Bronco firma Ley de Movilidad

Comparte este artículo:

El Gobernador Jaime Rodríguez Calderón (alias “el Bronco”), ha firmado un decreto en el cual se establece la nueva Ley de Movilidad del Estado, la cual será publicada el día de mañana en el Periódico Oficial del Estado para que ésta entre en vigor.

Noé Chávez, titular de la Agencia Estatal del Transporte, ha publicado a través de sus redes sociales una fotografía en la cual aparece con el Bronco y el documento, firmado. El diciembre pasado, el Congreso del Estado avaló la nueva Ley de Movilidad con 39 votos a favor para el estado de Nuevo León. Se aprobó después de 14 meses de haber estado bajo análisis por diferentes mesas de trabajo e incluso diversas polémicas que se fueron presentando entre los diputados y promoventes.

Acerca de los puntos a considerar del nuevo reglamento, se contempla la desaparición de la Agencia Estatal del Transporte, la cual será reemplazada a su vez por el Instituto de Movilidad y Accesibilidad y la Junta de Gobierno. Esta Junta será conformada por 25 integrantes, que serán: “el Gobernador y el Secretario General de Gobierno, el director de Metrorrey, tres alcaldes metropolitanos, uno más de un municipio no metropolitano, legisladores locales y representantes del Observatorio de Seguridad Vial, el Instituto Estatal de las Mujeres, así como del Consejo Cívico de las Instituciones, y cámaras privadas.” (Posta, 2020)

(Con información de Posta)

Aportación de Uber de 1.5% será voluntaria: titular de la AET

Comparte este artículo:

El director de la Agencia Estatal del Transporte (AET), Noé Chávez, aseguró que el cobro del 1.5% planteado de forma temporal para aplicaciones de servicio de chofer, tipo Uber, Cabify y Didi, será voluntaria y no será una obligación.

Chávez detalló que el proyecto de reglamento a publicarse en los próximos días, como marco regulatorio de transición mientras el Congreso aprueba la Ley de Movilidad, no establece un impuesto o cargo obligatorio para dichas plataformas, sino una aportación voluntaria.

“Esto no es un impuesto, salió de ellos. Las plataformas ofrecieron aportar un 1.5 por ciento de colaboración para proyectos de transporte y movilidad, no están obligados, ellos lo están ofreciendo, se va a poner el reglamento y el que quiera aportar, lo va a poder hacer”, dijo el funcionario estatal.

El titular de la AET dijo que no es la primera vez que se aplica este tipo de “contribuciones” puesto que ya ha sido aplicado por el Estado antes en materia ambiental, donde se pedía a los desarrolladores aportar un porcentaje de su proyecto para programas de reforestación.

Chávez indicó que el reglamento para plataformas digitales con servicio de chofer particular podría publicarse esta misma semana, ya que el borrador ya está aprobado.

Por último, reiteró que el Estado sigue teniendo el interés de tener un padrón de choferes que cumplan con tener una licencia vigentes, seguro para el pasajero, cumpla un curso de capacitación que por primera vez será en línea, y verificar que no tengan antecedentes penales.

(Con información de Grupo Reforma)

Crónica de la muerte de Apps de trasporte anunciada (o Contra la Agencia Estatal de Transporte de Nuevo León)

Comparte este artículo:

Miro impaciente el celular cada minuto hasta que me indica, tras una breve vibración y encendido de colores en la pantalla un elegante: su Bolt –antes Taxify– ha llegado. Bajo las escaleras de caracol. Me recoge a las 7:42 a.m. en la puerta del departamento en San Nicolás de los Garza en que vivo. Conduce un Toyota Avanza color Gris. 

¿Manuel? Sí, ¿Jorge? Buenos días campeón. Vamos hacia Ruiz Cortines. Claro, ¿te puedo pedir un gran favor? ¿Podrías cambiarte al asiento del copiloto?

