Coparmex prevé 1.3 millones de desempleados en junio.

Comparte este artículo:

La falta de apoyos del Gobierno federal de acuerdo con la crisis que generó la pandemia por el Covid-19, provocará que en junio se alcance el número de 1.3 millones de personas desempleadas, por lo que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió a las autoridades federales sumarse a “salario solidario”.

Considerando que de marzo a abril cerraron 19 mil 667 empresas, aunque se abrieron en ese mismo periodo 12 mil 978.

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, dijo que “si se mantiene la tendencia que han observado las empresas y el país, si no hay un elemento nuevo, si o si llegaremos al 1.3 millones, no habrá resultados distintos haciendo las cosas iguales”.

A cada minuto se pierden 8 empleos, por lo que se lanzó un llamado al gobierno: “Ahórrate el desempleo, rompe la alcancía” porque la solución la tiene el gobierno si subsidiara una parte de los salarios de 19.9 millones de trabajadores formales, afiliados ante el Seguro Social.

Con ello, señaló, el costo máximo que tendría que incurrir el gobierno para implementar esta medida es de 1.2% del PIB, si se considera un gasto mensual de 95 mil 183 millones de pesos durante tres meses.

La propuesta es que el gobierno subsidie hasta el 50% de los salarios y la empresa el otro 50% de los 13 millones 497 mil trabajadores que ganen de 1 a 3 salarios mínimos; y dar subsidios menores a los 5 millones 340 mil empleados que ganen de 4 a 10 más salarios mínimos y que incluso los de más de 10 salarios deberán de aceptar una reducción temporal, de manera que el gobierno y la empresa otorguen cierto porcentaje.

La analista económica de Coparmex, Mylene Cano, dijo que el escenario es que se pierdan entre 1 y 1.5 millones de empleos, aunque se podría agravar más la situación. Sin embargo, aún no se sabe si en mayo será más fuerte el impacto en el empleo.

 

 

 

 

(Con información de El Universal)

Delgado paga 16 mil pesos por chequeo médico.

Comparte este artículo:

Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, aceptó haber acudió esta semana a que se le realizara un chequeo médico en una clínica privada, el hospital ABC en Santa Fe, por el cual pagó 16 mil pesos.

Delgado respondió a preguntas de prensa el día de ayer, y una de ellas fue sobre las fotografías en redes sociales, donde se le observó en dicha clínica. El propio legislador reveló el costo del estudio.

¿Por qué no fue a su seguridad social, a su clínica del ISSSTE?, También ahí hacen check-ups, cuestionó la reportera. 

¿Sí, también? Ah, no sabía – le respondió Delgado entre risas.

Como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha pugnado porque se terminen los lujos de funcionarios públicos.

Esta caso de Delgado se da en medio de los cuestionamientos sobre el Insabi, sistema que sustituye al Seguro Popular. La oposición ha señalado fallas en el sistema, recursos insuficientes y que pacientes siguen padeciendo por falta de medicamentos.

AMLO sabía de diferencias entre German Martínez y SHCP

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que conocía que el ex titular del IMSS, Germán Martínez tenía diferencias con la Secretaría de Hacienda. 

“Sabía yo que tenían diferencias con Hacienda y yo creo que se tiene que actuar con libertad, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. Me envió una carta hace unos días”, indicó en una entrevista con medios en el aeropuerto de Veracruz.

“Vamos a que el Seguro Social mejore y se acoplen, y que Haciendoa y el Seguro Social se ponga de acuerdo.”

El mandatario federal lamentó la renuncia del ex titular Martínez, pero reveló que será remplazado por otros funcionarios talentosos.

“Lamento que él haya tomado esa decisión, pero afortunadamente hay muy buenos servidores públicos en el equipo y vamos a sustituirlo, seguramente Germán regresa al senado y va a seguir manteniendo sus principios,” expuso.

