Impugna Felipe elección Regia ante la Sala Superior del TEPJF

Comparte este artículo:

El ex candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe de Jesús Cantú, impugnó ayer la elección extraordinaria a la alcaldía de Monterrey ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), esto a tan solo unas horas de que el nuevo alcalde tome protesta.

El jueves pasado la Sala Regional del TEPJF ratificó la victoria del priista Adrián de la Garza, por lo que los panistas recurrieron a esta última instancia en la materia, que resolverá en definitiva.

La defensa de Cantú aseguró que con los recursos presentados por el ex candidato y por el partido buscan repetir los resultados de la elección en favor del panista, al señalar que hay casillas con vicios que pueden ser anuladas. Además, se insiste en el rebase de tope de gastos de campaña por parte del Alcalde electo, con lo que afirman se puede anular la elección.

Por otro lado, se pide que se resigne un regidor mas y la inelegibilidad del regidor electo priista Francisco Salazar, por tener su residencia en el municipio de San Pedro.

Tanto el Tribunal Electoral del Estado (TEE) y la Sala Regional han desechado los recursos presentados por el PAN y han confirmado el resultado de la elección del 23 de diciembre. La Sala Superior tiene hasta el día de mañana para resolver las impugnaciones presentadas por el PAN.

Las sentencias de Monterrey y la falta de certeza en las reglas

Comparte este artículo:

A la falta de certeza en la elección extraordinaria de Monterrey contribuyó la administración electoral. Pero también abonó a ella un sistema de justicia electoral cuyo diseño cada vez sirve menos para generar certeza sobre las reglas de una elección. Este quiebre institucional se evidencia aún más en el contexto de la elección extraordinaria más grande que jamás se haya organizado en México.

Las sentencias emitidas por el Tribunal Electoral del Estado y por la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sobre los resultados de Monterrey generaron “falta de certeza por parte de las autoridades de la cadena impugnativa” (SUP-REC-1638/2018 y acumulados, p. 22).

No obstante, la sentencia de nulidad de la Sala Superior del TEPJF del pasado 30 de octubre también sumó elementos de incertidumbre.

Subrayo el cambio de sentido en unas cuantas horas. El proyecto del Magistrado Felipe Fuentes proponía revocar la sentencia de la Sala Regional y regresar el triunfo a Adrián de la Garza (Reforma, 30 de octubre de 2018). Este proyecto no alcanzó la mayoría y se construyó uno nuevo proponiendo la nulidad de toda la elección de Monterrey. Surgen las preguntas siguientes: ¿Puede un Magistrado cambiar completamente el sentido de su proyecto de sentencia antes de la discusión en sesión pública? ¿Son los tribunales constitucionales órganos cuasi parlamentarios que deben buscar en primer lugar obtener mayorías, antes que el convencimiento de sus pares, de los justiciables y de la sociedad por medio de la expresión de razones jurídicas para sustentar su proyecto? Si un tribunal constitucional desea construir certeza, estas preguntas deben ser respondidas en sentido negativo.

Me enfoco ahora en el fondo. La Sala Superior repite constantemente que hubo irregularidades en cuanto a los paquetes electorales y su cómputo en 186 casillas. La Sala concluye que con ello se afectó el principio de certeza y autenticidad de toda la elección. Más preguntas: Dentro de un universo de 1,606 casillas instaladas, ¿irregularidades en 186 casillas son suficientemente graves desde el punto de vista cuantitativo? Sin duda no, porque esa cantidad de casillas representa el 11.58 por ciento del total de las casillas instaladas. Por otra parte, si a la Sala Superior le preocupaba el principio de certeza, ¿por qué no señala específicamente en su razonamiento cuáles fueron las casillas respecto de las cuales se acreditaron irregularidades en los paquetes electorales y el cómputo?

Esta sentencia, desafortunadamente, no es la única que ha abonado a la falta de certeza en la elección extraordinaria de Monterrey. En efecto, una vez que la Comisión Estatal Electoral fijó el día para la jornada electoral extraordinaria y determinó que según la Ley Electoral los partidos políticos y coaliciones no podían cambiar de candidaturas, MORENA impugnó este acuerdo directamente ante la Sala Superior, saltándose (per saltum) las instancias del Tribunal Local y de la Sala Regional. La razón de fondo de MORENA para inconformarse es que deseaban (aún desean) postular una candidatura a la Alcaldía diferente a la que presentó la coalición en la elección ordinaria. Sin embargo, la Sala Superior consideró que el asunto debía ser analizado primero en el Tribunal Local y posteriormente en la Sala Regional. Una decisión más de la Sala Superior que abonó a la falta de certeza, porque aún ahora no existe certeza sobre la constitucionalidad del artículo de la Ley Electoral que prohíbe cambiar de candidaturas en una elección extraordinaria.

Efectivamente, primero el Tribunal Local (JI-320/2018 y su acumulado), y posteriormente la Sala Regional Monterrey (SM-JRC-381/2018), dotaron de mayores dosis de incertidumbre a la elección. La primera sentencia permitió nuevas coaliciones e incluso nuevas candidaturas; la segunda, por su parte, confirmó la posibilidad de nuevas coaliciones, aunque con las mismas candidaturas. Demasiadas interpretaciones sobre un artículo muy claro: “Los partidos políticos no podrán cambiar de candidato o candidatos….” (Art. 16 de la Ley Electoral de Nuevo León). Norma que ya ha sido declarada constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. (Acción de Inconstitucionalidad 9/99 y su acumulada 10/99).

