Cae con droga hermano de Diego Santoy

Comparte este artículo:

Policías de Fuerza Civil detuvieron a siete hombres con un cargamento de drogas, entre los que se encuentra Mauricio Santoy, hermano del homicida Diego Santoy.

Según la Fuerza Civil, la captura se realizó esta madrugada en la Colonia Los Cedros, en la zona poniente de Monterrey.

Los policías hacían un recorrido de rutina por esta área cuando detectaron a un grupo de hombres quienes llamaron la atención de los elementos debido a que actuaban de manera evasiva y nerviosa.

Cuando se les revisó, se encontró que tenían 3 kilos con 200 gramos de mariguana y 14 gramos de cristal.

Los detenidos fueron identificados como Mauricio Santoy, de 37 años; Miguel, de 41; Víctor, de 39; Antonio, de 18; Alberto, de 39; Carlos, de 42, y Mario, de 40.

El primero de los detenidos, Mauricio, es hermano de Diego Santoy, asesino de los hermanos Peña Coss, en Cumbres.

Los detenidos serán investigados por delitos contra la salud por la Fiscalía General de la República (FGR).

 

Con información de Grupo Reforma. 

Cae en Culiacán sobrino de Caro Quintero

Comparte este artículo:

Ismael Quintero Arellanes, sobrino del narcotraficante Rafael Caro Quintero, fue detenido este miércoles por la Secretaría de Marina (Semar) en Culiacán.

Un grupo especial de la Armada llevó a cabo un operativo de tan solo media hora en el fraccionamiento Stanza Toscana con el objetivo de aprehenderlo. Los marinos llegaron en dos helicópteros artillados MI-17 y fueron apoyados por patrullas.

El detenido pertenece a la organización criminal liderada por Rafael Caro Quintero, la cual se dedica a la fabricación y distribución de mariguana, heroína y metanfetaminas para luego introducirlas ilegalmente a Estados Unidos.

La orden de aprehensión por Ismael Quintero es de Detención Provisional con Fines de Extradición Internacional, debido a que es requerido por el Distrito Este de Nueva York para ser procesado por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud y portación ilegal de armas de fuego.

Actualmente, el Programa de Recompensas contra Narcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta 20 millones de dólares por información que conduzca al arresto o condena de Caro Quintero ya que fue acusado de estar involucrado en el asesinato de un agente especial de la DEA (Administración para el Control de Drogas).

 

Con información de Grupo Reforma. 

 

 

¿Qué dijo el Presidente de la (in)seguridad a un año de gobierno?

Comparte este artículo:

“Al poder se le revisa, no se le aplaude”

-Brozo

Ante un zócalo abarrotado, el Presidente Andrés Manual López Obrador, dirigió su mensaje dominical a sus bases de seguidores, en el marco de la “Celebración del Primer Año de Gobierno”. En este sentido, es necesario preguntarnos si lo que dijo y cómo lo dijo es consistente con el tono triunfalista de su discurso.

Lo que más debe preocuparnos, es que el Presidente no haya aprovechado esta ocasión para reconocer la necesidad de hacer ajustes a su estrategia de seguridad. Tampoco hubo precisión en sus dichos en el zócalo, entre los cuales hay que destacar los siguientes:

– La creación de la Guardia Nacional

Otra vez, presentó a la nueva corporación como el principal elemento en la “solución” al problema de la inseguridad. No hizo algún comentario sobre las policías estatales y municipales, ni sobre la forma en que habrá de buscar su fortalecimiento para garantizar la integridad de la población.

– El consumo de drogas y la violencia

El Presidente aseguró que si se reduce el consumo de drogas se va “a poder resolver el grave problema de la inseguridad y la violencia”, lo cual es totalmente falso. Como lo he explicado anteriormente en Altavoz MX (aquí: http://bit.ly/2Bq3fdm), no existe evidencia robusta que indique que, incluso en condiciones legales, un menor consumo de drogas conduzca a una reducción de crímenes violentos. No solo eso, sino que las organizaciones criminales han diversificado sus negocios ilícitos. La violencia no está asociada solamente al control de mercados de venta de droga, sino también de tráfico de personas, pornografía infantil, venta de productos pirata, robo y venta ilegal de combustibles, entre otras actividades ilegales.