(Con información de Zócalo)

Las trabajadoras del hogar y su logro histórico

Comparte este artículo:

Abril ha sido un mes de buenas noticias para uno de los grupos más vulnerables de la sociedad mexicana: las trabajadoras del hogar. Población particularmente en riesgo por la intersección de distintas formas de marginación. En primera instancia, por ser mujeres, y por su posición socioeconómica. Y en segunda, se agregan -en muchas ocasiones- otros elementos como etnicidad, analfabetismo, o grupo etario (tanto menores de edad como adultas mayores). Transversal a todo esto, su ocupación: estigmatizada, menospreciada, en la informalidad.

Estos factores, al impedir el goce de sus derechos laborales, materializan la violencia estructural vivida por las trabajadoras del hogar. Un Estado que no las contemplaba en discurso, normatividad, o programas; y una opinión pública que las relegaba a los márgenes de lo relevante. Personas sin apellido, sin historia, sin cabida en la esfera pública, y con poca participación en la privada. 

En México, 2.3 millones de personas son empleados domésticos. De estos, el 90% son mujeres, y se estima que un tercio recibe menos del salario mínimo (Conasami, 2019). Con las condiciones previas, la Ley Federal del Trabajo contemplaba que hasta el 50% del sueldo podía ser en especie, lo que justificaba un sueldo insuficiente, a cambio de alojamiento y comidas “gratis”. Además, según la Enadis (2010), solo el 4% contaba con un contrato, el 6.8% recibía aguinaldo, el 6.7% tenía Seguro Social, y el 5.3% disfrutaba de días de vacaciones establecidos. Estas circunstancias pueden llevar a un escenario de explotación laboral, en el que las jornadas laborales superan las 8 horas diarias, no se cuenta con prestaciones de la ley y no se recibe un salario suficiente. Por ende, se perpetúan los círculos de pobreza y marginación.

Ahora, el panorama parece mejorar. El Senado aprobó unánimemente una serie de modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley de Seguro Social, para que vaya acorde a los compromisos de derechos humanos nacionales e internacionales. Se estableció principalmente que se deberá de contar con un contrato -escrito y registrado ante las autoridades-, jornadas de 6 horas diarias con horas extra remuneradas, pago no menor a dos salarios mínimos, acceso al Seguro Social, alojamiento y alimentos gratuitos (si aplica) y prestaciones de ley como vacaciones y aguinaldo. Además, prohíbe la contratación de menores de 15 años y el despido por embarazo.  

Un sector que hasta hace poco había sido invisible (o invisibilizado), ha tenido una racha de buenas noticias. Desde el diálogo que surgió en la opinión pública a partir de la película Roma, hasta el fallo de la Suprema Corte, el Programa Piloto del IMSS y la votación en el Senado. Aún queda mucho por recorrer, y de esperar para que esto se traduzca en cambios reales, con una implementación efectiva. Espero que pronto haya espacios en los que participen distintas voces, y se sigan visibilizando las necesidades de grupos que han sido silenciados, ignorados y olvidados sistemáticamente. Es algo necesario, y es una manera de intentar mitigar la deuda histórica por la injusticia social.

CROC amaga con huelga en 173 tiendas de Walmart

Comparte este artículo:

En caso de no llegar a un acuerdo entre Walmart de México y sus trabajadores, la huelga emplazada para el 20 de marzo estallaría en 173 establecimientos, de los cuales 121 serían supermercados Walmart en 10 estados del país y 52 tiendas de los formatos Sam’s Club y Bodega Aurrerá.

Así lo afirmó René Sansores Barea, secretario general de la Asociación Nacional del Trabajador del Comercio y Oficinas Particulares, afiliada a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

En entrevista con Notimex, el líder sindical confió en que Walmart sea sensible y atienda las demandas de un incremento salarial de 20% y 4%sobre venta, a fin de evitar la huelga.

De acuerdo con Sansores, la empresa estadounidense no respeta la jornada máxima de ocho horas de trabajo, no paga horas extra conforme a la ley y además incurre en despidos injustificados, discriminación a embarazadas, acoso y hostigamiento tanto laboral como sexual.

Aunado a esto, acusó que los empleados, la mayoría mujeres, carecen de Seguro Social e Infonavit, gana entre 14 y 150 pesos diarios y no perciben el pago de utilidades, razones por las que más 8,500 trabajadores emplazaron a huelga al consorcio comercial.

