¿Qué sea un delito no cumplir promesas de campaña? Ya se propone…

Comparte este artículo:

El candidato a Diputado Federal por el Distrito 11, Marco Vargas, en conjunto con Paco Bustillos Soto, candidato a la alcaldía de Guadalupe, abanderados por el PRD, presentaron ayer una iniciativa de Reforma en donde se propone considerar como delito aquellas promesas de campañas que se vieron incumplidas.

Francisco Bustillos señaló que actualmente los legisladores cuentan con 10 iniciativas rezagadas relacionadas con este asunto. Por tal motivo se presentó ante la Oficialía de Partes un exhorto a los diputados para que saquen de la “congeladora” este tema.

Para Bustillos, el Congreso olvidó legislar sobre este tema en la construcción del Sistema Estatal Anticorrupción, por lo que pidió urgente resolución a la presidenta Karina Barrón.

“Tenemos el Código Penal para reformar, pero el Congreso parece que, con toda la intención, porque muchos de los diputados se fueron con licencia para reelegirse y otros a otros cargos, crearon el Sistema estatal Anticorrupción, pero casualmente no legislaron sobre ese tema”.

Bustillos dijo que es común que los candidatos prometen cosas que no cumplen mientras obtienen el voto. 

“Tenemos en el estado bastantes ejemplos de que cuando los candidatos están en campaña prometen muchas cosas que luego no cumplen, o prometen cosas que no les corresponden, como Pedro Garza que ha prometido que bajara la gasolina en su gobierno.”

“El ciudadano engañado por las promesas y lo atractivo que resultan, en ocasiones vota por ellos y resulta que cuando ejercen el cargo ya no cumplen”, explicó.

Bustillos considera que el delito puede equipararse a un fraude, para lo que tendría que reformarse el Código Penal del estado. Los candidatos no propusieron sanciones, pidieron recoger las iniciativas anteriores para juntar las ideas y que el tema no se politice.

“Estamos en la Etapa de la efervescencia política y hay promesas de todo tipo, inclusive de construir estadios. Y sabemos que hay gente que en el pasado prometió no chapulinear.”

“El 70 por ciento de quienes son candidatos van de un cargo a otro. Ya no necesitaríamos estar todos los años exigiendo que cumplan el cargo. Lo prometes, lo cumples o te sancionan”, agregó.