Propone la Secretaría de Salud del Estado multas de hasta $100 mil pesos a fiestas con más de 20 personas

Comparte este artículo:

La Secretaría de Salud del Estado elaboró un decreto en el que proponen que con el fin de frenar los festejos masivos se apliquen multas de 20 mil a 100 mil pesos, en caso de reincidencia, que serán cargadas al impuesto predial.

Durante la conferencia de prensa diaria de seguimiento de la pandemia de COVID-19, el secretario de Salud, Manuel de la O, aseguró que el departamento jurídico de Salud ya elaboró el decreto con el que personal de la Subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario, con apoyo de los municipios, podrá disolver festejos de más de 20 personas.

“Acudirán donde hay eventos grandes de más de 20 personas, donde no cuidan su salud. En la primera ocasión será disuasivo para que se retiren a sus domicilios, y si posteriormente lo siguen haciendo, las multas van a ser de entre 20 mil y 100 mil pesos, que se cobrará en el impuesto predial. Es conveniente actuar más enérgico en ese tipo de casos”, indicó el funcionario estatal.

Por otro lado, señaló que el documento actualmente está en revisión por el Gobierno del Estado para ser publicado en el Periódico Oficial, sin embargo, no precisó la fecha.

Crecen casos ‘positivos’ pero Salud estatal no interviene

Comparte este artículo:

La llegada del coronavirus a Nuevo León fue inminente y cada vez son más las personas que dan positivo en el primer examen en hospital privado para detectar este padecimiento; no obstante, no forman parte de las cifras oficiales debido a que Salud estatal aún no les realiza su prueba, la cual es requerida para confirmarlo como caso.

Se vive una particular angustia de todo aquel que pese a la urgencia no han recibido respuestas, debido a esto es que han crecido los reclamos a la Secretaría de Salud estatal, a cargo de Manuel de la O. 

Entre quienes esperan atención se encuentra una mujer de 57 años de edad contactada por El Norte y se mantiene en el anonimato. Ella arribó al Estado el lunes 9 de marzo en un avión privado procedente de Vail, Colorado. 

Relató que presentó síntomas desde el miércoles y ese mismo día consultó en el Hospital Zambrano Hellion, donde se hizo la prueba de la influenza y resultó negativa. 

Debido a que siguió con los síntomas y se incrementó el dolor muscular, volvió el domingo al centro médico para realizarse de nuevo la prueba de la influenza y pedir la del covid-19.

Me hablan y me dicen que soy positiva“, por lo que le indicaron que debe esperar que funcionarios de Salud estatal la contacten para la prueba definitiva. Esto fue el lunes 16, y hasta la fecha no se ha contactado nadie de la Secretaría de Salud ni de Seguridad.

“Están con números (de casos) que son mentira”.

De acuerdo a la Secretaría de Salud, una prueba confirmatoria en el laboratorio estatal para un paciente que dio positivo en un hospital privado no debe demorar más de 48 horas.

No obstante, también señalan que debido a la alta demanda se han presentado retrasos.

Retomando el caso de la paciente, ella relata que se encuentra aislada en una habitación de su domicilio y que no ha tenido contacto con su esposo ni otras dos personas que trabajan en su casa. Así mismo señaló que que ella revisa la oxigenación y notifica su estado de salud vía telefónica a su especialista, esto mientras espera al estado. 

Yo no sé a dónde vamos a parar“, expresó, “porque (en) España… hay un sistema de salud increíble… Y si con ese sistema de salud increíble se están muriendo, ¿qué esperamos de México?” sentenció.
Por otro lado, también se reporta el caso de Cordelia Garza, quien había dado positivo después de regresar de un viaje de Londres, y la autoridad no acudió a corroborar su estatus hasta que la mujer de 31 años y con un embarazo de 11 semanas hizo público su reclamo a la Secretaría de Salud.

Con información de El Norte