ASF encuentra posible desfalco en programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Comparte este artículo:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró diferentes irregularidades en la operación del programa social Jóvenes Construyendo el Futuro que incluye un probable daño patrimonial por 57 millones de pesos, centros de trabajo fantasmas, pagos a benenficiarios ya fallecidos y a beneficiarios que reciben doble beca por estar inscritos al mismo tiempo en otro programa.

En el tercer paquetes de informes de la revisión de la Cuenta Pública 2019, la ASF difundió los resultados de una auditoría de desempeño forense practicada al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Cabe mencionar que las auditorías forenses pueden considerarse las más rigurosas porque consisten en “la aplicación de una metodología de fiscalización que conlleva la revisión rigurosa y pormenorizada de proceso, hechos y evidencias, con el propósito de documentar la existencia de un presunto acto irregular”.

“Dada la importancia, relevancia e impacto que tiene la inclusión de los jóvenes al ámbito social y laboral, se determinó llevar a cabo la presente auditoría forense al Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, para verificar el correcto ejercicio y aplicación de los recursos para el objeto al que fueron autorizados”, argumentó la ASF.

La dependencia detalló que se encontraron irregularidades como un probable daño patrimonial por 57 millones 90 mil 400 pesos, de los cuales, más de 48 millones corresponden a pagos realizados a 3 mil 188 beneficiarios que, según las reglas, no debían estar trabajando ni estudiando para ser parte de este programa.

La auditoría encontró que “estos beneficiarios también recibieron en los mismos periodos apoyo del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro Apoyos del Sector Educativo de la Secretaría de Educación Pública, cuyo propósito es contribuir al bienestar social e igualdad mediante el otorgamiento de becas para la permanencia y terminación escolar de las y los estudiantes en instituciones de Educación Superior”.

Por otro lado, la ASF identificó 183 beneficiario del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que recibieron el importe de 2.5 millones de pesos, percibieron a su vez, en los mismos periodos de tiempo durante el ejercicio 2019, apoyo del Programa de Apoyo a la Educación Indígena operado por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, programa que busca contribuir a la permanencias, desarrollo y conclusión del grado y nivel académico de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes estudiantes, de 5 a 29 años, pertenecientes a los pueblos y comunidades indígenas y afroamericanas, inscritos en escuelas públicas de los niveles, básico, medio superior, superior y maestría.

Por lo tanto, la ASF concluyó que dicho programa no cuenta con mecanismos de control y procedimientos para validar y constatar la información y documentación plasmada y adjuntada en la Plataforma Digital del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro por parte de los aspirantes y beneficiarios del Programa, así como de quienes participaron como Centro de Trabajo.

Además, la ASF encontró que 68 beneficiarios recibieron pagos de la beca en sus cuentas bancarias posteriores a su fecha de fallecimiento por un importe total de 482 mil 400 pesos.

En lo que respecto a los centros de trabajo revisados, que forman parte de la muestra, en donde se supone que imparte la capacitación a los beneficiarios, estaban abandonados y otros centros de trabajo no presentaron la documentación justificativa y comprobatoria que soporte la capacitación impartida, mientas que dos centro de trabajo, por medio de sus Representantes Legales, señalaron no haberse registrado en el Programa.

Por último, la ASF concluyó que el manejo que se hace de los recursos públicos federales en ese programa “no asegura las mejores condiciones de economía, transparencia, eficiencia, eficacia y honradez al Estado”.

(Con información de Milenio)

La NOM 035: la promesa a no ser el país más industrioso y estresado del mundo

Comparte este artículo:

Algunos creeríamos que en México, es únicamente costumbre el saber qué nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo y personas cercanas a nosotros están bajo constante presión y que es algo usual, sin mayor fondo. Sin embargo, en realidad, las estadísticas prueban lo contrario. En nuestro país, la alarmante realidad es que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es el país que más horas labora al año. Hablamos de 2,148 horas en promedio… y de una media mundial que queda en las 1,734 horas. Eso no es todo, el dato más preocupante es que los mexicanos a nivel mundial ocupamos el primer lugar en el rubro de estrés laboral, haciendo constar que 7 de cada 10 sufren de esta condición. Esto va incluso por encima de países que son considerados potencias mundiales en términos económicos como lo son China y Estados Unidos. Esto y algunos otros factores trascendentes fueron los que impulsaron que la NOM-035 de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social entrará en vigor. 