Me lo dice con timidez – y hasta cierto punto, pena- cristalizando su mirada. Me lo dice y en él veo los ojos de mis amigos, vecinos, primos, tíos, excompañeros de trabajo. Veo al cansancio astillar sus párpados desde temprano para llevarnos a nuestros trabajos, sus bostezos ahogados por respeto cada que nos recogen a las puertas de algún bar en plena madrugada, asegurándonos una ruta rápida y sin contratiempos hacia nuestros hogares para reposar la fiesta hasta amanecer al día siguiente con la bendición de la cruda secando nuestros labios. Conductores con nombre, rostro, clasificación de servicio en limitadas cinco estrellas, placas de automóvil y trayecto en tiempo real al alcance de la mano. Vamos con choferes diferentes cada día. Les veo la nuca siempre desde el asiento de atrás, reconozco de inmediato actuar sus silenciosos modales para incitarnos a sugerir la temperatura ideal de la calefacción, el género de la música que más nos plazca, la ruta más adecuada y amable para llegar a nuestro destino. Claro Jorge, discúlpame tú a mí, ya me cambio a tu lado. . 

Nombre, perdona es que nos están cazando, hasta se han armado persecuciones, como si fuéramos qué ¿usted cree que parezco un delincuente para que lo traten a uno así?  

Sí, me habla de usted a pesar de verse claramente mayor que yo. Bien podría ser mi padre, un padre joven que madruga para pagar las cuentas. Tiene la mirada triste. Lleva el cabello húmedo, corte estilo militar con unos picos sobresaliendo por su copete como bayonetas para romper los rayos de sol que lo atacan desde el punto de fuga marcado por el retrovisor en esta pre-canícula de infierno regio. Luce una playera polo color gris fajada en unos jeans desgastados por el detergente y un par de tenis New Balance para correr, muy limpios. Alcanzo a echar un vistazo en su reloj del Rey León mientras gira el volante. Después de un breve escaneo, le digo que no, no parece. Como tampoco lo parecen los funcionarios de la Agencia Estatal del Transporte, como tampoco parecen quienes nos gobiernan en la actualidad, sumidos en su fantochería de saco y corbata. Pero ellos no me lo han preguntado aún. No se han levantado temprano de casa con la firme disposición de servir y desquitar sus desorbitados sueldos. No lo han, pero deberían. Deberían ser símil de tantos trabajadores que ganan su precario sueldo en jornadas de sudor, y no su contraste de cuerpo recargado en la silla y pies cruzados encima del escritorio del Congreso. Deberían ser los que sudan en jornadas laborales sin enfriadores ni abanicos. Pero no lo son, ellos solamente son humildes servidores públicos, diputados, senadores, líderes de bancada partidista. Quizá, a ellos les responda similar, pero con un breve complemento de afirmación, sin temor a equivocarme: no, tampoco parecen, pero lo son. 

Anoche le decía a mi esposa, que como quiera hoy iba a trabajar, no puedo pararme ¿qué hago? Solamente cuidarme de no mostrar el celular y esperar que los pasajeros no se molesten por pedirles ir adelante. 

Jorge me comenta que los elementos de seguridad pública junto con los de transporte los extorsionan, amenazan y humillan usando un lenguaje prepotente para denigrarlos, actitud verbal propia de aquellos seres que usan el poder para favorecer su capital económico por vías ilegales, en lugar de entender que esa concesión que la ciudadanía les confía -pagando sus sueldos-  es para protegernos de nosotros mismos y hacer respetar un marco legal que posibilita la regulación de normas para una sana convivencia social. Eso no existe en este momento en las calles del área metropolitana de Monterrey. Existen los gritos plausibles, los jaloneos a contratiempo, las risas de burla que muestran el diente de oro del oficial de tránsito, el énfasis en dejar en claro que en ese diálogo hay un amo y un esclavo, amo de uniforme con insignias oficiales que subyuga con correa en mano. 

