Hablemos de trabajo y de dinero

Comparte este artículo:

Todos estábamos conscientes de que la contingencia traería consigo repercusiones. Sin embargo, nadie podía tener la certeza de qué magnitud tendrían los daños colaterales. Es así, como en un marco internacional no solo se ha venido viviendo una pandemia en términos de salud, sino también en términos laborales: el desempleo. A nivel mundial, la OIT estimaba que en el segundo trimestre de afectaciones por covid-19 se vería reflejada una pérdida de empleos que ascendería a los 195 millones de personas desocupadas. 

En México, de acuerdo al Presidente López Obrador el total de empleos que se han perdido ya llega a 1 millón 140 mil. Evidentemente el problema no es la proporción, sino que el número de personas  que se han visto afectadas es bastante significativo. Viendo más allá de ser simples personas, son familias a las cuáles se les ha complicado adicionalmente el poder hacerle frente a la contingencia. 

Como se ha dicho anteriormente, en México 8 de cada 10 empleos surgen por parte de las pequeñas y medianas empresas. Desgraciadamente, a pesar de que hace dos días la Secretaria de Economía; Graciela Márquez Colín, comentaba que no dejarían morir a las pymes. Hoy por hoy sabemos que en el marco de todo lo que ha sucedido, entre abril y junio han cerrado 10, 351 pymes. Por otra parte, en términos de los famosos “créditos a la palabra” se sabe qué se han distribuido alrededor de 16 mil mdp en créditos. Recordando un poco acerca de estos créditos, estos consisten en un monto de 25 mil pesos por parte de gobierno federal para quienes lo soliciten con un esquema de tres meses de gracia. El número de beneficiarios rodea los 641 mil.  

Sin embargo, para muchos aún -y con justa razón- representa un estigma el “negociar” o “tratar” con gobierno federal sobre todo para pedir un préstamo. Y aunque muchos han hecho hasta lo imposible por no cerrar sus negocios, la contingencia provocó que muchos tuvieran que dejar de operar, hacer recortes de personal o incluso cambiar el giro de su negocio. Ser parte del sector esencial probablemente jamás había sido tan deseado como lo es ahora. 

Hablemos de la Secretaría de Trabajo y Previsión de Social, específicamente, de lo que compartió la Secretaria Luisa Alcalde en una conferencia vía twitter el 1 de abril del año presente y cito: “de acuerdo a la LFT y en el entendido de que la autoridad sanitaria declaró una emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor no hay fundamento legal para separar a los trabajadores o dejar de pagar salarios, tampoco es aplicable el criterio del pago únicamente de salario mínimo, la obligación general debe ser el salario íntegro…siempre pensando que para las y los trabajadores, el salario es el sustento que tienen para ellos y para sus familias”. En pocas y llanas palabras, la LFT para efectos de este supuesto quedó de lado o en segundo plano. 

Desde esta perspectiva, al gobierno federal le pareció justo que a todas y todos los trabajadores se les pagara el salario de forma íntegra a pesar de que no todas las empresas estuvieran operando. Desgraciadamente, su postura ha venido cambiando, ya que apenas hace unos días surgió la noticia de que la STPS estaba dejando sin equipos a funcionarios públicos, limitando el uso de servicios básicos y solicitando que “voluntariamente” hicieran aportaciones de su salario para ser “solidarios” con el gobierno federal. No me encanta la idea de ser sensacionalista pero ¿cuándo va a ser el gobierno de México solidario con los trabajadores? Es decir, si se tratase de solidaridad probablemente ya habrían podido vender el avión presidencial, dejar de lado la compra de estadios de béisbol, o suspender por el momento los proyectos de los que tanto se ha venido hablando como la Refinería Dos Bocas o el Tren Maya. 

Todas estas cuestiones indubitablemente son incongruencias de la tan afamada 4T. Sin más y dejando a criterio de cada uno de ustedes lo que perciba de toda esta situación, solo quisiera compartir una frase de Winston Churchill para reflexionar al respecto: “Muchos miran al empresario como el lobo que hay que abatir; otros lo miran como la vaca que hay que ordeñar y muy pocos lo miran como al caballo que tira del carro.” 

“Si quiebra una empresa, el empresario o los socios deben asumir responsabilidad”, dice AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que su gobierno no contratará deuda para establecer medidas especiales de rescate a grandes empresas afectadas por la contingencia del COVID-19, pues sus esfuerzos están enfocados en atender la economía popular.

López Obrador dijo esto en respuesta al nuevo plan de reactivación económica que presentó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), donde se plantea al gobierno aprovechar las líneas de crédito ofrecidas por organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para enfrentar la crisis derivada de la Emergencia Sanitaria.

El mandatario respondió que ese tipo de medidas no deben estar en la mente de los empresarios, pues su gobierno no lo hará.

Por otro lado, opinó que si una empresa quiebra debido a las difíciles condiciones que atraviesan por igual todos los competidores, pues debería ser responsabilidad de los accionistas y sus juntas directivas y no del gobierno.

