Gobierno iraní niega haber derribado avión comercial ucraniano

Comparte este artículo:

Funcionarios iraníes han manifestado que la afirmación de Justin Trudeau diciendo que un misil iraní derribó accidentalmente un avión ucraniano en Teherán durante la madrugada del 8 de enero está formando parte de una guerra psicológica contra Irán. Alí Rabií, el vocero del gobierno iraní, ha calificado la afirmación de Trudeau como guerra psicológica, asegurando que todos los países cuyos ciudadanos iban a bordo del avión han enviado sus representantes a Teherán para que los hechos puedan ser investigados. Por esto mismo, Rabií llamó a Boeing para que se una a la revisión de datos de la caja negra.

Por el otro lado, Abbas Mousavi, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, solicitó a Trudeau que compartiera sus datos de investigación que lo llevaron a esa conclusión. Adicionalmente, Ali Abedzadeh, el jefe de la Organización de Aviación Civil de Irán, ha considerado que el aseverar que un misil iraní derrumbó el avión ucraniano es un rumor tanto ilógico como científicamente imposible.

“Podemos decir que el avión, considerando las características de la explosión y los esfuerzos del piloto para regresar al Aeropuerto Imán Jomeini, no explotó en el aire. Es decir que los señalamientos de que fue golpeado por misiles está completamente descartada”, dijo en entrevista con el medio local Press TV. “Un incendio se desató en el avión en los primeros tres minutos de vuelo, de acuerdo con lo que han reportado los testigos y con la información recabada de las partes del avión”.

La Organización de Aviación Civil de Irán está a cargo de la investigación para determinar los detalles del accidente, según dicen los lineamentos internacionales, debido a que dictan que es responsabilidad del país en donde el accidente ocurrió que disipen dudas. Sin embargo, como el avión es ucraniano, Ucrania está también obligado a cooperar en esta indagatoria, por lo cual su equipo de expertos ya se encuentra en Irán para trabajar con los iraníes y llegar al fondo de la situación.

(Con información de Forbes México)