Colegio de Ingenieros recomienda no reabrir L12 hasta revisarla a profundidad

Comparte este artículo:

El Colegio de Ingenieros Civiles de México presentó este jueves los resultados de la inspección física que hizo a la estructura elevada de la Línea 12 del Metro, excluyendo el tramo de la zona cero donde colapsó una trabe el pasado 03 de mayo dejando un saldo de 26 personas muertas y más de 80 heridas, pues dicho espacio es analizado por la empresa DNV, que justo ayer presentó sus primeros resultados. 

Ante los hallazgos del Colegio, los especialistas recomendaron al Gobierno de la Ciudad de México no abrir ninguna parte de la Línea 12 del Metro en tanto no se realice una revisión a profundidad. 

Lo anterior, luego de que este miércoles, Claudia Sheinbaum asegurara que darían celeridad a la rehabilitación de la Línea. 

De acuerdo con su reporte, la organización indicó que al menos el 32% del tramo elevado de la Línea 12 presenta daños tipo B, es decir, riesgo medio, los cuales requieren ser analizados y rehabilitados antes de que la vía reabra para su operación.

El resto son de tipo C, y no hubo ninguna clasificada dentro del riesgo A, que implica el mayor peligro.

“(El Colegio) recomienda no reiniciar la operación de la Línea 12 hasta que se obtenga la información detallada nivel 2 y nivel 3 en su caso, y se obtenga el nivel de vulnerabilidades correspondientes”, señaló Bernardo Gómez González, coordinador del Comité Técnico de Seguridad Estructural del Colegio de Ingenieros.

El Colegio de Ingenieros Civiles de México detectó soldaduras ubicadas en zonas de alto esfuerzo, separaciones insuficientes y fisuras en el resto del viaducto elevado de la Línea 12. 

También se detectó separación insuficiente de vigas entre ellas y respecto a las cabezales. 

Reparación de fisuras en columnas y que se analice con detalle cuál es la situación interna de las mismas”, fue una de las conclusiones a las que llegó el Colegio.

Los expertos destacaron como prioritario hacer una revisión de la separación entre el puente vehicular del Periférico y las columnas del viaducto elevado de la Línea Dorada del Metro, la reparación de fisuras en columnas, de fisuras en tabletas con alto nivel de filtraciones, la reparación de los cabezales dañados por el trabajo de los topes sísmicos y la revisión del esfuerzo realizado en el tramo cercano a la estación Nopalera.

En lo que respecta al tramo de túnel de la Línea 12 del Metro de la CDMX no presenta daños estructurales, salvo escurrimientos.

No obstante, se acordó que por cuestiones operativas y de mantenimiento no es posible reabrirlo hasta que se repare el tramo colapsado”, aseguró el Colegio en las conclusiones del análisis del tramo subterráneo. 

Se recomendó realizar una revisión exhaustiva del sistema de desagüe, y efectuar un proyecto integral para solucionar los problemas de filtraciones y escurrimientos.

Aunque se había confirmado su presencia, la Jefa de Gobierno capitalina no estuvo presente en el evento. 

No obstante, a través de su cuenta de Twitter, afirmó: 

He escuchado a los especialistas del Colegio de Ingenieros Civiles de México, de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural, de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Geotécnica, así como a diversos expertos de instituciones académicas, sobre el trabajo independiente de resultados iniciales de la inspección física del @MetroCDMX, en particular de la L12. 

Ya se encuentran bajo atención algunas de las recomendaciones para otras líneas y como mencionamos el día de ayer, mientras continúan peritajes y estudios, se conforma un equipo técnico de altísimo nivel para realizar un proyecto ejecutivo de refuerzo y rehabilitación de L12. Nuestra obligación es atender a las víctimas y trabajar para que opere lo más pronto posible y de forma segura”. 

En representación de la Administración local asistió al encuentro Jesús Esteva, titular de la Secretaría de Obras.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Asegura Espriú que estudio de Colegio de Ingenieros está mal

Comparte este artículo:

El futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, salió a la defensa de la propuesta de construir una terminal aérea en la base militar de Santa Lucía, después de que un estudio realizado por el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), aseguró que el costo era superior al proyectado por el equipo de Andrés Manuel López Obrador.

Jiménez Espriú, afirmó que no existe suficiente información para dar una opinión de proyecto de Santa Lucía.

“El mismo Colegio dice que no hay suficiente información para evaluar bien ambos proyectos, porque no hay elementos suficientes, porque esta en una forma conceptual, y después presentan hasta centavos; entonces está medio mal”, comento después de sostener una reunión con representantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

De acuerdo al estudio del CICM, el costo final del proyecto Ciudad de México-Santa Lucía sería de 385 mil 738 millones de pesos, mientras que para el nuevo aeropuerto sería de 232 mil 230 millones, por lo que el costo representaría un 66% más que el que actualmente se construye en Texcoco.

“El colegio concluye que con información disponible la única solución factibles, viable y confiable, con todos los retos por atender, es continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco”, mencionó Ascencio Medina, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México.

 

“NAIM en Texcoco lo más viable”: CICM

Comparte este artículo:

El Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), concluyeron que continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es la única solución factible, viable y confiable, aunque tiene retos que se deben de atender.

Los ingenieros hicieron el análisis de la obra a petición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador

Entre los retos que debe de enfrentar el NAIM, se encuentra el tratar los hundimientos, algo que requiere constante mantenimiento, dijo el presidente del CICM, Ascención Medina.

En cuanto a la alternativa, que es la construcción de dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía, el dictamen del CICM señala que no se cuenta con información suficiente sobre suelo, condiciones geográficas, financiamiento, en are otros aspectos. Además, agrego el presidente de la Academia de Ingeniería de México, tiene en contra la incertidumbre sobre su viabilidad aeronáutica.

“En conclusión, la opción del proyecto de dos aeropuertos es poco atractiva y de muy alto riesgo para el País en cuanto a costo, tiempo y desempeño. En consecuencia, la energía y esfuerzo de los mexicanos estarían mejor aprovechados en asegurar que el proyecto en Texcoco sea operativo en el menor tiempo y al menos costo posibles”, dijo Albarrán.

(Con información de Grupo Reforma)