El dirigente mencionó que tras el emplazamiento a huelga no hay marcha atrás y que incluso cuentan con el apoyo de gobernadores.

“En algunas entidades contamos con el apoyo de los gobernadores, pues al conocer los atropellos que sufren nuestros agremiados, nos dan de inmediato la razón”, dijo.

“Estamos exigiendo que respete el contrato colectivo de trabajo y llegar a un acuerdo salarial, pero sobre todo cumplan con sus obligaciones de carácter social”, puntualizó.

Aunque reconoció que las autoridades laborales han sido respetuosas de la vida sindical de la organización, Sansores acusó que la empresa no les permite organizarse como lo señalan la Ley federal del Trabajo y el convenio 89 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la libre sindicalización, recientemente ratificado por México.

En ese sentido aseveró que también los consumidores, así como gerentes y personal operativo de Walmart apoyan a los trabajadores, ya que es una lucha que “va a beneficiar a todos, incluido al consumidor”.

El dirigente sindical aseveró que la empresa obtiene enormes ganancias y por lo tanto puede ofrecer un incremento salarial justo a sus trabajadores, así como un bono, incorporarlos al IMSS e Infonavit, y a una Afore.

“Están soplando vientos de cambio y eso lo deben entender este tipo de patrones”, sostuvo. “Los trabajadores ya no están dispuestos a sufrir más abusos”.

Propone ‘El Bronco’ jornada laboral de cuatro días

Comparte este artículo:

El candidato independiente, Jaime Rodríguez CalderónEl Bronco‘, dijo que, de llegar a la Presidencia, promoverá que la jornada laboral sea de cuatro días con tres de descaso, para incentivar la productividad.

“Eso se puede lograr si dejamos de hacerle caso a las harvarianos y a aquellos que estudian economía internacional y nos dedicamos a que la economía nacional”, expuso en Mexicali tras reunirse con jóvenes de la universidad privada Cetys.

También se pronunció en contra de la privatización de instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social;”no creo en privatizar, creo en mejorar las condiciones del seguro social“, sostuvo.

En este sentido, el aspirante presidencial agregó que mantener el salario mínimo en el nivel actual o llevarlo a 100 pesos, como propuso Ricardo Anaya, encaminará al IMSS a la quiebra, por lo que este indicador debe basarse en un monto mayor.

“Si liberamos el salario y llega a 335, el Seguro Social tendrá más dinero y podrá rehabilitar su infraestructura y podrá pagarle mejor a los doctores y podremos tener mejor servicio“, señaló.

El Bronco‘ aseguró que su promesa de subir el salario mínimo no da pie a que se dispare el la inflación y dijo que era cuestión de “sentido común”.

“El Seguro Social no se puede mantener porque la aportación del trabajador es muy pequeña, porque se basa en el salario mínimo, y la del patrón es igual. Algunos de los patrones son perversos porque quieren seguir manteniendo el salario mínimo de 80 pesos. Pretendo crear mejores empleos para que la aportación al IMSS crezcan y tenga recurso para dar mejor atención”, comentó.

En la ciudad fronteriza, comparó la situación de México con Estados Unidos, donde, dijo, los salarios son superiores y eso no ha implicado un aumento en la inflación, sino en mayor calidad de vida.

Se pronunció también sobre el capacitador del Instituto Nacional Electoral asesinado en Tlapa, Guerrero, y pidió a la autoridades “ponerse las pilas” para garantizar que las elecciones dejen de estar al filo de la inseguridad

También propuso un fondo para modernizar la zona sur indígena del país y evitar la fuga de cerebros.

“Lo que pretendo es enviar de esos 12 mil millones de pesos, 6 mil para modernizar la infraestructura de la zona sur indígena, eso va a sacar a la zona fregada del sureste del país; y los otros 6 mil en el fondo que potencie el apoyo a los genios”. dijo.

El dinero, comentó, saldría de lo que destina el gobierno al asistencialismo y acusó que aquellas personas a que vive esperando que les den cosas no tiene ambición.