Comunicación Social: Ley de Publicidad

Comparte este artículo:

Esta semana se aprobó con el apoyo de las bancadas del PRI, PVEM y PANAL en la Cámara de Diputados la controversial ley de publicidad oficial también apodada por los activistas como “Ley Chayote”. En resumen, lo que busca esta nueva normatividad es poner orden a los tres niveles de gobierno, en sus 3 poderes y a los órganos autónomos en sus gastos de comunicación social para que se cometan menos abusos con gastos en ese rubro. La ley establece que toda comunicación social debe cumplir con varios criterios de eficacia, economía, veracidad, transparencia y honradez. Se obliga a las instituciones a elaborar un programa anual de comunicación social, el cual debe incluir medios de comunicación que estén incluidos en el Padrón Nacional de Medios de Comunicación que también se crea con el mismo fin de tener un mayor control.

Cientos de asociaciones civiles y organizaciones de activistas ciudadanos se expresaron en contra de la polémica ley, al argumentar que no resuelve de tajo el problema ya que no establece topes ni en cantidad, ni en porcentaje en los gastos de comunicación social que en muchos casos son exagerados y representan un “boquete” para las finanzas de la nación y de muchos estados y municipios. La ley no define tampoco criterios de que tipo de espacios se pueden o no contratar ni limita la aparición de funcionarios públicos, no mete el gasto de comunicación social dentro de los informes anuales de labores ni promueve la diversidad y el pluralismo de medios, al contrario lo centraliza en la SEGOB presentando un posible riesgo para medios que no sean afines a ciertos grupos.

Para nadie es secreto que la libertad de expresión en nuestro país ha ido evolucionando de manera acelerada, en las últimas décadas con el surgimiento de la competencia política y la maduración de la democracia en nuestro país, pero también ha traído consigo retos como el hecho que México es el primer o segundo país (sin guerra, dependiendo del año) con más periodistas asesinados en el ejercicio de su profesión. No está de más la frase que los medios de comunicación representan un cuarto poder, su influencia es tal que pueden construir o destruir reputaciones e influir elecciones a su criterio o al criterio del mejor postor. Al final aunque si bien los medios son un negocio por la publicidad, también debería existir (y muchos medios lo tienen, tampoco hay que generalizar) un sentido de responsabilidad en el ejercicio del periodismo en nuestro país.

Yo no creo que sea justo calificar a esta ley como mala o como buena, soy un convencido que debemos reconocer que representa un primer paso hacía un mayor control en el gasto gubernamental en publicidad (sin entrometerse en el ejercicio periodístico), pero aún falta mucho por hacer para evitar los abusos por parte de ciertos gobernantes que en 3 o 6 años quieren hacerse más famosos que Luis Miguel, por decirlo de manera coloquial. Vigilar el gasto de publicidad no solamente en gobiernos sino también en campañas es muy importante, cuantos candidatos no hay que se quejan de que si no pagan a tal o tal medio no salen en ningún lado, en ese caso los medios están en su derecho de cobrar por publicidad pero tampoco hacer un cobro excesivo, que inclusive por debajo del agua pudiese ser hasta mayor que el propio tope de gastos del candidato.

