Denuncian que drogan en antros del Centrito Valle

Comparte este artículo:

De acuerdo a un reportaje hecho por el periódico El Norte de Grupo Reforma, una joven de 20 años denunció que ella y una amiga fueron drogadas el pasado fin de semana en el antro Press del Centrito Valle, en San Pedro.

La joven, que pidió el anonimato por seguridad, señaló que a las 1:30 horas de la madrugada del domingo y luego de tomar tres vasos de ron, perdido control de su cuerpo, ya no pudo mantenerse de pie y tuvo temblores.

“Llegué al baño, vomité, y no se me quitaba. Me senté en la taza del baño, mi cabeza se me iba solita para atrás. Yo sabia lo que estaba pasando. Yo sabia que me tenía que parar, yo sabía que me tenía que ir, pero no podía. No me respondían ni los brazos, ni la voz, nada”, narró la joven a dicho periódico.

Después de 40 minutos de estar casi inconsciente en el baño, unos amigos la ayudaron a salir y su hermana fue a recogerla para llevarla a un hospital.

“Traía las pupilas dilatadas y el mismo doctor fue el que me dijo: ‘Es que tú no estas borracha, estás drogada, te drogaron, algo te echaron en la bebida'”.

La joven indicó que el mesero estaba muy insistente en servirles las bebidas y consideró que le echaron la droga a los hielos.

Por otro lado, señaló que conocidos le contaron casos similares en el Press, y en los antros contiguos, The City y Abolengo.

“Está pasando demasiado y muy seguido, y el antro se lava las manos”, afirmó la joven a Imelda Robles del periódico El Norte.

Este caso se suma a otras denuncias que se han hecho a través de la página de Facebook “MeToo BaresMX”, misma que fue creada el 22 de octubre para exhibir abusos contra mujeres en antros en todo el País.

En Nuevo León se señalan al menos 15 antros o bares, entre los que aparece The City con testimonios de mujeres presuntamente drogadas y violadas.

El Norte contacto al Secretario de Seguridad Pública de San Pedro, Gerardo Escamilla, quien aseguró que no tienen reportes de estas situaciones y pidió que se interpongan denuncias formales, finalmente se ofreció para revisar los testimonios en Facebook.

(Fuente: El Norte)

Anuncia San Pedro cuartel en el Poniente

Comparte este artículo:

El Secretario de Seguridad Pública de San Pedro, Felipe de Jesús Gallo, anunció el día de ayer que el municipio tendrá un cuartel en la zona de San Pedro 400, el cual han denominado “Cuartel Poniente zona 5”.

Gallo, señaló que al detectar que esa parte del municipio es la que más reportes tiene por diversos temas como riñas, ruido alto, alteración del orden y violencia intrafamiliar, se definido que era necesario nombrar un comandante en la zona y un número específico de elementos.

“Se va a nombrar a un comandante y al personal permanente exclusivamente para vigilar desde el límite del Río con nuestro límite con Santa Catarina y con nuestro límite con Monterrey”.

“Este sector, aunque es más pequeño, representa más reportes que la mitad del municipio”, expuso el funcionario municipal.

Por el momento no se construirá un Cuartel en la zona.

Dimes y Diretes: “Ladrón roba a Ladrón”

Comparte este artículo:

El día de ayer durante la apertura del segundo periodo ordinario del Congreso Local de Nuevo León, el gobernador, Jaime Rodríguez “el Bronco”, rechazó que haya un aumento en actos delictivos en Nuevo León, e incluso en pleno discurso saco dos hojas diciendo que, a comparación del la administración pasada, en su gobierno, que comenzó en octubre, han habido menos hechos relacionados al crimen organizado.

¿Mito o realidad lo que dice “el Bronco”? Es difícil saber, puesto que todos los días escuchamos de un robo, un asesinato o un secuestro en alguno punto de la ciudad. Lo que sí es realidad es que la paranoia se está apoderando de los nuevoleoneses.

