Firma México convenio de medicamentos con OMS/OPS

Comparte este artículo:

El gobierno de México firmó el primer convenio con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para adquirir en el extranjero por primera vez, 3 mil 643 claves de medicamentos , a distribuir en 2021; esto por alrededor de 6 mil 800 millones de dólares.

Durante su conferencia de prensa matutina, el titular del ejecutivo comentó: “Es un hecho histórico porque vamos a obtener todas las medicinas en el mundo, de buena calidad, a bajos precios y resolveremos el problema de desabasto de medicamentos sin corrupción“.

Por su parte, el secretario de Salud comentó que la industria nacional no queda excluida, “sin embargo, sólo podrán ser consideradas aquellas empresas que cumplan con los altos niveles de calidad y honestidad que exigen los organismos internacionales”, por lo que el acuerdo incluye el listado de las firmas multadas e inhabilitadas por la Secretaría de la Función Pública y aquellas que se encuentran en investigación.

El secretario de relaciones Ecxteriores, Marcelo Ebrard, también tuvo participación, este afirmó que el acuerdo signado por el director del Instituto de Salud para el Bienestar, Juan Ferrer, y Cristina Morales Fuhrimann, representante de la OMS/OPS en México, representa que hay “voluntad evidente de romper con circuitos, prácticas, tradiciones y costumbres que nos llevaron a corrupción, desabasto y casos escandalosos“. También resaltó que la licitación por 3 mil 643 claves es quizás la más grande en la historia de la ONU.

Asimismo, la representante de la OMS explicó en conferencia que el acuerdo le permite al país tener la oportunidad de comprar la vacuna contra el Covid-19 con precios negociados. “En el marco de la iniciativa Covax para acceder a la vacuna contra el Covid-19, los países de la región podrán contar con precios negociados a través del Fondo Rotario Vacunas de la OPS“.

EL presidente de la República reiteró que este acuerdo va acompañado de la creación en México de una distribuidora de medicinas, para que éstas, vacunas y equipo médico lleguen hasta la más apartada comunidad del país. El secretario de Salud resaltó por su parte que con este convenio, la OPS y OMS brindarán asistencia médica y asesoría al Insabi para la implementación y adquisición de medicamentos y  cubrir las necesidades de abasto futuro.

El secretario de Salud resaltó por su parte que con este convenio, la OPS y OMS brindarán asistencia médica y asesoría al Insabi para la implementación y adquisición de medicamentos y  cubrir las necesidades de abasto futuro.

Por último, el titular del ejecutivo fedral afirmó que en tanto de lleva a cabo la compra de medicamentos se terminará de crear en méxico la distribuidora a cargo de David León, “para que no se vaya el tiempo y no tengamos que seguir comprándolos a precios elevados“. Por lo que quiere que sea una competencia real.

Con información de La Jornada

Revelan que administración de EPN desvió fondos destinados para insumos médicos

Comparte este artículo:

Durante la Administración de Enrique Peña Nieto se desviaron recursos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que debieron ser utilizados para adquirir ventiladores, uniformes y medicamentos para la institución.

Entre 2014 y 2018, el IMSS contrató a 133 empresas fantasma a las que les pagó 320.9 millones de pesos por 15 ventiladores, 250 mil uniformes quirúrgicos, 80 mil 377 batas para aislamiento, 114 mil 746 colchas y sábanas para camas hospitalarias, así como cientos de equipos médicos, instrumental quirúrgico y miles de artículos como agujas, gasas y medicinas.

De acuerdo con datos proporcionados por Impunidad Cero y Justicia Justa en el estudio Facturas falsas: la epidemia en el sector Salud, de 2014 a 2018, los sectores de Salud federal y estatales desviaron 4 mil 179 millones de pesos a empresas fantasma.

El IMSS fue la segunda institución con el mayor desfalco.

En los años analizados los directores del IMSS fueron: José Antonio González Anaya (2012-2016), Mikel Arriola (2016-2017) y Tuffic Miguel Ortega (2017-2018).

