Efecto Huracán

Leyendo el periódico El Financiero, encontré una singular tira cómica que hacía alusión al Huracán Patricia de la siguiente manera: el cartonista mostraba una discusión de pareja que terminaba en un mar de lágrimas, describiendo que “terminar en depresión debería llamarse el efecto huracán”.

A pesar del registro de alrededor de diez mil damnificados, víctimas de este suceso meteorológico, “Patricia” no alcanzó a convertirse en “el huracán más poderoso registrado en la historia de México”, como se leía en algunos titulares el pasado viernes.

Aunque quizá México se “salvó” de la catástrofe pronosticada que pudo haber ocasionado un desastre natural como éste, en mi opinión, en el país sí se vive un “efecto huracán”.

Y aunque quizá México se “salvó” de la catástrofe pronosticada que pudo haber ocasionado un desastre natural como éste, en mi opinión, en el país sí se vive un “efecto huracán”.

Sin lugar a dudas, me refiero a la crisis de derechos humanos que atraviesa el país.

Casos como Ayotzinapa y Tlatlaya han puesto la lupa internacional en el acontecer mexicano y a 13 meses de la desaparición de los normalistas tenemos versiones encontradas, y un pueblo sediento por la verdad.

Casos como Ayotzinapa y Tlatlaya han puesto la lupa internacional en el acontecer mexicano y a 13 meses de la desaparición de los normalistas tenemos versiones encontradas, y un pueblo sediento por la verdad.

Aunado a esto, sabemos que no sólo son los 43 estudiantes desaparecidos los que nos faltan. De acuerdo a un reporte de la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República enviado al Senado en septiembre, el número de desaparecidos en México asciende a más de 25 mil personas.

Esta ola de casos nos tiene a los mexicanos en “depresión” y, definitivamente, en México no ha dejado de “llover”. Nos llueve violencia, nos devasta la impunidad y la inseguridad deja un sin fin de “damnificados”.

Esta ola de casos nos tiene a los mexicanos en “depresión” y, definitivamente, en México no ha dejado de “llover”. Nos llueve violencia, nos devasta la impunidad y la inseguridad deja un sin fin de “damnificados”.

Nos llueve también la crítica internacional. Como ejemplo reciente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señaló que la crisis de derechos humanos en México es grave, recalcando la existencia de una situación extrema de inseguridad y violencia en casos de desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales y tortura.

Además, el “huracán” no sólo se queda en señalamientos. Tan sólo la semana pasada el gobierno de Estados Unidos anunció un recorte de 5 millones de dólares a la Iniciativa Mérida.

Es a través de esta Iniciativa, que el país vecino destina recursos para el combate contra el narcotráfico en México. El mecanismo de cooperación se estableció en 2010 entre ambos países, sin embargo, el 15 por ciento del financiamiento está condicionado a una serie de requisitos. Uno de ellos es el respeto progresivo a los derechos humanos.

Ante esto, el gobierno mexicano ha declarado que el recorte es insignificante, y que “no impacta en las acciones de seguridad ni en la relación con Estados Unidos”.

El Senado, por su parte, reprobó públicamente el acontecimiento, mientras que Acción Nacional urgió al Presidente Enrique Peña Nieto a establecer el diálogo con el gobierno del país vecino para dar revés a la medida anunciada.

Insignificante o no, el mensaje por parte de nuestro mayor socio comercial es claro: el respeto, la promoción, la protección y la defensa de los derechos humanos es un tema clave y transversal que repercute en numerosos aspectos, incluyendo la seguridad. En cambio, de no mostrar avances y compromisos tangibles en la materia, habrá consecuencias.
Dicho de otra manera: “México, te estamos observando”.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

APPS AL RESCATE DE DESASTRES NATURALES – “HURACAN PATRICIA”, MX

ThumbsUp_Blog Grande

Publicado en: https://emprendethumbsup.wordpress.com/2015/10/27/apps-al-rescate-de-desastres-naturales-huracan-patricia-mx/

¿Qué tal? Esta columna será motivada por los eventos recientes del huracán Patricia, él más grande registrado con vientos de 300 km/h que entró por la costa del pacífico a México la semana pasada. Por un lado, teníamos a todas las agencias de protección civil, gobierno federal y militares haciendo su labor de prevención y rescate pero hubo otro lado interesante de la historia. En particular me llamó la atención todas las aplicaciones que salieron al quite cuando este problema se salió de nuestro control. Esta columna es para hablar un poco de estas apps y de lo que la tecnología puede hacer por nuestras vidas en ocasiones de desastres naturales.

