USMCA no impide que México firme acuerdo comercial con China u otros países: Guajardo

Comparte este artículo:

El nuevo acuerdo comercial México, Estados Unidos y Canadá, amarrado el pasado fin de semana y que se encuentra en proceso de “limpieza legal” y traducción, será firmado por el presidente Enrique Peña, confirmo el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo.

Entrevistado en la Cámara de Diputados, donde se reunió con los integrantes de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aprovechó para refrendar que dicho pacto comercial, no cierra ni afecta la posibilidad de establecer un tratado con China.

Detalló que los socios estadounidenses deben acatar la Ley de Promoción Comercial, que los obliga a firmar acuerdos, hasta 60 días después de que sean públicos, lo que sucedió el pasado 30 de septiembre.

De modo que la fecha a partir de la cual se podrá signar el USMCA, así denominado por sus siglas en inglés, es el próximo 29 de noviembre, por lo que el Presidente Enrique Peña podrá firmar antes de finaliza su administración. “Puede estampar su firma antes de que termine su sexenio”, remarcó.

Añadió que el Senado de la República podrá analizar y determinar si ratifica el acuerdo, hasta después de que el Ejecutivo Federal lo firme y lo envíe a esa instancia parlamentaria, es decir, al finalizar el mes de noviembre.

Se espera que los senadores lo valoren en la primavera de 2019, puntualizó.

Explicó que en el caso de un acuerdo con China, existen algunas reservas por los problemas que tiene ese país con subsidios, exceso de producción y el manejo de “economía de no mercado”.

En el tratado trilateral, se estableció que cualquier socio con interés de negociar con los chinos, deberá notificar a sus pares 30 días después de firmar convenios.

Los socios de Canadá y Estados Unidos tendrán la opción de dejar el tratado establecido si consideran que sus intereses se verán afectados y esa cláusula no es una nueva, sino que ya estaba prevista en el propio Tratado de Libre Comercio (TLC).

Respecto a la resolución del tema de aranceles al acero, Guajardo Villarreal manifestó que se mantendrá comunicación permanente con el gobierno norteamericano, para diseñar una solución, lo que deberá suceder antes de que se firme el nuevo tratado trilateral, lo que ocurrirá a finales de noviembre.

Añadió que el acuerdo contempla la liberalización total del comercio en bienes y servicios, a diferencia del Tratado de Libre Comercio (TLC), que tenía restricciones, las cuales se atenuaron con un programa piloto establecido desde hace ocho años, para que empresas mexicanas hicieran entregas de mercancías en cualquier punto del territorio norteamericano.

En el USMCA se integraron salvaguardas, por si Estados Unidos considera que hay un exceso de mercancías y servicios de origen mexicano que pudieran poner en riesgo su economía, lo que estimó, no sucederá.

Destacó que la negociación fue complicada, pero al final se llegó a un acuerdo común en asuntos difíciles como los mecanismos de solución de controversias, conflictos y arbitraje estado-estado, lo que genera certidumbre.

Enfatizó el compromiso de revisar el acuerdo cada seis años, lo que trasciende los sexenios en curso, permitirá relanzar periódicamente el convenio; aunado a que mejora las condiciones de transparencia del mismo.

El resultado, celebró, permitió superar un periodo de dos años en que prevalecieron las declaraciones, amagos, mensajes vía Twitter y la falta de certeza en torno al TLC.

En el caso de energía, manifestó que el acuerdo refleja la postura de la administración entrante sobre la propiedad de México sobre sus hidrocarburos, lo que también propicia un ambiente de estabilidad y certidumbre para el gobierno del Presidente electo.

Con la negociación, dijo, la Secretaría de Economía y el equipo negociador en su conjunto, llegan prácticamente en “safe” al fin del sexenio, se congratuló.

EU ve que TLC será solamente con México

Comparte este artículo:

El presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo esta mañana en Fox News, que ven cada vez más cerca la posibilidad de que Estados Unidos avance en un Tratado de Libre Comercio (TLC) regional solamente con México, debido a la falta de frutas de las negociaciones con Canadá.

“Seguimos aún conservando con Canadá y estamos muy, muy cerca de la fecha límite en la que vamos a tener que avanzar sólo con México”, dijo Hassett.

De acuerdo a las leyes estadounidenses, para que Enrique Peña Nieto pueda firmar el tratado antes del 1 de diciembre, el texto del acuerdo desde de ser presentado en el Capitolio antes del 1 de octubre.

“Estoy un poco sorprendido de que los canadienses no se han sumado aún. Me preocupa que la política en Canadá se está imponiendo sobre el sentido común, porque hay un muy buen acuerdo que fue diseñado por México y Estados Unidos para atraer a Canadá”, aseguró el funcionario de la Casa Blanca.

La Ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, sostuvieron el día de ayer pláticas, pero no alcanzaron un acuerdo.

La prensa canadiense ha reportado que los principales puntos de divergencia están en el acceso al mercado de lácteos de Canadá, la permanencia del Capítulo 19 de resolución de diputas en materias de “antidumping”, y las protecciones a la industrial cultural canadiense.

(Con información de Grupo Reforma)

Marcelo Ebrard niega autoexilio en París

Comparte este artículo:

Marcelo Ebrard negó que su estancia en París, Francia, haya sido un autoexilio.

De acuerdo con quien fue propuesto como futuro canciller, después de dejar la jefatura de gobierno se fue a Francia para “aprovechar el tiempo”, pues en México había una campaña de desprestigio en su contra, promovida por Miguel Ángel Mancera.

En entrevista con Carlos Loret de Mola para Despierta, Ebrard dijo que al dejar el gobierno capitalino se enfocó en el proyecto de Ciudades Seguras, en el que colaboró con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y posteriormente apoyó a organizaciones migrantes, durante el periodo de campaña presidencial en Estados Unidos.

Ebrard afirmó que se fue de México luego de haber competido por reformar al Partido de la Revolución Democrática (PRD), para que no firmara el Pacto por México, pero “cuando vi que eso ya no se iba a poder… opté por esta acción en el exterior”.

Al ser cuestionado sobre si su decisión de vivir fue en París, Francia, fue una forma de “autoexilio”, o una salida ante las presiones políticas que se dieron en su contra en México, Marcelo Ebrard respondió que lo hizo “para aprovechar el tiempo, porque aquí no me dejaron ni ser diputado suplente”.

“Me registré como candidato a diputado suplente y ni eso se me permitió, entonces dije bueno, no hay espacios políticos en México, entonces aprovecho mi tiempo en esas tareas”, señaló.

El exjefe de gobierno en Ciudad de México afirmó que, a su salida de la administración capitalina, “hubo mucho infundio, mucha calumnia, mucha hostilidad de ambos gobiernos, D.F. y nacional, pero aquí estamos; no tenían fundamentos todas esas ofensivas, porque si los hubieran tenido no estaría hablando aquí”.

Ante la pregunta de quién promovió la campaña en su contra, Marcelo Ebrard contestó que fue Miguel Ángel Mancera, “a lo mejor porque quería ser candidato en 2018, y acabó como senador”.

Sobre la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), Ebrard señaló que espera que esta concluya antes de que se dé el cambio de gobierno en México, pues con la administración actual se encuentra avanzada y “está funcionando bien”.

“Estamos en consultas intensivas todo el tiempo; en la negociación se está dando la opinión del equipo de transición sobre aquello que está negociado, porque hay que recordar que hay cosas que no han avanzado”, dijo.

Ebrard reconoció que el equipo de López Obrador tiene “diferentes puntos de vista” con el gobierno actual, y pueden tener reservas por los distintos focos ideológicos sobre el TLC, “pero ya está avanzado, entonces es muy difícil decir que vamos a volver atrás sobre lo que hay. Debilitas mucho la posición de México si ese fuera el caso”.

El TLC es prioridad de la administración Trump: Mnuchin

Comparte este artículo:

Lograr un acuerdo en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) es la prioridad en el frente comercial de la administración del Presidente Donald Trump, mientras busca resolver disputas con otros países, afirmó hoy el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Las pláticas del TLC están encaminadas. Esa es nuestra prioridad número uno, lograr hacer el TLC“, declaró, enfatizando además el buen inicio que tuvieron en su primer contacto con la administración que encabezará en México el virtual Presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

“Estuve en México la semana pasada. Tuvimos una tremenda reunión con la nueva administración“, precisó en entrevista con el programa Fox News Sunday.

El pasado jueves, delegaciones de Estados Unidos y México reiniciaron aquí las conversaciones sobre el TLC en busca de un acuerdo antes de finales de agosto, donde estuvo presente por primera vez Jesús Seade, representante del Gobierno mexicano entrante en estas conversaciones.

El presidente del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, se mostró igualmente confiado de que podrán lograr un acuerdo con México, aunque como Mnuchin, evitó toda mención sobre los prospectos con Canadá.

“El acuerdo que hicimos con la Unión Europea (UE) esta semana pasada es muy importante, y México es el siguiente”, dijo durante una entrevista en el programa “State of the Union” de la televisora CNN.

