Gobernadores exigen renuncia de López-Gatell

Comparte este artículo:

La Alianza Federalista, conformada por gobernadores de oposición, exigió la renuncia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, por considerar fallida su estrategia contra la pandemia de COVID-19.

La exigencia fue firmada en una carta por los Gobernadores Martín Orozco, de Aguascalientes; Javier Corral, de Chihuahua; Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; José Peralta, de Colima; José Rosas Aispuro, de Durango; Diego Sinhue, de Guanajuato; Enrique Alfaro, de Jalisco; Silvano Aureoles, de Michoacán; Jaime Rodríguez, de Nuevo León, y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas.

Cabe mencionar que aunque forma parte de la Alianza, el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, no aparece entre los firmantes de la carta.

“Con todo, se ha intentado trasladar la responsabilidad del manejo de la epidemia a los gobiernos estatales y municipales, a través de un semáforo que ha asfixiado a las economías locales porque nunca se quiso atender esta epidemia de manera coordinada y con recursos extraordinarios. Hoy México está en el peor de los escenarios. Los Gobernadores de 40 millones de mexicanos y mexicanas demandamos al Gobierno federal la salida inmediata de Hugo López-Gatell y que se ponga al frente a un experto en la materia, con conocimiento y humildad para entender en toda dimensión los temas de esta crisis de salud tan grave como la que estamos atravesando”, se lee en la carta.

Los mandatarios indicaron que la emergencia sanitaria exige no solamente de un especialista, sino de un perfil con sensibilidad, inteligencia y un alto sentido de responsabilidad.

“Que el señor Gatell carece y lo demuestra cada vez que emite información contradictoria, confusa e incoherente que nos muestra el indolente número de muertes en México”, agregaron.

#NiUnaAbejaMenos: Continúa paro en Universidad de Guanajuato

Comparte este artículo:

El día jueves 5 de noviembre de 2019, 220 alumnos de la Universidad de Guanajuato (UG) abandonaron el Teatro Principal que había sido elegido para entablar el diálogo entre autoridades estatales, municipales y universitarias, esto después de que el fiscal general estatal, Carlos Zamarripa, quien era una de las cuatro personalidades que deberían presentarse de acuerdo al pliego petitorio de los estudiantes colocado el miércoles pasado, no asistiera al diálogo.

Esta situación se ha dado como parte de las manifestaciones que han sucedido en distintas sedes de la máxima casa de estudios alrededor del estado para exigir justicia por el asesinato, el sábado pasado, de la joven Ana Daniela “N”, así como el cese a los casos de hostigamiento sexual y mayor seguridad en los alrededores de recintos educativos, entre otros motivos.

Hashtags como #NiUnaAbejaMenos, #LaVerdadOsHaráSudar y #SinLosCuatroNoHayTrato se mantuvieron en trending topic en Twitter durante esta semana en la localidad. Inclusive, desde la madrugada de ayer, en el Campus León de la Universidad, un grupo de alrededor de 40 estudiantes mantuvieron el bloqueo de las instalaciones, en su entrada principal y en distintos inmuebles, en espera de los resultados de la reunión con autoridades estatales y universitarias.

El acceso principal al campus permaneció bloqueado con cadenas y cintas amarillas. Este mismo ambiente se vivió en el resto de las sedes universitarias. En Guanajuato capital, sede principal de la casa de estudios, jóvenes pasaron la noche en el edificio central donde colocaron carteles, cruces, cintas y mensajes de repudio a las autoridades por la impunidad en estos diversos temas.

De acuerdo a los presentes, con forme amanecía, vecinos, ciudadanos, turistas y algunos de sus compañeros les ofrecían alimentos, insumos y material para elaborar pancartas.