– Las señales de éxito de su estrategia

Este es el dicho más preocupante de su discurso. El Presidente destacó que se ha reducido significativamente el nivel de letalidad en los enfrentamientos entre presuntos delincuentes y fuerzas de seguridad. Citó cifras oficiales para destacar que, en lo que va de su administración solo han perdido la vida 15 miembros de las fuerzas armadas. En cambio, señaló que, hacia el final del sexenio de Felipe Calderón -entre 2010 y 2011-, perdieron la vida 154 elementos de las fuerzas armadas. Al margen de que los periodos temporales que citó no son comparables, su argumento es consistente con las cifras reportadas por la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina para el mismo periodo de 2018 y 2019. Tan solo entre enero y septiembre de este año, la actual administración reportó 17 bajas de presuntos criminales y 12 de los elementos de seguridad, mientras que en 2018 las cifras fueron de 792 civiles armados y 28 elementos federales.

Al respecto, son necesarias dos precisiones. Primero, es verdad que, al haber menos enfrentamientos, es más probable que el número de muertes de ambos lados tienda a disminuir. Sin embargo, también es cierto que el número de homicidios dolosos ha mostrado una tendencia al alza. Hasta septiembre de este año, se habían registrado 2,916 víctimas mortales. El Presidente no lo mencionó, ni tampoco que el inicio de su sexenio es el más violento del que se tenga registro. De esta forma evitó evidenciar que los datos indican la franca vulnerabilidad en que se ha dejado a la población civil frente a los delincuentes.

Segundo, las estadísticas oficiales se refieren únicamente a los decesos de elementos federales, pero no a los de policías estatales y municipales. Solo en octubre de este año, 14 policías estatales de Michoacán perdieron la vida en una emboscada a manos de una organización criminal. Es decir, en un día y en un solo lugar murieron prácticamente el mismo número de elementos estatales que el total de elementos federales en un año. Las cifras que el Presidente citó solo enmascaran el fracaso del “abrazos, no balazos”.

Es verdad que hay un cierto consenso sobre el fracaso de la estrategia de enfrentamientos generalizados entre las fuerzas armadas y las organizaciones criminales. Los resultados han dejado más violencia y más muertes. Aunque si se focalizan los golpes, y con inteligencia de por medio, estos pueden servir para contener el avance e intensidad de violencia con que actúan dichas organizaciones en ciertos lugares del país. Este debería ser uno de los pilares de la estrategia de seguridad. A la actual administración le brindaría la cobertura que necesita para acceder con sus programas sociales y preventivos a los sectores de la población en riesgo de ser cooptados por el crimen organizado.

En dicha estrategia es fundamental la participación de las policías locales, al menos de las estatales. Son estas las que tienen el conocimiento local y contacto de primera mano con la población. Por eso, se les debe fortalecer, través de capacitación, adiestramiento especializado y equipamiento. Hasta entonces, la 4T continuará perpetuando la contradicción de sus objetivos. Por un lado, atiende a las víctimas y apoya la búsqueda de desaparecidos, y por el otro propicia la victimización a manos de los delincuentes.

Dicho lo anterior, deseo que el 2020 nos depare un mejor México.

Apela “El Chapo” sentencia de cadena perpetua

Comparte este artículo:

Joaquín Guzmán Loera, o “El Chapo”, es el ex-líder del cártel de Sinaloa y ha sido acusado en múltiples ocasiones de conspirar para introducir toneladas de droga a los Estados Unidos, utilizar armas con fines de violencia y lavado de dinero.

 

El abogado de El Chapo, Marc Fernich, ha presentando ante el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos un documento en el que se pide la revisión de la cadena perpetua más los 30 años, la cual el juez Brian Cogan había dado a El Chapo.

 

Se había confirmado desde el 18 de julio que El Chapo iba a ser trasladado a Florence, Colorado, al penal de máxima seguridad, pero Fernich había reclamado diciendo que era necesario tenerlo en Nueva York para que los ayudara preparando la apelación. Sin embargo, su moción no entró en curso porque fue presentada un día después de la sentencia.

