Inhabilitan a empresa involucrada en la construcción del NAIM

Comparte este artículo:

La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por un año y tres meses a la empresa Jaguar Ingenieros Construcciones que, junto con las empresas Aldesem y Aldesa Construcciones, ganaron el contrato para la construcción de la torre de control del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) por un monto de 1 mil 242 millones de pesos.

Así lo dio a conocer la dependencia gubernamental que mediante procedimiento determinó que las órganos de gobierno, entidades y estados deberán abstenerse de celebrar contratos con dicha compañía.

De igual forma, la Función Pública aseguró que le impuso una multa, aunque no precisó el monto de esta.

“En caso de que al día en que se cumpla el plazo de inhabilitación, la citada persona moral no haya pagado la multa impuesta a través de la resolución del 8 de mayo de 2019, la inhabilitación subsistirá hasta que se realice el pago correspondiente de la misma”, indicó.

La dependencia afirmó que las entidades federativas, municipios y alcaldías de Ciudad de México, deberán cumplir con lo estipulado cuando las obras públicas y servicios relacionados con las mismas contraten, se realicen con cargo total o parcial de fondos federales.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Slim pidió a AMLO continuar con la construcción del NAIM

Comparte este artículo:

El empresario mexicano Carlos Slim, quien está en la lista de los hombres más ricos del mundo, envió una carta en octubre pasado al entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, escrita de su puño y letra, en la que le pedía que se diera continuidad al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Sin embargo, fue ignorado.

Así lo refiere la publicación estadounidense Bloomberg, la cual detalla que la omisión derivó en una fractura en la relación y en que Slim no se uniera al grupo empresarial de asesores del presidente.

Bloomberg cita a dos personas que vieron físicamente la misiva pero que prefirieron omitir sus nombres. Estas, aseguran que el empresario más rico de México hizo el ofrecimiento de hacerse cargo de las operaciones del NAIM.

Las empresas de Slim tenían más de 90 mil millones de pesos en contratos con el gobierno tras haber ganado la construcción de la pista 3 y la terminal.

Pero el proyecto de 13 mil millones de dólares fue cancelado, luego de que más de dos terceras partes de los votantes de una cuestionada consulta popular votaran por el proyecto de Santa Lucía.

Bloomberg destaca que el presidente López Obrador se ha acercado a otro multimillonario: Ricardo Salinas Pliego, quien sí figura en los asesores del mandatario y cuyas empresas, en las que es accionista mayoritario, se verán beneficiadas con algunos contratos de la nueva Administración.

Cabe mencionar que, según Bloomberg, López Obrador dijo este lunes que recientemente se reunió con Slim y fue sostuvieron una muy buena conversación, “pero no coincidimos en todo. En algunos temas sí en otros no, porque él es un hombre de criterio y yo también. No hay sumisión. No existe eso ya”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Ahora AMLO contradice a Jiménez Espriú: sí hubo corrupción en nuevo aeropuerto

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador desmintió a su secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, quien ayer en comparecencia ante el Senado dijo que no se encontró ningún hecho probable de corrupción en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

“Sí hubo corrupción en la decisión de construir el aeropuerto de la Ciudad de México en el Lago de Texcoco”, aseguró López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Primero, porque se engañó a la gente con un dictamen haciendo creer que no se podía operar al mismo tiempo el aeropuerto de la Ciudad de México y el aeropuerto de Santa Lucía. Segundo, porque se iban a cerrar dos aeropuertos para construir el aeropuerto de Texcoco, y el aeropuerto actual se iba a urbanizar, se iba a convertir en una especie de Santa Fe. Era un negocio para unos cuantos”, enumeró el mandatario.

Como tercer caso, el político tabasqueño señaló que se tenía estimado un costo para ese aeropuerto, para construir dos pistas nada más, 300 mil millones de pesos, que al final, de acuerdo con sus estimaciones, tendrá un costo de 600 mil millones de pesos.

“Cuatro, es corrupción porque por intereses se decidió construir el aeropuerto de Texcoco en el peor sitio del Valle de México, en donde se producen más hundimientos, donde se garantizaba la calidad de la obra”.

No se encontró ningún hecho probable de corrupción: SCT

Comparte este artículo:

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, afirmó que en la cancelación del proyecto de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no se encontró ningún hecho probable de corrupción.

