La lección de Chumel

Comparte este artículo:

A raíz de que Conapred invitó a Chumel Torres para participar en un foro sobre discriminación, las opiniones en redes sociales han girado en torno a varias preguntas: ¿Fue un error haber invitado a Chumel Torres a un foro validado por un organismo del Estado?¿Cuáles son los límites de la libertad de expresión en México ? ¿Debemos discutir con quienes discriminan o no dar foro para que se reproduzca el discurso de odio que predican? ¿Funciona Conapred o no? ¿Por qué? ¿Qué está sucediendo con la Cuarta Transformación y las instituciones en nuestro país? 

Conapred ha funcionado en ciertas labores de investigación, en recopilaciones de diagnósticos, en sanciones y defensa de ciertos casos. Sus agendas han servido para visibilizar a la población afromexicana, la agenda LGBT -recordemos cuando se dio Seguro Social a parejas homosexuales a pesar de las resistencias durante el gobierno de Calderón- o el acompañamiento a demandas como el que las trabajadoras del hogar puedan acceder al Seguro Social: hoy el gobierno de la transformación ha echado a andar, por mandato de la Corte, el programa piloto para impulsar sus afiliaciones al IMSS.

Sin embargo, ha habido cuestionamientos sobre el éxito y el alcance de las campañas de reeducación y sensibilización en manos de Conapred, así como de su estrategia comunicativa para multiplicar los públicos y los perfiles a los que interpela con su agenda y su poca efectividad de darse a conocer con el fin de que más grupos vulnerados puedan ser acompañados por la institución estatal a lo largo de sus luchas democráticas.

Más allá de esto, lo sucedió a raíz del foro puso sobre la mesa un debate que se ha venido perfilando desde el inicio del sexenio: la idea de democracia con la que hemos sido criados durante años en México. Desde finales del siglo pasado a los mexicanos nos fue impuesto un mito que hemos mamado sin rechistar: el mito de que con el simple hecho de tener instituciones ipso facto nuestro país se convertiría en una nación democrática. Se beatificó tanto la figura de los organismos autónomos y descentralizados, que el revisarlos o cuestionarlos en la eficacia de sus objetivos hoy es visto por muchos como una afrenta a la democracia; esto imposibilita repensar cómo mejorarlas o qué alternativas no institucionales existen para impulsar agendas.

Bajo una pantalla de supuesta neutralidad, en varias ocasiones estas instituciones han sido utilizadas para defender ciertos intereses políticos del partido en el poder en turno: en su momento, figuras emblemáticas de CONAPRED cerraron filas para validar el fraude electoral de 2006 y pedir que no se realizara el conteo de voto por voto democrático que habría podido resolver la incertidumbre alrededor de la elección AMLO- Calderón; en el sexenio de EPN la cabeza de CONAPRED aseguró que no descartaba el uso de la fuerza pública para reprimir la protestas de la CNTE, esto durante el conflicto desatado por la (mal)llamada reforma educativa que no tomó en cuenta al profesorado.  

Quizá lo que más preocupa al obradorismo en este momento es que haya habido una multiplicación de órganos e instituciones que durante varios sexenios sirvieron como cuotas políticas para académicos e investigadores orgánicos y hoy se defienda a capa y espada en ciertos sectores para mantener esas estructuras de privilegio a partir del amiguismo.  

Quizá lo que resulta más triste de todo el mito sobre esta democracia simulada es que ha permeado a tal punto que hemos visto estos últimos días cómo compañeras feministas históricas y compañeros luchadores desde la sociedad civil -hablo particularmente de Martha Lamas, Mauricio Merino y Jaqueline L’Hoist-, toman posturas tibias en televisión con relación al papel violento que ha jugado la comedia de personajes como Chumel Torres en la perpetuación de la discriminación en México; esto con tal de cerrar filas con CONAPRED y minimizar el error del equipo encabezado por Mónica Macisse al realizar el foro. Decidieron así cerrar filas con un organismo antes que cerrar filas en contra del racismo y clasismo que tanto ha dañado nuestro país. Esta era su oportunidad para demostrar dónde estaban sus prioridades.

