Alerta OMS por crecimiento exponencial de COVID-19 en Europa

Comparte este artículo:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este jueves del “crecimiento exponencial” de la pandemia del Covid-19 en Europa y manifestó que esta situación causa “preocupación”, aunque el virus está provocando menos muertes que en la primera ola.

El director para Europa de la OMS, Hans Kluge, manifestó que el incremento de casos registrados en varios países del continente no significa, sin embargo, que se haya entrado en una “fase oscura” en la evolución de la pandemia y que hay tiempo para actuar.

“El virus no ha cambiado, no es ni más ni menos peligroso”, agregó Kluge en una conferencia de prensa virtual.

Cuestionado sobre si un nuevo confinamiento o cierres parciales de actividades serían instrumentos recomendables para combatir la nueva ola de Covid-19 en Europa, Kluge opinó que la situación ahora es diferente a la vivida durante la primavera.

“Hoy sería diferente, sería un aumento escalonado de medidas puntuales y temporales y tratando de minimizar los daños colaterales para la economía y la sociedad”, agregó el responsable de la OMS.

Precisó que esas medidas deberán además tener en cuenta sus consecuencias para evitar que se reproduzcan problemas de salud mental o de violencia doméstica y abogó por intentar mantener abiertas las escuelas.

“Es el momento de incrementar las medidas”, insistió Kluge.

Indicó que las que se pongan en práctica tendrán que tener en cuenta tanto la situación “nacional” como la “subnacional”.

Se refirió además a la efectividad que demostró contra la expansión de la pandemia la generalización del uso de las mascarillas y el control de las reuniones sociales.

Kluge insistió en que es “clave” que se apliquen medidas restrictivas y que los objetivos que se tienen que marcar las autoridades responsables deben ser “precisos y limitados en el tiempo”.

“El mensaje a los gobiernos es que hay que tomar medidas concretas para evitar tener que volver a recorrer el doloroso camino de primavera”, agregó Kluge.

Recordó que las medidas restrictivas se están aplicando en todo el continente y que eso es “bueno” porque es “absolutamente necesario”.

“Son respuestas apropiadas y necesarias por lo que nos dicen los datos, que la transmisión y las fuentes de contagio están en los hogares y en sitios públicos cerrados”.

Destacó que los casos se están detectando “en comunidades que cumplen poco las medidas de autoprotección. Así que lo que necesitamos es no ceder en lo que afecta a los llamamientos a favor de una mejor autoprotección y de restricción en relación con grandes aglomeraciones”.

Según los datos comunicados hoy por la OMS, la región europea registró en los últimos días la mayor incidencia semanal de casos de Covid-19 desde el comienzo de la pandemia, con casi 700 mil.

Kluge destacó que el total de casos pasó de 6 a 7 millones “en solo diez días” y que durante el pasado fin de semana se alcanzaron nuevos récord, superando los 120 mil casos en un solo día, tanto el 9 como el 10 de octubre.

El responsable de la OMS citó “razones técnicas” para observar una mayor incidencia diaria, entre las que mencionó el hecho de que se practican más test y que estos dan como resultado un mayor número de casos entre las personas de menos edad.

(Fuente: EFE)

OMS advierte que pandemia de COVID-19 será más fuerte en octubre y noviembre en Europa

Comparte este artículo:

El director para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, advirtió que la pandemia de COVID-19 será más dura durante los meses de octubre y noviembre en Europa, debido a que habrá un aumento en la mortalidad.

Kluge indicó que esta alza en las muertes ocurrirá debido a los rebrotes de la enfermedad en Europa.

Por otro lado, agregó que si bien se piensa que la vacuna será el fin de la pandemia, esto no es así debido a que no se sabe todavía si esta será eficaz para todos los sectores poblacionales.

Cabe recordar, que la organización advirtió que en Europa se están sumando 26 mil nuevos casos cada día, y añadió que los jóvenes suelen ser muchas veces el origen de las infecciones.

Rusia inicia nueva etapa de prueba de su vacuna contra el COVID-19

Comparte este artículo:

Rusia inició este 25 de agosto una nueva fase de pruebas clínicas masivas de la vacuna experimental Sputnik V contra el COVID-19.

Estas pruebas se harán en 40 mil personas en Moscú, y ya se están haciendo en otros cinco países diferentes, informó el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

Autoridades y científicos rusos declararon el 11 de agosto que esta vacuna es segura, eficaz y produce inmunidad, a pesar de que las pruebas no se han hecho a un grupo grande de personas y no han mostrado resultados de su efectividad. El gobierno ha dicho que ellos no contemplan la fase 3 porque no existe en la ley rusa.

El director del RDIF, Kirill Dmitriev, señaló que la próxima semana comenzará de manera voluntaria la prueba de vacunación de grupos de riesgo, lo que incluye a personal sanitario.

Dmitriev indicó que están planeando el comienzo de vacunaciones masivas en Rusia en octubre.

La oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el 20 de agosto que ya inició conversaciones con Rusia para obtener más información sobre la vacuna Sputnik V.

Una alta funcionaria de la OMS en Europa, Catherine Smallwood, dijo que funcionarios de dicha organización han estado compartiendo “los diversos pasos e información que serán necesarios para realizar evaluaciones”.

Por su parte, el director de la OMS en Europa, Hans Kluge, dijo que la asociación da la bienvenida a todos los avances en el desarrollo de una vacuna, pero todas deben pasar los mismos ensayos clínicos.

Kluge recordó que Rusia tiene un largo historial en el desarrollo y administración de vacunas, incluyendo la de la fiebre amarilla y la polio.

“Esta preocupación que tenemos por la seguridad y eficacia no es específica para la vacuna de Rusia, es para todas las vacunas en desarrollo”, indicó el funcionario de la OMS.

Cabe recordar que el canciller Marcelo Ebrard, dijo que México participará con al menos 2 mil personas voluntarias en la fase final de los ensayos de la vacuna rusa.