Realiza EFF Desafío Modal

Comparte este artículo:

Los integrantes y candidaturas independientes impulsadas por el colectivo El Futuro Florece (EFF) realizaron un desafío modal para comparar los distintos retos y experiencias que tienen los ciudadanos al desplazarse por el área metropolitana de Monterrey. 

Partiendo del Hospital de Cardiología No.34, los participantes salieron rumbo al Congreso del Estado. Cada una de las candidaturas independientes se desplazó por un medio de transporte distinto; Roberto Alviso, candidato a la diputación local del distrito 6, en bicicleta, Kristian Macías, candidato a diputado local por el distrito 4, en camión, Daniel Darío, candidato a diputado local por el distrito 12, en Ecovía y Mariana Villasuso, candidata a diputada local por el distrito 3, en automóvil.

“Con este desafío modal queremos visibilizar la realidad de las miles de personas que se mueven en diferentes medios de transporte y que sufren las carencias de un sistema en abandono”, señaló Darío.

Con un tiempo de 35 minutos, el primero en llegar al destino fue Roberto Alviso. El segundo en llegar, con 42 minutos, fue Daniel Darío, quién gastó $19.50 en boletos para la Ecovía y Metro. Desplazandose en automovil, la tercera fue Mariana Villasuso, quién tardó 47 minutos y gastó un aproximado de $50 en gasolina. El último en llegar al recinto, con un tiempo de 54 minutos y $24 gastados en boletos, fue el candidato Kristian Macías.

Los cuatro candidatos coincidieron en que la ciudad presenta grandes retos y áreas de oportunidad en materia de movilidad, por lo que de llegar al Congreso, buscarán impulsar soluciones para esta problemática.

Cultura Vial, Avance o Retroceso

Comparte este artículo:

Esta semana el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) mencionó que la mortalidad en accidentes viales en Nuevo León ya ha superado el peor de los escenarios que se estimó podría alcanzarse en el 2020. En 2017 hubieron 643 muertes contadas por accidentes automovilísticos en el estado  cifra que solo ha sido superada por 2013 con 849 defunciones. Nuevo León no ha alcanzado su meta y sigue incrementando en su número de defunciones por accidentes viales lo cual va en contra del Decenio por la acción de la Seguridad Vial que es un tratado en el que nuestro país se comprometió con la ONU a reducir las muertes en percances viales en un 50% y por lo cual a cada estado se le dio una cuota.

En la zona metropolitana de Monterrey prolifera la cultura del uso del automóvil, para cualquier estudiante o recién egresado su primer meta es comprarse un auto, no solamente por una cuestión de estatus (considerando que Nuevo León es el primer lugar nacional en discriminación según la CONAPRED, siendo la discriminación por ingresos uno de los rubros más graves) sino porque la movilidad en el área metropolitana muchas veces así los obliga, tenemos el transporte público más caro del país, el clima y la seguridad no son lo ideal para poder utilizar la bicicleta como medio de transporte y además el desarrollo urbano que ha tenido nuestra ZMM genera largas distancias entre el hogar, los centros de trabajo y de recreación causando así más tráfico y una mayor carga vehicular.

Vale la pena analizar las medidas que han tomado otros países para resolver este problema. Las fotomultas por ejemplo no necesariamente son una medida recaudatoria sino de prevención y aplicación de la ley si se aplican de la manera correcta, no es lo mismo una máquina que busque cubrir con una cuota de multas diaria, que una cámara que sirva como foto evidencia para una posible multa donde la persona se le respete su derecho de audiencia como marca la constitución. En Escobedo, Nuevo León por ejemplo ahora se ha implementado un nuevo sistema de audiencias viales con la aprobación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, donde a la persona en lugar de multársele se la da un citatorio para que acuda ante un juez cívico y puesta determinar la procedencia de la infracción y sí el pago será monetario, con trabajo comunitario o terapia dependiendo del caso.

Este tipo de políticas públicas se basan en modelos de otros países que se pueden aterrizar y adaptar a la dinámica local con el fin de buscar que la política pública de seguridad vial vaya más enfocado a la prevención y la reparación que al castigo y la recaudación como algunos malamente lo ven y/o lo hacen. Cuando un gobierno séase municipal o estatal logra hacer cumplir la ley y al mismo tiempo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos resolviendo la problemática y combatiendo la reincidencia, entonces se puede convertir en el primer paso para generar un cambio cultural, no es posible que muchos regiomontanos solamente respetemos los lineamientos de tránsito cuando cruzamos la frontera a Estados Unidos, muchos padres inclusive le dicen a sus hijos al cruzar, aquí si hay que ponerse el cinturón, respetar los altos, etc. ¿Porqué en nuestras ciudades no lo hacemos? No todo es responsabilidad del gobierno.