Los dos hicieron ver el acuerdo para iniciar pláticas como una muestra de la capacidad del Presidente Donald Trump para alcanzar el consenso que permita distender tensiones con miras a futuros acuerdos.

El senador republicano Ron Johnson, quien preside un panel sobre comercio en la cámara alta, hizo énfasis igualmente en la necesidad de resolver los frentes comerciales abiertos por Trump, y entre estos incluyó igualmente el TLC.

Entrevistado con el programa “Face the Nation” de la cadena CBS, Johnson sugirió resolver los desacuerdos con México y la UE, son condiciones necesarias para que Estados Unidos pueda tener un exitosa resolución en su guerra comercial con China.

“Él (Trump) está tratando de sacudir el sistema. Entiende que se está haciendo daño (al país) y está tratando de mitigar ese daño. La mejor manera de mitigar el daño es concluir el acuerdo comercial con Europa, con México, con Canadá, concluir el TLCAN“, apuntó.

Condicionará EU aranceles en la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC)

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (08 de Marzo 2018).- Según información emitida por el Director de la Oficina Policíaca, Peter Navarro; el Presidente Dondald Trump, incluirá una clausula de los Estados Unidos en la declaratoria para imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio que retardaría su aplicación para México y Canadá a condición de una buena negociación del TLC.

“El Presidente firmará las declaratorias y los aranceles estarán en vigor dentro de 15 a 30 días. La declaratoria de promulgación incluiría una cláusula en la que no se imponen los aranceles inmediatamente por Canadá y México”, dijo Navarro.

“Esto nos dará una oportunidad para que uno de los mejores hombres en esta Administración, el Embajador Robert Lighthizer, tenga oportunidad para negociar (con el TLC) un gran acuerdo para este País. Y si obtenemos eso todo estará bien con Canadá y México”, añadió.

“A nuestros buenos amigos al Sur y al Norte de a frontera se les dará una oportunidad para negociar un acuerdo justo de comercio con el TLC (…) -y si obtenemos eso, a ellos no se les aplicarán los aranceles. Mañana (el jueves) en suma será un buen día para Estados Unidos”

Por su parte el portavoz presidencial, Sarah Sanders, adelanto que México como Canadá serán sujetos a un tratamiento diferenciado en el caso de los aranceles de 25 por ciento parra las importaciones de acero y de 10 por ciento en aluminio.

“Esperamos que el Presidente firme algo antes de que termine la semana. Existen potenciales tratamientos separados para México y Canadá basados en seguridad nacional y posiblemente otros países” comentó Sanders, y afirmó Navarro.

 

 

Guajardo prevé acuerdo del TLCAN antes de julio; EU dice que “no hay prisa”

Comparte este artículo:

El titular de la Secretaría de EconomíaIdelfonso Guajardo, confió en que las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) concluyan antes de julio de este año.

Durante su reunión en el 48 Foro Económico Mundial en Davos, SuizaGuajardo afirmó que estas negociaciones no se pueden postergar y anunció que hay una gran oportunidad de que todo se concrete entre marzo y junio.

En el mismo Foro, el secretario de Comercio de Estados UnidosWilbrur Ross comentó que “no hay urgencia” para que el país norteamericano llegue a un acuerdo con México y Canadá sobre el TLC, pues afirmó que es mejor que esté bien hecho a que sea dentro de una agenda.

Además indicó que habrá otra sesión de renegociación luego de la sexta ronda, misma que acaba de iniciar en Canadá.

Este jueves, sindicatos de Estados Unidos y México presentarán una queja formal ante los responsables de supervisar el acuerdo laboral del TLCAN, debido a presuntas violaciones de México en los estándares laborales.

El pasado martes inició la sexta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre México, Canadá y Estados Unidos, donde se retomó el acuerdo sobre el comercio trilateral y las normas de origen en el sector automotriz.

La reunión se realizó en el Hotel Bonaventure, en Montreal, donde los principales negociadores, Chrystia Freeland, Idelfonso Guajardo y Robert Lightizer participarán hasta el 29 de enero para definir si los estadunidenses seguirán con los avances.

Entre uno de los temas a tratar en la ronda será la demanda de Estados Unidos con respecto al aumento de la fabricación de autos, para ser aumentado por un 85% para que sea comercializado sin aranceles.

Hasta ahora, el presidente del CCE afirmó que no ve una ruptura entre México y Estados Unidos causada por el tema de comercio, ya que es considerado uno de los socios más importantes para los estadunidenses.

Trump avala aranceles y amenaza a TLC al inicio de sexta ronda de negociaciones del TLC

Comparte este artículo:

Al inicio de la sexta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte en Montreal, el Presidente estadounidense, Donald Trump, reiteró su amenaza de abandonarlo.

