Se buscan ciudadanas y ciudadanos inteligentes para cierre de siglo

Comparte este artículo:

¿A dónde nos llevarán las siguientes generaciones? Me he topado y me han mandado artículos que coinciden en que las niñas y niños del siglo 21 tendrán que aprender a reinventarse cada día.

Uno de los autores de estos artículos, Yuval Harari, historiador y autor de los libros “bestseller” Sapiens y Homo Deus, reflexiona sobre lo que necesitamos aprender para que nuestros hijos y nosotros mismos estemos preparados para enfrentar un mundo constantemente cambiante y lleno de incertidumbres. 

Si tenemos un hijo recién nacido o de 10 años, en el año 2050 tendrán entre 30 y 40 años, edad suficientemente madura para estar en el mercado laboral y formar parte de la población que estará decidiendo el rumbo de nuestro país. Si estos mismos adultos tienen buena salud y como se espera cada vez seamos mas longevos, podrían incluso llegar a “cerrar” el siglo 21 y vivir en el siglo 22.

He tenido la suerte y privilegio de estudiar en universidades nacionales y extranjeras; y tengo que aceptar que gran parte del método de estudio era la “atragantada” de montones de información, tomando como base que en su momento era algo cercano a la clave para el éxito. 

Fuimos la generación de “la información es poder”. Así lo aprendimos y así lo enseñaron. Y sí, “la información es poder… siempre y cuando sea certera, verídica y relevante”.

Hoy la realidad es completamente distinta y la habilidad que hemos tenido que desarrollar es la de saber distinguir y discernir información, en un mundo donde el 70% de nuestra “productividad” está en redes sociales como Facebook, Twitter, Snapchat, Youtube o Instagram (mas las que vengan) y con ello de la mano las famosas fake news. 

Sigo sin conocer a alguien que pueda predecir con certeza el futuro, pero podemos estar seguros de que desde hoy, “la Generación Y”, “los Millenials” y las generaciones que vienen ya no tienen que sacar un diccionario ni necesitan memorizar las tablas matemáticas (macheteadas o cantadas); todo está a la mano o tienen la ayuda de Google, Siri o Alexa.

En México, durante los últimos años teníamos municipios o comunidades sin radio o televisión, completamente aisladas de la información y lo que pasaba en el mundo, pero ahora, cualquier niñ@ con un teléfono inteligente y conocimiento básico puede saber e informarse del tema o situación que quiera. Esperemos estar en condiciones de desarrollarles la capacidad de utilizar y explotar la información para el beneficio de sus familias y nuestra comunidad. Todos tenemos tarea.