 

“Es muy probable que el documento indique supuestas irregularidades del proceso de Guzmán Loera, quien durante el juicio reclamó que no había recibido un trato justo y que su litigio se había desarrollado sobre todo en los medios.”

 

“Cuando me extraditaron a los Estados Unidos pensé que me aplicarían un juicio justo donde mi fama no estuviera por encima de las evidencias, pero no fue así.”

 

(Con información de Vanguardia)

AMLO presenta Programa de Prevención en Consumo de Drogas

Comparte este artículo:

El consumo de drogas en el país aumentó de manera considerable entre mujeres y jovenes, uno de los factores de la creación del Programa de Prevención en Consumo de drogas. Este fue propuesto por Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; y Esteban Moctezuma, secretario de Educación Pública y Hugo López-Gatell, El programa está basado cuatro ejes: en salud, educación, bienestar, cultura y comunicación.

“Vamos a ocupar tiempos y espacios en medios, y se va a incluir a todos los medios convencionales”, declaró AMLO.

El programa planea tener un enfoque de adicciones más convencional el cual será tratar a la población afectada como una población digna de derechos de protección, de apoyo y de inclusión. La estrategia será dirigida a la prevención de la adicción y se enfocara en sectores con más tendencia a ser afectados.

“Ya dejen los lujos baratos, la ropa de marca, coches, alhajas… quieran mucho a sus mamás… a portarse bien”. Dijo el presidente durante la presentación del nuevo plan.

 “¿De dónde va a salir para financiar este proyecto? Pues de los ahorros. Les dimos a conocer que se han ahorrado en compras 113 mil millones de pesos”, agregó.

(Con información del Político)

Detienen a tripulante brasileño rumbo al G20 por transportar cocaína

Comparte este artículo:

Las cosas no comenzaron bien para Jair Bolsonaro rumbo a la Cumbre del G20.

Un tripulante de la Fuerza Aérea brasileña fue detenido en Sevilla después de la parada de un avión que escortaba al jet del presidente de Brasil. El auxiliar del vuelo, identificado como el sargento Manoel Silva Rodrigues, llevaba 39 kilogramos de cocaína divididos en 37 bloques.

El sargento afirmó que en realidad eran de queso.

Después del arresto, el avión presidencial paró en Lisboa y miembros del equipo del presidente confirmaron que no pararía ahí (como antes previsto) sino en Seattle. Bolsonaro reaccionó en Twitter, deslindando a su equipo personal de Silva Rodrigues y exigiendo que se castigara por tal acto “inaceptable.”

La noticia pone en apuros a Bolsonaro otra vez. El mandatario llegó al puesto en una campaña histórica, al prometer “mano dura” contra la violencia y el crimen en su país, sobre todo la industria del narcotráfico. Así mismo, es un feroz defensor de las Fuerzas Armadas brasileñas, a quiénes condecora por su profesionalismo.

(Fuente: National Public Radio)

¿Cómo identificar una dieta destinada al fracaso?

Comparte este artículo:

Existen muchísimas dietas en las redes sociales, internet o que platican entre sus amistades en las que muchos nos sometemos con el fin de llegar a un ¨peso deseado¨ de una manera rápida. Me pareció muy importante explicarles cuales son los efectos de algunas de estas dietas para que tengan más información antes de someterse a estos regímenes alimenticios.

En términos simples, existen algunas características que debes de tener en cuenta cuando te sometes a un régimen alimenticio de moda, en el cual el efecto rebote es seguro. El efecto rebote se define como el aumento del peso que se bajó durante el régimen alimenticio más 30% de peso extra en la mitad del tiempo que duro este régimen. (Ej. Bajo 6 kg en 2 semanas= 6+ 30%= aumento de 7.8 kg en 1 semana). Algunas características de las dietas son:

  • Resultados dramáticos
  • Son a corto plazo (1-3 meses)
  • Invitan consumo de productos especiales (suplementación específica de vitaminas, minerales, proteínas, etc.)
  • Consumo excesivo de ¨superfoods¨ (kale, aguacate, açai, etc.)
  • No son saludables

Les voy a tratar de explicar algunos de los efectos de estas dietas, que me ha tocado escuchar muchísimo:

Dietas Détox

El término détox refiere a una dieta de entre 3 a 10 días que consiste en el consumo de jugos hechos con vegetales y frutas. Su objetivo, según los medios, es la facilitación de eliminación de toxinas y la pedida de peso. La realidad es que, los jugos aumentan el consumo de azúcar simple en la dieta y eliminan la fibra de la fruta, creando un aumento en el índice glicémico y como no se mastican, el cuerpo utiliza menos energía para degradar estos nutrientes.