¿Mito o realidad lo que dice “el Bronco”? Es difícil saber, puesto que todos los días escuchamos de un robo, un asesinato o un secuestro en alguno punto de la ciudad. Lo que sí es realidad es que la paranoia se está apoderando de los nuevoleoneses, debido a las historias de intentos de robo, así como de un audio donde supuestamente el Secretario de Seguridad Pública de San Pedro, Marcial Herrara, advertía que se venían tiempos difíciles para el Estado. A final de cuentas no era Herrera, sino un padre de familia.

El atraco de un automóvil a los padres del ex gobernador, Rodrigo Medina, es decir, el robo a los ladrones del estado, me hizo recordar un poco el artículo de la semana pasada de “El Abogado del Pueblo” en El Norte, donde FRICASÉ acusaba a dos ex gobernadores de estar detrás de la ola de inseguridad y paranoia en Nuevo León. Al principio, el articulo se me hizo algo pagado por la administración “bronca”, después de saber del robo a la casa de Los Medina Ainsle, ya no suena descabellado.

¿Tan poca seguridad tiene la casa de los padres del ex gobernador? No me la creo, pero sólo el tiempo dirá si FRICASÉ tiene razón o no en lo que escribió la semana pasada.

¿Estimado lector, apoco se cree eso de que entraron como si nada a su casa y robaron las llaves y así lograron el atraco del automóvil? ¿Tan poca seguridad tiene la casa de los padres del ex gobernador? No me la creo, pero solo el tiempo dirá si FRICASÉ tiene razón o no en lo que escribió la semana pasada.

Por el momento no queda más que cuidarse y no confiarse.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Desigualdad social = inseguridad

Comparte este artículo:

Hemos vuelto a escuchar y a decir que hay que andar con cuidado. Nadie sabe a ciencia cierta cómo es que se anda de esa forma, pero básicamente nos dan a entender que consiste en reincorporar el miedo a nuestras rutinas.

En San Pedro Garza García, el municipio “blindado”, ocurrieron robos a vehículos en la más reciente semana o, para ser más precisos, los delitos cometidos en los últimos días tuvieron mayor difusión mediática.

¿Por qué? Porque en San Pedro Garza García, el municipio “blindado”, ocurrieron robos a vehículos en la más reciente semana o, para ser más precisos, los delitos cometidos en los últimos días tuvieron mayor difusión mediática.

Digo lo anterior, debido a que en realidad San Pedro no ha estado precisamente exento de delitos en los últimos meses. Ni siquiera de robo de vehículos. Así lo muestran estudios como el semáforo delictivo publicado en www.nuevoleonseguro.org.mx mensualmente. A través de estos indicadores podemos percibir cómo, en dicho municipio, algunos crímenes como el robo a negocios y a automóviles aparecieron en amarillo o en rojo durante casi cada mes del último año.

La histeria, las hipótesis y conspiraciones, aunque de forma momentánea, han vuelto a formar parte de nuestras pláticas e invadido nuestros teléfonos y correos electrónicos.

La histeria, las hipótesis y conspiraciones, aunque de forma momentánea, han vuelto a formar parte de nuestras pláticas e invadido nuestros teléfonos y correos electrónicos. Nos dicen que se trata de delitos aislados, campañas mediáticas de desprestigio, pactos rotos, transiciones de gobierno, disputas políticas, pleitos por territorio entre carteles o bandas de delincuentes y un largo etcétera.

Al mismo tiempo, cadenas alarmistas y de procedencia indefinida nos son enviadas con las mejores intenciones pero con poca responsabilidad; en nuestra época nada debe ser creído ni compartido sin cuestionar las fuentes.

Paralelo al breve periodo de histeria que vivimos, se “filtró” también un audio en internet en el que Marcial Herrera, Secretario de Seguridad Pública de San Pedro, se muestra enérgico y decidido de forma casi pasional a reducir los delitos en el municipio. Muchas personas se sintieron más tranquilas al escuchar su enojo y preocupación mientras a otros les pareció muy curioso que se filtrara ese conveniente mensaje.