1. Bla bla car con sus “aventones”

Esta conocida aplicación de viajes compartidos promovió los viajes compartidos para desalojar las 3 ciudades que se encontraban en peligro.

Esta conocida aplicación de viajes compartidos promovió los viajes compartidos para desalojar las 3 ciudades que se encontraban en peligro. Todo esto tuvo actividades horas antes del huracán y mucha gente que no tenía los medios para transportarse o quería aligerar el tráfico en la carretera hizo uso de blablacar para estar a salvo.

2. Facebook y su tradicional “Safety Check”

No es la primera vez que ocurre que la red social más famosa del mundo utiliza algunos de sus features para comunicar a personas en lugares de riesgo. Esta vez fue principalmente para Jalisco donde los usuarios podían responder si estaban a salvo y toda su red de contactos de facebook se enteraba porque salía en su muro.

3. Apps de comunicación de proximidad – Bridgefy

Esta aplicación es sumamente útil pensando en situaciones donde por las condiciones climáticas toda una población se puede quedar sin acceso a telecomunicaciones.

También salieron a la luz otras no tan conocidas como Bridgefy que es una red de comunicación sin necesidad de sms o red wifi. Esta aplicación es sumamente útil pensando en situaciones donde por las condiciones climáticas toda una población se puede quedar sin acceso a telecomunicaciones.

4. Servicios públicos de rescate – Cruz roja

Otra de las apps más sonadas es la de la Cruz Roja. Si bien es un app más “informativa” es una forma en que la agencia de rescate está más cerca de la comunidad en peligro y puede hacer recomendaciones para primeros auxilios.

Las aplicaciones y plataformas tecnológicas jugarán un rol mucho más trascendente en los próximos años. En México desde hace tiempo el gobierno federal ha lanzado convocatorias para desarrollar apps de alerta sismíca o volcánica. Hay mucho potencial en aplicación de prevención contra marchas o inseguridad. Y también hay otros recursos que le sirven a los gobiernos locales para actuar de forma más rápido. Tal es el ejemplo de Palantir (que por el momento sólo opera en Estados Unidas, y tiene como inversionistas a nada más y nada menos que el expresidente Clinton).

Palantir es la cereza del pastel cuando nos referimos a alertas por desastres naturalez, ellos comenzaron en el 2004 atendiendo a agencias de inteligencia en Estados Unidos. Luego migraron a explotar toda esa información demográfica que tenían para explotación comercial buscando resolver problemas “que ni siquiera hemos soñado”.

El objetivo de su plataforma contra crisis es agilizar la respuestas de los cuerpos de rescate a las zonas de más importancia o donde hay población más vulnerable.

Y bueno… ¿Hay espacio en México u otros países de LATAM para este tipo de desarrollos?

R: Claro que sí.

¿Qué hace falta?

R: Mentes brillantes que sepan de Big Data y tropicalicen este tipo de plataformas / gobiernos sensibles que apoyen estos desarrollos

¿Cuándo es más probable que veamos algo así?

R: Si es que no llega Palantir antes… probablemente en unos cuantos meses. O por lo menos veremos la integración de más herramientas de rescate.

Esto es todo por hoy, y si son emprendedores en potencia les invito a pensar en grande y que sus desarrollos tecnológicos puedan tener en determinado caso un uso social. No podemos predecir el futuro… pero sí podemos prepararnos lo mejor posible porque nunca sabemos cuando se trate de vida o muerte.

Si te gustó la columna comparte, y si conoces más aplicaciones de rescate, no dudes en compartirlas.

@PedroVallejo4 – Keep it weird

Patricia: La Tormenta Perfecta

“Tormenta perfecta” es un término que se utiliza coloquialmente para describir una rara combinación de circunstancias que agravan a una situación drásticamente, pero también describe fenómenos naturales reales que ocurren en tal confluencia, que resultan en un evento de magnitud inusual.

Patricia ha sido la tormenta perfecta en el sentido meteorológico. Comenzó como una serie de tormentas eléctricas poco organizadas, se intensificó gracias a la inusual potencia del fenómeno estacional de El Niño, y en menos de diez horas, se coronó como la femme fatale de todas las tormentas en su carácter de “sistema tormentoso más potente y perverso del planeta”, según autoridades del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos y del Servicio Meteorológico Nacional de México. Pero Paty también es perfecta en otro sentido: es el susto meteorológico más grande de la historia con un saldo de víctimas humanas de cero (hasta ahora).

Quizás también, Patricia haya sido el milagro por el que rezaba nuestro querido Peña Nieto, pues le otorga al impopular presidente una oportunidad de redimirse declarando que la estrategia de alerta y prevención del gobierno funcionó de tal manera que evitó la perdida de cientos de miles de vidas que se encontraban vulnerables a lo que fue el “huracán más fuerte que haya conocido el hemisferio occidental”. Menudas suertes las que le trae Patricia.