“No se tomó a pie de ninguna manera en consideración, a un hecho probable de corrupción o de mal uso de los recursos; se tomó la decisión en función de lo que ustedes advirtieron que así y de las decisión de carácter técnico y de las condiciones de carácter técnico que encontramos”, dijo Jiménez Espriú en comparecencia en el Senado de la República.

Al ser cuestionado por los legisladores sobre el costo-beneficio de la interrupción de ese proyecto, el funcionario federal explicó que la cancelación del proyecto del NAIM sólo fue una decisión de carácter técnico por la inviabilidad del “excesivo costo” económico y ambiental de esa obra.

Detalló, que hasta el inicio de la actual administración, se estimaba que el proyecto a terminar hasta el años 2024, pero su costo se elevaría por encima de los 300 mil millones de pesos, sin tener un proyecto de costo final.

“Señores, aquello era un pozo sin fondo, hubiese sido un verdadero desastre, un elefante blanco, en donde hubiéramos hablado de una deuda enorme del país en un aeropuerto que nunca iba a funcionar”, aseguró el titular de la SCT.

El funcionario dijo dijo que se tomó la mejor decisión, aunque reconoció que el costo de indemnización por la cancelación del NAIM se elevará a 59 mil millones de pesos, y no a 100 millones como se había señalado.

Por último, dijo que con el nuevo sistema aeroportuario integrado por la Base de Santa Lucía, el aeropuerto de Toluca y el de la Ciudad de México cubrirá la demanda de 70 millones de usuarios al año.

Cancelación del NAIM tiene en suspenso a trabajadores de la obra

Comparte este artículo:

El anuncio del próximo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ha sumido a los trabajadores de esta magna obra en la incertidumbre, pues desconocen si tendrán empleo en diciembre.

Tras una polémica consulta ciudadana sin observadores independientes en la que ganó la opción de no construir el NAIM, el líder izquierdista anunció que paralizará las obras una vez haya asumido la Presidencia el 1 de diciembre.

Pero a menos de un mes del cambio de Gobierno, los 11.000 trabajadores del nuevo aeropuerto siguen acudiendo a sus puestos de trabajo en la obra más emblemática del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, que lleva un avance de alrededor de 33 % y debería sustituir el actual aeropuerto de la capital mexicana.

En lo que tendría que ser el edificio de la terminal ya se levantan 15 grandes pilares con forma de embudo para sostener el inmueble y recoger agua de la lluvia. Es una zona donde el correteo de obreros y técnicos es incesante.

Adrián Ortiz, ingeniero topógrafo, ya no sabe si hablar del NAIM en futuro o en pasado, pero sigue defendiendo este proyecto situado en el municipio de Texcoco, a unos 40 kilómetros de Ciudad de México.

“Todo el aeropuerto está diseñado ecológicamente”, cuenta este trabajador que rechaza las críticas vertidas contra el NAIM por ser supuestamente dañino al medioambiente.

“Iba a ser autosustentable” y “no iba a haber tanta afectación”, sostiene Ortiz tras recordar que el aeropuerto recogería agua de la lluvia en lugar del subsuelo y que todo el ecosistema de conejos, serpientes y aves fue reubicado en una zona ecológica.

Pero la decisión del próximo gobierno parece que está tomada y la única consigna que han recibido los trabajadores es seguir con la construcción mientras dure el mandato de Peña Nieto.

“Por el momento nos han dicho que sigamos las obras hasta el 30 de noviembre. Todo es incierto; no nos han dicho nada de si (después) continuaremos o pararemos”, explica Ortiz visiblemente preocupado puesto que tiene hijos que mantener.

Desde que el proyecto se aprobó en septiembre de 2014, López Obrador ya amenazó con su cancelación. Durante la campaña electoral moderó su discurso pero el resultado de la consulta ciudadana dio, al parecer, una estocada mortal a este proyecto de 13.000 millones de dólares diseñado por Norman Foster.

“Pues en el momento en que dijeron que se iba a cerrar (me lo tomé) fatal. Hasta el momento no lo percibo, no cabe en mí esta decisión. Tenemos tanto invertido”, lamenta Ortiz.

Pero la resignación de él y sus compañeros es visible: “Si es así, no queda otra que buscar trabajo en otro lugar”, asegura.