La sentencia del TEE, además, deja de pronunciarse sobre la constitucionalidad del artículo 16 de la Ley Electoral que le planteó MORENA, con lo cual abona a la incertidumbre que todo tribunal debe evitar. Sin embargo, la sentencia de la Sala Regional Monterrey deriva consecuencias jurídicas que resultan aún más ambiguas. En efecto, esta sentencia confirma el derecho a crear nuevas coaliciones, pero obliga a que postulen las mismas candidaturas que en la elección ordinaria, salvo que exista renuncia, fallecimiento o inhabilitación. Pensemos en la nueva coalición PRI-PVEM: Si Adalberto Madero no renuncia a su cargo, ¿quién encabezará la planilla? Pero pensemos en el problema inicial, esto es, la coalición de MORENA-PES-PT. Para ellos, la sentencia de Sala Monterrey implica un efecto negativo: Si constituyen una nueva coalición MORENA y PES, debe ser con las mismas candidaturas de la elección ordinaria, esto es, con el candidato a la Alcaldía cuyo origen partidario es del PT, “Pato” Zambrano; pero si MORENA y PES no desean a este candidato, entonces se quedan fuera de la contienda porque individualmente no pueden postular nuevas candidaturas, esto es, están obligados a ir en coalición y con una candidatura que no desean.

Esta incertidumbre y confusión podría haberse evitado si la Sala Superior hubiese admitido el juicio per saltum que le planteó originalmente MORENA (actualmente hay tres recursos de reconsideración esperando ser resueltos por la Sala Superior faltando menos de un mes para la elección).

En fin, para cuando finalmente tome posesión la planilla ganadora lo único que nos quedará cierto es que en una elección extraordinaria la falta de certeza no es solo responsabilidad de las autoridades administrativas. También los tribunales contribuyen a ella con: i) la judicialización excesiva; ii) la atomización de las instancias jurisdiccionales, pero sobre todo iii) la inflación interpretativa de las normas. 

¡Qué paradoja!: quienes adujeron que en la elección ordinaria hubo falta de certeza son quienes ahora la fomentan. Los Tribunales deben crear condiciones de certeza en cuanto a las reglas del juego, no fomentar la incertidumbre.

Publican proyecto que busca anular la elección de SPGG

Comparte este artículo:

La Sala Regional el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, público el proyecto de resolución del Magistrado Yairsinio García, el cual busca que se anule los comicios del Municipio de San Pedro Garza García.

El órgano electoral, dio a conocer en sus redes sociales que subió el proyecto que consta de 24 páginas y que concluye con la anulación de la contienda alegando que el Alcalde electo sampetrino Miguel Treviño incurrió en actos anticipados de campaña y además rebasó el tipo de gastos de campaña.

En un mensaje en la red social en su cuenta de Twitter, la Sala Regional del TEPJF reconoció que por ser de interés general, hizo público el proyecto del Magistrado García. Junto al mensaje, el Tribunal compartió la liga que lleva al documento pdf con la resolución.

Cabe mencionar que esto es un hecho poco común, ya que durante los casos de Monterrey y Guadalupe, no hubo publicación alguna de los proyectos de resolución y se dieron a conocer hasta el día jueves.

Se espera que la Sala Regional dé una resolución sobre el caso de San Pedro entre hoy y mañana.

Vista Santiago Creel a Felipe de Jesús Cantú en plantón del Palacio de Gobierno Municipal

Comparte este artículo:

Al afirmar que la lucha por la defensa del voto ha sido pacífica, sustentada y mediante las instituciones electorales, Santiago Creel reconoció el liderazgo de Felipe de Jesús Cantú en su búsqueda de recuperar la Alcaldía de Monterrey.

El ex Secretario de Gobernación señaló que durante los más de 50 días de plantón, el panista ha hecho las cosas con la mayor legalidad.
“Esta lucha vale la pena, vengo después de 54 días que han estado aquí para hacerle a Felipe un reconocimiento por su liderazgo,  su perseverancia y por la manera en cómo ha enfrentado esta lucha”, dijo Creel.
“Mi reconocimiento, primero, por la lucha y la defensa argumentada y sustentadas; segundo, una lucha pacífica, porque creemos en la lucha, en la lucha pacífica. Tercero, una lucha por la vía de las instituciones.
“No solamente estamos aquí haciendo un plantón, sino también hemos acudido a los Tribunales. Infortunadamente el Tribunal local, dejando a un lado el derecho a las leyes, al sentido jurídico, dio una resolución sustentada en un interés político”.
Felipe aseguró que el único fin del plantón ha sido informar a la ciudadanía.
“El objetivo del plantón ha sido que la gente conozco la realidad, las circunstancias, infórmale las condiciones legales y hacerles manifiesto que lo que estamos haciendo aquí es luchando por el voto de los ciudadanos”.
Además, Creel indicó que hay confianza de que la Sala Regional reconozca nuevamente el triunfo que obtuvo Cantú legalmente en las urnas.