Tardaría año y medio cambio de gasolina en Nuevo León

Comparte este artículo:

Tras la primera reunión con los grupos de trabajo en la Comisión Reguladora de Energía para cambiar la norma oficial y enviar gasolina de mejor calidad al área metropolitana de Monterrey, el Estado y legisladores federales señalaron que el proceso para que se concrete el cambio tardaría alrededor de un año y medio.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, Manuel Vital; el Diputado federal por el PAN, Hernán Salinas, y los Senadores Indira Kempis, de Movimiento Ciudadano, y Victor Fuentes, del PAN, manifestaron su preocupación por la tardanza por el proceso y señalaron que buscarán acelerarlo.
“Vemos con preocupación los tiempos tan largos que se manejan con este tema”, manifestó Vital al salir de la reunión.
Mientras que Kempis manifestó su molestia porque el proceso tardaría alrededor de un año y medio, Salinas detalló que esto se debe a que las mesas de trabajo para la elaboración del anteproyecto concluirían hasta diciembre, por lo que el plazo legal -de 225 días- que establece la Ley de Metrología y Nacionalización, empezaría a contar hasta enero del 2020.
“Salimos preocupados, realmente hay que decirlo tal cual. Los tiempos, porque se manejo la posibilidad de que estas mesas de trabajo concluyeran hasta diciembre”, dijo Salinas, al calificar como inadmisible la tardanza ante la situación apremiante en el área metropolitana.
¿Y por qué nos preocupa?, porque esto significa que tendríamos un anteproyecto para ahora si iniciar los plazos  que señala la Ley de Metrología hasta enero del 2020, lo que significaría que el cambio de la NOM se estaría concluyendo hasta por allá de septiembre, octubre del 2020“.
Salinas adelantó que pedirán una reunión con el comisionado Guillermo Zúñiga, que preside el Comité, para buscar que se corten los tiempos, e invocar el Articulo 51 de dicha ley para abreviarlo ante situaciones de emergencia, para abreviar los plazos.
Fuentes dijo que pedirán también al presidente de la CRE acelerar los plazos y agotar el recurso de la declaración  de contingencia ambiental  para reducir los tiempos y explorar la importación de gasolina de mejor calidad de Estados Unidos.

Va Samuel en contra de ‘Gasolinazo’

Comparte este artículo:

El senador por Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, presentó una iniciativa para eliminar los impuestos que han aumentado los precios de las gasolinas, es decir, eliminar el gasolinazo.

Ante el alto costo de los combustibles que han llegado a 21 pesos por litro afectando la economía de las familias mexicanas que destinan hasta una quinta parte de sus ingresos en transporte, García planteó la derogación de la fracción D del artículo 2 de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

“El salario mínimo hace seis años que estaba en 62 pesos alcanzaba para pagar 5 litros de gasolina, hoy a pesar de que ha aumentado a casi 90 pesos, solamente nos alcanza para 4, es decir, perdimos un litro. Todo esto cobra relevancia ya que para la mayoría de las familias mexicanas el costo de transporte, según la encuesta nacional de ingresos y gastos de los hogares, detalla que el mexicano promedio, la familia promedio gasta 19.3 por ciento de sus recursos, es decir una quinta parte se va al pago de combustibles, vía transporte.

“Por eso conscientes de la economía de las familias mexicanas y que las familias gastan una quinta parte de nuestro recursos en gasolina es que proponemos a esta soberanía un proyecto para derogar el inciso D fracción primera del artículo 2 de la ley del IEPS, yo quisiera en un plano de congruencia, solicitar, ya viene el paquete fiscal, si no eliminamos o derogamos esta fracción será imposible hacerlo posteriormente en la ley de ingresos y será imposible darle reversa al gasolinazo.

García Sepúlveda exhortó a los legisladores a respaldar la iniciativa en congruencia con sus promesas de campaña, incluyendo al partido del Presidente electo de México.

“Este debe ser en un acto de congruencia debe ser la primer reforma que hagamos al paquete fiscal 2018”, agregó.

La iniciativa tuvo el respaldo de senadores de la mayoría de los partidos, incluyendo legisladores de Morena y todos los integrantes de la bancada del PAN, destacando el apoyo de Miguel Ángel Mancera, del PRD, y Emilio Álvarez Icaza, senador independiente.

De aprobarse la reforma los precios de la gasolina regresarían a como estaban en 2012, ya que en promedio desde ese año aumentaron en predio un 82 por ciento.

“Durante los últimos seis años, en México los precios de las gasolinas se incrementaron en más de un 80 por ciento. Para los consumidores el costo de los combustibles prácticamente se duplicó, pues mientras en diciembre del 2012 por cada litro de gasolina Magna pagaban 10.81 pesos, ahora, en el mes de agosto del 2018 pagan 19.39 pesos, lo que representa un incremento de 79 por ciento.

“A su vez, la gasolina Premium pasó de 11.37 pesos por litro a 20.89, lo que representa un incremento de 84 por ciento y el diésel pasó de 10.90 pesos a 20.09, aumentando también un 84 por ciento. Así, en el sexenio de la publicitada reforma energética, en promedio el precio de las gasolinas en nuestro país aumentó un 82 por ciento”.