No se ha demostrado que algún alimento en específico pueda desintoxicar el organismo. Nuestro cuerpo ya tiene órganos que se encargan de esto y son: el hígado, los riñones, el tracto gastrointestinal, los pulmones y la piel. Ellos se encargan de la extracción de sustancias ¨toxicas¨ guiadas principalmente por acciones enzimáticas.  Según Michel Gregor M.D. FACLM (2012)  lo mejor que podemos hacer es potencializar las enzimas propias del hígado que se encargan de desintoxicar, por ejemplo uno de los inductores más potentes es un fitonutriente llamado sulforafano, encontrado con mayor concentración en el brócoli.

Lo que se sugiere es consumir alimentos que ayuden a los órganos que se encargan de desintoxicar a que tengan un funcionamiento óptimo consumiendo una dieta balanceada que contenga antioxidantes, polifenoles, fitonutrientes, fibra, grasas monoinsaturadas  y proteínas y evitar el consumo de alcohol, cigarro y drogas.

Dietas Hipocalóricas 

Son las dietas que constan de una muy reducida cantidad de calorías (dietas de menos de 1200- 800 kcal). Nuestro control de ingesta de alimentos y saciedad están guiados por los genes ahorradores, los cuales buscan evitar la pérdida de peso a toda costa ya que en los tiempos de nuestros antepasados, ellos sufrían periodos de escasez de alimentos. Antes, estos genes ayudaban a la supervivencia porque había acceso limitado a los alimentos ya que tenían que salir a buscarlos, este problema ya no se presenta en los países desarrollados (o se presenta poco en la actualidad).  Es por esto que cuando pones en estrés de restricción de alimentos a tu cuerpo, este se resiste y ocasiona los siguientes efectos:

  • Se pierde el glucógeno muscular (glucosa que se guarda en musculo) y líquido (por cada molécula de glucógeno muscular se pierden 4 moléculas de líquido).
  • Se comienzan a romper las fibras musculares a aminoácidos para utilizarlos como energía en gluconeogénesis de Novo.
  • La grasa se protege porque se convierte en cetonas y son las únicas que puede utilizar el cerebro cuando falta glucosa igual por el mecanismo de gluconeogénesis de Novo en el hígado.
  • La masa muscular aumenta el gasto energético, entonces baja la masa muscular y baja la tasa metabólica (el número de kcal que requerimos para sobrevivir).

El resultado de estas dietas lleva a una disminución de tasa metabólica por perdida de musculo. Es decir, tu cuerpo necesita menos calorías que antes para mantenerse funcionando; el cuerpo se queda en “modo ahorrador” ya que se queda al pendiente en caso de otra época de “escasez”. Aumenta el porcentaje de grasa, hay un grado de deshidratación y más antojo por los mecanismos hipotalámicos del apetito.  Es muy importante que recuerden que estas dietas NO son sostenibles y no te van a ayudar a cambiar tu alimentación, ni tu peso de manera permanente.

En conclusión, les recomiendo hacer cambios pequeños en su estilo de vida y su alimentación para tener resultados sostenibles a largo plazo como, introducir vegetales a la dieta, hacer ejercicio, mantenerte activo por ejemplo al usar las escaleras en lugar del elevador, caminar a la tiendita, trabajo, escuela etc. Y lo más importante es verificar que todo lo que hagas o leas tenga fundamentación científica y que esté respaldada por personas u organizaciones CERTIFICADOS en el tema para evitar hacerle daño a tu cuerpo y poder alcanzar tus metas de manera saludable. Al igual que recordar que todos tenemos un metabolismo diferente y la alimentación siempre debe de ser PERSONALIZADA.

