#HojaDeRuta: “Combatir la desmemoria”

Comparte este artículo:

La memoria crítica es flamable: indaga, escarba, alumbra, incendia. Hace las preguntas incómodas, alborota el gallinero. Resulta, en una palabra, peligrosa para el establishment. De ahí que la historia muchas veces pretenda ser reducida a la inofensiva dureza del bronce o a la mesa de los best-sellers.

No hay cirugía reconstructiva, ni mucho menos estética, para las heridas históricas. La única forma de sanarlas en exponerlas al sol. Curarlas lenta y dolorosamente al observarlas, analizarlas, conversarlas, socializarlas. Visitarlas una y otra vez, escuchar a quienes las vivieron, explicarlas a quienes no, pero están marcados por ellas.

En Monterrey parece haber un sistemático miedo a la memoria: mejor barrer la suciedad bajo la alfombra. Para qué hacer escándalo, si ya lo pasado, pasado. El más reciente episodio de esta deliberada desmemoria intentada desde el poder corresponde al Ayuntamiento de Monterrey que dirige Adrián de la Garza.

Por alguna razón, el Ayuntamiento de Monterrey borró el mural dedicado a la memoria de Jorge Mercado Alonso y Javier Arredondo Verdugo, estudiantes del Tec de Monterrey asesinados por efectivos del Ejército Mexicano la noche del 19 de marzo de 2010. La obra no tenía alto valor pictórico, pero su valor social era tremendo, pues era el único vestigio público del crimen ocurrido a unos metros de ahí. Un crimen que hoy sigue impune.

Recuerdo que originalmente en ese lugar -los bajos de la joroba ubicada en el cruce de Garza Sada y Luis Elizondo- el mural estaba dedicado a los deportistas del Tec, destacando los Borregos Salvajes de futbol americano. Tras aquella fatídica noche, quedaron impactos de bala incrustados sobre el mural. La metáfora lastimaba: una de las instituciones más emblemáticas de la ciudad era quebrantada por la ola de violencia. Aunque la pregunta no fuera formulada, flotaba sobre el colectivo: si asesinan a estudiantes del Tec ¿quién podía estar seguro en esta ciudad? A las pocas semanas, los hoyos dejados por los proyectiles fueron resanados. Urgía rellenar los huecos hirientes, como si las tinieblas pudieran cubrirse con yeso.

El movimiento “Todos somos Jorge y Javier”, encabezado por las familias de los deudos y por personas de la comunidad del Tec ya envió una carta dirigida al Alcalde, donde le recuerdan (o quizá, le informan, uno ya no sabe) que el mural fue hecho por el movimiento en coordinación con las familias y el Instituto de la Juventud Regia durante la pasada administración. Lo definen como “un espacio público vivo que recuerda los grandes retos que la sociedad mexicana enfrenta en materia de derechos humanos, enviando al mismo tiempo un mensaje de esperanza y apoyo por la justicia”.

Quizá el alcalde de formación policiaca no conozca que las sociedades que atraviesan episodios oscuros solo pueden avanzar si hacen las paces con su pasado. Por eso se puede visitar el horrendo campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau en Polonia. Por eso el Estadio Nacional de Chile en Santiago recuerda los crímenes ahí cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet bajo el proyecto: “Estadio Nacional, Memoria Nacional”. El inmueble, donde la selección chilena juega sus partidos de local, tiene inscrito en una de sus tribunas emblemáticas: “Un pueblo sin memoria no tiene futuro”. Por eso la plaza de Tlatelolco tiene una pequeña estela que recuerda la masacre ocurrida en 1968 y sigue siendo un epicentro de la concentración sociopolítica. Por eso existen tours en los barrios de Medellín donde se cometieron las peores atrocidades durante la época más violenta de esa ciudad. Existen, alcalde, porque el intento de olvidar es estéril, como querer ignorar una infección bajo la piel.

El maestro Hobsbawm decía que la función de la historia era ser un dolor de cabeza para los mitos nacionales. Se refería a que la historia, aunque sea impuesta por vencedores y poderosos, nunca es absoluta, y que es producto de transformaciones sociales, no de los designios de nadie.

Defender la memoria pública es nuestro derecho, pero también nuestra responsabilidad. La ausencia, el fingir demencia nos ha costado muy caro. La justicia para Jorge y Javier no depende de ese muro, pero sí de lo que ese muro representa: la necesaria terquedad por exigir justicia.

Independientes en tu municipio

Comparte este artículo:

Llegó la fecha, el pasado 6 de febrero concluyó el periodo de obtención de respaldo ciudadano que tuvieron los aspirantes independientes a una candidatura en alguna de las 51 municipalidades del estado de Nuevo León para recabar la mayor cantidad de firmas posibles y asegurar estar en la boleta electoral el próximo primero de julio. Esta etapa que comenzó el pasado 29 de diciembre del año anterior finaliza tras 40 días de arduo trabajo, persuasión a la sociedad y un paralelismo con las precampañas de los demás partidos políticos, donde podemos observar que la mayoría completo su objetivo.