Hay que reconocer que Conapred ha tenido éxitos y carencias. Valdría la pena por lo tanto replantear hacia delante el mito de la democracia estática con el que hemos crecido y con la que hoy nos encontramos encerrados al final de un laberinto. Comencemos a apostar por una nueva definición donde las instituciones y organizaciones estén constantemente bajo el ojo crítico de todas las personas, sin importar su nivel de estudios o su nivel politización – lo cual es particularmente importante para instituciones que trabajan con población vulnerada y que por sus condiciones socioeconómicas posiblemente contará un un nivel bajo de estudios formales-. Sobre todo, no cerremos las puertas a formas distintas de impulsar nuestras causas y convicciones más allá de las instituciones: la lucha social ha logrado impulsar múltiples esfuerzos y poner en el debate temas fundamentales contra el racismo y el clasismo. Solo así se podrá transformar el país. 

#ElNidoDelGavilán: “Batallas innecesarias”

Comparte este artículo:

En los recientes días, el Presidente ha estado en el ojo del huracán (nada nuevo) por empezar una serie de discusiones vacías y sin sustancia que le han generado más críticas, incluso de sectores de votantes suyos. Me refiero a la cancelación del foro de CONAPRED donde se invitó a Chumel Torres y a la posterior insinuación de la desaparición de CONAPRED.

La primera discusión la empezó, su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller quien en una crítica a Chumel por lo que ha dicho este sobre su hijo, ironizó sobre la participación del influencer en el susodicho foro.

Esto levantó la polémica en Twitter y medios, haciendo que CONAPRED se echara para atrás y no realizara dicho foro. Sin embargo, dicho foro se realizó días después bajo otras condiciones, pero con los mismos invitados. 

La polémica no terminó ahí y el Presidente con su ya característica de responder preguntas de más, equiparó la invitación a Chumel como si se invitase a un torturador a una charla sobre tortura… Eso, aparte de innecesario, le dio una importancia nacional a un tema que no lo ameritaba.

Chumel, puede ser gracioso o no, clasista, racista y un sinfín de adjetivos que cada quien podrá juzgar, pero el Presidente no tenía que dedicarle espacio en su Conferencia. Por el simple motivo de que la oposición de plástico que se tiene empieza a tomar como banderas estas polémicas bobas para demeritar el trabajo del Presidente, intentar dividir a los votantes de AMLO y ridiculizar su gestión.

No bastó el sainete, para entrar a otro, en conferencia mañanera el Presidente insinuó con la desaparición de CONAPRED, que luego matizó, diciendo que “siempre no”. La existencia de organismos autónomos está discutida desde hace muchos años, pero en general (y entre otras funciones), llevan a cabo funciones esenciales del Estado moderno y tienen autonomía de gestión. En el caso de los organismos autónomos presentes en la Constitución (como el INEGI o Banco de México), pues tienen incluso más funciones, incluso como equilibrio de poderes. En este caso, CONAPRED está sectorizado dentro de la Secretaría de Gobernación.

El Presidente acusó de que “se hicieron muchos organismos para simular” generando una polémica mayor. Sin embargo, al ratificar la existencia de CONAPRED afirmó que él quisiera que una mujer indígena llevara las riendas de este Consejo.

Lo cierto, es que al día de hoy, la titular Mónica Maccise, presentó su renuncia, y el Presidente, sumó otra batalla innecesaria y sin sentido que no suma sino resta.

Estas batallas alejan a la 4T de su convicción de cambio, de impulsar un México menos desigual y con más derechos sociales, que ha sido la plataforma oficial. Distraen la atención pública hacia detalles fútiles y abonan a la erosión de la imagen presidencial (que se mantiene alta aún).

Ni AMLO ni la 4T necesitan estos enemigos, porque no lo son ni siquiera son pares en fuerza. El Presidente tiene que “serenarse” como dice él y no contestar a todo, evitar enfrascarse en politiquería y abocarse al abatimiento de la pandemia -que aún vivimos-. Si bien, la oposición es débil para sacar rédito político de esto, si desgasta al Gobierno de cara a cumplir sus misiones y objetivos trazados.

Lo dicho, dicho está.

