Banalidad Millennial

Comparte este artículo:

A medida que nos relacionamos de manera abstracta, más nos alejamos del corazón de las cosas y una indiferencia metafísica se adueña de nosotros mientras toman poder entidades sin sangre ni nombres propios. Trágicamente, el hombre está perdiendo el dialogo con los demás y el reconocimiento del mundo que lo rodea, siendo que es allí donde se dan el encuentro, la posibilidad del amor, los gestos supremos de la vida. 

Ernesto Sabato 

Existe una idea generalizada de que el éxito es cuantificable. Por el contrario, el éxito es personal, no es mercantil, es relativo; responde a la realización de objetivos individuales orientados por nuestras pasiones. Basta con ver el imperio de las redes sociales para entender el constructo social de la juventud.

No estamos exentos de los avances ocasionados por la globalización. En un marco de predominancia de las redes sociales y en donde la mercadotecnia juega un rol fundamental en la sociedad, es inevitable caer en la concepción equivoca del éxito. Sin embargo, el concepto que se tiene del éxito permite hacer una radiografía de la sociedad actual: En la juventud permea el miedo sobre la vocación; el individualismo sobre la fraternidad; el egoísmo sobre la solidaridad. 

Es sumamente complicado no caer en esa lógica. La hegemonía del mercado, que impone la necesidad de consumo es reflejo de ello. En tiempos de globalización desmesurada, los jóvenes somos los más vulnerables a seguir lineamientos impuestos por una sociedad de consumo; todo ello por pertenecer.

El sentido de pertenencia nos aleja de nuestra realidad personal. La visión de una vida feliz se resume a la adquisición de bienes materiales y a la aceptación de otros.

La banalidad millenial no es perenne. A pesar del panorama anteriormente expuesto, los avances tecnológicos y el constante flujo de información iluminan un futuro más equitativo. En política, por ejemplo, se respiran aires de cambio emanados de una juventud que aspira a mejores condiciones de vida y que poco a poco ha ido entendiendo que la colectividad, la otredad y la justicia deben imponerse en este México amorfo. Las formas de comportamiento se agotan cuando llega la decepción de la realidad.

Transparencia Financiera

Comparte este artículo:

Los últimos días de abril encontramos en los principales periódicos de negocios una gran cobertura a los resultados financieros de las empresas que cotizan en la bolsa de valores. Al ser compañías públicas, éstas tienen la obligación de divulgar reportes trimestrales y anuales de sus estados financieros, a fin de que el gran público inversionista conozca su situación económica, resultados de operación, ventas, costos y utilidades, entre muchos otros datos relevantes.

El pasado 29 de abril fue el último día en que las emisoras (empresas que cotizan en bolsa) podían enviar a la Bolsa Mexicana de Valores su reporte del trimestre enero a marzo de 2016 para cumplir con el marco normativo del mercado de valores. En una economía mundial tan interconectada, esta normatividad cobra gran importancia para poder desarrollar mercados financieros sanos y eficientes en todos los países y a todos los niveles. La regulación de entrega de información transparente y precisa es el detonante del crecimiento en un sector que demanda datos confiables, de calidad y que reflejen de manera fidedigna la realidad económica, administrativa, contable y financiera de las empresas públicas.

El pasado 29 de abril fue el último día en que las emisoras (empresas que cotizan en bolsa) podían enviar a la Bolsa Mexicana de Valores su reporte del trimestre enero a marzo de 2016 para cumplir con el marco normativo del mercado de valores.

Para elaborar sus estados financieros las emisoras deben seguir los lineamientos de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), las cuales proveen elementos técnicos de clasificación contable mundiales, con el objeto de homologar la forma de contabilizar la información y de poder interpretar equivalentemente cualquier estado financiero sin importar el país de origen. De esta forma, el análisis de los datos publicados por una empresa de Europa y otra de Asia puede ser equiparable y comparado de manera precisa.

La adopción de estos estándares mundiales por las empresas mexicanas es un gran salto hacia la transparencia del mercado y la correcta forma de divulgar información que inversionistas, analistas, auditores, bancos, casas de bolsa y autoridades gubernamentales utilizan para desempeñar sus funciones relativas al mercado de valores.

El publicar datos en tiempo y forma, permite que analistas del mercado puedan realizar un estudio confiable de las compañías y así poder emitir opiniones más precisas a inversionistas y participantes del mercado. El mostrar la situación financiera de una empresa de manera transparente y clara es un pilar fundamental para que el mercado de valores se fortalezca y cumpla con los niveles de ética y honestidad tan requeridos en el mundo de los negocios.

Algunas de los reportes más relevantes del primer trimestre del año fueron los siguientes: América Móvil, propiedad de Carlos Slim, reportó cifras decepcionantes anticipadas ya por analistas ante la fuerte competencia en el sector de telecomunicaciones y la depreciación del peso respecto al dólar. La utilidad neta, es decir la ganancia total de enero a marzo, disminuyó 41%. La compañía insignia de Emilio Azcárraga, Televisa, publicó resultados mixtos al lograr un incremento en ventas de 9.5% y una pronunciada disminución en su utilidad neta de 46%.

El publicar datos en tiempo y forma, permite que analistas del mercado puedan realizar un estudio confiable de las compañías y así poder emitir opiniones más precisas a inversionistas y participantes del mercado. El mostrar la situación financiera de una empresa de manera transparente y clara es un pilar fundamental para que el mercado de valores se fortalezca

En el ámbito internacional, los bajos precios del petróleo han golpeado a compañías de este sector como Exxon y Chevron, las cuales reportaron caídas de $3,064 y $725 millones de dólares en sus ganancias, respectivamente.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”