#ContraPortada: “México: El País en donde hacer las Cosas Bien es más Peligroso que ser un Criminal a Sueldo

Comparte este artículo:

Hace algunos días leía con frustración que en México del año 2000 al presente 2017 han asesinado a más de 105 periodistas y que, además, han castigado a menos del 10% de sus asesinos. Que los feminicidios ocurren al menos 5 veces al día en el país. Que al fin hemos logrado un nuevo record en México, el de más homicidios de los últimos 10 años.

Hace un mes durante mi lapso de vacaciones en Baja California Sur asesinaron al periodista Max Rodríguez apenas a unos kilómetros del hotel donde me hospedaba, también en este mes asesinaron a una madre que buscaba con desesperación justicia para su hija que le fue arrebatada a manos de delincuentes, delincuentes que se fugaron de nuestro “magnífico” sistema carcelario para callar a balazos a ésta mujer.

¿Nos estamos acostumbrando a la muerte? Ya parece rutina el leer los principales diarios de México y encontrar al menos una historia de homicidio, de muerte por drogas, de ajuste de cuentas o de riñas campales entre bandas rivales.

Ya no nos conmociona el niño de Nuevo León que a sangre fría disparó contra su maestra y sus compañeros para después suicidarse en una secundaria causando la muerte de todos los desafortunados semanas después.

En México decir la verdad y hacer las cosas bien se paga con sangre, buscar justicia por cuenta propia es un boleto de ida a la tumba, no tranzar y no corromperse es señal de que difícilmente avanzaremos a la velocidad que otros lo hacen a base de billetes y favores.

¿Por qué hacer las cosas bien es más peligroso que ser un criminal a sueldo? La respuesta es muy sencilla. Ser criminal es pertenecer a una clase de poder casi mesiánico que te permite decidir quién vive y quién no, quién avanza y quién se queda.

Las cuantiosas sumas de dinero que manejan los criminales aunado a la corrupción a la que se prestan cientos de funcionarios, les entrega el poder total para hacer y deshacer a su conveniencia. Para comprar a la justicia que debería perseguirlos o, si no acceden, para callarlos a balazos en manos de matones que encontraron en la delincuencia la forma de salir de la pobreza y la falta de oportunidades.

Ya basta de pensar que un presidente vendrá a salvarnos mágicamente de la miseria de país en la que nos han envuelto, ocupémonos nosotros mismos de hacer comunidad, de crear nuestras propias oportunidades y de actuar en colectivo. Que si nos callan, tengan que callarnos a todos y, si nos matan, tengan que hacernos la guerra a todos primero. Involucrémonos ya en las soluciones de esta peste social.

¡YA BASTA, MÉXICO!

Trump y el uso de las drogas

Comparte este artículo:

“…tienes muchos “bad hombres” allá abajo, tal vez los puedo ayudar con eso.”

Esas fueron, según CNN, las palabras del Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump durante la llamada del viernes pasado con Enrique Peña Nieto. Trump, se refería, quiero suponer al narcotráfico que desde hace años nuestro país ha combatido. Primero con fuerzas policiacas federales y desde el sexenio de Calderón con el ejército mexicano en las calles.




La realidad es que, mientras Trump culpa a México por los problemas de delincuencia y drogadicción en Estados Unidos, nuestro vecino del norte representa un mercado muy cómodo e importante para los narcotraficantes mexicanos. Sin tratar de caer en el “la culpa de la Guerra de Contra el Narco es de Estados Unidos”, dicho por Calderón hace unos años, quiero exponer de que magnitud es este problema y porqué, aunque se pongan muros, vallas, y miles de cámaras de seguridad la droga seguirá fluyendo.

Según cifras del 2014, la Unión Americana tenia aproximadamente 23.6 millones de adictos a algún tipo de droga ilícita (marihuana, cocaína, heroína, crack, metanfetaminas, etc.). También según información de la misma Agencia Central de Inteligencia, CIA por sus siglas en inglés, Estados Unidos es el mayor consumidor de cocaína del mundo, mucha de la cual procede de Colombia y pasa por nuestro país.