De la Fórmula Uno y el apoyo federal

Comparte este artículo:

Las redes sociales son un cúmulo de desinformación. Sin embargo, me cuesta trabajo, habiendo cursado la carrera de periodismo, pensar que es culpa de Mark Zuckerberg o del tío raro de tu familia que comparte memes asumiendo automáticamente su veracidad. El ser humano tiende al sesgo confirmatorio: buscar información que ratifique su modo de ver el mundo. Por poner un ejemplo inerme: si eres de la CDMX y creciste con la idea de que las quesadillas no deben de llevar queso, vas a creer, compartir y repetir la falsa información que la palabra quesadilla tiene su origen del náhuatl “quetzaditzin”. 

La victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del 2018 ha traído consigo una serie de fenómenos interesantes. Uno de los que he percibido es el súbito interés por la vida pública de México. Por parte de la gente se pasó de un «pinches políticos siempre son lo mismo» y «el cambio está en uno, no importa quién gobierne», a un fatalismo apocalíptico o un optimismo desaforado. Y por parte de los medios masivos nos encontramos que, al perder gran parte de su ingreso por la disminución de los recursos públicos (aparte de rellenar sus webs de publicidad, te estoy viendo MILENIO), han apostado a un bombardeo incesante de cada detalle de lo que ocurra en la vida pública, sobre todo enfocado en los diferentes niveles de Morena. Donde antes se pregonaba una integridad periodística, ahora son pocos los medios que se toman el tiempo de investigar la veracidad de la noticia, o peor aún, si aquello vale la pena ser noticia. 

No quiero, ni pretendo ser la brújula que decida lo qué es válido publicar o no; además, entiendo y aliento los intereses que puedan mover la balanza de los medios. He seguido las noticias, a mi pesar, diariamente desde hace más de 15 años. Uno de mis primeros y más permanentes recuerdos es ver a mi padre leyendo El Dictamen y el Notiver, y de presenciar eternas y soporíferas discusiones políticas que tenía con mi abuelo. No me considero aún un experto en el análisis político, pero asumo que tengo cierta sapiencia para poder distinguir, analizar y profundizar la información, pese a mis propias inclinaciones y sesgos filosóficos. 

Para mucha gente este consumo de medios es nuevo y como todo lo que parece sencillo, no lo es. Esto ha pululado las redes sociales de desinformación, que comienza desde compartir noticias evidentemente falsas, asumir conclusiones de editorialistas sesgados, hasta creer que el número de retweets o de veces compartidas en Facebook, de alguna manera hace que un análisis mediocre, o falso, pase por verídico. Hay personajes, como Chumel Torres que, al tener un número significativo de seguidores, genera información que a su vez es compartida, repetida y asumida como verdad o trascendente por millones de mexicanos. Esto obvio, sin dejar en claro que su opinión es sólo eso, y que todo viene desde sus propios sesgos e intereses económicos. 

Uno de los recientes casos, y el que me llevó a comenzar a desmenuzar este tipo de desinformación es el de la cancelación de la Fórmula Uno en la Ciudad de México, ya que a través de Facebook y twitter se ha visto repetido en diferentes formas, muchos argumentos criticando la anulación de este evento, que a primera instancia podrían parecer válidos, pero que no toleran el escrutinio.

Cancelación del evento: se ha comentado que el Presidente decidió cancelar el evento, lo cual es falso. La Fórmula Uno en México fue traída por la empresa CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento), la más grande en ese rubro del país. La empresa y la F1, en el 2014, firmaron un contrato por 413 millones de dólares, para así traer a México el evento por cinco años. De esa cantidad, 213 millones de dólares fueron pagados por el gobierno federal, a través del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) (1).  Para renovar y asegurar la fecha del evento, y así mantenerlo en el país, se tenía que renovar el contrato con la F1 antes del 28 de febrero del 2019, y esta vez, el gobierno federal tenía que pagar 45 millones de dólares anuales, o 225 millones de dólares. (2)

El presidente, desde el 19 de febrero declaró que el gobierno federal no aportaría el dinero para dicho evento (2). Al pasar la fecha pautada para la renovación del contrato, la F1 en México no queda cancelada. Lo que sí sucede, anunciado el primero de marzo del año en curso, es que los organizadores pierden el derecho preferencial para conservar la fecha para el evento del 2020. (3) 

En resumen: el evento de noviembre del 2019 no está cancelado, pero sí se canceló el apoyo gubernamental para la renovación de los siguientes años. Según CIE, y el gobierno de la CDMX están buscando financiamiento alterno para dicho evento (4)(5). Los fondos previamente utilizados para este evento pasaron a la construcción del Tren Maya (1). 