Uno de los contratos se firmó en 2017 con la empresa Interacción Biomédica por 4.7 millones de pesos para supuestamente adquirir nueve ventiladores pediátrico-adulto-neonatal, después de un proceso de licitación.

Cada ventilador, se lee en el fallo de compra realizada por la delegación Tamaulipas, costó 532 mil 652 pesos y según las especificaciones, es un equipo electromecánico controlado por microprocesador y de soporte de vida para apoyo ventilatorio”.

El contrato se firmó el 28 de noviembre de 2017, cuatro meses después de que la empresa fuera señalada de forma definitiva por el SAT como fantasma y su nombre apareciera publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Un año después, se le otorgó otro contrato por 2.3 millones para surtir a la delegación del Instituto en Michoacán de gasas, jeringas, algodón, catéteres, termómetros, jabones, antisépticos, vendas y tubos para recolección de sangre.

Entre 2017 y 2018, Biomédica vendió al IMSS más ventiladores y equipo médico para el área de urgencias por 10.7 millones de pesos, entre el que había cunas de calor radiante, electromiógrafos y monitores de signos vitales.

Esta empresa también celebró contratos con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y otros organismos de salud estatales, como el del Estado de México, al que le vendió mil 474 millones de pesos.

En materia de construcción, la empresa fantasma que facturó el monto más alto fue Tradeco Urbana, filial de Grupo Tradeco, uno de los consorcios más beneficiados en el gobierno de Felipe Calderón y que estuvo a cargo de importantes obras, como la construcción del Puente Baluarte Bicentenario, el más alto de Latinoamérica.

A finales de 2013, Tradeco Infraestructura en conjunto con Tradeco Urbana, ganó un contrato por 447.6 millones de pesos para la construcción de un hospital en el municipio de Jesús María, Aguascalientes, pero ante al retraso en la obra, en octubre de 2015 el IMSS le revocó el contrato y encargó la obra a otra empresa.

En noviembre de ese año el ISSSTE, que le había otorgado a Tradeco Infraestructura y Grupo IGSA otro contrato para la construcción de un hospital, también se lo revocó y comenzó un procedimiento administrativo que culminó con una inhabilitación por 30 meses para Tradeco Infraestructura.

Ahora se sabe que entre 2014 y 2015, el IMSS le pagó 147 millones de pesos a Tradeco por los incipientes trabajos en el hospital de Aguascalientes. En octubre de 2017 el SAT determinó de forma definitiva que Tradeco Urbana había emitido comprobantes fiscales, entre ellos los del IMSS, que amparaban operaciones inexistentes.

Otra empresa fantasma que supuestamente realizó trabajos de conservación de unidades médicas rurales en Oaxaca fue Arquitectura e Ingeniería Celsus, que ganó tres contratos por 690 mil pesos, mientras que Ax Servicios y Concesiones remodeló los quirófanos del Hospital General de Zona en Ciudad del Carmen, Campeche.

Entre los insumos que es muy probable que no hayan llegado a los hospitales porque se compraron a empresas fantasma hay 12 reanimadores de asistencia ventilatoria para pacientes adultos, pediátricos y neonatales, cuatro aspiradores portátiles, sillas de ruedas, nebulizadores, camas, incubadoras, anteojos y gafas protectoras.

Entre los recursos desviados a compañías fachada hubo al menos 14.6 millones de pesos que iban para compra de equipo, en su mayoría aparatos médicos para el área de Urgencias.

Diversas empresas expidieron al IMSS 7.2 millones de pesos en facturas que terminaron siendo inválidas para adquirir instrumental médico y quirúrgico, como fórceps, espátulas, pinzas, separadores de tejido, charolas, vasos metálicos, tijeras y cánulas. También se destinaron 3.5 millones de pesos para la supuesta compra de medicamentos y material de curación, como jeringas, compresas, alcohol, gasas absorbentes, algodón, vendas elásticas, parches, antisépticos y cubrebocas.