Venimos escuchando alabanzas cristianas a través del autoestéreo, mientras perdemos las miradas hacia el horizonte coronado por un semáforo que oscila entre amarillo a rojo sobre la avenida Rómulo Garza cruz con avenida Las Flores.

 ¿De eso se trata no?, de irse contra los que trabajamos bien para sacar dinero para sus moches. Si todo lo de transporte que tenga que ver con el gobierno es pura tranza, ahí está lo de los camiones hace poco y el pésimo servicio de los taxis verdes, por eso nos piden a nosotros, aunque sea un poco más caro, se hace el sacrificio a cambio de la seguridad, cuanta señora y chava asaltada no sale a cada rato, luego unos conducen hasta borrachos y oliendo a meados, sin limpiar el carro, todo lleno de basura.  

Me hierve la sangre. Ni siquiera olvido aún el sabotaje de las rutas de camiones hacia la ciudadanía como protesta a la resistencia del aumento en la tarifa del pasaje. Los noticieros en la televisión transmitían escenas de filas y tumultos de gente con el rostro brillante de sudor y pesadez, huellas de angustia por el rebaje de sueldo a causa del retardo, los probables gritos de sus jefes, la posibilidad de que se tome como pretexto de despido y separación de su fuente de trabajo. Malestar y enojo general. Y el gobierno no hizo nada. Nos organizamos, nos dimos ride, movilizamos estrategias de logística a través de redes sociales para solucionarlo. Tal pareciera que nuestros representantes estatales hacen y deshacen a capricho para favorecer sus intereses con fines de recaudatorios usando la ley como coartada. 

Es ilegal, es ilegal que nos detengan namás porque sí. Que nos traten así, hombre.  Todo para seguir el moche, ¿sabes tú que a los taxis les hacen revisiones periódicas para ver el estado del vehículo y del taxímetro? Pero la mayoría de los taxis están en pésimas condiciones, sucios y con los taxímetros alterados, ¿y sabes por qué siguen circulando? Porque le dan moche a la gente de transporte, a los inspectores y a los tránsitos. Para todos hay. 

Y sí, la tarifa del trayecto de mi casa al trabajo y viceversa, orbita entre los $41-$56 MXP, según los algoritmos de las 3 aplicaciones. La semana pasada tomé un par de taxis verdes en la avenida Casa Blanca cercana a mi domicilio: el primero atendido por un señor canoso de la tercera edad, le gustaba Javier Solís y el Trío Los Panchos, una sonrisa de abuelo, me cobró $37 MXP. El segundo, conducido por un hombre -homofóbico- de alrededor de los 40 años, estampas de la Virgen de Guadalupe por todo el tablero del carro,  cuya plática -no solicitada- versaba en  quejarse de un “joto” que salía en la serie de El Chapo, fueron $68 MXP. ¿Está claro? 

La cultura de las taxis de alquiler se ha visto ennegrecida debido a diversos factores: casos de sobre-cobro por taxímetros alterados, imposición de cuotas mínimas -con perfecta organización dentro de ellos mismos para que el usuario no tenga elección-. Por poner un ejemplo, hablemos del Barrio Antiguo donde los taxistas interfieren en el tráfico y se acomodan por las calles principales como si les pertenecieran -estacionados en doble fila frente elementos de la Fuerza Civil- y cobran mínimo $200-$300 MXP para llevarte a cualquier lado, si no, no trabajan; así como la infinidad de casos de asaltos a mano armada y violaciones cometidos por choferes cuyo delito jamás encontró justicia, disuelto entre papelería y complicidad de otros funcionarios del gobierno estatal a los que -también- les llega dinero de estas extorciones directamente a sus bolsillos.    

