Por temor al COVID-19, García Luna vuelve a pedir la libertad

Comparte este artículo:

La defensa de Genaro García Luna, solicitó nuevamente al juez Brian Cogan que permita salir bajo fianza a quien fuera secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, ahora con el argumento de que es necesario proteger su salud ante la pandemia de COVID-19.

Aseguran que es vulnerable porque presuntamente tiene antecedentes de enfermedades respiratorias y tiene 55 años de edad.

El 21 de marzo, uno de los internos del centro de Detención Metropolitano (de Nueva York) dio positivo a la prueba de COVID-19, luego de que se quejara de dolores en el pecho, de acuerdo con los argumentos expuestos por el equipo legal de García Luna ante el juez.

Ya en febrero, los defensores habían ofrecido un millón de dólares como garantía para que se le dejara salir en libertad, oferta que no se concretó, ya que dos de los tres avales decidieron, de último minuto, retirarle su apoyo.

Sin embargo, ahora sus abogados están duplicando la oferta, pues garantizan 2 millones de dólares y ofrecen aval financiero de siete personas y la persuasión moral de otras tres, quienes ya “han sido aprobados por los servicios pretribunales”.

En el documento, la defensa también sugiere que García Luna, quien es señalado por recibir sobornos del narcotráfico sea sujeto de la supervisión de la Agencia de Servicios Pretribunales a través del monitoreo de su ubicación geográfica.

Además, manifiestan que de seguir su proceso en libertad, radicaría en Washington o si el tribunal lo requiere podría quedarse en Nueva York.

Pide García Luna llevar su proceso en libertad

Comparte este artículo:

Genaro García Luna pidió llevar su proceso en libertad.

A través de su defensa, quien fuera secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, pidió a autoridades estadounidenses que el seguimiento a su juicio por nexos con el narcotráfico sea en libertad, ofreciendo una fianza con la garantía de un millón de dólares asegurada con sus propiedades y el aval de tres personas financieramente responsables”.

La defensa argumenta que no existe riesgo de que García Luna abandone el país, ya que tiene residencia en Estados Unidos, igual que su esposa e hijos.

“No tiene la habilidad de escapar. García Luna dio al Gobierno su pasaporte y su tarjeta de nacionalidad, no tiene activos a su disposición y la idea de que escaparía a México, donde no tiene acceso al sistema financiero y enfrentaría arresto y enjuiciamiento, es absurda”, señala el escrito firmado por el abogado del ex funcionario, César de Castro, el cual fue enviado al juez del caso Brian Cogan que, a su vez, aceptó que se programe una audiencia para escuchar a la defensa.

En el documento, la defensa argumenta que García Luna se quedó prácticamente sin activos líquidos, pues las dos empresas que tenía en ese país perdieron contratos y han sido cerradas.

Además, la defensa insiste en que los hijos de García Luna son ciudadanos estadounidenses y cursan universidades en ese país y, en general, toda su familia pasa la mayor parte del tiempo en el vecino país del norte.

García Luna está acusado en Estados Unidos de recibir millones de dólares por parte del Cártel de Sinaloa a cambio de protección.

Originalmente, la siguiente cita para una nueva audiencia de García Luna estaba programada para el próximo 02 de abril.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Vinculan a Genaro García Luna con ex mando policial ligado a los Beltrán Leyva

Comparte este artículo:

El Departamento de Justicia de Estados Unidos vinculó el caso del ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, con nuevas acusaciones presentadas hoy contra un ex mando de la Policía Federal, Iván Reyes Azarte, quien ya había sido sentenciado en Estados Unidos.

El Fiscal federal, Michael Robotti, pidió hoy asignar los nuevos cargos contra Reyes Azarte al juez Brian Cogan, quien lleva el proceso contra García Luna y también presidió el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán. 

“Reyes Azarte fue jefe de la Unidad de Investigaciones Sensibles de la Policía Federal de 2008 a 2016, cuando Genaro García Luna fue titular de la SSP. Al igual que con Reyes Azarte, el Gobierno presentará evidencia de que García Luna aceptó sobornos del cártel de los Beltrán Leyva, por lo que espera que la evidencia en ambos casos se sobrepondrá”, indicó Robotti.

En noviembre de 2018, Reyes Azarte fue sentenciado a tres años y cuatro meses de cárcel por filtrar información a los Beltrán Leyva. Esta condena está por compurgar el próximo 27 de enero, debido a que se había entregado voluntariamente en Estados Unidos en febrero de 2017.