La derrama económica: una de las críticas más aireadas que se repiten en las redes sociales, es la pérdida de la derrama económica que habrá, al menos, en la Ciudad de México. La idea, a primera instancia, parece lógica y correcta, aunque se arrojen unas cifras estratosféricas. La aritmética suena sencilla: gobierno invierte en un evento, la derrama económica aumenta y, por consiguiente, la recaudación de impuestos y el ingreso del mexicano también crece. Sin embargo, existen estudios especializados en la economía deportiva (6) basados en las ciudades cedes del Super Bowl, en los que economistas aseguran que los ingresos para las ciudades esta sobreestimado y que, en verdad, lo único que sucede es que se redistribuye la derrama y el gasto en la ciudad en diferentes meses. (7)

Tomando en cuenta estas investigaciones, busqué las cifras de los indicadores de turismo de la CDMX, enero-diciembre del 2008 al 2018 (8). Y para evitar cualquier posible filiación partidista, comparé la emisión del 2017, cuando aún estaba en turno el gobierno de Miguel Ángel Mancera. (9)

Aquí podemos encontrar que el crecimiento en la derrama económica de los turistas hospedados en hoteles en la CDMX, se ha mantenido con un crecimiento marginal. En la década fue de alrededor del 13%, lo cual indica un crecimiento anual promedio del 1.3%. Siendo aún más específico, del 2015 (el primer año de la F1) con respecto al 2014 hubo un decrecimiento de alrededor del 9%. Para el 2018 esta cantidad se habría recuperado, llegando a las cifras del 2014. Este mismo efecto se observa en el gasto promedio por turista.

En la gráfica de la creación de empleos, podemos observar un crecimiento en los últimos diez años de alrededor del 27%. Lo que significa un crecimiento del 2.7% promedio en cada año. Y si vemos el crecimiento de 3% del 2014 al 2018 el promedio se mantiene muy a la par al crecimiento laboral del resto del país. (9)

En los últimos años ha habido cambios en el tipo de turismo que llega a la ciudad, el más reciente: el hospedaje de hoteles de cinco estrellas superó a los de una estrella. Sin embargo, en el 2012 fue la primera disminución y comenzó una tendencia a la baja el hospedaje en los hoteles de una sola estrella, y el alza de los de cinco estrellas, tres años antes de la Fórmula Uno. Así también en el 2012 hubo un incremento significativo en el hospedaje en los hoteles de cuatro estrellas, rebasando a los de una y dos en cantidad de huéspedes, sin embargo, en el 2017 fueron superados, una vez más, por los de dos estrellas. Los hoteles de tres estrellas se mantienen en relativa estabilidad desde el 2015, siendo estos los que más huéspedes reciben en la ciudad.

En resumen, se puede apreciar que el turismo de la Ciudad de México ha tenido un crecimiento estable. Sin embargo, no se pueden observar efectos significativos desde la implementación de la F1 en la ciudad. Esto no quiere decir que no los tenga, ya que se podría argumentar que el crecimiento marginal de estos últimos cuatro años analizados es en relación directa a los eventos de Fórmula Uno, sin embargo, no he encontrado datos que lo vinculen.

Pérdida de ranking: Se repite el argumento que la pérdida del turismo extranjero por la falta de la F1 bajaría a México del ranking de los países más visitados del mundo. Del 2015 al 2017(10) México creció un 12% en captación de turistas, pasando del lugar 10 al seis en el ranking de la Organización Mundial de Turismo. Sin embargo, existen datos muy variados dentro de la misma Secretaría de Turismo mexicana (SECTUR) acerca de la reciente aceleración (11) o desaceleración (12) del turismo en México. Según datos de la INEGI en la Encuesta de Turismo de Internación (encuesta que excluye la zona fronteriza) (13), México recibió 31 millones 683 mil visitantes durante el 2018, y durante el 2017, 30 millones 163 mil.  Para comparar mes con mes vemos que, en enero 2018 y enero 2019, hubo un crecimiento del 3.73% en visitantes según la INEGI. Por el tema de la Fórmula Uno, hice un comparativo entre los meses de octubre y noviembre del 2017 y los del 2018, y se vio una disminución turística ligera del 0.9%. 

