¿Qué es un “impeachment”? Este sería el proceso para destituir a Trump

Comparte este artículo:

Este martes, la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció la apertura de una investigación en contra de Trump, luego de la publicación de la llamada del presidente con Ucrania, esta posibilidad ha aumentado categóricamente la posibilidad de “impeachment” (un proceso de destitución) a un presidente, vicepresidente y cualquier cargo civil consagrado en el artículo primero de la Constitución de los Estados Unidos de América desde su aprobación en 1789.

El proceso, puede impulsarse ante lo que se considere como “traición, soborno, altos delitos o faltas”. Durante la historia, solo se han activado dos procesos de destitución a un presidente, en 1868 en contra de Johnson quienes quedaron a un solo voto de destituirlo tras la guerra civil; y en 1998 a Bill Clinton, después de un escándalo inmobiliario y lo sucedido con Monica Lewinsky.

¿Cuál es el proceso?

Pelosi se ha basado en la situación que ha ocurrido con Ucrania para determinar la investigación formal en contra de Trump por la difamación del exvicepresidente Joe Biden.

El primer paso va a cargo de la Cámara de Representantes, donde se determinará una votación inicial de cualquier proceso de destitución. Si es aprobado por mayoría simple (la mitad más uno de sus 435 miembros), el proceso se traslada al Senado, donde se lleva a cabo un proceso presidido por el presidente de la Suprema Corte en el que los miembros de la Cámara actúan como fiscales y los senadores, como jurados. Después de ello, para condenar y destituir a un presidente se necesita el voto a favor de 67 senadores (dos tercios del total de 100). Esta es una decisión inapelable e irrevocable por ninguna vía.

El actual vicepresidente, Mike Pence, sería nombrado presidente por lo que resta del actual mandato, que se extiende hasta el 20 de enero de 2021.

¿Qué tan posible es que esto suceda?

En el Congreso americano hay 235 demócratas, 199 republicanos y un representante independiente. Los demócratas no necesitarían apoyo de los republicanos para sacar adelante la medida, sin embargo ya se ha intentado antes y no se ha llegado a un acuerdo como tal. Por otro lado, un recuento de The New York Times calcula que son 180 los representantes favorables a este proceso, otros 75 están en contra o no lo han decidido, y otros 180 aún no han respondido a la consulta del diario.

A la espera del último paso, en el Senado, hay mayoría republicana: 53 senadores frente a los 45 demócratas y dos independientes que suelen votar junto a los demócratas. Como se ha leído anteriormente, son necesarios 67 votos, con lo que al menos 20 republicanos y todos los demócratas e independientes tendrían que votar en contra.

Con información de El País