Amnistía será para campesinos, jóvenes y mujeres: Sánchez Cordero

Comparte este artículo:

La ministro en retiro, Olga Sánchez Cordero, propuesta como titular de la Secretaría de Gobernación en el próximo gobierno, señaló que aunque ya está perfilada la Ley de Amnistía que propuso el ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, esta norma “no será de saque” en el nuevo gobierno.

Señaló que una vez que se cuenten con los insumos necesarios se va a elaborar la Ley de Amnistía, la cual aclaró en el Foro Forbes que será aplicable únicamente a un universo identificado como lo son campesinos, jóvenes en posesión de marihuana (de los cuales dijo que son aproximadamente unas 100 mil personas), y mujeres que fueron usadas como transportadoras de droga, conocidas como mulas.

Aclaró que se exentará de este beneficio a criminales que hayan cometido delitos de lesa humanidad, como: homicidas, tratantes de personas y agresores sexuales.

“La Ley de Amnistía sería prácticamente al final del proceso, no sería de saque; sería al final del proceso de justicia transicional, después de un proceso de verdad y justicia, sería uno de los mecanismos de no repetición” para prevenir y evitar el crimen, dijo Sánchez Cordero.

Al final de su participación del foro, la ministro se molestó al ser cuestionada en cuanto al dicho de López Obrador sobre que no se podrían cumplir las promesas de campaña debido a que el país se encuentra en bancarrota y acotó que en materia de justicia a las víctimas de desaparecidos “se hará lo humanamente posible”, pues recordó qué hay en el país 1120 fosas clandestinas en México y 120 mil muertos, por lo que reiteró que se hará lo humanamente posible “para dar respuesta a este dolor humano, a estas víctimas, a esta tragedia que están viviendo las víctimas”, aclaró.

Asimismo rechazó hablar sobre lo dicho por el presidente electo en cuanto a que el país se encuentra en bancarrota al declarar “la economía no es mi fuerte”, pero afirmó que los programas sociales que prometió el presidente electo se van a cumplir, concluyó.

La opción de Santa Lucía costaría 3 veces mas

Comparte este artículo:

El Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) sostuvo que el proyecto de dos pistas y terminal en la Base Militar de Santa Lucía, sugerido por el próximo Gobierno, no costaría 70 mil 342 millones de pesos, sino tres veces más, es decir, 217 mil 348 millones de pesos.

El documento “Plan maestro+Edificio terminal del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía”, presentado por el equipo del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, expone que el costo total de esta alternativa será de 70 mil 342 millones de pesos y que el edificio terminal tendrá uno de un millón 596 mil pesos y medirá 347 mil 400 metros cuadrados.

A partir de ello se estima que el precio por metro cuadrado de ese complejo al que llegarían los pasajeros es de 4 mil 600 pesos.

Sin embargo, en el mercado es de alrededor de 20 mil pesos y de 15 mil pesos para construcciones muy económicas, comentó el Comité Técnico del Colegio en el dictamen de financiamiento sobre las opciones para la solución del problema de saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

“Por lo por que por simple regla de tres, un presupuesto ‘austero’ apegado a la realidad andaría en alrededor de 217 mil millones de pesos”, sentenció en el documento disponible en la página de AMLO donde se concentra toda la información sobre la opción de mantener en operaciones el actual aeródromo y operar al mismo tiempo Santa Lucía, así como la del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Aunque aclaró que las consideraciones que se tomaron para tener un costo final son el presupuesto presentado por 70 mil 342 millones de pesos y de 66 mil 678 millones de pesos, monto reducido después de contemplar que algunas obras se concesionarían, no cuenta con proyectos ejecutivos.

También sostuvo que, por falta de tiempo, al Colegio le dieron 15 días para analizar la información, no se puede indicar un dato con más precisión.

Por otro lado, dijo, habrá que considerar las obras de acceso a Santa Lucía, las cuales, según el Instituto Mexicano del Transporte (IMT), andarían en 63 mil 310 millones de pesos.

El NAIM, opción que López Obrador ha cuestionado, entre otras cosas, por su alto costo, requerirá una inversión de 285 mil millones de pesos, aunque incialmente se contemplaba que fueran 169 mil millones de pesos.

“Los costos que están manejando para Santa Lucía están hechos al vapor y se corre el mismo riesgo que tuvo el NAIM al principio en donde sin un proyecto ejecutivo dieron costos y luego se incrementaron”, comentó a Grupo REFORMA una fuente que pidió no ser citada.