Muchos de ellos tenían empleo asegurado hasta 2020, año previsto para la finalización de las obras. Pero ahora, en cuestión de semanas podrían quedarse en la calle.

Encontrar trabajo no será nada sencillo, explica el operario Leonides Sánchez. La llegada del fin de año y de un cambio de gobierno provoca que muchas obras se paralicen y que el mercado laboral no se reactive hasta pasados tres o cuatro meses.

“Soy soltero pero sostengo a mi familia. Mis cuatro hermanos van a la escuela y mi padre es mayor”, explica Sánchez, quien lleva más de un año trabajando en esta obra y ahora ve “muy, muy difícil” encontrar otro empleo.

La cancelación del que iba a ser uno de los aeropuertos más grandes del mundo, con una capacidad para 70 millones de pasajeros, también ha tocado la moral a muchos trabajadores que han invertido meses o años en una obra que podría no ver la luz.

“La verdad me cayó mal porque tenía mucho que dar este proyecto, pero uno acata las reglas”, dice apenado Axel Pérez, joven técnico de 19 años que votó por López Obrador sin prever que la cancelación se llevaría a cabo.

Si se queda sin empleo, este joven dice que regresará a la universidad, aunque de todos modos lamenta la suspensión de las obras puesto que el NAIM iba a ser bueno para “el futuro de las siguientes generaciones”.

“Ojalá haya una solución que no termine con esto. Si es así, qué padre (guay)”, asegura proyectando su esperanza.

Algunos trabajadores explican en privado que creen que López Obrador podría rectificar su decisión cuando se dé cuenta de que la alternativa al NAIM, que consiste en mantener en operación el actual aeropuerto capitalino y reformar la actual base aérea militar de Santa Lucía, es “inviable”.

(Con información de MVS Noticias)

Hermes Infraestructura e ICA respaldan a AMLO en proyectos de infraestructura

Comparte este artículo:

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador se reunió con los directivos de grupo ICA Fluor, Guadalupe Phillips, y Hermes Infraestructura, Alberto Pérez Jácome, para acordar los términos de la contratación de los contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México e iniciar con las licitaciones para las dos pistas en Santa Lucía.

Los empresarios coincidieron en que hay certeza jurídica de que se respetarán las cláusulas de los contratos y, por ende, apoyarán al gobierno entrante en todos sus proyectos de infraestructura, no solo en el proyecto de Santa Lucía.

“Vamos apoyar la decisión del gobierno y vamos a trabajar por la infraestructura de este país fue una buena plática y yo creo que tenemos que construir este es el diálogo, es construcción y esa es la tónica”.- Guadalupe Phillips

Al final de una hora de discusión, Alberto Pérez Jácome aseguró que la instalación de las mesas de trabajo, para realizar la transición contractual del proyecto de Texcoco al de Santa Lucía, se va a dar “en un ambiente de confianza y de respeto a la ley“.

“Hemos establecido ya la mecánica de las mesas de trabajo. Hemos acordado que se va a actuar conforme al derecho y hemos acordado llegar a cumplir los acuerdos establecidos por el presidente electo”, abundó el directivo de Hermes Infraestructura.

Explicó que en un inició se afinarán los términos de cancelación de los contratos para realizar una nueva y extensa convocatoria conforme a las necesidades de Santa Lucía, así como la habilitación de los aeropuertos de Toluca y la Ciudad de México.

“Estamos hablando apenas de la terminación de Texcoco y eso es lo que estamos confiados que se van a dar. Vamos a tener ya una convocatoria más extensa, grupos de trabajo, para empezar a actuar conforme a la decisión que tomó el presidente electo“, comentó.

Guadalupe Phillips dijo que ICA podría participar en la licitación del Tren Maya, sin embargo, aún no entran en detalles de la finiquitación.

“No, no entramos a detalle, nada mas platicamos de apoyar la decisión y lo vamos hacer. Nosotros somos contratistas del país nos toca trabajar por infraestructura y la vamos hacer y ese es el mensaje. Nosotros queremos apoyar al presidente electo, al gobierno entrante y lo vamos hacer”, concluyó.