Sin embargo, este jueves, un gran jurado federal en Brooklyn aprobó una nueva acusación contra el ex policía mexicano, por tres cargos de tráfico de cocaína a escala internacional.
“Los cargos derivan de la asistencia corrupta de Reyes Azarte a El Seguimiento 39, un cártel mexicano en asociación con el cártel de Sinaloa, los Beltrán Leyva y otros cárteles”, explicó el Fiscal.
Agregó que Reyes Azarte era el principal contacto con las agencias estadounidenses y que aceptó al menos “cientos de miles de dólares” para facilitar el tráfico de cocaína a Estados Unidos.
Esta nueva acusación no implica cargos adicionales contra García Luna, cuyo proceso por tres cargos de narcotráfico y uno de falsedad en declaraciones ante el juez Cogan apenas inicia.
Con información de Grupo Reforma. 

 

Caso de García Luna lo llevará juez de Chapo

Comparte este artículo:

Brian Cogan, el juez que llevó el caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán, tendrá a su cargo la causa del exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, confirmó este jueves la Corte del Distrito Este de Brooklyn, en Nueva York.

En un documento oficial, la Corte señaló que el caso de García Luna, acusado de conspiración para tráfico de drogas y de falsedad de declaración, fue reasignado al juez Brian M. Cogan y que el magistrado Raymon J. Dearie ya no está asignado al mismo.

El miércoles, la fiscalía había presentado una carta señalando que dado que Cogan había llevado el juicio de “El Chapo”, y que estaba relacionado con la causa contra García Luna, era éste quién debía encargarse también de este proceso.

“García Luna está presumiblemente relacionado con Guzmán Loera. Respetuosamente, el gobierno considera que la reasignación al juez Cogan sería apropiada, dado que resultaría en un ahorro significativo de recursos judiciales y serviría a los intereses de la justicia“, escribió la fiscalía en la petición.

Según el gobierno de Estados Unidos, Genaro García Luna es “uno de los co-conspiradores de alto nivel que residen en Estados Unidos a quienes el gobierno no ha arrestado aún“.

 

 

 

(Con información de El Universal)

Apela “El Chapo” sentencia de cadena perpetua

Comparte este artículo:

Joaquín Guzmán Loera, o “El Chapo”, es el ex-líder del cártel de Sinaloa y ha sido acusado en múltiples ocasiones de conspirar para introducir toneladas de droga a los Estados Unidos, utilizar armas con fines de violencia y lavado de dinero.

 

El abogado de El Chapo, Marc Fernich, ha presentando ante el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos un documento en el que se pide la revisión de la cadena perpetua más los 30 años, la cual el juez Brian Cogan había dado a El Chapo.

 

Se había confirmado desde el 18 de julio que El Chapo iba a ser trasladado a Florence, Colorado, al penal de máxima seguridad, pero Fernich había reclamado diciendo que era necesario tenerlo en Nueva York para que los ayudara preparando la apelación. Sin embargo, su moción no entró en curso porque fue presentada un día después de la sentencia.

 

“Es muy probable que el documento indique supuestas irregularidades del proceso de Guzmán Loera, quien durante el juicio reclamó que no había recibido un trato justo y que su litigio se había desarrollado sobre todo en los medios.”

 

“Cuando me extraditaron a los Estados Unidos pensé que me aplicarían un juicio justo donde mi fama no estuviera por encima de las evidencias, pero no fue así.”

 

(Con información de Vanguardia)

Alcatraz de las Rocosas, la temible prisión que espera al ‘Chapo’

Comparte este artículo:

Un jurado de Nueva York declaró este martes culpable de todos los cargos al Chapo Guzmán, uno de los capos del narcotráfico más famosos del mundo, tras un juicio descomunal en el cual el gobierno estadounidense presentó demoledoras pruebas contra el ex jefe del Cartel de Sinaloa.

Tras un juicio de tres meses y 35 horas de deliberaciones a lo largo de seis días, el jurado halló que Joaquín “Chapo” Guzmán, de 61 años y considerado el mayor narcotraficante del planeta tras la muerte del colombiano Pablo Escobar, es culpable de los 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero de los que fue acusado.

El juez Brian Cogan fijó su sentencia para el 25 de junio, pero el jurado lo halló culpables de crímenes graves que la ley estadounidense establece se castigan con cadena perpetua obligatoria.

En los próximos días el Chapo será probablemente trasladado a una cárcel de Colorado, ADX Florence, conocida como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” y considerada la prisión más segura de Estados Unidos.

Su condena es un gran triunfo para el gobierno estadounidense, que nunca consiguió extraditar y juzgar a Escobar, el ex jefe del cártel de Medellín que murió en una operación policial en 1993.