Estamos ante una acción orquestada por la máxima red de corrupción y recaudación del Gobierno de Nuevo León desde hace ya varias generaciones, sin importar nombres o partidos políticos. Se ocupa una limpia urgente de personas en esa división de transporte, buscar una -o varias- alternativas, el servicio comunitario de transporte por nosotros mismos con compañeros de trabajo, retomar el ciclismo como medio inmediato de transporte, alzar la voz, denunciar y presionar a través de la opinión pública, generar el consenso, develar posibilidades legales para defendernos y compartirlas, frenar los atropellos ante el gran hecho que tenemos en frente: se le está quitando de forma ilegal a gente honrada el dinero que sale a ganarse desde las primeras horas de la mañana hasta ya muy entrada la noche para enriquecer aún más a caciques de la tranza, señores feudales del téibol y mirreyes designados por dedazo de #PapiPartidoPolítico. Fortaleciendo una red que hace tiempo dejo sus hilos de tela atrás para consolidarse como una hiper-estructura metálica de corrupción intocable. 

Y esa gran obra de ingeniería y arquitectura poco ética, vendrá a sustituir -si la dejamos florecer aún más-  al Cerro de la Silla como el gran símbolo regiomontano. 

Llegué a mi destino. Que tengas un buen día Jorge, gracias, estoy contigo, quiero hacer algo, te juro que quiero hacer algo.  

#PolíticaAPie: “En caída libre”

Comparte este artículo:

Como un paracaidista que ya quiere terminar su caída y jalar la cuerda para aterrizar, así esta Jaime Rodríguez Calderón, solo que esta cuerda es el 2021, año en el que termina su gestión como Gobernador de Nuevo León. Pero mientras ese año llega, el Gobernador definitivamente deja en claro que no sabía a lo que se enfrentaría al llegar al poder, porque una cosa es la campaña y otra muy diferente gobernar. 

Recuerdo con cierta nostalgia ese 2015 cuando veíamos a muchos ciudadanos apoyar el “1+” o el famoso “arre”, que ahora de nada sirve para defender la inoperante administración estatal. Aquellos tiempos donde el bronco la libraba con chistes y frases muy norteñas, quedaron atrás, tanto así que sus arrebatos lo han llevado a ser uno de los gobernadores peor evaluados del país, irónico, si recordamos que inicio su gestión con una alta aprobación, pero como dicen, se acabo el encanto y los resultados nunca llegaron.

Estamos en el 2019, cuatro años después de aquel histórico día en el que tuvimos al primer gobernador independiente, bueno, ahora lo que queremos es que ya se termine. Y que se termine por muchos motivos, entre ellos la falta de compromiso y los pobres resultados de su gestión, cabe resaltar, que el Bronco, es de los gobernadores con el menor porcentaje de efectividad en el cumplimiento de su plataforma de campaña. Aquellos días de campaña, insisto, quedaron muy atrás. Al día de hoy se quedo solo, los ciudadanos que con yanta ilusión depositaron su confianza en el, han sido testigos de como una a una cada promesa se la ha llevado el viento. Se convirtió en lo que juro destruir al “chapulinear” de su cargo y aspirar a la Presidencia de la República, donde además de echar mano de la nomina y uno que otro recurso estatal para forjar su candidatura, el bronco empezó muy mal este camino, con las polémicas firmas falsas, pena que sigue en pie y con altas probabilidades de consolidarse el delito electoral que le imputan.

Se fue, con reclamos, con desilusión por parte de los nuevoleonenses, a gritos y sombrerazos, y así como se fue, volvió. Volvió para encarar a los ciudadanos que ahora no le pedían que se fuera, le pedían que ya no volviera; sin embargo, el se puso el sombrero y siguió su camino en Nuevo León.

Sin duda El Bronco o el ingeniero Jaime, como le dicen los empleados del palacio de cantera, ve ahora el tiempo irse, con una oposición que ha hecho su papel, vetando las iniciativas del ejecutivo, encarándolo, presionándolo, haciendo que de un paso atrás en muchos casos. Ve el tiempo irse, con una ciudadanía que no le cree ni la hora, que esta decepcionada y que manchó la figura de los candidatos independientes para siempre. Ve el tiempo irse, con la delincuencia volviendo a tomar las calles, donde de recibir lo único bueno que Rodrigo Medina dejo, la Fuerza Civil, ahora en el 2019 se da el lujo de bajar su presupuesto y como consecuencia, el repunte en los hechos delictivos en todo el estado. Ve el tiempo pasar, con todo el circo que se ha vuelto la Agencia Estatal del Transporte (AET), donde ni él, ni Longoria pudieron darles a los ciudadanos el transporte publico que merecen. Ve el tiempo irse, muy rápido. 

