Pensamiento Condicional Amurallado: El motivo de muchos fracasos

El pensamiento condicional amurallado, es el que siempre nos priva de tener éxito en cualquier ámbito de nuestras vidas, por más pequeñas que parezcan estas acciones, es decir, tener un pensamiento cuadrado, un pensamiento que no va más allá de las murallas mentales que nos imponemos nosotros mismos, ejemplos son:

Ir a la mejor universidad en tu área de interés predilecta.
Tomar ese curso de fotografía.
Estudiar pintura.
Salir con aquella chica guapísima.
Tener novia.
Emprender.
Etcétera.

Es como diría la sociedad vulgarmente, “ponemos barras” para después perdernos en la senda del fracaso. Mismo que estamos programados para jamás congeniar con él y pareciera que nos aferramos con uñas y dientes a este enemigo que destruye nuestras vidas desde lo más profundo de nuestro ser.

Pensamiento Condicional Amurallado es: aludir una responsabilidad o, mejor dicho, NUESTRA responsabilidad de pensar y resolver el afamado ¿cómo si puede suceder? Es también, dejarnos vencer ante nuestra primera oposición de la mente, esa reacción inmediata, que nos brinda seguridad y confort al no querer salir de nuestro lecho de comodidad.

El PCA, nos hace personas de un desempeño deplorable, como si estuviéramos destinados a siempre navegar en el lago de las mínimas posibilidades y no poder surcar en el picado y aventurado mar de la magia del éxito, peor aún, dejando pasar la vida ante nuestros propios ojos, sin riesgo, sin diversión.

Tener PCA y estar rodeados con personas que padecen de él, nos hace personas indeseables para los que ahora están en la cúspide, aquellos que han logrado vencer este pensamiento siempre quieren rodearse de gente exitosa, o por lo menos, personas que crean que alcanzar el éxito es altamente posible, recuerda que para estar en las grandes ligas, con grandes actores, es imperativo agregar valor a estos.

Dejar de lado este pensamiento es difícil, cuesta mucho, incluso disgustos con las personas más queridas, porque ellas siempre “van a querer lo mejor para ti”.

¿Cuándo?
A todas horas, te lo dicen Tus papás. Tus hermanos. Tus amigos. Sí, el primer círculo de confianza que nos rodea, es el primero en impregnarnos con PCA.

¿Cómo?

No te metas a estudiar cine “te vas a morir de hambre”.

No te vayas al extranjero “Hay muchos extraños, no conoces la cultura, el lenguaje y no sabes que pueda pasar”.

No aceptes ese trabajo fuera de tal o cual ciudad “Aquí es donde están las oportunidades”.

No emprendas, es mejor un trabajo que te brinde seguridad.

Y esta lista podría continuar, muchos párrafos para abajo.

No estoy diciendo que no tomes estos consejos. Tómalos, atesóralos, porque es una muestra de cariño por parte de tu primer círculo de confianza, pero filtralos, decide que quieres y que es en realidad lo mejor para ti.

Todos debemos dejar una huella marcada en las personas, debemos tocar sus corazones y no morir solos en el olvido, hay demasiadas personas que mueren a los 25 y las entierran hasta los 80, date cuenta, tú conoces a muchos. Es nuestro deber trascender, es a lo que vinimos al mundo, cruzar fronteras, incomodarnos, pasar penurias, resolver problemas, ser estrategas, aunque nadie entienda tu razón de ser y muchas veces te vean como su inferior, no debemos preocuparnos, es normal, no todos tenemos los mismos objetivos, lo que se avecina después es lo importante, es decir, llega lo tan anhelando: rompemos la liga, sacamos la bola del cuadro, hacemos la grande o como le quieras llamar al éxito.

Traspasemos fronteras, estamos diseñados para eso, preparémonos, no importa ¿dónde? ni ¿cuándo?, rompamos paradigmas, salgamos de nuestra burbuja, allá afuera es donde realmente funcionamos mejor, y logramos nuestras metas, objetivos y sueños.

Como un cohete espacial, que en tierra lo preparan años, después necesita salir de la atmósfera, romper varias capas, para al final llegar a su objetivo real, para lo que fue creado, estar en el espacio, con una dirección y un propósito, pasa igual con nosotros necesitamos sentar bases, formarnos, romper paradigmas y finalmente cumplir nuestro propósito de vida.

Te lo digo. Te lo firmo. Allá afuera comienza la magia, allá afuera es donde creces como persona y forjas un carácter que te hará un ser de éxito al término de unos años.

No vivas la vida que los demás quieren que vivas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”