Por su parte, Julio Scherer Ibarra, próximo Consejero Jurídico de la Presidencia de la República, señaló que no hay una estrategia legal para defenderse de futuras impugnaciones y amparos contra el plan de Santa Lucía.

“Nosotros en este momento no tenemos estrategia legal. No tenemos ningún recurso presentados en contra. Lo que tenemos es las pláticas del señor Romo, Urzúa y Jiménez Espriú con los empresarios para empezar las pláticas y que haya confianza, es una decisión que ya se tomó y básicamente en la parte legal, prácticamente no hay nadie”, aseguró.

 

Al diablo con las instituciones

Comparte este artículo:

Llama mucho la atención la participación de conocidos políticos de todos partidos en la consulta, carente de fundamento legal, que organizó AMLO a través de Morena. 

Tenemos ahí una respuesta a la indefinición relativa a la situación del país frente al estado de derecho. En lugar de justificar su no participación por la falta de legalidad de la consulta, políticos tan destacados como José Antonio Meade y muchos otros (muchos a nivel local), se prestaron a expresar su voto, explicando porque la propuesta Texcoco les parecía la mejor solución, o para justificar la opción Santa Lucía. 

En México, el estado de derecho es todavía una noción bastante floja y cualquier aventado al estilo de AMLO, por más presidente electo que sea,  lo puede violar sin la menor dificultad. Urge que los que saben de derecho y de leyes pongan por delante la defensa de una situación que respalda la Ley. Cuando un presidente electo se permite violar la Ley, con toda conciencia de la violación, invitando a una Consulta que no obedece a las normas constitucionales, el país entero debería levantarse y cuestionar los actos ilegales sometidos a su consideración. 

¿A nombre de qué principio se justificó ir a contestar una pregunta que estaba fuera de lo que dicta la Constitución del País? El millón de ciudadanos desprevenidos que acudieron a las (falsas) urnas puestas por Morena y sus afiliados fuera de contexto, cayeron en una trampa que les tendió un (todavía no) nuevo régimen que pretende gobernar en base a seudo consultas, sin fundamentos legales. México, que ya estaba batallando con el estado de derecho distorsionado por la partidocracia, está cayendo en una ausencia de estado de derecho al estilo AMLO. 

Nos esperan seis años de gobierno dictados por el tlatoani tabasqueño. No esperemos respeto a la Constitución. Su juramento del primero de diciembre será probablemente la mentira más grande de su vida. Y ni hablar del gobierno saliente que por cobardía, se quedó callado, cuando no cómplice, de esta farsa institucional. ¿Así será el próximo sexenio? ¿Una farsa basada en la famosa expresión “al diablo con las instituciones”? Más vale que nos preparemos. 

Se cancela Aeropuerto en Texcoco

Comparte este artículo:

Después de un exhausto proceso de consulta popular de 4 días y 40 horas en total (espero entiendan mi sarcasmo) ayer por la mañana Andrés Manuel anunció que se cancela el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Ha sido un tema muy polémico en los últimos meses en México, y considero que los métodos utilizados, para el fortalecimiento de la democracia en nuestra sociedad, no han sido los adecuados ni con la legitimidad idónea para tomar decisiones tan transcendentales para el desarrollo de nuestro país.

La construcción del NAICM comenzó por la evidente saturación que el AICM sufre actualmente; al ganar AMLO la Presidencia de la República, comienzan los cuestionamientos de los costos tan elevados y se hace la propuesta de cancelar la construcción en Texcoco, y proponen como solución construir en Santa Lucía, mejorar el AICM y reactivar el aeropuerto de Toluca.

Si el problema eran los costos elevados y la falta de documentos públicos sobre contratos y/o convenios modificatorios, ¿Por qué no exigir esto? Exigir transparencia, renegociar, buscar alternativas ¿por qué aferrarse a cancelar un proyecto que lleva casi 39% de avance en construcción y casi el 35% en avance financiero?

Esto nos vuelve a dejar claro que uno de los problemas más grandes que hay en nuestro país, es la falta de seguimiento a los proyectos implementados a través de las administraciones en los diferentes niveles de gobierno.

