Endeudarse hoy es perjudicar el futuro de las siguientes generaciones

Comparte este artículo:

La crisis de 2008 fue sistemática y se desarrolló primero en el sector financiero, esta misma colapso debido a una burbuja en el sector inmobiliario en Estados Unidos, a esta crisis se le conoció como la crisis de las hipotecas subprime. Después de los hechos del 11 de Septiembre del 2001 la reserva federal de los Estados Unidos (FED) mantuvo su tasa de interés al 1% al momento de esta decisión era muy barato pedir prestado dinero lo cual los llevó a un exceso de gasto en donde todo se dirigió a la compra de vivienda. El problema fue que sin ingresos y con una morosidad muy alta. La FED aumentó su tasa hasta un 5% lo cual ocasionó que la oferta de vivienda fuera mayor a la demanda lo cual produjo la burbuja. En fin eso fue el 2008 y la crisis que explotó. 

Actualmente estamos enfrentando una crisis que dio inicios con factores externos el 7 de marzo con la guerra petrolera entre Arabia Saudita y Rusia. Esta guerra provocó el Lunes 9 de marzo un desplome en todas las bolsas del mundo. El 26 de marzo Standard & Poor’s (S&P) junto con las demás calificadoras como Fitch Ratings y Moody’s bajaron la calificación de México para el grado de inversión, la baja calificación emitida por estas instituciones de prestigio provocó una fuga de capitales, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera informó que durante esta nueva crisis han salido más de 95,000 mdd. 

Dentro de una economía cuando hay una reducción de un factor de producción, en este caso la mano de obra se afecta la capacidad de producir bienes y servicios y se elevará directamente costo de las empresas debido a la escasez de trabajadores. El hecho de que se está viviendo un desempleo cíclico es alarmante, lo único que podemos esperar tanto como trabajadores y consumidores es llegar a una expansión dentro del ciclo económico, la expansión hará que reduzca el fenómeno del desempleo cíclico y poder esperar un aumento en el ingreso. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el martes dio a conocer que durante abril, se perdieron más de medio millón de trabajos. El problema actual del COVID-19 no está controlado, el riesgo para reabrir la economía es demasiado elevado. Mucha gente dependía de su trabajo  y hoy su futuro está en manos del gobierno. Nuestro vecino ha implementado una Renta Básica Universal la cual sin duda ayudará directamente a la economía de las familias Estadounidenses, este plan ayuda a todos sin importar si se es empleado o desempleado, esto con un fin de cubrir las necesidades básicas y disminuir las necesidades económicas. 

¿Es necesario en nuestro país una Renta Básica Universal? 

Sin duda el dar una Renta Básica Universal a la gente en nuestro país tendría grandes desventajas, como por ejemplo, gente que no la necesita la recibiría y sobre todo que será un gran incentivo para no trabajar. Aqui en Mexico ya existe un programa similar: Jovenes Construyendo el Futuro. 

Quizás nuestros programas sociales no están dirigidos a quienes de verdad lo necesitamos. Nuestro gobierno se siguen endeudando y la inversión extranjera sigue corriendo de nosotros. La crisis del 2020 va a acabar no solo con nosotros mismos sino que también con nuestro país. 

Wall Street cierra con ganancias tras lunes negro

Comparte este artículo:

Este marte, los principales índices de la Bolsa de Nueva york cerraron la sesión con importantes subidas; se presume sucedió luego de ser espoleados por los potentes estímulos anunciados por la Casa Blanca y la Reserva Federal con el fin de contener el mal momento económico que sucede dada la pandemia de coronavirus.

La jornada cerró con gran volatilidad ya que Standard & Poor’s ganó un 6% y el índice industrial Dow Jones, un 5.2%. Por su parte, el rendimiento del bono a 10 años subió al 0.87% desde el 0.722% que marcó al cierre de este lunes. Cabe recalcar que este lunes, Wall Street sufrió su peor jornada en más de 30 años.

Se comenta que la sesión comenzó de una forma muy agitada y volátil siendo que, en los primeros minutos, el Dow Jones subía un 1.8% en la cotización del martes, y el S&P 500 subía un 2%. No obstante las leves subidas se vieron esfumadas rápidamente ya que apenas sonaba la campana de inicio de sesión estos dos índices dejaban 1.1% y 0.4% respectivamente; y no fue hasta en la tarde que se recuperó el terreno, animando a los inversores por los movimientos realizados en el sistema financiero y económico americano.

Se destaca de igual forma que la pandemia de coronavirus ha causado pérdidas en los mercados globales que no habían sido vistas desde la crisis financiera del año 2008.  Ya que dada la versión al riesgo y el temor por entrar en recesión en la economía estadounidense, el lunes pasado el S&P 500 se diluyó en 12%, la mayor caída en 3 décadas. Dichas pérdidas se aceleraron en la última media hora de cotización, esto después de que el presidente Trump compareciera para anunciar nuevas recomendaciones a los ciudadanos y esbozara su perspectiva económica como algo más pesimista a lo que se acostumbra.