No solo eso, también los estadounidenses ocupan el primer lugar en el consumo de heroína colombiana y mexicana, marihuana, ecstasy y metanfetaminas. En pocas palabras, los narcotraficantes mexicanos tienen un mercado de más de 20 millones de personas al norte de la frontera mexicana.




En pocas palabras, el Sr. Trump, siendo empresario, debe de saber que si hay demanda, por supuesto que habrá oferta. Trump, más allá de preocuparse de la seguridad en la frontera sur, debería de combatir el problema de la drogadicción desde la raíz. Según cifras, solamente 1 de cada 10 estadounidenses van a algún tipo rehabilitación para sus problemas de adicción. Es decir, de los 23 millones de adictos, solamente el 10 – 11% acude a alguna institución a pedir ayuda.

Creo yo que el problema en Estados Unidos, no es la seguridad en la frontera con México, sino la cantidad de drogadictos que tiene el país, y lo poco que el sistema de salud estadounidense hace por ellos. Por otro lado, me aventuro a decir que si nuestro vecino del norte, planea verdaderamente, en algún momento enviar tropas a tierras mexicanas, entonces nuestro país debería de seriamente considerar legalizar la marihuana.

La marihuana es la principal droga consumida por nuestros vecinos. Los ingresos por impuestos son altos, simplemente en el 2014 el estado de Colorado recolecto cerca de $76 millones de dólares y, por otro lado, se le quitaría un importante negocio al narcotráfico.

¿Tú qué opinas?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

¡Cuidado, México! La guerra puede empeorar

Comparte este artículo:




Ha pasado ya una década desde que empezó la guerra contra las drogas en México, y vaya que hemos sufrido las consecuencias. Oficialmente, se estima que entre 2007 y 2014 fueron asesinadas más de 164,000 personas y, para que se den una mejor idea de la magnitud de esta cifra, lo pongo en el siguiente contexto: en Afganistán e Irak fueron asesinadas 103,000 personas en total durante ese mismo periodo [1].

Aunque a paso de tortuga, todo indica que el mundo occidental está abriéndose al debate de estrategias alternas. La guerra contra las drogas no se puede ganar, y esto ha sido evidenciado en el estable incremento de consumo de narcóticos. Un número cada vez mayor de académicos y políticos busca que se le atienda como un tema de salud pública, y no de defensa nacional [2].

Enrique Peña Nieto se abrió al debate [3], pero el gobierno mexicano ha mantenido una postura bastante conservadora, lejos del ejemplo del ex-presidente uruguayo, José Mujica [4]. Pero a esta administración le quedan dos años, y por eso es importante conocer las posturas de quienes pretenden sustituirla. Si no tenemos cuidado, la guerra pudiera ponerse peor.

¿Cómo es que nuestra situación actual puede empeorar? Es cuestión de mirar hacia Filipinas. Filipinas ya tiene tiempo con problemas de drogas; de acuerdo con la ONU, en 2012 este país era el mayor consumidor de metanfetaminas en Asia del este [5]. La guerra contra las drogas en este país apenas va por su tercer mes, y se estima que la cifra de muertos fue de casi 1,800 personas en sus primeras siete semanas [6].




El presidente, recientemente electo, Rodrigo Duterte, es conocido a nivel internacional por sus comentarios desatinados, como: “estaba enojado porque la violaron (…) Pero era tan bonita, que [Duterte] debió haberlo hecho primero. Qué desperdicio.” [7] O, la semana pasada, cuando llamó al presidente Barack Obama “hijo de perra,” provocando la cancelación de su reunión en Laos [8].

Además de ofrecernos titulares escandalosos, este hombre también sirve como una advertencia para México. Las tácticas de guerra de Duterte deben ser evitadas por nuestro país a toda costa. En Filipinas se le ha dado libertad a autoridades y civiles de matar bajo el cobijo del ejecutivo a quienes se sospeche de comercializar o consumir drogas.

A Duterte no le interesan los derechos humanos y ha sido vocal al respecto, ignorando las protestas de la comunidad internacional [9].