Evidentemente, siguen abiertas las heridas que dejaron las todavía recientes épocas oscuras en materia de seguridad. La sola idea de aproximarnos a un retorno de esa situación, es un temor que naturalmente genera inquietud en los ciudadanos; el hecho de que los crímenes no desaparecieron sino que sólo se alejaron de sus casas, municipios o Estados, le es indiferente a muchos.

Puede ser que la situación de San Pedro haya generado una paranoia infundada y que vaya a ser controlada eventualmente. Sin embargo, la reacción de sus ciudadanos evidencia varios aspectos que siguen presentes en la mente de todo el país.

Existe un temor que tristemente sí es fundado y es el de ser víctimas de algún crimen pues sabemos que en dicho caso enfrentaríamos casi desnudos a la barbarie desde la más profunda de las soledades; no hay confianza en la policía ni en los jueces ni hay verdadera esperanza de justicia.

El Índice Global de Impunidad nos ubica como el segundo país con mayor impunidad del mundo.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública presentada el año pasado, mostró que 9 de cada 10 delitos en México quedan impunes, mientras que el Índice Global de Impunidad nos ubica como el segundo país con mayor impunidad del mundo; decía bien Peter Villaume que la esperanza de impunidad es para algunos la mayor invitación al crimen.
Cuando el crimen, en su veleidoso devenir, aumenta, no sabemos qué es específicamente andar con cuidado.

Hubo quienes se encerraron en sus casas, otros desarrollaron fobia a las camionetas nuevas o a los vehículos viejos mientras que algunos sentían una muy racista desconfianza respecto personas de rasgos indígenas que mostraran lujos o conductas despilfarradoras; el racismo no sólo radica en dudar de la procedencia de sus recursos, sino en el vergonzoso hecho de que la mayoría de los pobres en México sean de raza indígena al grado en que su opulencia resulte para muchos sospechosa.

Los índices de pobreza y falta de oportunidades que van desde mala alimentación, nula educación y falta de acceso servicios de salud, parecen ser preocupantes para muchos solamente cuando están relacionados con la criminalidad.

Los índices de pobreza y falta de oportunidades que van desde mala alimentación, nula educación y falta de acceso servicios de salud, parecen ser preocupantes para muchos solamente cuando están relacionados con la criminalidad: carne de cañón o paja seca, les llaman. Les consideran más fáciles de seducir porque reconocen lo adverso de sus circunstancias pero si no son riesgo, no parecen importar mucho.

Tristemente he escuchado a quienes afirman que la solución está en construir canchas de fútbol en barrios humildes o en darles cursos de superación personal a los jóvenes que forman parte de pandillas; creer que la pobreza del país se soluciona engañando o entreteniendo a quienes la padecen, no sólo es un indicador de preocupantes niveles de ignorancia e insensibilidad, sino también es síntoma de vivir en una burbuja de tungsteno reforzado.

La pobreza, la falta de oportunidades, el distanciamiento abismal entre clases sociales y la impunidad, son algunos factores que inciden directamente en la criminalidad del país.

La pobreza, la falta de oportunidades, el distanciamiento abismal entre clases sociales y la impunidad, son algunos factores que inciden directamente en la criminalidad del país. Esos factores persisten y van más allá de personas o partidos políticos y principalmente: existen aunque estén lejos de nuestras casas, existen más allá de personas o partidos políticos.

Trabajar en ellos parece ser el único camino no autoritario ni despótico, pero requiere de esfuerzos que no son menores ni mucho menos fáciles, y sus resultados, evidentemente, no se verán en menos de seis años. Así que el temor puede seguir siendo controlado con estrategias superficiales y con valentía populista.

Así hemos vivido por años, ¿qué más da?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”