El pasado miércoles 23 de octubre, entró en vigor en su primera etapa de dos, la Norma Oficial Mexicana 035. Cabe destacar, que esta fue encaminada hacia que los empleadores cumpliesen con la emisión de una política por escrito acerca de la prevención de los riesgos psicosociales en en el ambiente laboral, la inclusión de posibles medidas de prevención, así como también, la identificación de los trabajadores que han sufrido de sucesos que puedan entrar en el rubro de traumáticos severos. Por otra parte, la segunda etapa, que se tendrá por aplicable a partir del 23 de octubre del 2020, pretende que haya una identificación fija y un análisis como tal de los riesgos psicosociales, la evaluación del entorno organizacional, acciones de control y por supuesto, la práctica de exámenes médicos y el llevar a cabo los registros correspondientes. 

Es importante destacar que el apartado quinto de este ordenamiento contempla tanto las obligaciones de los patrones como de los trabajadores. Por parte de los empleadores destaca como tal, la creación de la política previamente descrita, así como también la promoción de un entorno organizacional favorable y libre de violencia. En los términos de las obligaciones correspondientes a los trabajadores, estos adquieren la responsabilidad de observar las medidas de prevención que se tengan por contempladas, colaborar en las acciones que se decidan en vías de cumplir con lo estipulado y prevenir activamente las conductas negativas que se busca aminorar. 

Asimismo, es necesario señalar que la NOM-035-STPS-2018 divide las acciones a tomar por parte de los empleadores en relación a la cantidad de trabajadores con los cuales cuentan. Esta acción se divide en dos rubros, el primero siendo de los 16 a los 50 trabajadores, fracción que únicamente deberá realizar la identificación y análisis de los factores psicosociales incluyendo a todos y cada uno sus trabajadores y la segunda, que realizará lo mismo añadiendo la evaluación del entorno organizacional a través de una muestra representativa. 

Una de las particularidades de esta norma, es que no propone un modelo como tal sino que sugiere que cada centro de trabajo se adecue a sus necesidades y brinda una serie de recomendaciones e incluso Guías de Referencia dentro del mismo ordenamiento. Dando por resultado un modelo libre, en función de las circunstancias de cada relación de trabajo. Además, contempla que los empleadores canalicen a los trabajadores a recibir ayuda. Para la realización de los análisis de riesgo como tal, el ordenamiento sugiere tomar en cuenta las condiciones del entorno de trabajo, la carga laboral, las jornadas, interferencia de los ámbitos personales y también, la falta de control que se pueda llegar a tener sobre el trabajo que se realice. 

Algunos de los medios que dieron a conocer esta noticia también hicieron hincapié hacia las multas que se tendrían por consignadas en el caso del incumplimiento de este ordenamiento, sin embargo, esto aún no es algo que haya quedado previamente esclarecido, ya que por lo pronto la STPS prevé una visión de promover el cumplimiento y no tanto una medida punitiva como tal. En palabras de Omar Estefan; Director General de Previsión Social de la STPS:”el propósito es cambiar el paradigma de cómo se están realizando las actividades con beneficio compartido tanto al trabajador como para el centro de trabajo”. Esperemos que verdaderamente esta medida pueda cambiar la realidad de muchos de los mexicanos y que poco a poco contribuya al fortalecimiento de nuestra nación. 

AMLO reitera que no habrá líderes sindicales favoritos

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no tendría dirigentes sindicales favoritos, esto durante la comida por el Día del Trabajo, con la presencia de líderes sindicales.

El mandatario afirmo que no habrá tutelaje en el ámbito sindical, argumentando que los trabajadores ya no son menores de edad.

“Por ello los invitó a no excluir uy no generar confrontación con la clase trabajadora, dando su respaldo a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luis María Alcalde, como representante del Poder Ejecutivo en el diálogo con los sindicatos”, dijo López Obrador.

El titular del Ejecutivo, reiteró que la vida sindical seguirá siendo autónoma.

El mandatario aseveró que el Gobierno no meterá las manos en los asuntos de la vida de los sindicatos, especialmente en el caso de dirigencias o secretarías generales de las organizaciones de trabajadores.