Si bien el Mandatario señaló un poco de optimismo sobre las conversaciones del TLC, repitió su amenaza de que Estados Unidos podría cancelar el trato por completo.

Esto, luego de que firmara la imposición de aranceles de hasta el 30 por ciento en paneles solares que afectarán tanto a Canadá como a México, aunque el mayor impacto recaerá en los fabricantes chinos, incluido JinkoSolar Holding Co.

Los aranceles en las lavadoras de hasta un 50 por ciento representarán el mayor golpe para la Samsung de Corea del Sur Electronics Co. y LG Electronics Inc. México es el único socio del TLC afectado por la medida de lavadoras.

Incluso si las acciones se dirigieron principalmente a Corea del Sur y China, no es el mensaje correcto para México y Canadá, dijo el Ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, en una entrevista televisiva de Bloomberg desde la reunión del Foro Económico Mundial en Davos.

“Tenemos que revisar por qué motivos tenemos que abordar esta imposición de aranceles”.

Un portavoz de la canciller canadiense, Chrystia Freeland, quien dirige las conversaciones del TLC para Canadá, dijo que su oficina no haría comentarios hoy.

En tanto, el Primer Ministro canadiense Justin Trudeau afirmó que está intentando convencer al Presidente estadunidense Donald Trump para que vea los beneficios del TLC.

El mensaje llega luego de que Canadá, México y otras naciones de la Cuenca del Pacífico acordaron avanzar en otro pacto comercial internacional, luego de que Trump se retirara de una versión anterior de la Asociación Transpacífico durante su primera semana en el cargo.

Confía Trump en lograr un TLCAN “muy creativo” para EU-México-Canadá.

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump confió hoy que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, México y Canadá podrían resultar en algo “muy creativo” y “bueno” para los tres países.

Trump, quien recibió en la Oficina Oval al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en coincidencia con la cuarta ronda de negociaciones del TLCAN, dijo sin embargo que también es posible que no pueda llegarse a un convenio, o que sea posible acordarlo con uno de sus socios, pero no con el otro.

“Pero creo que tenemos una oportunidad de hacer algo muy creativo que es bueno para Canadá, México y Estados Unidos“, dijo a los periodistas antes del encuentro con Trudeau, durante el cual el tema del TLCAN ocupará un lugar central.

“Creo que va a funcionar muy bien para los dos países y México“, insistió. Cuestionado si buscaría un acuerdo bilateral con México o Canadá en caso que no se logre una negociación exitosa del TLCAN, Trump respondió: “Sí, sí lo haría. Sí lo consideraría”.

Trump, quien se opuso al TLCAN durante su campaña presidencial y amenazó con abandonarlo en caso de no lograr una negociación positiva para Estados Unidos, dijo al inicio de su intercambio con los periodistas que ya era hora de revisar el acuerdo, que entró en vigor en 1994.

Estados Unidos, México y Canadá lograron ya completar los capítulos relacionados con las pequeñas y medianas empresas, así como el de competencia, durante las tres rondas previas celebradas alternadamente en las capitales de los tres países.

Estados Unidos destacó que el nuevo capítulo de competencia actualiza de manera sustancial el capítulo original del TLC y va más allá de lo que Estados Unidos había realizado en otros acuerdos comerciales.

Estados Unidos, Canadá y México han acordado obligaciones para una mayor justicia procedimental en el cumplimiento de la ley de competencia”, mencionó la representación comercial de la Casa Blanca.

El objetivo, precisó, es que las partes tengan una oportunidad razonable de defender sus intereses y asegurar ciertos derechos y transparencia bajo sus leyes internas de competencia.

A diferencia de las tres rondas previas, de cinco días de duración, los tres países decidieron extender esta cuarta ronda hasta siete días. Lighthizer, Guajardo y Freeland tienen previsto celebrar una rueda de prensa trilateral el martes 17 de octubre en un hotel en el estado de Virginia.

Dejaremos mesa si Trump cumple amenaza: Videgaray.

Comparte este artículo:

México no permanecería en la mesa de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) sí el Presidente Donald Trump cumple su amenaza de iniciar el proceso de salida de Estados Unidos como forma de presión hacia México y Canadá.

Apenas el lunes, Trump aseguró en la Casa Blanca que muy probablemente iniciaría el proceso de salida del TLC contenido en el Artículo 2205 y que impone una fecha límite de 6 meses para concretarlo como una forma de lograr que México y Canadá dejarán de hacer difícil la renegociación.

“No”, sentenció hoy el Canciller Videgaray al ser cuestionado por la prensa y luego de haber sostenido esta mañana una reunión clave sobre el futuro del TLC en la Casa Blanca.