Sin embargo, pese a la captura y condena del Chapo, el Cártel de Sinaloa sigue en pie, su coacusado Ismael “Mayo” Zambada continúa prófugo y la violencia del narcotráfico no ceja en México, que tuvo un récord de 33.341 homicidios dolosos el año pasado.

En Estados Unidos, donde el consumo de opiáceos se ha convertido en una epidemia, las muertes por sobredosis de drogas siguen subiendo y alcanzaron un promedio de 197 al día en 2017.

Asegura “Chapo” que no dará declaraciones en su juicio

Comparte este artículo:

Joaquín “El Chapo” Guzmán dijo el lunes al juez que preside su juicio en la corte federal de Brooklyn que no testificará.

Tras ser consultado por el juez Brian Cogan, el narcotraficante mexicano se levantó de su silla y declaró que no hablará en el proceso judicial.

“He hablado con mis abogados y me voy a reservar”, fueron sus palabras.

“¿Reservar?”, le preguntó Cogan, sin entender.

“Sí, este, yo no voy a…”, aclaró Guzmán antes de que su intérprete terminara la frase diciendo “testificar“.

Guzmán anunció su decisión en el día 35 del juicio justo después de que la Fiscalía anunciara que terminó de presentar pruebas y llamar a testigos.

En total, la Fiscalía ha llamado a 56 testigos, trece de los cuales fueron socios o colaboraron de alguna forma con Guzmán.

Un abogado de “El Chapo”, Jeffrey Lichtman, dijo que tan sólo planea llamar a dos testigos el martes. Se trata de dos agentes de la agencia antidrogas estadounidense que entrevistaron al ex socio de Guzmán, Alex Cifuentes, quien testificó en el juicio. Lichtman planea presentar contradicciones en el testimonio de Cifuentes, quien vivió con Guzmán en la sierra sinaloense.

Cogan dijo que el miércoles se darán los argumentos de cierre de la fiscalía y que el jueves planea escuchar los de los abogados. Es posible que entonces las deliberaciones del jurado arranquen el viernes.

Cuando Guzmán habló, el juez Cogan le preguntó si él entendía que era decisión suya la de testificar o no. Guzmán respondió que sí.

“Ellos (mis abogados) ya me asesoraron y estoy de acuerdo”, señaló.

El lunes acabó su testimonio un ex guardaespaldas, ex secretario y ex piloto de Guzmán llamado Isaías Valdez. También habló un funcionario del Departamento de Defensa estadounidense, quien explicó fotografías y videos que muestran el túnel por el cual escapó de la cárcel Guzmán en 2015.

“El Chapo”, uno de los narcotraficantes más conocidos que existen y ex líder del Cártel de Sinaloa, se ha declarado inocente de supuestamente acumular una fortuna multimillonaria a través del tráfico de toneladas de cocaína y otras drogas desde México a Estados Unidos. De ser encontrado culpable enfrentaría una posible sentencia a cadena perpetua.

 

Amonesta juez a defensa por declaración de sobornos

Comparte este artículo:

Un juez federal estadounidense amonestó al defensor del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, tras un alegato inicial en el que se acusó a dos presidentes mexicanos de aceptar sobornos.

Los fiscales en el juicio al solicitaron al juez Brian Cogan que desestimara el alegato inicial en el juicio a Guzmán por estar “imbuido de argumentos indebidos, defensas afirmativas inadvertidas y habladurías inadmisibles”.

El juez Cogan se abstuvo de desestimar el alegato, pero amonestó al abogado Jeffrey Lichtman por haberse “apartado de pruebas directas o indiciarias”. Dijo que dará instrucciones al jurado para que se concentre en las pruebas.

“Su alegato inicial emitió un pagaré que su caso no va a cobrar”, dijo el juez y calificó el argumento de engañoso.

En su alegato el martes, Lichtman dijo al jurado que los fiscales estadounidenses soñaban desde “hace décadas” con condenar a Guzmán y añadió que “el mundo se enfoca en esta figura mítica de ‘El Chapo’.

Lichtman dijo que su defendido no era el verdadero líder de un cartel que enviaba toneladas de cocaína a Estados Unidos. Trató de echar la culpa a Ismael “El Mayo” Zambada, otro notorio jerarca del cartel de Sinaloa. Zambada está prófugo en México, dijo Lichtman, gracias a sobornos que “llegan hasta lo más alto“, con cientos de millones de dólares pagados al presidente actual de México y algunos de sus predecesores.