Podemos decir muchas cosas de la administración, buenas o malas, pero da la impresión que El Bronco ya terminó, solo debe de cuidar que Manuel González y su equipo no lastimen más su imagen, ni su administración, porque una más y electoralmente y políticamente todo este Gobierno Independiente no sobrevivirá. El Gobernador esta en caída libre, y solo el 2021 podrá ayudarlo.

PD. Ojala tuviéramos la suerte y la habilidad de la suegra de Jaime Rodríguez Calderón, para recibir lo que merecemos y como ciudadanos queremos para Nuevo León, vaya habilidad Doña Tere, vaya habilidad.

Da Estado opción de permisos temporales para Uber, Didi y Cabify

Comparte este artículo:

El Gobierno del Estado de Nuevo León planteó este miércoles un esquema de “permisos temporales” para automóviles que presten servicios de transporte a través de aplicación, mismo que deberá aprobar el Consejo Estatal del Transporte, esto tras las críticas por los operativos contra estos vehículos.

“La propuesta consiste en dar un plazo perentorio de 30 días a los choferes que se valen de este tipo de plataformas para que obtengan su licencia de conducir tipo “E” y cuenten con un seguro de responsabilidad civil de chofer”, informó el Estado en un comunicado.

Por otro lado, las empresas deberán entregar una base de daros con el detalle de sus socios que operan en el Estado.

En el comunicado se cita al titular de la Agencia Estatal del Transporte (AET), Noé Chávez, y se sostiene que con la propuesta se garantizaría el sistema seguro que se busca par los usuarios.

“Con esta propuesta buscamos garantizar un servicio seguro para la ciudadanía, pero sobre todo equitativo para todos los prestadores del servicio de taxi”.

Una vez que se cumplan todos los requisitos, los choferes podrían tramitar un permiso por 6 meses con opción a renovarse por un periodo similar, en lo que la Ley de Movilidad es analizada y aprobada en el Congreso del Estado.

Propone Luis Susarrey tarjeta única para transporte urbano

Comparte este artículo:

El diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), Luis Susarrey, propuso este lunes en el pleno del Congreso Local, la creación de una tarjeta única con un costo mensual de 360 pesos que permita a los usuarios del transporte público utilizar ese servicio de forma ilimitada durante un mes, tal como ya existe en ciudades como Madrid, España; Berlín Alemania; Londres, Inglaterra y Toronto Canadá.

A propuesta de Susarrey, el Congreso local aprobó un exhorto a la Agencia Estatal del Transporte (AET) para adoptar esas medidas que ya se usan a nivel internacional y que ayudan a evitar las alzas de los costos en el transporte, fomentar el uso del mismo, y además los empresarios del transporte pueden contar con ingresos de forma adelantada.

El diputado del Distrito 18, dijo que la tarjeta que propone podría ser con tarifa semanal o mensual.

“Se exhorta a Jorge Longoria Treviño, director general de la Agencia para Racionalización y Modernización del Sistema de Transporte Público en el Estado a fin de que realice las gestiones necesarias para crear una tarjeta única con tarifas semanales y/o mensuales, con beneficios especialmente, para personas con discapacidad, personas de la tercera edad, jóvenes y todos los usuarios en general, para le uso ilimitado del transporte público en nuestro Estado”, se lee en el exhorto aprobado en pleno.

Además, se detalla, que la tarjeta tenga un costo mensual de 360 pesos mensuales o 130 pesos semanales y que tenga un desfase de 5 minutos con el fin de evitar que se haga mal uso o uso doble entre los usuarios que viajan juntos.