En esta ocasión se registraron 62 aspirantes independientes, con múltiples registros en municipios como Guadalupe, Monterrey, Cadereyta, entre otros. Seis veces más que los registrados en 2015, en aquel proceso solo 10 independientes confirmaron su registro, sobresaliendo el caso de García, único candidato independiente que logro el triunfo en su ayuntamiento, consolidándose como el primer alcalde independiente en gobernar un municipio en el estado de Nuevo León.

Pero la ola de “independentismos partidistas” no se diluyó tras tres años de un gobierno estatal independiente un tanto irregular, de estos 62 aspirantes 47 (75.8%) lograron conseguir el respaldo ciudadano requerido por el Instituto Nacional Electoral y la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León, es decir, dos de tres aspirantes alcanzaron la meta y en algunos casos la sobrepasaron con creces.

Pero no todos los municipios tendrán un candidato independiente, debido a que de los 51 ayuntamientos que posee el estado de Nuevo León, 37 municipios, el 72.6%, tendrán entre sus filas al menos un candidato apartidista, los 14 municipios restantes ni aspirantes registraron.

Aquí está la lista de municipios en donde aparecerá algún candidato independiente que consiguió el apoyo ciudadano en los municipios y aparecerá en la boleta electoral:

Abasolo, Anáhuac, Apodaca, Aramberri, Cadereyta, Cerralvo, Ciénega de Flores, China, Dr. Arroyo, Dr. González, Galeana, García, San Pedro Garza García, General Bravo, General Terán, General Zaragoza, General Zuazua, Guadalupe, Hidalgo, Hualahuises, Iturbide, Juárez, Mier y Noriega, Mina, Montemorelos, Monterrey, Pesquería, Los Ramones, Rayones, Salinas Victoria, San Nicolás de los Garza, Santa Catarina, Santiago, Dr. Coss, Vallecillo.

Para el caso de General Escobedo y Sabinas Hidalgo, ambos municipios registraron aspirantes independientes, pero no lograron abarcar el apoyo ciudadano establecido.

¿Aparece tu municipio en la lista?

Las reglas, en resumidas cuentas, fueron muy sencillas: conseguir el 2% de respaldo social de ciudadanos que figuren en la Lista Nominal y que estos se encuentren distribuidos en la mitad de las secciones locales de cada municipio al que aspiran competir.

Recordemos que estas firmas no se traducen en votos y que el apoyo ciudadano como las preferencias cambian tras cada escándalo y distintos intereses políticos, ya veremos para el primero de julio cuántos de estos candidatos habrán sobrevivido el periodo de campañas que comienza el próximo 29 de abril y finalmente cuántos de estos lograron integrar a su municipio en la lista de independientes gobernando, ya que si se repite la historia, en 2015 1 de 10 logró el triunfo (eficiencia del 10%), de ser igual tal vez en esta ocasión lleguemos a 4 o 5 ayuntamientos independientes.

La etapa de precampañas se acaba, pero esta contienda apenas comienza y Nuevo León no se queda atrás en la búsqueda de gobernar por medio de ciudadanos carentes de partidos políticos. Preparen cuanta paciencia tengan porque Nuevo León está en plena transición política alejándose del bipartidismo de siempre y no solo por el lado independiente.

Alerta Observatorio Ciudadano de Nuevo León incremento en delitos de alto impacto.

Comparte este artículo:

Monterrey (9 de agosto de 2017).- Alertan un incremento de delitos de alto impacto como, homicidio, secuestro y extorsión de acuerdo a cifras del 2017 emitidas por los integrantes del Observatorio Ciudadano de Nuevo León.

Alertaron a la ciudadanía por el incremento de casos de abuso de autoridad y violencia de genero. Luego de presentarse un análisis con alzas  en delitos específicos como en el caso del Municipio de Cadereyta.

La directoria del Consejo Cívico, Sandrine Molinard, señaló que es importante que las autoridades no bajen la guardia en los distintos temas a presentarse aunque en sectores diferentes se vea una mejora.

El representante de la Canaco, Sergio Anguiano, explicó que a nivel estatal los homicidios subieron un 31% en el primer y segundo semestre de este año.

Por ejemplo, en el municipio de Cadereyta, se tiene un registro de 250% a la alza, una diferencia notable.

Los secuestros se han duplicado durante el primer periodo de este año, con respecto al periodo del año pasado concentrándose en los municipios de Santiago y Apodaca.