Por último, según datos de Stubhub(14)  en el gran Prix del 2018, de la asistencia total de 337,043 personas (en los tres días del evento), el 29% fueron de procedencia extranjera, por lo que nos daría un total de un poco menos de 98 mil extranjeros asistiendo este año. Un crecimiento de cerca del 8% con respecto al año anterior. Durante el 2018 la CDMX recibió 13 millones 982 mil 209 turistas hospedados en hoteles, de los cuales 3 millones 163 mil 907 fueron extranjeros (8). En caso que la pérdida de los asistentes a la F1 fuera irreparable, implicaría una disminución del 3.09%.

En resumen: La pérdida de turistas internacionales que aporta la F1 a la CDMX es significativo, aunque, nada parece indicar que no se reacomodaría y distribuiría en otros meses del año. Así también, durante el primer mes del año, según la INEGI no hay rastro de una pérdida de ingreso turístico. Aunque existen nuevos reportes que los datos de la INEGI deben ser tomados con ciertas reservas (15).

Mi interés por compartir mi recopilación informativa no es la de aplaudir una decisión del gobierno en turno. Tengo mis propios sesgos y mis propias ideas políticas con las que intento luchar casi a diario. Hago esto porque este es el periodismo que me gustaría que existiera en México, uno que encuentre datos y profundice. Espero, también, que esto se haga en las decisiones gubernamentales, aunque todo pareciese indicar lo contrario.  Considero que la información verídica y que expone sus preferencias partisanas o intereses económicos generará una población con mayor criterio electoral, y con una mejor capacidad de discernir de entre la bilis que genera la política y el (a veces poco) raciocinio que impera en esos rubros. El cinismo que la política genera, de cualquier lado de la balanza, no aporta sustancia a la discusión, ni a la resolución de problemas. Asumir que las cosas estarán mal por siempre, o peor aún, que mejorarán por arte de magia, o por algún caudillo héroe de pelo cano, es el verdadero peligro para cualquier democracia. Este es el inicio de una serie que espero que no tenga fin, en la cual abordaré de la manera más seria posible, las diferentes noticias falsas y malas interpretaciones de hechos que invaden mis redes sociales.

Fuentes:

1: https://www.excelsior.com.mx/adrenalina/mexico-pierde-fecha-preferencial-en-formula-uno/1299397

2: https://www.forbes.com.mx/la-condicion-de-amlo-para-que-la-formula-1-regrese-a-mexico-en-2020/

3: https://twitter.com/F1Latino_/status/1101651549841969152/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1101651549841969152&ref_url=https%3A%2F%2Fvanguardia.com.mx%2Farticulo%2Fmexico-pierde-su-derecho-de-conservar-fecha-para-grand-prix-de-f1

4: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/sheinbaum-busca-alternativas-de-financiamiento-para-mantener-la-f1-en-mexico

5: https://www.razon.com.mx/mexico/jefa-de-gobierno-de-la-ciudad-de-mexico-claudia-sheinbaum-posibilidad-formula-1-f1-realizacion-cdmx-financiamiento-evento-400-millones-de-pesos-gobierno-busca-eventos-alternos-gran-premio-de-mexico/

6: https://www.nytimes.com/2018/01/29/sports/football/super-bowl-lii-minnesota.html

7: https://www.youtube.com/watch?v=74V2duDb4Lo

8: https://www.turismo.cdmx.gob.mx/storage/app/media/Estadisticas/Estadisticas%202018/Enero%20a%20diciembre%202008%20-%202018.pdf

9: https://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-mexico-como-vamos/2018/01/23/datos-laborales-imss-2017/

10: http://www.siimt.com/es/basico/Ranking_Mundial

11: https://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/11/11/aumento-6-8-turismo-extranjero-en-mexico-en-2018-9582.html

12: https://expansion.mx/nacional/2019/02/11/mexico-recibe-menos-turistas-extranjeros-en-2018-que-en-2017

13: https://www.inegi.org.mx/programas/eti/2018/default.html#Tabulados

14: https://lideresmexicanos.com/noticias/la-f1-atrae-mas-extranjeros-este-ano/

15: https://www.jornada.com.mx/2019/03/13/economia/022n1eco