El bipartidismo hegemónico

Comparte este artículo:
En la historia de nuestro país hemos sido testigos de la vida política emanada de las desiciones de dos partidos que han decidido el rumbo de México en desiciones en contubernio en materia legislativa como en la representación de los gobiernos estatales y municipales, el intercambio de reformas, como de posiciones; las “alianzas” han dejado de lado la voluntad popular de elegir mediante el sufragio a sus autoridades, el reflejo de la elección de 2017 da vista a un acuerdo de no dejar crecer a ningún partido o movimiento que atente contra su representatividad, y el resultado es opuesto al mandato social; 2018 será testigo de la inminente alianza que cocina el bipartidismo moderno
En la historia de nuestro país hemos sido testigos de la vida política emanada de las desiciones de dos partidos que han decidido el rumbo del México en desiciones en contubernio el rumbo de nuestro país en materia legislativa como en la representación de los gobiernos estatales y municipales, el intercambio de reformas, como si fueran barajas de cambio, así como de posiciones estratégicas en gobiernos y plazas de interés público, además  de  las “alianzas” que han dejado de lado la voluntad popular de elegir mediante el sufragio a sus autoridades, de forma libre y bien documentada.
El reflejo de la elección de 2017, que acabamos de vivir en diferentes estados de nuestro país, da vista a un acuerdo de no dejar crecer a ningún partido o movimiento que atente contra su representatividad, que no les permita hacer sus “negocios” en lo oscurito y sin transparencia,  y el resultado es opuesto al mandato social.
El  2018 será testigo de la inminente alianza que cocina el bipartidismo moderno, de atentar contra el pensamiento que esta despertando en nuestro país, de atentar contra la razón y la innovación de un pueblo que ha despertado.
La conciencia de este México, representa la nueva revolución de ideas que en el mundo se esta adoptando; a nivel internacional la aceptación de personajes fuera de los sistemas tradicionales es alta, debido a los resultados que aportan a una sociedad de ver como el mundo se termina entre corrupción, contaminación y violencia extrema.
México ha despertado y no puede permitir que el bipartidismo termine con lo que se ha avanzado en muchos estados de nuestro país, como la elección en Nuevo León del 2015, la ciudadanía demostró a los partidos políticos que estaban cansados de sus mismos actos, este 2018 Nuevo León tendrá una elección aun más poderosa e histórica, donde tiene la oportunidad de refrendar su decisión y su próxima historia que será contada por los actuales cronistas de los municipios.
Nuevo León tiene la oportunidad de seguir siendo ejemplo nacional y consagrarse como el estado más moderno en infraestructura, comercio, empresas y política del país.

Dimes y Diretes: Teletón: ¿La dupla Gobierno-Televisa?

Comparte este artículo:

El día de hoy Televisa se pinta de los colores morado y amarillo, esto debido al inició del famoso Teletón. El Teletón que tiene el objetivo de recolectar fondos para ayudar a niñxs con diferentes discapacidades físicas y se realiza desde el año 1997.

En los recientes años ha sido cuestionado por la población en general, no por el hecho de si llega o no el dinero recolectado a los niñxs, sino por la posible colusión entre el gobierno y Televisa, con el fin de darse un baño de pureza y limpiar la imagen tan desgastada que tienen ambos.




No tenía planeado escribir sobre el Teletón para este año, pero las revelaciones que hicieron RindeCuentas.org y Mexicoleaks, son tan contundentes que demuestran la relación gobierno y Televisa en el Teletón.

Según estas dos organizaciones e información obtenida por Mexicoleaks, los empleados de Petróleos Mexicanos (PEMEX) son obligados año con año, a donar de sus bolsillos al Teletón.

PEMEX cada año envía correos a todos sus empleados, con un tabulador y haciéndoles la invitación a asistir a un concierto organizado con el objetivo de incentivar las donaciones, que son “opcionales”. Mientras tanto el tabulador establece lo que debe de donar cada empleado, según su nivel de confianza.

Las donaciones “voluntarias” van desde $300 pesos hasta $600 pesos. Aunque PEMEX presume que las donaciones son “voluntarias”, los empleados de la paraestatal saben que los subgerentes tienen la responsabilidad de estar monitoreando, quiénes si y no, han donado a Fundación Teletón.

Los empleados que donan, tienen la opción de sacar su recibo deducible de impuestos y es aquí donde viene lo interesante, para que los empleados puedan sacar ese recibo del portal de Fundación Teletón, hacen uso de un código especial y eso así que incluso uno siendo externo a la empresa, puede saber que empleados “cumplieron” o no, con su donación.

Ciertamente el Teletón ha sufrido en años recientes perdidas en la cantidad de donaciones que recibe. La crisis de credibilidad del evento ha llevado que esta semana Televisa transmita en el noticiero de la noche con Denise Maerker, la vista del Secretario de Educación, Aurelio Nuño, a uno de los centros CRIT del Teletón.

Durante su visita, la mamá de uno de los niños que va a atenderse al centro del Teletón, le reclamó al secretario que el gobierno no apoye al Teletón, algo que llama la atención por varias cosas.

La primera, es que en el 2012 y 2014, el Presidente Enrique Peña Nieto y la Primera Dama, Angélica Rivera, han hecho donativos al Teletón. También todos los años, gobiernos estatales pasan la canasta para donar a esta Fundación.