Se desviaron 33.1 millones de pesos que serían para la compra de ropa hospitalaria, 21.7 millones de pesos para adquirir colchas y sábanas para camas, y tres millones para abastecerse de colchones y colchonetas.

Los contratos más cuantiosos de ropa para el personal médico se los llevó Hinfra.

En 2017, el IMSS le pagó 24.7 millones de pesos por uniformes quirúrgicos en tallas mediana, grande y extra grande, así como 11.7 millones para batas de aislamiento. Un año antes, en 2016, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) había advertido que la empresa simuló operaciones con beneficiarios de subsidios. Además, Hinfra está involucrada en un presunto desvío de 12 millones de pesos en Chihuahua, donde también se investiga al ex Gobernador César Duarte Jáquez.

La Fiscalía General del Estado reveló que Jesús Manuel Esparza Flores, ex auditor del estado y acusado de peculado, otorgó un contrato a la compañía para simular servicios de asesoría que nunca se llevaron a cabo,

Hinfra, constituida en Puebla en 2013, es la segunda empresa fantasma que más facturó al IMSS.

De acuerdo con los datos recabados por Impunidad Cero, vendió al Instituto insumos por más de 60 millones de pesos.

El Instituto también desvió al menos 44.6 millones de pesos que serían destinados a diversos trabajos de mantenimiento a sus instalaciones hospitalarias y de conservación a su infraestructura, a diversas empresas que sólo existían en el papel.

En 2014 desembolsó 5.6 millones de pesos supuestamente para que la Comercializadora Radchen le prestara diversos servicios de mantenimiento. Uno de ellos era para la limpieza de ductos de aires acondicionados en la delegación del IMSS en Tamaulipas.

La delegación del IMSS en Nuevo León le otorgó a Grupo Global de Negocios un contrato por 2.3 millones de pesos en 2016 para que le diera mantenimiento a unos montacargas. Otro rubro al que se destinaron 8.5 millones de pesos fue al de compras de artículos terapéuticos y playeras deportivas.

Cabe mencionar que, de acuerdo con un comunicado difundido por la Secretaría de la Función Pública, desde el 01 de mayo pasado inició una investigación en torno a la adquisición de ventiladores por parte del IMSS, desde su delegación en Hidalgo.

La dependencia agregó que durante el pasado fin de semana se requirió información al IMSS y se giró un oficio al director de la Institución, Zoé Robledo, para contar con mayores elementos para resolver el caso con celeridad.

Frenan hogares mexicanos su consumo privado

Comparte este artículo:

Este mes de julio de 2019 los datos del Indicador de Consumo Privado en el Mercado Interno mostraron un freno en su variación mensual, así como un crecimiento mínimo en su análisis anual con apenas un 1.0%, una de sus tasas más modestas en lo que va del año esto según la divulgación del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este séptimo mes del año, los mexicanos frenaron su consumo de mercancías y servicios, siendo que la clasificación de los genéricos de origen nacional fue el rubro más golpeado, ya que se prefirió consumir la mercancía importada en esta ocasión. Solamente en este mes de julio, el consumo de estos productos mexicanos cayó 0.8% en comparación al mes previo, en comparación con la mercancía proveniente del extranjero que vio un incremento de 6.2%.

En cuanto a una comparación entre bienes y servicios, el sector de los servicios fue el que registró un mejor resultado, siendo que la caída en el consumo de mercancías llegó a ser de 0.8% en solamente un mes, mientras que la caída en servicios fue un poco más ligera (0.4%).

A modo de resumen o análisis más general de los hogares mexicanos, este mes analizado vieron un crecimiento mensual promedio de apenas 0.1% en el consumo de bienes nacionales, mientras que el total de productos extranjeros comprados, a pesar de ser una cifra igual de baja, creció en 0.7%.

Con información de El Economista.