Más que una decisión con fundamentos, lo veo como un capricho y un miedo a afrontar costos políticos, López Obrador se ha escudado mucho en la “decisión del pueblo” y está evadiendo tomar la responsabilidad que como presidente electo de México le corresponde. No soy experta en el tema, sin embargo, conozco el aeropuerto de la CDMX y el de Toluca y la distancia entre éstos, es amplia. Son grandes los obstáculos que existen entre la propuesta Red Aeroportuaria, la distancia entre las pistas que se construirían en Santa Lucía, el AICM y el aeropuerto de Toluca es extensa, el tráfico y las casetas hacen que la conectividad entre esta red sea sumamente complicada.

Estoy a favor de la participación ciudadana, no obstante, esta consulta ciudadana, no tiene validez legal.

Les dejo los siguientes datos y ustedes realicen su análisis sobre si la consulta tiene una representación real y es válido tomar este resultado como definitivo para una decisión tan importante para el país.

-El requisito para poder emitir el voto en la consulta era contar con credencial del INE, de acuerdo con cifras de esta institución casi 90 millones de mexicanos cuentan con esta identificación, y solo acudieron a votar un poco más de 1 millón es decir poco más del 1%, y si consideramos que hubo personas que votaron hasta 5 veces, el porcentaje de participación es aún menor.

-El horario de las casillas fue de 8am a 6pm, ¿y la gente que está trabajando en ese horario? ¿cómo podían participar?

-Las casillas se ubicaron en 538 municipios, tan solo en Oaxaca hay 570, y según información del INEGI en México tenemos 2457 municipios…. ¿Dónde está la representatividad de los mexicanos?

-Y además solo 4 días….

No se puede obedecer el mandato de los ciudadanos, en temas tan trascendentales para el país. No es una decisión racional, ni democrática, ni eficaz, mucho menos inteligente. No se puede presumir que somos ejemplo a nivel mundial en temas de participación ciudadana, no Andrés Manuel, las cosas hechas “al aventón” no es ser ejemplo a nivel mundial.

Con todo el respeto a Andrés Manuel, lo invito a que asuma la responsabilidad de ser el presidente Electo de México, que tome las cosas con seriedad, y no con consultas populares que son una burla. 

Lo felicito por su entusiasmo en fortalecer la democracia, en querer crear el hábito de trabajar con mecanismos de participación ciudadana, en empoderar al ciudadano, sin embargo, decisiones de esta magnitud no se dejan en manos de programas pilotos ni del 1% de la población, donde la gran mayoría no tiene conocimientos técnicos sobre estas 2 opciones, no son usuarios constantes de los aeropuertos, y además muchos de sus seguidores, fueron a votar solo por “novedad”.

México necesita un presidente que nos inspire credibilidad, estabilidad, certidumbre, autoridad moral y política para dar continuidad a proyectos implementados por administraciones anteriores, esto no es de caprichos.

“Cancelación del NAIM causa incertidumbre” – IP

Comparte este artículo:

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) envía un grave mensaje de incertidumbre a los inversión.

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, señaló a nombre de los organismos empresariales que la cancelación del proyecto de Texcoco tendrá un costo de entre 120 mil y 140 mil millones de pesos, además de que se perderán 46 mil empleos.

Castañón, afirmó que los abogados de las empresas están haciendo análisis sobre las repercusiones que puede tener esta decisión según los convenios internacional.

Por su parte el Presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Alejandro Ramírez, criticó que la consulta haya carecido de rigor metodológico y lamentó que atravesara de este ejercicio se haya tomado la decisión de cancelarlo.

“Este tipo de decisiones no abonan a la confianza y certidumbre que son elementos fundamentales para la inversión y creación de empleos. México estaría de factores renunciando a tener un verdadero hub o central aérea”, aseguró Ramírez.

 

Peso pierde terreno contra el dólar; BMV se desploma

Comparte este artículo:

Tras el anunció del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el peso y la bolsa Mexicana de Valores profundizaron sus pérdidas este lunes.

El peso mexicano se cotiza en 19.95  por dólar, con un retroceso del 3.07%, mientras que el principal índice de la bolsa, el IPC, cae un 3.41% a 44,239.83 puntos.

López Obrador dio a conocer en conferencia de prensa que la construcción del NAIM en Texcoco no continuará, esto un día después de que en la Consulta Pública, mas de 700 mil votos respaldaran su propuesta de construir dos pistas en Santa Lucía, remodelar el actual AICM y reactivar el aeropuerto de Toluca.