La segunda, es que parece increíble que Televisa, empresa que mantiene jugosos contratos con el Gobierno de la República, permita que una mamá se acerque a cuestionar y reclamar a un secretario federal, como fue el caso.

Claramente el Teletón busca legitimidad, y busca despegarse del cordón umbilical que tiene con los gobiernos.




Finalmente, quiero aclarar que todos somos libres de donar a las organizaciones y fundaciones que nosotros queremos. Yo solamente pongo sobre la mesa de debate que los empleados de una paraestatal tengan la obligación de donar Fundación Teletón y que al final del día sean los directivos de esta compañía y claro el Gobierno Federal, los que se lleven el baño de pureza.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Carta Abierta a Funcionarios Públicos

Comparte este artículo:

Ya me cansé, ya me harté, se que no todos son iguales, pero esta carta va para todos y cada uno de nuestros funcionarios públicos en Nuevo León y a lo largo y ancho de nuestra hermosa República Mexicana. Mi pregunta va directa ¿cuántos más pobres debe de haber en nuestro país? ¿Cuántos muertos debe de haber? ¿Cuántos desaparecidos? ¿Mutilados? ¿Secuestrados? Para que por fin se pueda hacer algo en este México.

Veo con mucha tristeza, coraje y desilusión el show que nuestros diputados se aventaron hace dos días con tal de quizás aplazar las revisiones de las cuentas públicas de tres personajes políticos de Nuevo León, de igual manera no aprobar una importante reestructuración de la deuda del estado.

Yo personalmente no se si sea teatro de los partidos políticos o no, pero si me indigna ver como gastan su tiempo haciendo panchos en lugar de trabajar verdaderamente por la ciudadanía y haciendo lo que la ciudadanía les pide y exige. Me molesta ver como hay diputados que por más que quieran dar explicaciones de que los están espiando y que la cosa no iba por ahí, gasten su tiempo en grupos o conversaciones de Whatsapp, en lugar de legislar.

Veo con mucha tristeza, coraje y desilusión el show que nuestros diputados se aventaron hace dos días con tal de quizás aplazar las revisiones de las cuentas públicas de tres personajes políticos de Nuevo León…

Me molesta también que exista una ineficacia por parte de los gobierno estatales y federales en ejecutar y cristalizar propuestas que hicieron de campaña, de tener un acercamiento hacia las zonas más vulnerables, en lugar de gastar en sus viajes lujosos o en darle dinero a sus compadres.

Es hora de que nuestro México despierte, que nosotros como ciudadanos dejemos de ver a los funcionarios públicos como Dios o como los que vendrán a solucionar todos los problemas que tenemos tanto sociales y económicos. Es hora que despertemos y veamos que la solución está en nosotros, no en los otros, pues los otros simplemente seguirán con sus juegos políticos y que ya no hay solución, ya que siguen las líneas del partido.

Eso si en tres años debemos de castigar con nuestro voto a los funcionarios que hoy en día no están haciendo la chamba, que no están representando los intereses de los ciudadanos, sino los intereses de sus partidos políticos o peor aún los propios.

Cuestiones como la de hace dos días simplemente muestran que tan corrompido y podrido esta nuestro sistema político en México.

Es hora de que nuestro México despierte, que nosotros como ciudadanos dejemos de ver a los funcionarios públicos como Dios o como los que vendrán a solucionar todos los problemas que tenemos tanto sociales y económicos. Es hora que despertemos y veamos que la solución está en nosotros, no en los otros…

Situaciones como los linchamientos de personas, demuestran que tan harta esta la ciudadanía de la inactividad y la impunidad en nuestro país.

Mexicano, la solución está en nuestras manos, no en la de los funcionarios públicos, nosotros podemos ser los propulsores de un cambio en México. En verdad el día que nos dejen de ver la cara, será el día que vena que nosotros solos hacemos los cambios y que no dependemos de una iniciativa de ley o una propuesta o incluso en ellos mismos para concretar metas.

Mientras tanto funcionarios públicos de todos los niveles, hagan su chamba, déjense de shows mediáticos y en verdad realicen actividades que hagan un cambio fundamental en nuestro estado y en el país.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”