“Creemos que no sería la ruta correcta o una ruta viable dar por terminado el Tratado justo cuando estamos en un proceso de renegociación”, sostuvo al salir del edificio del Departamento de Estado, donde se llevó a cabo una reunión con su contraparte Rex Tillerson.

“La renegociación no es un proceso sencillo, al contrario, es un proceso complejo. Son 26 mesas de negociación simultáneas. Hay temas en los cuales encontraremos rápidamente acuerdos, otros temas que requerirán más trabajo. Pero estamos profundamente comprometidos a una renegociación conforme al proceso establecido y por supuesto de manera constructiva”, sostuvo.

Esta mañana, el Canciller Videgaray y el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, iniciaron en la Casa Blanca una reunión con altos funcionarios de la Administración del Presidente Donald Trump, en la cual abordaron el TLC.

#HojaDeRuta: “Momento de que México voltee al Sur”

Comparte este artículo:

“Aquí abajo, cada uno en su escondite. Hay hombres y mujeres, que saben a qué asirse. Aprovechando el sol y también los eclipses. Apartando lo inútil y usando lo que sirve. Con su fe veterana, el Sur también existe”.

El poema de Benedetti resuena en un momento de sacudidas geopolíticas en distintas partes del globo. Para México resulta de particular relevancia en un momento donde la “integración” (habría que analizar y cuestionar el alcance del concepto) del TLCAN, la gran apuesta económica de política exterior de los últimos 25 años, navega en aguas inciertas.

Aunque hoy los reflectores están puestos en la negociación del tratado, no hay que olvidar el contexto que la provoca: la llegada de la ultra derecha a la presidencia de Estados Unidos encarnada en la figura de Donald Trump, personaje que ha ejercido la vejación pública más cruenta hacia México que se recuerde en la historia contemporánea.

Es una negociación que parte no solo de un cambio político que ha provocado un efecto dominó, también parte de la indignidad, pues la autoridad política de México, en particular el presidente EPN, ha sido de una debilidad y tibieza tal que descorazona.

Hace algunos días fui invitado por Alianza Cívica a moderar un diálogo con Sara Tamez, vieja amiga que durante los últimos años se ha dedicado a trabajar en campañas políticas de Sudamérica. En particular, venía a compartir la experiencia de la reciente victoria de Lenín Moreno en la elección presidencial de Ecuador. Dentro de sus vivencias, contaba cómo mucha gente en el cono sur le reprochaba que México no volteaba hacia la región, que vivíamos solo viendo hacia el norte. Recordé de inmediato que me tocó vivir el mismo reclamo hace ya más de una década en Chile. Lo increíble es que México sí es referencia en múltiples aspectos en el hemisferio sur, desde la cultura popular hasta ciertos aspectos de su desarrollo.

Hoy nuestro país concentra poco más del 80% de sus exportaciones a Estados Unidos, menos del 3% a Canadá y 16% al resto del mundo (Reforma, 2017). Por supuesto que el argumento geopolítico, de aprovechar la proximidad con la economía más grande del mundo es racional y una meta deseable, pero eso no debería significar dependencia absoluta ni cortedad de miras, sobre todo en un momento donde el mismo país que pregonó el liberalismo económico a pies juntillas hoy apuesta por la cerrazón y el proteccionismo.

Por ejemplo, en la industria automotriz, que es el sector que mayor participación tiene en las exportaciones mexicanas hacia EEUU, con 23%, un trabajador norteamericano gana en promedio 29.5 dólares la hora, mientras que el mexicano gana 4.51. La diferencia es brutal, e ilustra el por qué México sigue y seguirá siendo atractivo para la maquila, pero también, cómo este modelo que ha hecho crecer sustancialmente las exportaciones no se ha traducido en crecimiento suficiente ni ha podido frenar el crecimiento de la pobreza y la desigualdad.

La renegociación del TLC sin duda es estratégica para nuestro país, pero también una llamada de atención, un grito y un destello que nos obliga a mirar hacia otras latitudes y replantear nuestro rol económico en función del lugar que queramos ocupar en el mundo, las ideas que representemos, el proyecto de nación que comencemos a construir.

Quizá como nunca antes, la visión de política exterior será de primer orden en la agenda de la sucesión presidencial de 2018. Habrá entonces que recordar que el sur también existe, lo mismo que el oriente: pero aquí abajo, cerca de las raíces, es donde la memoria ningún recuerdo omite. Y hay quienes se desmueren, y hay quienes se desviven. Y así entre todos logran, lo que era un imposible: que todo el mundo sepa que el Sur también existe”.