“La situación contrastada de los delitos evidencia la necesidad de ser cautelosos a la hora de declarar que la situación de inseguridad ya se resolvió en Nuevo León”, comentó Anguiano.

Nuevo León en un semáforo en rojo

Comparte este artículo:

Aquellos años de angustia, temor e intranquilidad que hasta hace poco pensábamos ya estaban en el pasado, se sienten más presentes que nunca. Esto debido a un considerable repunte en la actividad delictiva en la entidad, desde delitos del fuero común, hasta los de alto impacto, como ejecuciones en las zonas que ya son lamentablemente tradicionales para estos hechos.

En cifras de la propia Procuraduría del Estado, en el Área Metropolitana de Monterrey, se reporta un aumento histórico de acuerdo al semáforo del delito que tiene prácticamente en rojo todas las mediciones posibles en esta escala. Homicidio, robo a casa, robo de auto, violación, violencia familiar y lesiones tienen al Gobierno Independiente y a los Municipales con una gran lucha por venir.

No es coincidencia que el repunte de la inseguridad sea reflejo de la poca prevención, organización y estrategia que el Gobierno del Estado ha dejado de lado, ya que de los 10 rubros a evaluar, en 6 tenemos picos históricos de criminalidad. Creo que al Gobernador Jaime Rodríguez Calderón al fin le cayó el veinte al darse cuenta que las redes sociales no pueden reemplazar a una buena estrategia y coordinación de seguridad.

Con este problema en crecimiento y el reflejo en los últimos acontecimientos, el Estado se presentó al Congreso para entregar una nueva estrategia de seguridad, días después de los rumores de la salida del Secretario de Seguridad, Cuauhtémoc Antúnez. Ya que entre que si se iba o no se iba, a Nuevo León le urgía el orden que no se ha podido imponer ni con los delincuentes en prisión, ni con los que aun están en las calles.

En dicha nueva estrategia o “reestructuración de la ley” mejor dicho,  en esta reforma a la Ley Orgánica del Estado, el sistema penitenciario pasaría a ser cargo de Manuel González, Secretario General de Gobierno, funcionando ahora como una comisaria, en teoría para dedicar esfuerzos y recursos específicamente a esos casos.




Donde además plantea una nueva estrategia en el sentido operativo por parte del Estado, claro, todo esto si los diputados aprueban esta propuesta, donde uno de los puntos que más llama la atención es la nueva figura de “guardias” o “vigilantes” quienes estarán dentro de las colonias o zonas conflictivas con un modelo parecido a la policía de proximidad, muy bueno en el papel, aunque de pasar, esperemos como resulta en la práctica. ¿Cómo?, pues no que el Gobernador había dicho en semanas recientes que no contaba con los recursos ni los elementos para ayudar a los municipios en materia de seguridad, suena contradictorio, aunque es una realidad y aunque los municipios si cuentan con partidas especificas para mejorar su seguridad

En el municipio de Monterrey, específicamente en las zonas a cargo de la Fuerza Civil, se nota una clara desorganización con delitos a la alza, por lo cual el Alcade de la Ciudad de Monterrey, ha solicitado en reiteradas ocasiones, sea el propio municipio de Monterrey quien asuma el cargo del patrullaje, operación y ejecución de la seguridad en donde la estatal aún se encuentra.

Entonces ¿en que sí y en que no debe el Gobierno del Estado intervenir en temas de seguridad pública? Porque a como se desarrolla esta historia, nadie tiene la menor idea en el palacio de cantera.

Fuera de Monterrey, la situación de seguridad publica también crece, en municipios como Apodaca, el semáforo del delito con 10 indicadores, en la tierra de la fuerza laboral del estado, se muestran en rojo y en picos históricos, lo cual le da una tarea enorme al Alcalde Oscar Cantú.

Le siguen muy de cerca Escobedo con 9 en rojo, García con 8 (el más seguro según Rodríguez Calderón), Cadereyta con 7, Santa Catarina y Guadalupe con 6 y San Pedro con sus hechos delictivos recientes con 5.




En contraste, los municipios que tienen más delitos en verde, es decir, que reportaron una disminución del 25 por ciento o más en el número de casos, son San Nicolás, Santiago, Monterrey sorpresivamente, y San Pedro también sorpresivamente.

La tarea y el reto son grandes, como así de grande es la palabra a la que a la raza le ha faltado el Bronco, es necesario arreglar los altos índices de inseguridad, y también es necesario que alguien le diga lo que tanto parloteaba en sus spots: “Acabare con la inseguridad como lo hice en García (El municipio más seguro según el)…les caeremos hechos madre”, y así también esperamos resultados de su nueva estrategia y reformas en seguridad, a nosotros también hechos madre somos presas de la inseguridad.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”