Internet, baja los trinches y las antorchas

No cabe duda que las redes sociales son una excelente herramienta para compartir información, y debatir y criticar temas que muchas veces no se hablan en medios de comunicación tradicionales; pero tampoco podemos negar sus desventajas. Ya se ha hablado mucho sobre lo reprobables que son los comentarios intencionalmente destructivos que vienen desde la protección del anonimato, pero me refiero al acoso proveniente de un hambre justiciera desinformada.

Esta gente tiene buenas intenciones, y en sus linchamientos virtuales se refleja la impotencia que inspira la mediocridad del sistema de justicia mexicano. Cuando prevalece la impunidad ante evidencias claras, la respuesta del público es justificable ¿Qué es el ostracismo al lado del castigo que realmente se merecen? El problema es cuando se lincha gente antes de tener evidencias, y que al final resulta ser inocente.

Esto se presentó muy claramente en el caso de Andrea Noel. Las redes sociales alzaron sus trinches y antorchas contra el conductor Andoni Echave. Las autoridades construyeron el caso alrededor de esta sospecha, y fue el mismo Echave quien tuvo que evidenciar su inocencia ante la falta de recursos de la Procuraduría. [1] Hay que admitir que hay un razonamiento lógico detrás de la sospecha, Echave conducía un programa de televisión donde había comportamientos similares (que se reveló eran planeados previamente).

Cuando prevalece la impunidad ante evidencias claras, la respuesta del público es justificable ¿Qué es el ostracismo al lado del castigo que realmente se merecen? El problema es cuando se lincha gente antes de tener evidencias, y que al final resulta ser inocente.

En otros casos las bases de los atacantes son más inestables, como sucedió con el pederasta de Tabasco. Hace poco más de un mes se viralizó un video de un hombre sin identificar tocando a una menor en un restaurante, y esto comenzó una cacería. Anonymous México respondió a la falta de respuesta de las autoridades revelando la información del presunto culpable: Mandy A. García Maza. Difundieron sus fotografías e información personal [2] y la horda enardecida que es el Internet se fue contra él. ¿El detalle? Resulta que no era… Días después se dio a conocer que el hombre del video era Juan Vicente Hernández León, el padre de la niña. [3]

Anonymous ha orquestado este tipo de acciones con anterioridad, y con resultados que -debo confesar- he festejado. Por ejemplo, en el caso de los Porkys de Costa de Oro, publicaron la información personal de los culpables y de sus familiares (hay que preguntarnos hasta dónde se deben meter con los familiares), pero la gran diferencia es que Daphne Fernández y su padre ya habían señalado sus identidades y aportado evidencias públicamente.

Anonymous ha orquestado este tipo de acciones con anterioridad… en el caso de los Porkys de Costa de Oro, publicaron la información personal de los culpables y de sus familiares … pero la gran diferencia es que Daphne Fernández y su padre ya habían señalado sus identidades y aportado evidencias públicamente.

Estos ataques se han dado también sin la intervención de Anonymous. Un ejemplo local es el de la peluquería de Frank Hörrmann. Empezó con un video en el que el dueño insulta a sus trabajadores en una rabieta. [4] Meses después, otra denuncia exhibió el uso indebido de su esposa del estacionamiento para discapacitados. [5] El castigo por parte de la sociedad está en los reviews de su página oficial: de 448 calificaciones, 435 son de una estrella. La baja calificación viene acompañada de comentarios que reprueban su comportamiento. [6]

Qué bueno que haya una reacción ante estas situaciones. Si a la gente no le nace comportarse correcta y legalmente, por lo menos pueden ser intimidadas para que lo piensen dos veces y se eviten la exhibición pública, el hashtag y el título nobiliario del que disfrutan tan distinguidos personajes como #Lady100Pesos, #LordFerrari, #LadyPROFECO, y otros.

La conclusión no es que guardemos nuestros trinches y antorchas para siempre, simplemente que debemos detenernos a analizar la información disponible antes de levantarlos y lanzarnos contra el objetivo. Si muchos han tomado el rol de justicieros, es precisamente por el hartazgo que despiertan las autoridades oficiales. Si empezamos a señalar a los sospechosos sin pruebas, ¿entonces qué es lo que nos diferencia de ellos? Evitemos cometer sus mismos errores.

[1] Radio Fórmula, “Agresor de Andrea nos agravió a los dos; hay que dar con él: Andoni. Con Ciro Gómez Leyva,” 05 de mayo, 2016, http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=591259&idFC=2016.

[2] Fabiola Xicoténcatl, “Anonymous revela que pederasta de Tabasco es el abuelo de la niña,” Excélsior, 07 de abril, 2016, http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/04/07/1085238.

[3] Redacción, “VIDEO: Así fue detenido el presunto pederasta de Tabasco,” Excélsior, 12 de abril, 2016, http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/04/12/1086024.

[4] Periódico ABC de Monterrey, “Periódico ABC/Changos africanos: locatario de Tanarah a trabajadores,” YouTube, 21 de mayo, 2015, https://www.youtube.com/watch?v=F11iO0tvf3A.

[5] Imelda Gzz, https://www.facebook.com/imegzz/posts/10156497624915099.