“Si hay una quiebra de una empresa, pues que sea el empresario el que asuma la responsabilidad o los socios o los accionistas, porque el Estado tiene que proteger a todos y no actuar otorgando privilegios para nadie (…) Es una gran injusticia, es una inmoralidad utilizar al Estado para rescatar a empresas o a instituciones financieras en quiebra”, señaló el presidente en su conferencia de prensa matutina.

Sobre la posibilidad de reunirse nuevamente con integrantes de la CCE para escuchar la propuesta y llegar a un acuerdo, afirmó que la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, se ha mantenido en contacto con el presidente del organismo empresarial, Carlos Salazar Lomelín.

Invertirá China 600 mdd en refinería de Dos Bocas

Comparte este artículo:

El embajador de China en México, Zhu Qingqiao, reveló que China realizará un financiamiento de 600 millones de dólares en la refinería de Dos Bocas en Tabasco.

“Hay financiamiento chino en el proyecto… 600 millones de dólares más o menos, con varios bancos”, dijo Quigqiao al ser entrevistado en el ‘Día de China’,. organizado por la Secretaría de Economía.

El embajador detalló que el financiamiento se realizará a través de Bank of China e ICBC, junto con el apoyo de otros bancos internacionales de los cuales no reveló sus nombres.

“China tiene muchos planes para invertir en México, deseamos participar en el desarrollo de nuevos campos, como la petroquímica. China tiene mucho interés en ese tipo de colaboraciones”, señalo el diplomático chino.

Por su parte, el embajador de México en China, José Luis Bernal Rodríguez, agregó que actualmente se encuentran motivando a empresas mexicanas para que se acerquen a estos dos bancos chinos que operan en México.

“Bank of China y ICBC tienen una buena reserva, están aquí para apoyar a la inversión, respaldar algunas operaciones de comercio y son un complemento muy importante respecto a sus tasas de interés para el financiamiento de empresas mexicanas”.

Al ser cuestionada al respecto, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, prefirió no entrar en detalles sobre estas operaciones, debido a que este tipo de información lo maneja la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

 

Así fue la visita del equipo de Trump a México

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador se reunió este viernes con funcionarios estadounidenses enviados por Donald Trump, a quienes entregó una propuesta de entendimiento como un primer acercamiento.

En la reunión celebrada en las oficinas del tabasqueño, ubicadas en la colonia Roma de la Ciudad de México, participaron el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; la secretaria de Seguridad, Kirstjen Nielsen; y Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump.  

Por parte del equipo del candidato ganador de la elección presidencial, acudieron el próximo canciller, Marcelo Ebrard, y quien será el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo; además de quien se presume sería secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa; la presunta secretaria de Economía, Graciela Marquéz Colín; quien se encargará de la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), Jesús Seade; y Martha Bárcenas, especialista en temas internacionales.

Al finalizar el encuentro, que duró alrededor de 50 minutos, Ebrard Casaubón ofreció una conferencia de prensa en la que celebró la reunión y la calificó como exitosa.

Además, detalló que a la delegación estadounidense le fue entregada una propuesta con cuatro campos de la relación Mexico-EU que a la próxima administración le gustaría priorizar:

  1. El comercio y la renegociación del TLCAN;
  2. La perspectiva de desarrollo que se tendrá en Mexico en los próximos años;
  3. La migración, que del lado mexicano se busca que nadie en el país tenga que emigrar por pobreza;
  4. Incluir países de Centroamérica en un esfuerzo de desarrollo y establecer que podrá haber un diálogo en materia de seguridad, porque Mexico hará cambios en su estrategia de seguridad.

Ebrard Casaubón consideró que se trata de un documento de entendimiento y reiteró que su contenido se hará público hasta que Trump lo tenga en sus manos.

Éste es el gabinete que propone López Obrador en caso de ser presidente

Comparte este artículo:

En el primer día de precampaña, Andrés Manuel López Obrador presentó al gabinete que encabezaría su gobierno, en caso de ganar la elección presidencial en julio próximo.

De ganar el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dijo, las personas que integrarían las diversas secretarías son: Olga María Sánchez Cordero, Gobernación; Héctor Vasconcelos, Relaciones Exteriores (SRE); Graciela Márquez Colín, Economía; Carlos Urzúa, Hacienda y Crédito Público (SHCP), y Rocío Nahle, en la Secretaría de Energía.

Víctor Villalobos encabezaría la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa); Luisa Alcalde, la del Trabajo y Previsión Social (STPS); Esteban Moctezuma Barragán, Educación (SEP); Alejandra Frausto, Cultura; Javier Jiménez Espriú, Comunicaciones y Transportes (SCT); Josefina González Blanco Ortiz Mena, Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y Miguel Torruco, Turismo (Sectur).

En la Secretaría de la Función Pública (SFP) estaría Irma Eréndira Sandoval; Salud, Jorge Alcocer; Desarrollo Social (Sedesol), María Luisa Albores, y en Desarrollo Agrario, Román Guillermo Meyer.

La insistencia en un gabinete y su reconocimiento a Juárez como el mejor presidente ocurre un día después de las críticas que recibió por su alianza “de principios y valores, morales y espirituales” con el partido evangélico Encuentro Social, cuyas posturas son ultraconservadoras.