“Este caso les obligará a descartar muchas de las cosas que les enseñaron acerca de cómo funcionan los gobiernos y cómo se comportan, los gobiernos en América del Sur y Central y México e incluso Estados Unidos“, dijo Lichtman. “Este caso les obligará a abrir sus mentes a la posibilidad de que los funcionarios de gobierno en los más altos niveles pueden ser sobornados, pueden conjurar para cometer crímenes horribles… y que los agentes de la ley en Estados Unidos también pueden ser corruptos”.

Un vocero del presidente mexicano Enrique Peña Nieto calificó las denuncias de “completamente falsas y difamatorias“. El expresidente Felipe Calderón dijo que eran “absolutamente falsas y temerarias”.

Guzmán, que se encuentra en encierro solitario desde su extradición a Estados Unidos a principios del año pasado, se declaró inocente de amasar una fortuna enorme mediante el contrabando de toneladas de cocaína y otras drogas en una enorme cadena de suministro que llegaba hasta muy al norte de Estados Unidos.

Guzmán era una figura mítica en México que ha sido comparado con Al Capone y Robin Hood y es festejado en baladas conocidas como narcocorridos. Es de baja estatura y su apodo significa corto de estatura.

Lichtman reanudó su alegato el miércoles diciendo que “el mito de El Chapo” es “muy fuerte”. Dijo que los policías que lo arrestaron le pidieron su autógrafo en billetes de 100 dólares.

“El señor Guzmán disfrutaba de la publicidad”, dijo Lichtman. “Disfrutaba de la notoriedad”.

El abogado defensor dijo que los testigos de cargo eran mentirosos que buscaban reducir sus propias condenas. “Son gente que ha mentido a diario”, dijo. “Están aquí porque quieren salir de la cárcel como sea”.

El juicio del “Chapo” ya tiene jurado definido

Comparte este artículo:

Este miércoles se dio a conocer como estará conformado el jurado que evaluará las pruebas en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzman, quien es acusado de narcotráfico y de mantener una empresa criminal que durante dos décadas exportó toneladas de droga a Estados Unidos.

Siete mujeres y cinco hombres compondrán en jurado, mientas que cuatro mujeres y dos hombres fueron elegidos como jurados suplentes para el proceso. Entre los miembros del jurado hay inmigrantes de Polonia, Etiopía y Asia, sus edades oscilan entre los 20 y 50 años y cuatro de ellos hablan español

Lo miembros del jurado están parcialmente aislados y bajo fuertes de medidas de seguridad, con orden del juez de no hablar del juicio.

Fueron dos días los que se tardo el juez Brian Cogan en entrevistar a 75 personas de diversos orígenes para poder conformar el jurado.

El juicio del famoso narcotraficante comenzará el próximo 13 de noviembre.

Por “deterioro mental”, abogados piden examinar a ‘El Chapo’ Guzmán

Comparte este artículo:

La defensa de Joaquín El Chapo Guzmán Loera solicitó que el capo de la droga sea sometido a un examen psicológico ante el deterioro mental que sufre como consecuencia de sus condiciones de encarcelamiento.

El abogado del narcotraficante, Eduardo Balarezo, hizo la petición al juez Brian Cogan en un escrito a última hora del pasado jueves, con destino a la corte federal de Nueva York donde se ocupa el caso.

Además, el abogado asegura que el narcotraficante se ha quejado de sufrir alucinaciones auditivas, de sentirse perseguido y de depresión, así como de padecer numerosos problemas físicos, entre ellos continuos dolores de cabeza.

Por lo anterior, el litigante solicitó que una experta de la escuela de medicina Johns Hopkins pueda visitar al narcotraficante y mantener contacto con él para evaluar su estado de salud.

La experta medicó Cynthia A. Munro explicó que “idealmente” necesitaría tener acceso directo a Guzmán, pero también podría llevar a cabo una entrevista bajo las condiciones que le permitan y determinar luego su éstas fueron suficientes para un diagnostico.

De acuerdo con la defensa, Guzmán Loera está en total aislamiento de otros presos en la cárcel de Nueva York, donde está a la espera de juicio desde que fue extraditado.

Los abogados defensores han demandado en pasadas ocasiones que El Chapo sólo ha podido recibir dos visitas de familiares en todo este tiempo, sólo tiene una hora al día fuera de la celda para hacer ejercicio y la iluminación constante le hace difícil descansar.

Además, aseguran que sufre temperaturas muy bajas en la celda, que no tiene aire fresco y que ha recibido una atención médica mínima desde que ingresó a prisión.