Dejemos de lado la cuestionabilidad de la misma guerra contra las drogas, además de las violaciones a los derechos humanos que la estrategia particular de Duterte implica, la falta de un debido proceso judicial pone en duda la criminalidad de los asesinados. Cómo confiar en policías y justicieros que no se basan en evidencias sólidas al fijar un objetivo. Cómo respaldar una estrategia que puede llegar a camuflajear de heroísmo alguna vendetta personal. Es una estrategia explosiva, y no cabe duda que los estragos de la misma se dejarán ver en los próximos meses.

A pesar de esto, Duterte cuenta con la aprobación de la mayoría de los filipinos; del 91% para ser exactos [10]. El pueblo mexicano debe rechazar a candidatos con propuestas parecidas a las de Duterte. La guerra debe terminar ya, y una táctica así la prolongaría indefinidamente.

Analicemos con cuidado a los presidenciables, desde hoy, vigilemos las posturas que tienen ante la guerra contra las drogas. Apoyemos a un candidato que abogue por el diálogo y el debate, y que base sus decisiones en investigaciones científicas; un candidato que pretenda limpiar y reforzar el sistema judicial, en lugar de hacerlo a un lado; un candidato que sea incluyente y que busque parar esta guerra que vamos perdiendo desde hace 10 años.




[1] Jason M. Breslow. “The Staggering Death Toll of Mexico’s Drug War.” PBS. 27 julio 2015. http://www.pbs.org/wgbh/frontline/article/the-staggering-death-toll-of-mexicos-drug-war/.

[2] Eduardo Porter. “Numbers Tell of Failure in Drug War.” The New York Times. 2 julio 2012. http://www.nytimes.com/2012/07/04/business/in-rethinking-the-war-on-drugs-start-with-the-numbers.html?_r=0.

[3] Presidencia de la República. “Conclusiones del Debate Nacional sobre el Uso de la Marihuana.” 21 abril 2016. https://www.gob.mx/presidencia/articulos/conclusiones-del-debate-nacional-sobre-el-uso-de-la-marihuana-29292.

[4] Gerardo Lissardy. “José Mujica sobre la legalización de la marihuana: ‘Los retrógrados se van a asustar’.” BBC Mundo. 7 mayo 2014. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/05/140506_uruguay_entrevista_jose_mujica_jgc.

[5] Manuel Mogato y John Chalmers. “As Duterte takes over in Philippines, police killings stir fear.” Reuters. 29 junio 2016. http://www.reuters.com/article/us-philippines-duterte-killings-idUSKCN0ZE300?feedType=RSS&feedName=worldNews&utm_source=Twitter&utm_medium=
Social&utm_campaign=
Feed%3A+Reuters%2FworldNews+%28Reuters+World+News%29
.

[6] Rishi Iyengar. “Almost 1,800 People Have Died in Seven Weeks in the Philippines’ War on Drugs.” Time. 23 agosto 2016. http://time.com/4462382/philippines-duterte-1800-killed-drug-war/.

[7] Travis M. Andrews. “Leading Philippine presidential contender: Gang rape victim ‘so beautiful’ he wishes he had ‘been first’.” The Washington Post. 18 abril 2016. https://www.washingtonpost.com/news/morning-mix/wp/2016/04/18/leading-philippines-presidential-contender-gang-rape-victim-so-beautiful-he-wishes-he-had-been-first/?tid=a_inl.

[8] Sheena McKenzie y Kevin Liptak. “After cursing Obama, Duterte expresses regret.” CNN Politics. 6 septiembre 2016. http://edition.cnn.com/2016/09/05/politics/philippines-president-rodrigo-duterte-barack-obama/

[9] Simon Lewis. “U.N. Experts Condemn Duterte’s ‘Incitement to Violence’ in the Philippines.” Time. 7 junio 2016. http://time.com/4359466/un-duterte-philippines-incitement-violence/.

[10] Miguel Syjuco, “This Is Why Philippine President Rodrigo Duterte Will Get Away With Murder.” Time. 16 agosto 2016. http://time.com/4453587/philippines-rodrigo-duterte-dictator-impunity-marcos/.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”