Susarrey, aseguró que si el exhorto nos atendido por la AET, se procederá a presentar una iniciativa de Ley.

“El Bronco” pospone el ‘tarifazo’

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderon “el Bronco”, anunció que pospondrá la decisión sobre el aumento a las tarifas del transporte público, mejor conocido como el “tarifazo”.

En conferencia de prensa, el mandatario, acompañado del Directo de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria, argumento que no hay claridad sobre la ruta de autorización de los aumentos, por lo que pospondría de manera indefinida la decisión.

“En este momento creo que es conveniente tomar una decisión. Voy a convocar a partir del lunes a todos los entes qué tienen que ver con este tema. Que se comunique puntualmente el acuerdo”, informó Rodríguez Calderón.

“El Bronco”, considero que no se comunicó adecuadamente el plan de aumentos, que tiene contemplado ese inicio el alza de un peso, con deslizamientos mensuales de entre 10 centavos y 50 centavos.

Adquisición de nuevas unidades, la justificación de Longoria para ‘tarifazo’

Comparte este artículo:

El director de la Agencia Estatal del Transporte (AET), Jorge Longoria, justificó este lunes el “tarifazo” que plantea el Gobierno estatal al costo del transportes público, asegurando que el dinero se destinará a la compra de unidades nuevas de las rutas urbanas que dan servicio a los usuarios del Estado.

Este lunes el Pleno del Consejo Estatal del Transportes y Vialidad arrancó la sesión donde se contempla aprobar un ajuste a las tarifas del transporte público.

Longoria, aseguró que sobre el “tarifazo” se han dicho medias verdades y falsedades.

“Vamos a tratar de convencer al consejo. Ha habido alrededor de esto una seria de verdades a medias, de falsedades y distorsión de los que es la realidad y más bien se está politizando”.

Además el directo de la AET acusó que se trata de sacar una “tajada política” del tema, con el que se trata de demeritar el “buen trabajo” que se ha venido haciendo en el estado.

“Todo mundo quiere sacar una taja de lo que es la raja política de esta situación ye so es lo que demerita el buen trabajo que esta haciendo Nuevo León… es lamentable que por esta raja política quieran llevar esto a una situación de capa e inconformidad. El valor de cada unidad oscila entre un millón 800 y 5 millones de pesos, es mentira que aquí tenemos transporte patito; si hay unidades que deben estar en desuso, pero es cuestión del tope de financiamiento que tienen y pueden reemplazarlas.”, dijo el funcionario estatal.

De acuerdo a lo propuesto por el gobierno estatal, se incrementaría un peso las tarifas ordinarias con tarjeta Feria, con un desliz mensual de 10 centavos hasta el 1 de noviembre del 2021, y aumentar un peso el pago en efectivo, con un desliz de 50 centavos cada 90 días, hasta el 1 de noviembre del 2021. El Metro, tendrá un aumento de un peso y un desliz de 10 centavos mensuales hasta el 1 de noviembre del 2021.

Por otro lado, también e busca incrementar un peso el banderazo de taxis, un peso más por kilometraje y no aumentar la tarifa por tiempo.

Además de justificar el “tarifazo” con la compra de nuevas unidades, también dijo que los aumentos se deben a que se ha elevado en general los costos de bienes y servicios.

“Se ha incrementado el costo de la vida en todo México, han subido hasta los útiles escolares, hasta los celulares que todo mundo usa ya, esto es el costo de la vida, esto no es precisamente decir, el transporte es el único que quiere aumentar, ya todo subió”, justificó Longoria.

La reunión del Consejo tendrá una duración de aproximadamente 2 horas y al final se emitirá una postura para informar los ajustes a las tarifas del transporte público.

(Con información de Grupo Reforma)

La Civil War: Super AET vs Bati CROC

Comparte este artículo:

Tal como la película tan de moda en estos días entre Superman y Batman, está el conflicto entre el gobierno de Jaime Rodriguez vs la sección de la CROC que dirige la familia Serna como parte de una guerra fratricida entre grupos de choque dentro de CROC.