[6] Frank Hörrmann – The must for hair, https://www.facebook.com/frankhorrmann.mty/reviews/.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Guardaespaldas: Un problema en México

En las semanas recientes el tema de los guardaespaldas, o mejor conocidos como “guaruras”, se ha vuelto muy popular en las redes sociales y en los noticieros a nivel nacional. #LordMeLaPelas y #LordFerrari se han vuelto conocidos por el hecho de utilizar a sus guardaespaldas para ir y golpear o intimidar a alguien que los este molestando. Pero el tema va más allá, en México tenemos una crisis de falta de control a la seguridad privada, una industria que ha crecido un 17,000% en la última década.

David Nieto, un guardaespaldas en la Ciudad de México, en entrevista con Vice News comentó que en el pasado había tenido jefes que le pedían que se deshiciera de alguien que les era incómodo, situación a la cual siempre se negó a hacer, pero no siempre es el caso. El año pasado seis personas fueron secuestradas, torturadas, asesinadas, sus cuerpos fueron mutilados y quemados por los escoltas de un importante empresario de Puebla, el motivo de esta persona para ordenar a sus cuerpos de seguridad a realizar tal atrocidad fue una venganza por un robo. Dos de las personas que los guardaespaldas asesinaron eran inocentes.

Si volteamos a la capital del país tenemos el caso del City Manager de la Delegación Miguel Hidalgo, Arne Aus den Ruthen, quien fue brutalmente golpeado por los guardaespaldas de Raúl Libién, director general ejecutivo de Grupo Miled. Arne fue golpeado por los guaruras de Libién sólo por el hecho que él estaba transmitiendo vía Periscope como las camionetas de estos cuerpos de seguridad privada se estacionaban sobre la banqueta y tapaban un rampa para discapacitados. Un nuevo caso se presentó la semana pasada cuando los guaruras de Alberto Sénties Palacio golpearon a un automovilista, se presume que por órdenes del empresario.

…tenemos que tomar en cuenta que existen compañías que no están registradas. Según la Confederación Nacional de Empresarios de Seguridad Privada, existen aproximadamente 8 mil o 9 mil empresas de seguridad privada irregulares, en otras palabras, hay más empresas irregulares que regulares lo que complica más las cosas.

La industria de la seguridad privada ha crecido en exceso en la última década; Según una investigación por parte del sitio Animal Político, en el 2005 existían 173 compañías de seguridad privada, en el año pasado este número incremento a 1,103 compañías. De igual manera la cantidad de guardias creció, ya que en el 2005 había 419 guardias contratados y en el 2015 llegaban a 73,411 guardias.

El problema no es el crecimiento de la industria, sino la falta regulación de la misma, pues a nivel nacional no existen leyes homologadas y no se exigen pruebas de control de confianza, algún tipo de capacitación y en algunos casos ni pruebas antidopaje y psicométricas. Como dice el analista político y columnista semanal de El Universal, Alfonso Zárate, en México existe una especie de ejercito, irregular, informal, disperso y fragmentado.

Adicionalmente a los números que mencione más arriba, tenemos que tomar en cuenta que existen compañías que no están registradas. Según la Confederación Nacional de Empresarios de Seguridad Privada, existen aproximadamente 8 mil o 9 mil empresas de seguridad privada irregulares, en otras palabras, hay más empresas irregulares que regulares lo que complica aun más las cosas.

Nuevo León no está exento de problemas con las compañías de seguridad privada, pues en el 2014 guardias de la empresa Consorcio de Seguridad Privada y Traslado de Valores del Norte (CSPT) sometieron en vía pública a Jonathan Israel de la Rosa Castillo, vecino de la colonia Alfareros, en Monterrey. Ante tal hecho, tanto la Asociación Mexicana de Profesionales en Prevención de Pérdidas (AMPPPAC) y la organización civil CADHAC reprobaron el proceder de los guardias que fueron más allá de sus poderes al esposar y someter a una persona en la vía pública, acto que es exclusivo de las fuerzas públicas.

El problema no es el crecimiento de la industria, sino la falta regulación de la misma, pues a nivel nacional no existen leyes homologadas y no se exigen pruebas de control de confianza, algún tipo de capacitación y en algunos casos ni pruebas antidopaje y psicométricas.

En cuestión de regulación, actualmente existe una Ley Nacional de Seguridad Privada que esta estancada en el Senado de la República, esta ley contempla más control sobre las compañías de seguridad privada, como lo es pruebas de control de confianza, capacitación y pruebas antidopaje.

En su caso, Nuevo León existe desde el 2010 una Ley para Seguridad Privada, pero podemos considerar que ésta es una ley “light”, puesto que no considera controles de confianza, ni capacitación, solamente es una un reglamento dedicado 100% a la certificación y regulación por encimita de las compañías de seguridad privada.

Es momento de que pongamos lupa en este tema para no sufrir de situaciones como las que se han estado viviendo en la Ciudad de México o peor aún en la ciudad de Puebla. Monterrey y su Área Metropolitana es una de las regiones con mayor crecimiento en el país y consigo vienen problemas de cualquier metrópoli grande, como es delincuencia, por lo tanto, no dudemos que el número de agentes de seguridad privada vaya en aumento también en nuestro estado y se deben desde ya tomar medidas que aseguren la integridad de las personas y el respeto a la ley.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”