Inician en Escobedo la limpieza de calles y avenidas afectadas durante la tormenta Hanna

Comparte este artículo:

Después de la tormenta, inició la limpieza en Escobedo.

Con retiro de escombro, basura, limpieza en casas inundadas y la reapertura de avenidas principales que fueron cerradas tras el paso de “Hanna” para seguridad de la población, el Municipio de Escobedo comenzó a dar solución a los daños causados por la tormenta tropical, que no cobró vidas humanas en la Ciudad. 

Desde primera hora, la Alcaldesa Clara Luz Flores Carrales inspeccionó las laborales a cargo de Protección Civil, Proxpol y Servicios Públicos, y ofreció atención a los ciudadanos más afectados. 

“El Municipio de Escobedo fue donde más llovió en toda el Area Metropolitana, así que, por favor no salgan”, exhortó la Edil.

“No salgan y ante cualquier circunstancia, llámenos”.

La directora de Protección Civil municipal, Patricia Pérez Tijerina, señaló que, en colonias como Andrés Caballero, Sócrates Rizzo, Balcones de Anáhuac, Monte Horeb, entre otras, se llevaron bombas para la extracción de agua y maquinaria para el levantamiento de escombro, carpeta asfáltica dañada, basura y limpieza de viviendas dañadas. 

Otros sectores en los que se realizan labores son La Unidad, Jolla de Anáhuac, Eulalio Villarreal, Niños Héroes, Nexxus Diamante, Alianza Real, Monterreal, Fernando Amilpa y Praderas de San Francisco. 

Añadió que se ofrecieron 10 atenciones médicas, entre las que destacan dos embarazadas, una a punto de dar a luz y otra con amenaza de aborto. 

A excepción del paso a desnivel de Sendero y Manuel L. Barragán, las vialidades que habían sido cerradas por el incremento del agua, ya se encuentran abiertas al tránsito, indicó el Secretario de Servicios Públicos, Vicente López Barraza.

Durante la tormenta y en lo que va del día, se han efectuado trabajos de recolección de desechos en alcantarillado para evitar contratiempos. 

Los reportes de árboles, bardas y postes caídos se han atendido oportunamente y los correspondientes a energía eléctrica y daños a tuberías de drenaje y gas, se están solucionando en coordinación con CFE, Agua y Drenaje y Compañía Mexicana de Gas. 

El operativo de Seguridad y Protección continuará hoy para salvaguardar la integridad de los habitantes y de quienes transiten por el Municipio de Escobedo. 

A las 15:00 horas, personal del Municipio continuaba retirando escombro de calles como San Andrés, en la Colonia Balcones de Anáhuac, y en calle Agualeguas, en la Colonia Eulalio Villarreal.

Vicente Barraza, Secretario de Servicios Públicos reporto que hasta las 15:00 horas, personal de limpia llevaba recolectado más de 40 toneladas de basura en calles, avenidas y sistema de alcantarillado.  

La Civil War: Super AET vs Bati CROC

Comparte este artículo:

Tal como la película tan de moda en estos días entre Superman y Batman, está el conflicto entre el gobierno de Jaime Rodriguez vs la sección de la CROC que dirige la familia Serna como parte de una guerra fratricida entre grupos de choque dentro de CROC.

En estos días la batalla trató acerca del retiro de unidades de la Ruta 314 por parte de la Agencia Estatal del Transporte. Según información de El Norte, la Ruta 314 habría sido retirada en su totalidad quitándole la concesión al grupo que la maneja. Pero, pongamos las cartas sobre la mesa. El asunto está así: La Ruta 314 es dirigida y controlada como otras rutas por la CROC, sin embargo, quienes ejercen ese control son agremiados aliados a Alberto y Ramón Serna, hijos del fallecido líder Agustín Serna Servín.

La “Batalla de la Ruta 314” es una de tantas que se libren en las Guerras fratricidas sindicales que cada sexenio o líder muerto vemos. Una “Civil War”, destellante, muy nuestra, pero croquista…

Al morir Serna Servín a principios del 2015, grupos opositores intentaron tomar el control de la CROC nombrando a Jorge Gloria en agosto del año pasado. Sin embargo, Alberto Serna se sigue pronunciando como líder de la CROC. A diferencia de los Serna, Gloria cuenta con apoyo de parte importante de la facción priista del Congreso y se habla de haberse “arreglado” con el Gobernador, por tanto, es un claro golpeteo político contra los hijos de Serna auspiciado por la AET y el Gobierno Estatal.

Ahora, ¿Qué va a pasar con la Ruta 314?, La AET designó a otras empresas como Martinez Chavarria y Transregio para operar un servicio temporal que cubrirá los ramales que recorre la ruta que va del norte de Monterrey (San Bernabé, Solidaridad, Alianza) a la zona colindante de Escobedo (Alianza Real, Monclovita).

Según Jorge Longoria, dirigente de la AET, existían quejas de usuarios sobre la mala calidad del servicio y los constantes accidentes, que si bien tienen sustento dado que si usted ve una unidad de esta ruta se da claramente cuenta de la pésima y triste calidad en que las tienen. Además, cuentan con la peculiaridad de no contar con el Sistema Feria en sus unidades.

Sea culpable Gloria, Serna o Longoria, tanto los usuarios de la Ruta 314 como los choferes y agremiados croquistas son los perdedores de siempre, pues son víctimas de sindicatos obsoletos, líderes ignorantes, anticuados, traidores a los principios obreros y retrógradas que no protegen a nadie ni representan a nadie…

El operativo de la AET es un golpe directo a la CROC sernista y una señal de alarma a los sindicatos, es incoherente tener un sistema de transporte caro y deficiente para los usuarios. La CROC es culpable totalmente de este problema por la falta de modernización y la falta de planes de acción para transformar el servicio que ofrecen. Pero, es la CROC, una organización con ideologías de los años 40, con mecanismos internos con todas las agravantes de la corrupción, nula democracia y controles de facto que la mantienen como una organización decadente, oscura, podrida y que no representa los intereses de los trabajadores del 2016.

Y por si fuera poco, actualmente la misma ruta tiene un conflicto interno tanto así que algunos choferes iniciaron el proceso de huelga que según los Serna es un esfuerzo de los empresarios para arrebatarle a la CROC la concesión.

Sea culpable Gloria, Serna o Longoria, tanto los usuarios de la Ruta 314 como los choferes y agremiados croquistas son los perdedores de siempre, pues son víctimas de sindicatos obsoletos, líderes ignorantes, anticuados, traidores a los principios obreros y retrógradas que no protegen a nadie ni representan a nadie, lucran con los choferes y los permisionarios y solo cuidan los oscuros intereses de un grupo que incluso va más allá de ideologías o sindicatos.

La “Batalla de la Ruta 314” es una de tantas que se libren en las Guerras fratricidas sindicales que cada sexenio o líder muerto vemos. Una “Civil War”, destellante, muy nuestra, pero croquista…

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”