispararle varias veces al salir del vehículo. “Se escucharon como seis tiros”, comentó tras el incidente Rubén Cabrera, que se encontraba sobre el paso elevado que cruza la West Side Highway cuando sucedió el incidente.

Saipov, originario de Uzbekistán y residente en Tampa (Florida), fue trasladado a un centro médico con un disparo en el abdomen, explicó el comisario de la policía, James O´Neill, sin facilitar más detalles sobre su estado. Fuentes de las fuerzas de seguridad, citadas por medios locales, señalaron que bajó de la camioneta al grito de “Allhu Akbar” (Dios es grande, en árabe).

El acto terrorista tiene lugar, además, a una semana de que se celebren las elecciones locales, en la que el alcalde demócrata se presenta a la reválida. La ciudad de Nueva York está en alerta permanente desde el fatídico 11-S, hace 16 años. La mayor metrópoli de Estados Unidos es, además, un símbolo internacional de libertad y democracia. “Debemos estar orgullosos de ello y eso nos convierte también en objetivo”, valoró el gobernador Andrew Cuomo, “no debemos cambiar”.

Ni el FBI ni los investigadores de la NYPD atribuyeron la autoría a un miembro del ISIS, aunque encontraron una nota en la caminoneta expresando su lealtad. El ex presidente Bill Clinton pidió, por su parte, que se vean estos ataques como lo que son, “un intento de sembrar el miedo”. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, así como el de España, Mariano Rajoy, y la Casa Real acudieron también a las redes sociales para solidarizarse con Nueva York y las víctimas.