Con información de El País

Recorta S&P previsión de crecimiento para México

Comparte este artículo:

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s recortó la expectativa de crecimiento para México desde 1.3 a 0.4 por ciento este año y de 1.8 a 1.3 por ciento para 2020.

Mediante un reporte, S&P señaló que los datos de México han sido significativamente más débiles de lo que esperaban.

“Los retrasos en la inversión pública que son típicos durante una transición en el Gobierno explican parte del deterioro, pero la inversión del sector privado también se está reduciendo en medio de la incertidumbre sobre la política del Gobierno”, explicó la firma.

Asimismo, apuntó que en México las débiles perspectivas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y las decisiones gubernamentales han socavado la confianza de los inversionistas quienes continúan manteniendo el gasto de capital en niveles bajos.

La firma señaló que el índice de confianza del consumidor de México sigue siendo alto, pero no es un indicador principal. Además, el T-MEC presenta riesgos a la baja para comercio entre México y América del Norte

Apenas el lunes, la agencia calificadora Moody’s recortó sus previsiones de crecimiento del PIB para México en 2019 y 2020 a 0.2 y 1.3 por ciento, respectivamente, por debajo de los estimados 0.5 y 1.5 por ciento de agosto pasado. Moody’s señaló en un comunicado que el recorte se debe a una desaceleración significativa en el consumo privado y la inversión.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su estimado de crecimiento de este año para México a 0.4 por ciento, desde un 0.9 por ciento previsto en julio pasado.

 

(Con información de Reforma)

FMI considera que se necesita un plan “creíble” para Pemex

Comparte este artículo:

La petrolera estatal mexicana Pemex, la principal empresa de México, fuertemente endeudada, necesita un plan “creíble” para calmar a los mercados, dijo el viernes un alto funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Krishna Srinivasan, dijo que “a corto plazo, el gobierno ha brindado cierto apoyo” a Pemex, pero advirtió esto solo puede dejar tranquilos a los mercados “por poco tiempo”.

“Se necesita tener una estrategia, un plan de negocios que esté bien diseñado y sea creíble, y que haga que Pemex vuelva a estar en una posición más sólida y tranquilizar a los mercados”, dijo Srinivasan a periodistas durante las reuniones de primavera del Banco Mundial (BM) y el FMI, que se desarrollan esta semana en Washington.

Más temprano, el secretario de Hacienda de México, Carlos Urzúa, anunció que el gobierno de Andrés López Obrador prevé hacer una quita de deuda a Pemex de unos 100 mil millones de pesos (unos 5 mil 300 millones de dólares) con recursos del llamado Fondo de Estabilización, una operación que necesitará aprobación del Congreso.

Esta ayuda, que sería por una única vez, permitiría a Pemex no tener que acudir al mercado en busca de financiación, explicó Urzúa en una conferencia en el Diálogo Interamericano, un centro de reflexión en Washington.

“Somos conscientes de que a corto plazo Pemex necesita ayuda y vamos a proporcionársela”, agregó, tras afirmar que el gobierno federal abusó de Pemex por demasiado tiempo con una sobrecarga de impuestos.

“Hemos ordeñado la vaca hasta que casi muere”, afirmó.

Pemex, que tiene una deuda de más de 100 mil millones de dólares y ha visto un declive en su producción, es una preocupación del gobierno de López Obrador, quien ha anunciado un plan para rescatarla aunque este no convence a las calificadoras.

El mes pasado, Standard & Poor’s degradó a negativa la perspectiva de la deuda de Pemex, señalando que “el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera es insuficiente”.

Pemex, que monopolizó la industria petrolera mexicana por más de 70 años hasta que la reforma energética de 2013 abrió el sector a inversores privados, sigue siendo productor, pero sobre todo importador, de casi todos los combustibles que se consumen en México.

En su último informe de previsiones económicas revelado el martes, el FMI revisó a la baja el crecimiento para México en 2019, a 1.6% luego de un incremento del PIB de 2% en 2018.

(Fuente: El Mañanero Diario)

“Nos toca pagar los platos rotos”: AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las calificaciones negativas de la agencia Standard & Poor’s (S&P) a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es porque a su gobierno le “toca pagar los platos rotos”.

“Se está castigando al país por la política neoliberal en los últimos 26 años, sobretodo en los últimos años, y para hacer más preciso el año pasado. No teníamos nada que ver con el gobierno, pero nos toca pagar los platos rotos”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Por otro lado, el político tabasqueño reiteró que la política económica neoliberal que se implementó en el país es sinónimo de corrupción y de robo.

“Tanto Pemex como CFE fueron las más saqueadas, no sólo de México, sino del mundo en el periodo neoliberal”.

Además comento que durante los sexenios anteriores las calificadores daban 10 a las paraestatales a pesar de la corrupción y robo.

Por último dijo que cuando se acabe el problema, espera que las calificadoras cambien de perspectiva, esto luego de que ayer S&P cambio a negativa la perspectiva para la CFE y a 77 entidades financieras.