En estos días la batalla trató acerca del retiro de unidades de la Ruta 314 por parte de la Agencia Estatal del Transporte. Según información de El Norte, la Ruta 314 habría sido retirada en su totalidad quitándole la concesión al grupo que la maneja. Pero, pongamos las cartas sobre la mesa. El asunto está así: La Ruta 314 es dirigida y controlada como otras rutas por la CROC, sin embargo, quienes ejercen ese control son agremiados aliados a Alberto y Ramón Serna, hijos del fallecido líder Agustín Serna Servín.

La “Batalla de la Ruta 314” es una de tantas que se libren en las Guerras fratricidas sindicales que cada sexenio o líder muerto vemos. Una “Civil War”, destellante, muy nuestra, pero croquista…

Al morir Serna Servín a principios del 2015, grupos opositores intentaron tomar el control de la CROC nombrando a Jorge Gloria en agosto del año pasado. Sin embargo, Alberto Serna se sigue pronunciando como líder de la CROC. A diferencia de los Serna, Gloria cuenta con apoyo de parte importante de la facción priista del Congreso y se habla de haberse “arreglado” con el Gobernador, por tanto, es un claro golpeteo político contra los hijos de Serna auspiciado por la AET y el Gobierno Estatal.

Ahora, ¿Qué va a pasar con la Ruta 314?, La AET designó a otras empresas como Martinez Chavarria y Transregio para operar un servicio temporal que cubrirá los ramales que recorre la ruta que va del norte de Monterrey (San Bernabé, Solidaridad, Alianza) a la zona colindante de Escobedo (Alianza Real, Monclovita).

Según Jorge Longoria, dirigente de la AET, existían quejas de usuarios sobre la mala calidad del servicio y los constantes accidentes, que si bien tienen sustento dado que si usted ve una unidad de esta ruta se da claramente cuenta de la pésima y triste calidad en que las tienen. Además, cuentan con la peculiaridad de no contar con el Sistema Feria en sus unidades.

Sea culpable Gloria, Serna o Longoria, tanto los usuarios de la Ruta 314 como los choferes y agremiados croquistas son los perdedores de siempre, pues son víctimas de sindicatos obsoletos, líderes ignorantes, anticuados, traidores a los principios obreros y retrógradas que no protegen a nadie ni representan a nadie…

El operativo de la AET es un golpe directo a la CROC sernista y una señal de alarma a los sindicatos, es incoherente tener un sistema de transporte caro y deficiente para los usuarios. La CROC es culpable totalmente de este problema por la falta de modernización y la falta de planes de acción para transformar el servicio que ofrecen. Pero, es la CROC, una organización con ideologías de los años 40, con mecanismos internos con todas las agravantes de la corrupción, nula democracia y controles de facto que la mantienen como una organización decadente, oscura, podrida y que no representa los intereses de los trabajadores del 2016.

Y por si fuera poco, actualmente la misma ruta tiene un conflicto interno tanto así que algunos choferes iniciaron el proceso de huelga que según los Serna es un esfuerzo de los empresarios para arrebatarle a la CROC la concesión.

Sea culpable Gloria, Serna o Longoria, tanto los usuarios de la Ruta 314 como los choferes y agremiados croquistas son los perdedores de siempre, pues son víctimas de sindicatos obsoletos, líderes ignorantes, anticuados, traidores a los principios obreros y retrógradas que no protegen a nadie ni representan a nadie, lucran con los choferes y los permisionarios y solo cuidan los oscuros intereses de un grupo que incluso va más allá de ideologías o sindicatos.

La “Batalla de la Ruta 314” es una de tantas que se libren en las Guerras fratricidas sindicales que cada sexenio o líder muerto vemos. Una “Civil War”, destellante, muy nuestra, pero croquista…

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”