Patricia se convierte en el presagio de las catástrofes naturales por venir a consecuencia del aumento de la temperatura global.

Por otro lado y en una escala más grande, Patricia se convierte en el presagio de las catástrofes naturales por venir a consecuencia del aumento de la temperatura global, que en años recientes se ha visto exacerbado con temperaturas récord en los océanos, porcentajes de albedo[1] bajísimos también récord, temperaturas récord en diversas regiones continentales, entre muchas otras banderas rojas de temperaturas. Casi en divina casualidad, en menos de dos meses todos los países miembros de las Naciones Unidas se reúnen en París para celebrar la 21o Cumbre de Cambio Climático para firmar, tras casi cinco años de planeación, el siguiente tratado internacional vinculante[2] de mitigación de cambio climático. Este acuerdo, auspiciado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), es el más ambicioso de toda la historia de la humanidad, pues se reescribe tras las enseñanzas que trajo el primer ejercicio de mitigación de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a nivel internacional, el famoso Protocolo de Kyoto.

Este año, los países se vuelven a unir; ahora con esperanzas de que dos de los países que más contribuyen a las emisiones de GEI y los únicos no signatorios de aquél acuerdo, China y los Estados Unidos, se unan y esta vez pongan la pauta de cuán ambiciosos deben de ser los países en sus metas de reducción de GEI.

El Protocolo de Kyoto, que inició en 1997 y finalizó su segundo periodo de vigencia en 2012, fue excepcional porque estableció principios para la mitigación de GEI a nivel global y logró que casi la totalidad de las naciones se comprometieran. De ahí que nacieran los mercados de carbono, que se establecieran fondos verdes para la conservación, que se canalizaran fondos para la innovación energías renovables, entre otros muchos esfuerzos revolucionarios. Pero como todo primer intento, fue un proceso de mucho aprendizaje, de prueba y error. Este año, los países se vuelven a unir; ahora con esperanzas de que dos de los países que más contribuyen a las emisiones de GEI y los únicos no signatorios de aquél acuerdo, China y los Estados Unidos, se unan y esta vez pongan la pauta de cuán ambiciosos deben de ser los países en sus metas de reducción de GEI. A este nuevo acuerdo se le está llamando “el Tratado de París”.

Patricia tuvo que tocar el continente americano, y en especial tuvo que tocar a México que de por sí se ha mostrado muy comprometido con los objetivos de los acuerdos de mitigación desde sus comienzos hasta el fin de la etapa de vigor. Esperemos que una alerta tan fuerte, que marcó récord y dejó exclusivamente daños materiales, ponga más peso a la balanza de compromisos a los que México y sobre todo los Estados Unidos se unan. La postura que tome este país va a marcar la pauta de comportamiento de muchas regiones del planeta. Bajo esta línea, el presidente Barack Obama se ha hecho popular entre la población estadounidense y en muchas regiones del mundo comportándose como vocero e impulsor de estrategias de reducción de GEI y a las industrias de energías renovables con su Climate Action Plan. México por su parte ha sido instrumental en la creación del Fondo Verde para el Clima (GCF por sus siglas en inglés) y en la búsqueda de soluciones alternas y complementarias al próximo Tratado de París como el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para la Reducción de Emisiones provenientes de deforestación y degradación de los bosques (ONU REDD), entre otros esfuerzos.

De entre los estragos que nos trae Patricia, que sin duda no habremos de menospreciar, existe la esperanza de que un susto como éste vaya a ser benéfico a la hora de firmar con pluma los compromisos de reducción de GEI en las mesas de París.

Así que de entre los estragos que nos trae Patricia, que sin duda no habremos de menospreciar, existe la esperanza de que un susto como éste vaya a ser benéfico a la hora de firmar con pluma los compromisos de reducción de GEI en las mesas de París. Esperemos estos récords den la pauta para que por fin haya un cambio drástico en el paradigma internacional hacia la sustentabilidad. Gracias Paty, por ser la Tormenta Perfecta.

______________________________
1 El albedo es el porcentaje de radiación solar que “rebotan” las superficies de la tierra. En los últimos años, a medida que se reduce la capa de hielo polar durante los veranos (siendo el hielo la superficie de la tierra con albedo más alto) el porcentaje de luz solar reflejada ha disminuido, calentando aún más la superficie terrestre.
2 Vinculante: que otorga responsabilidades cuyo incumplimiento trae consecuencias legales a los países.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”