“Venimos a dar la cara”

La cita fue planeada a las 9:30 de la mañana siendo que minutos antes, arribaron los estudiantes de forma pacífica y ordenada; del mismo modo esperaron a que llegaran los cuatro asistentes: el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo; el rector general de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino; el fiscal general del estado, Carlos Zamarripa, así como el alcalde de la capital, Alejandro Navarro. “Venimos a dar la cara, estamos del mismo lado“, comentó el alcalde luego de que el pasado martes aproximadamente 200 estudiantes llegaron hasta la Casa Municipal para exigirle seguridad y su renuncia. “Nos preocupan los estudiantes, son la vida y el alma de esta ciudad y no podemos concebir un Guanajuato sin estudiantes“, expresó.

En su intervención, Navarro comentó que está comprometido en trabajar para ofrecer seguridad, por lo que su propuesta fue implementar más policías en casetas fijas sobre todo en las inmediaciones del Departamento de Química y en la zona de la Valenciana, así mismo: “Quizá poner botones de pánico en la ciudad, abrir un grupo de WhatsApp, un chat con el secretario de Seguridad, que ha estado en contacto en alguna línea directa de gente de la Universidad de Guanajuato, y trabajar de la mano del rector“.

Posteriormente llegó el gobernador y luego el rector de la UG. Siendo que en ese momento se les cuestionó a los estudiantes si podía acceder al encuentro el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala. Esto fue rechazado.

“Sin los cuatro no hay trato”

Cerca de las 11 horas los funcionarios entraron al recinto, aunque faltaba uno: el fiscal Carlos Zamarripa, lo que generó que los estudiantes suspendieran la reunión.  Después de un minuto de silencio y con el puño alzado, varios de los estudiantes gritaron: “Sin los cuatro no hay trato“, y comenzaron a abandonar el lugar de manera pacífica; los últimos en salir fueron las autoridades educativas, municipales y estatales. El gobernador argumentó que el fiscal no pudo asistir porque estaba reunido con la familia de la joven asesinada.

Hasta la publicación de esta nota, se permanece el bloqueo de las sedes universitarias en 13 municipios del estado.

Con información de Milenio

Morena pedirá hoy desaparición de poderes en Guanajuato y Tamaulipas

Comparte este artículo:

El bloque formado por los partidarios de Morena, propondrá el día del hoy la desaparición de poderes en Guanajuato y Tamaulipas; ambos gobiernos estatales son encabezados por panistas, bajo el argumento de la supuesta incapacidad de los gobiernos estatales de Diego Sinhué Rodríguez por Guanajuato y Francisco Javier Cabeza de Vaca por Tamaulipas ante la situación de violencia.

La bancada encabezada por Ricardo Monreal, sostiene en su declaratoria que no se pueden permitir hechos como la ejecución extrajudicial ocurrida el pasado 5 de septiembre en Nuevo Laredo, Tamaulipas o “el caos” que atenta contra la población de Guanajuato donde muere una persona cada poco más de dos horas. “Lo cual es muestra de que el orden Constitucional se ha quebrantado y no es posible que continúen en funciones los poderes de dicha entidad” afirman en dicha bancada.

En el caso de Guanajuato, Morena se respalda al considerar que se actualizan los supuestos previstos en el artículo 2º de la Ley Reglamentaria de la Fracción V del Artículo 76 de la Constitución General de la República. Según el procedimiento instituido por la normativa y ante esta supuesta argumentación, se debe declarar que es procedente designar un gobernador provisional en el Estado de Guanajuato.

Por lo que toca a Tamaulipas, Morena señala que la violencia ha alcanzado límites máximos, siendo que tan solo durante su primer año de gobierno en 2016, los índices delictivos se elevaron de 16.6 a 22.11%. Morena afirma que “Actualmente, Tamaulipas es una de las entidades federativas más violentas del país donde sus habitantes se encuentran en un estado de vulnerabilidad sin precedentes debido a que, por un lado, deben enfrentar los estragos causados por el crimen organizado, y por el otro, están expuestos frente a los cuerpos de seguridad que las autoridades estatales utilizan de manera injustificada para reprimirlos.”

Por esta misma razón y ante una argumentativa similar al caso de Guanajuato, se configuraría el supuesto de quebrantar los principios del régimen federal, abandono de ejercicio de sus funciones y la plena vigencia del orden jurídico, por lo que el procedimiento sería equivalente.

Con información de Milenio.