Jueza emite orden internacional de captura de Puigdemont; él se destapa como candidato

La jueza española Carmen Lamela dictó hoy una orden internacional de búsqueda y captura contra el ex presidente catalán Carles Puigdemont y cuatro de sus ex consejeros que están con él en Bélgica, acusados de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

En dos autos emitidos, la magistrada pide en uno de ellos a las autoridades belgas la detención del dirigente independentista, así como de otros ex integrantes del gobierno catalán que no se presentaron el jueves pasado a la sede judicial a declarar.

Los delitos por los que se les acusa son rebelión, sedición, malversación de fondos públicos, prevaricación y desobediencia, relacionados con el proceso que desembocó en la declaración de independencia de Cataluña el 27 de octubre pasado.

La jueza de la Audiencia Nacional española pide que además de Puigdemont se detenga a los  de Cultura, Lluís Puig; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Meritxell Serret; de Educación, Clara Ponsatí, y de Salud, Antoni Comín.

Puigdemont y los demás ex consejeros se encuentran en Bruselas desde el pasado fin de semana, donde buscan refugio de cara a las acusaciones de la justicia española.

Además de la orden europea, la jueza Lamela emitió otra orden internacional en caso de que los cinco salgan de territorio europeo.

También fueron encarcelados Josep Trull (Territorio); Joaquim Forn (Interior); Meritxell Borrás (Gobernación); Dolors Bassa (Trabajo), Carles Mundó (Justicia) y Santi Vila (Empresa y Conocimiento), quien salió este lunes tras pagar una fianza de 50 mil euros.

Carles Puigdemont declaró este viernes 3 de noviembre desde Bruselas estar dispuesto a ser candidato a las elecciones regionales del 21 de diciembre en Cataluña, incluso si debe hacer campaña desde el extranjero, en una entrevista a la televisión belga.