Se prevén modificaciones en materia de justicia fiscal

Comparte este artículo:

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados, afirmó que la justicia fiscal es una asignatura pendiente en México, por lo que el Congreso ya se prepara para implementar los cambios necesarios en la materia.

“En México se ha reiniciado un debate sobre posibles reformas tributarias que queremos realizar en el próximo periodo de sesiones. Nuestro objetivo es llegar al 2020 -cuando menos- con un crecimiento de aproximadamente 2 puntos del producto nacional en materia recaudatoria, alrededor de 488 mil millones de pesos”, aseguró.

En el marco de la inauguración del III Encuentro de Congresistas por Justicia Fiscal celebrado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el legislador expuso que México está en un proceso de reconstrucción de un estado de bienestar, de un Estado mucho más fuerte, con grandes expectativas y esperanza de poder invertir de manera extraordinaria en la generación de empleos, infraestructura productiva, desarrollo de nuevas políticas industriales y agrícolas, nuevas políticas de servicios, etc.

“Las conclusiones que saquemos el día de hoy nos van a ayudar para mejorar los niveles de recaudación y establecer mejores mecanismos que nos permitan evitar la evasión, el fraude fiscal; y por lo tanto, tener mayores recursos para invertir en los nuevos programas, en la nueva dimensión que le queremos dar al Estado nacional a partir del arribo del nuevo gobierno”, agregó.

En este tenor, planteó el eventual reordenamiento de todos los impuestos locales, como el gravamen a la propiedad; la federalización de los impuestos en materia ambiental, como es el caso de la tenencia vehicular; y darles mayores potestades tributarias a las entidades federativas, y así tratar de controlar sus niveles de endeudamiento.

Asimismo, dijo, se podrían abordar los llamados Impuestos Especiales de Producción y Servicios, especialmente los vinculados a grandes problemas que, dijo, ya constituyen una epidemia en materia de salud, como los relacionados a la obesidad, diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares; esto con el propósito de generar un incremento sustancial que permita atender al deteriorado sistema de salud, que, recalcó, representa un costo financiero muy alto.

No previó modificaciones en las tasas establecidas del Impuesto Sobre la Renta, pero se buscará, dijo, reducir la brecha entre la tasa legal establecida y la tasa efectivamente pagada por personas físicas y morales.

“No queremos una modificación radical de la estructura de tasas, pero sí queremos hacer mucho más eficiente toda la administración tributaria en nuestro país. Sobre todo, lo que queremos es que haya justicia fiscal, porque todavía la progresividad en materia impositiva es algo que sigue siendo una asignatura pendiente en México“, agregó.

Además, recordó que México es de lo países de la región que menos recaudación tiene, y de acuerdo con datos de la Cepal, de 2004 a 2013 en la región se perdieron cerca de 800 mil millones de dólares por evasiones fiscales, además en 2015 se registraron pérdidas recaudatorias de casi 350 mil millones de dólares y México pierde cerca de 50 mil millones de dólares por este motivo.

“Ya llegamos a un límite, nos hemos dado cuenta que hemos perdido muchísimos recursos. Y sobre todo nos hemos dado cuenta que un país que vive en la pobreza fiscal y financiera, un Estado con esta debilidad, pues difícilmente puede reconstruir los altos niveles de bienestar y de inversión productiva que se requieren para las nuevas generaciones”, indicó.

INE va en contra de PEF; pide 619 mdp más

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional Electoral (INE) presentará en las próximas horas una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra del presupuesto que le otorgó la Cámara de Diputados para 2019.

Los consejeros Ciro Murayama y Marco Baños señalaron que la reducción de 950 millones de pesos que los diputados le impusieron al INE pone en riesgo la autonomía y las funciones constitucionales del organismo, entre ellas la organización de las elecciones locales de este año.

“Es una controversia con base en el Artículo 105 constitucional para solicitar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que pueda reponerse el presupuesto del Instituto Nacional Electoral, que compromete sus funciones constitucionales y su autonomía”, aseveró Murayama.

“Nosotros enviamos el Presupuesto más bajo, con una disminución del 37 por ciento frente al año pasado, y el Presupuesto de Egresos de la Federación creció en 45 por ciento; es decir, había más recursos disponibles para la Federación y a pesar de eso nosotros sufrimos el mayor recorte de la historia, que compromete nuestra posibilidad de cumplir con las tareas que la Constitución nos mandata”.

Los consejeros electorales, incluido el consejero presidente, sostuvieron hoy una reunión privada para abordar el tema de los ajustes y medidas que el INE tendrá que aplicar ante el recorte de recursos como el postergar el pago a Hacienda de 761 millones de pesos de Impuesto Sobre la Renta para poder obtener los recursos necesarios para organizar los comicios de este 2019.

Murayama confió en que el Instituto pueda llegar a un acuerdo con la Secretaría de Hacienda y obtener 619 millones para poder organizar las elecciones de Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, Baja California y Quintana Roo.

Adelantó que, por ello, mañana el Consejo General del INE aprobará formalmente solicitar a Hacienda una ampliación presupuestal por el citado monto.

Por su parte, el consejero Baños añadió que, si Hacienda les llega a dar la ampliación, se desistirán de la controversia constitucional.

Por el momento, dijo, el INE está en una situación delicada en la que está comprometida su autonomía como institución.

“Se ha afectado por la falta de las previsiones presupuestales, se afectó severamente la autonomía institucional, no podemos cumplir con nuestras atribuciones, ese es el tema”, mencionó el consejero.

CNTE pide no pagar impuestos

Comparte este artículo:

Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), solicitaron el día de ayer no pagar impuestos y exigen un régimen fiscal especial para ellos.

Los maestros presentaron un escrito ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) donde solicitan que se les deje de aplicar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a bonos y al aguinaldo que está integrado a su salario, al considerar que es una “injusticia para su economía”. Además solicitaron que los trabajadores de la educación no tengan la obligación de presentar declaración del ISR anual, aun cuando su sueldo exceda los 400 mil pesos anuales.

“Que se revise y corrija por qué están cobrando el ISR en los aguinaldos, bonos y diversos conceptos que integran nuestro sueldo y cómo se está realizando el cálculo del ISR por el patrón”, se leen en el escrito presentado al SAT.

De acuerdo a los profesores que cobran más de 400 mil pesos al año, en su mayoría, forman parte del Programa Nacional de Carrera Magisterial.

Por su parte, Salvador Acevedo, de la Sección 22, que acudió para reunirse con trabajadores del SAT, explicó que los maestros de Oaxaca cuentan, al menos, con dos bonos: el del 15 de mayo por el Día del Maestro y el de diciembre por la prima vacacional. 

Por último, especificó que el aguinaldo es de 90 días de su salario, que corresponde a 24 mil o 25 mil pesos de los que se descuentan 4 mil pesos de ISR.