Santa Lucía, sin estudios de impacto ambiental: equipo de AMLO

Comparte este artículo:

Aunque el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que la base militar de Santa Lucía será habilitada como aeropuerto comercialJavier Jiménez Espriú, propuesto como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes admitió que aún no tienen un estudio de impacto ambiental para saber si esta obra tendrá repercusiones en la zona, pues solo era un proyecto.

“No se había hecho. No se tenía porque estábamos en un proceso de transición y no se había tomado la decisión definitiva. Nosotros haremos todo eso y haremos el análisis de impacto ambiental, la manifestación de impacto ambiental, analizaremos cuales son todas las acciones que se deben tomar y actuaremos con todo cuidado”, dijo Jiménez Espriú en entrevista en el programa Así las cosas de W Radio.

Explicó que en esta zona ya existe un aeropuerto militar, por lo que el impacto ambiental que se crearía no sería enorme. “Vamos a analizar, vamos a hacer el análisis de impacto ambiental y vamos a buscar las medidas de mitigación”.

Jiménez Espriú dijo que estos estudios los realizarán con rigor, pues eso fue lo que criticaron respecto al proyecto del aeropuerto en Texcoco, y que finalmente se canceló.

“Hemos criticado que eso no se hizo (los estudios de impacto ambiental) en el otro aeropuerto y no vamos a caer en el mismo problema”, aseguró. “Nos sentaremos con todos, haremos todas las acciones necesarias”.

Este domingo, el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, informó que los ciudadanos votaron en la consulta por la opción de construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía y continuar operando el actual aeropuerto Benito Juárez, lo que cancela las obras del NAIM en Texcoco.

Sobré qué pasará con la infraestructura ya construida en los terrenos de Texcoco, el próximo funcionario dijo que se va a crear un grupo de especialistas para definir si se utilizará la infraestructura y que acciones se tomarán para recuperar las zonas ecológicas que fueron afectadas.

NAIM sigue hasta 30 de noviembre, si se cancela, nuevo gobierno indemnizará: Peña Nieto

Comparte este artículo:

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) continuará hasta que concluya su mandato, el próximo 30 de noviembre, y que de concretarse la cancelación de la obra, como lo anunció esta mañana el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, será el nuevo gobierno el que pague las correspondientes indemnizaciones.

“El próximo gobierno tendrá que hacer frente al pago de compromisos, los cuales probablemente requerirán el uso de recursos fiscales adicionales al impuesto que pagan los usuarios del aeropuerto, el TUA (Tarifa de Uso de Aeropuerto), como ya fue explicado a mayor detalle por el director del Grupo Aeroportuario“, aclaró Peña Nieto en Los Pinos.

Luego de entregar los premios nacionales de Ciencias, Artes y Literatura, y el premio nacional de Tecnología e Innovación, el mexiquense mencionó que es necesario que, de cara al futuro, México mantenga optimismo y confianza en las definiciones que tome el gobierno de López Obrador, con quien -prometió- seguirá colaborando en el proceso de transición.

Sobre la información ofrecida por el director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño, advirtió que de cancelarse el proyecto del NAIM en Texcoco, deberán prepagarse los bonos emitidos para el financiamiento de la obra, que actualmente lleva un avance superior a 31%.

Este domingo, el equipo de López Obrador informó que en la consulta realizada en los últimos días, los ciudadanos votaron por la opción de construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía y continuar operando el actual aeropuerto Benito Juárez, lo que cancela las obras del NAIM en Texcoco.

Fundación Arturo Rosenblueth sera la encargada del conteo de consulta del NAIM

Comparte este artículo:

El conteo de la consulta ciudadana para decidir si continúa o no la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) lo hará la Fundación Arturo Rosenblueth, dijo Jesús Ramírez, futuro vocero del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

“Van a trabajar con nosotros para hacer la consulta. (…) Ellos van a hacer el conteo y van a recabar todos los votos”, dijo en una breve entrevista telefónica con Grupo REFORMA.

Sin embargo, mencionó que los detalles sobre el acuerdo con esta organización los dará el equipo del próximo Gobierno en una conferencia de prensa que se llevará a cabo la próxima semana, por lo que declinó hacer más comentarios.

La fundación participó en 2001 en la organización del foro “Un segundo aeropuerto para la Ciudad de México: Lago de Texcoco o Valle de Tizayuca”, realizado para debatir sobre la sede del aeropuerto necesario para hacer frente a la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Finalmente las autoridades optaron por la primera ubicación.

En su página web, esta organización menciona que es un grupo de profesionistas mexicanos interesados en la utilización y el desarrollo de la tecnología para la solución de problemas relevantes del país.

Además, menciona que tiene convenios con universidades estatales como la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y la Universidad Latina de América de Michoacán, entre otras.

La consulta ciudadana, que se realizará el 28 de este mes a nivel nacional, será para definir si sigue la construcción del NAIM o se elige la alternativa de operar de forma simultánea el AICM y dos pistas para vuelos comerciales en la Base Militar de Santa Lucía para hacer frente a la saturación del actual aeródromo.

La mañana del jueves, Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sostuvo que la próxima semana se definirá cómo la realizarán.

La opción de Santa Lucía costaría 3 veces mas

Comparte este artículo:

El Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) sostuvo que el proyecto de dos pistas y terminal en la Base Militar de Santa Lucía, sugerido por el próximo Gobierno, no costaría 70 mil 342 millones de pesos, sino tres veces más, es decir, 217 mil 348 millones de pesos.

El documento “Plan maestro+Edificio terminal del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía”, presentado por el equipo del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, expone que el costo total de esta alternativa será de 70 mil 342 millones de pesos y que el edificio terminal tendrá uno de un millón 596 mil pesos y medirá 347 mil 400 metros cuadrados.

A partir de ello se estima que el precio por metro cuadrado de ese complejo al que llegarían los pasajeros es de 4 mil 600 pesos.

Sin embargo, en el mercado es de alrededor de 20 mil pesos y de 15 mil pesos para construcciones muy económicas, comentó el Comité Técnico del Colegio en el dictamen de financiamiento sobre las opciones para la solución del problema de saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

“Por lo por que por simple regla de tres, un presupuesto ‘austero’ apegado a la realidad andaría en alrededor de 217 mil millones de pesos”, sentenció en el documento disponible en la página de AMLO donde se concentra toda la información sobre la opción de mantener en operaciones el actual aeródromo y operar al mismo tiempo Santa Lucía, así como la del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Aunque aclaró que las consideraciones que se tomaron para tener un costo final son el presupuesto presentado por 70 mil 342 millones de pesos y de 66 mil 678 millones de pesos, monto reducido después de contemplar que algunas obras se concesionarían, no cuenta con proyectos ejecutivos.

También sostuvo que, por falta de tiempo, al Colegio le dieron 15 días para analizar la información, no se puede indicar un dato con más precisión.

Por otro lado, dijo, habrá que considerar las obras de acceso a Santa Lucía, las cuales, según el Instituto Mexicano del Transporte (IMT), andarían en 63 mil 310 millones de pesos.

El NAIM, opción que López Obrador ha cuestionado, entre otras cosas, por su alto costo, requerirá una inversión de 285 mil millones de pesos, aunque incialmente se contemplaba que fueran 169 mil millones de pesos.

“Los costos que están manejando para Santa Lucía están hechos al vapor y se corre el mismo riesgo que tuvo el NAIM al principio en donde sin un proyecto ejecutivo dieron costos y luego se incrementaron”, comentó a Grupo REFORMA una fuente que pidió no ser citada.