Monterrey VI: Los 3 tipos de activistas

El ecocida, costoso, innecesario y corrupto proyecto de Monterrey VI era el seguro para el retiro de Peña Nieto y Rodrigo Medina; era su finiquito.

En el más reciente escándalo de Monterrey VI, los activistas se han dividido en 3 grupos:
1. Los que entienden de qué se trata y están participando con el gobierno en los cambios necesarios al proyecto.
2. Los que no entienden de qué se trata y sirven de carne de cañón para la partidocracia.
3. Los ex-activistas, ahora funcionarios, que no van a confrontar al resto del gobierno por un ecocidio y despilfarro que no existe.

Expliquemos rápidamente el contexto:

Medina fue claro: Monterrey VI no se detendrá por nada del mundo, a menos que un nuevo gobernador lo elimine… Y la ciudadanía le tomó la palabra.

Medina fue claro: Monterrey VI no se detendrá por nada del mundo, a menos que un nuevo gobernador lo elimine… y la ciudadanía le tomó la palabra. El PRI fue expulsado del gobierno, y “El Bronco” sumó a su gobierno a recalcitrantes activistas opositores del proyecto, declarando la muerte de Monterrey VI.

Si ya estaba solucionado, ¿por qué volvió el alboroto? Luego de una reunión con Peña Nieto, “El Bronco” se desdijo.

Entonces, si ya estaba solucionado, ¿por qué volvió el alboroto? Luego de una reunión con Peña Nieto, “El Bronco” se desdijo. Así como lo lee. Peña condicionó fondos federales a cambio de revivir el proyecto. “Monterrey VI está vivo, pero sí hay que cambiar el esquema de pago porque Nuevo Léon no tiene dinero… que lo paguen la federación y los usuarios en los recibos de agua”. Con esas palabras Bronco revivió a un muerto.

Esto chocó frontalmente como lo que muchos de los ex-activistas y ahora colaboradores arguían hasta hace poco: “Monterrey VI es un gran atraco, se debe castigar a quien resulte responsable,” decía Fernando Elizondo. “El proyecto fue asignado por Peña Nieto a Grupo Higa… que la Casa Blanca la pague “La Gaviota”, no el pueblo de Nuevo León,” decía Roberto Gallardo. Lorenia Canavati, Miguel Treviño, Fernando Turner, Jorge Longoria, Ernesto Canales, Glen Villarreal, Alan García, y algunos otros ex-activistas funcionarios no han protestado públicamente ante este anuncio del Gobernador (aunque tenemos información de que sí lo discutieron al interior del gobierno).

Pero las organizaciones civiles sí hablaron, y fuerte. Luego de que la Sociedad Civil estalló en ira tras la resurrección de Monterrey VI, “El Bronco” debió aclarar que si bien Nuevo León sí necesitará agua en el futuro, no tiene que ser el proyecto que Medina y Peña aprobaron; propuso que la Sociedad Civil organizada trabaje junto con Agua y Drenaje de Monterrey para planear el mejor proyecto para el ecosistema y la economía.

Las organizaciones que desde un inicio lucharon contra Monterrey VI (Reforestación Extrema, Vértebra, Evolución Mexicana, y otras) están trabajando lado a lado con el gobierno del Bronco para planear un nuevo proyecto hídrico.

Las organizaciones que desde un inicio lucharon contra Monterrey VI (Reforestación Extrema, Vértebra, Evolución Mexicana, y otras) están trabajando lado a lado con el gobierno del Bronco para planear un nuevo proyecto hídrico que no involucre traer aguas del Pánuco, como lo planteó Medina, y que sí resuelva el futuro problema de desabasto.

Pero no todos se unieron a este esfuerzo. Algunas organizaciones, siguiendo un llamado de activistas ligados al PRI, han seguido protestando contra traer agua del Pánuco, a pesar de que esa idea está ya enterrada. Hasta gente de buena fe como Cristina Sada o militantes del partido Morena (estos pobres con su mal tino de siempre) se han sumado a la causa impulsada por el PRI para dificultar el esfuerzo de ONGs y Gobierno. Creen que enarbolan una causa popular, cuando están siendo carne de cañón.

Los activistas que entienden están dialogando con el gobierno. Los que no, están hablándole a la pared y haciéndole un favor al bipartidismo. Y los ex-activistas funcionarios están todos de acuerdo en que no se puede estar en contra de un proyecto que no existe. Simple.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”